Los libros informativos para niños pequeños

Sobre este recurso
English title: Informational Books With Young Children

Los libros informativos se llaman a veces libros “de no ficción”. Su propósito principal es servir como fuentes de conocimiento sobre temas variados. Los textos informativos se escriben en varios niveles de complejidad para adaptarse a las necesidades de diversos estudiantes. Un texto informativo podría ser un libro sencillo de palabras o de dibujos, o hasta explicar conceptos científicos más complicados con fotografías y diagramas. Se editan libros informativos para niños sobre muchos temas, como animales, plantas, vehículos, familias, empleos, lugares interesantes y las artes.

¿En qué se distinguen los libros informativos de los “libros de cuentos” o la ficción?

Los libros informativos son distintos de los “libros de cuentos”, ya que su propósito fundamental es transmitir conocimiento. Los “libros de cuentos” para niños pequeños van destinados a leerse de principio a fin. Su propósito central es el de presentar una narrativa que describe a personajes y sus acciones. Muchos de estos libros presentan láminas correspondientes que los niños pueden mirar junto con el texto. En los libros informativos, por lo general hay formatos más variados. Algunos textos informativos incluyen una narrativa que da información sobre un tema específico. Estos libros informativos normalmente se leen de principio a fin, de manera similar a los de cuentos. Otros textos informativos se editan en formatos diferentes que no requieren la lectura secuencial. Algunos ejemplos podrían ser un atlas (libro de mapas) anotado, con cuadros de texto que destacan animales de diversas regiones del mundo; o un libro con fotos de varios vehículos y descripciones breves de sus funciones. Algunos libros redactados para niños entrecruzan el lindero que separa los textos informativos de los que se conciben típicamente como “libros de cuentos”. Tales libros podrían incluir texto informativo al lado de la narración de un cuento, o un glosario que da información de fondo sobre el tema del texto. Por ejemplo, un cuento sobre el océano podría incluir un glosario que describe diversas formas de vida marina, como plantas y mamíferos marinos. He aquí algunos libros sugeridos de cada tipo para ayudarlo a empezar.

Libros con narración sobre un tema específico

  • La próxima vez que veas una cochinilla de Emily Morgan
  • On a Beam of Light: A Story of Albert Einstein (En una raya de luz. Una historia de Albert Einstein) de Jennifer Berne, con ilustraciones de Vladimir Radunsky
  • Ballerina Dreams (Ensueños de bailarinas) de Lauren Thompson, con fotos de James Estrin
  • Follow That Map! A First Book of Mapping Skills (¡Sigue ese mapa! Primer libro de las destrezas de usar mapas) de Scot Ritchie

Libros que no se destinan a leerse de principio a fin

  • Mi primer gran libro de los ¿por qué? de Amy Shields
  • Bone Collection: Animals (Colección de huesos. Los animales) de Rob Scott Colson
  • The Curious Kids’ Science Book: 100+ Creative Hands-On Activities for Ages 4–8 (Libro de ciencias para niños que sienten curiosidad. Más de 100 actividades creativas para niños de 4 a 8 años de edad) de Asia Citro

Libros que entrecruzan los dos tipos

  • Over and Under the Snow (Encima y debajo de la nieve) de Kate Messner, con ilustraciones de Christopher Silas Neal
  • Vulture View (Vista de los buitres) de April Pulley Sayre, con ilustraciones de Steve Jenkins
  • Song of the Water Boatman (Canción del barquero) de Joyce Sidman, con ilustraciones de Beckie Prange
  • Plant a Pocket of Prairie (Siembra un puñado de la pradera) de Phyllis Root, con ilustraciones de Betsy Bowen
  • Dear Primo: A Letter to My Cousin (Querido primo. Una carta a mi primo) de Duncan Tonatiuh

Libros con texto de múltiples niveles de complejidad

  • Bridges Are to Cross (Los puentes son para cruzar) de Philemon Sturges, con ilustraciones de Giles Laroche
  • No Monkeys, No Chocolate (Sin los monos, no hay chocolate) de Melissa Stewart, con ilustraciones de Allen Young
  • Dark Emperor and Other Poems of the Night (El emperador oscuro y otras poesías de la noche) de Joyce Sidman, con ilustraciones de Rick Allen

Ejemplos de libros de cartón o series con texto informativo

  • ¡Hola! Jalapeño y otros títulos de la serie World Snacks (Meriendas del mundo) de Amy Wilson Sanger
  • Brrr. El libro del invierno de Il Sung Na
  • Besitos y abrazos, Dulces sueños, ¡Que rico!, ¡Sonríe!, ¡Cucú! y ¡Al agua patos! de Roberta Grobel Intrater
  • Figuras, figuras, figuras de Tana Hoban
  • Busy Pandas (Pandas atareados) de John Schindel, con fotos de Lisa y Mike Husar
  • Busy Kitties, Busy Penguins, Busy Doggies y Busy Chickens (Gatitos atareados, Pingüinos atareados, Perritos atareados y Gallinas atareadas) de John Schindel

¿Cuáles son algunas ventajas para los niños de presentarles textos informativos?

Los textos informativos tratan temas muy variados. La lectura de tales libros aporta la oportunidad de presentar a los niños nuevos vocablos, conceptos y temas. Algunos son temas que los niños pequeños pueden investigar directamente. Al leer textos informativos con niños pequeños, también se les puede dar la oportunidad de hallar las respuestas a sus preguntas y conocer más profundamente temas ya conocidos. Otros textos informativos ayudan a niños a extender el conocimiento directo que ya tienen. Por ejemplo, niños en Illinois pueden aprender sobre animales en Australia y África por medio de un texto informativo aunque no puedan visitar estos lugares. Los niños pequeños podrían gozar de levantar solapas para ver dibujos escondidos y de escuchar libros del abecedario o de adivinanzas sobre cierto tema. Los textos de este tipo también pueden ser fuentes de información.

¿Cómo debería escoger libros informativos para compartir con niños?

Hay varios factores para considerar a la hora de elegir libros informativos:

  • Considere la edad y la etapa del desarrollo de los niños. Los libros de cartón con un texto sencillo y fotos coloridos son los primeros textos informativos de muchos bebés y niños de 1 y 2 años. Los niños preescolares tal vez busquen libros informativos con un texto sencillo y láminas correspondientes. No obstante, todos los niños pequeños podrían sentir curiosidad al hojear libros con un nivel más elevado de lectura mientras miran las ilustraciones.
  • Piense en sus propias metas curriculares y escoja libros informativos que las apoyen. Por ejemplo, usted tal vez quiera presentar libros sobre el cuerpo humano ya que pueden ofrecer la oportunidad de conversar sobre la conducta saludable, o libros sobre pájaros que pueden inspirar conversaciones sobre los pajaritos que se ven en el patio de recreo. Para más información sobre cómo integrar los libros informativos en su currículo, vea las Guías de Proyectos de IEL.
  • Tome en cuenta lo que les interesa actualmente a los niños. La lectura de libros informativos puede brindar la oportunidad de tener conversaciones significativas sobre lo que pasa en las vidas diarias de los niños. Por ejemplo, tal vez unos libros sobre el clima les interesarán a los niños después de una tormenta de nieve, o libros sobre las mariposas después de que encuentren una oruga en la hierba.

¿Qué estrategias debería usar al introducir libros informativos a los niños?

La mejor manera de prepararse para presentar libros informativos a niños pequeños es la de leer el libro usted mismo antes de compartirlo con la clase. Puede ser que necesitará menos tiempo a medida que vaya conociendo el formato de los libros informativos de cierto autor o cierta serie.

  • Al repasar los textos, considere cuáles partes va a leer en voz alta a los niños.
  • Piense sobre los tipos de preguntas que podría hacer a los niños mientras leen el texto juntos.
  • Considere qué tipo de preguntas los niños podrían hacer.
  • Piense en las láminas que podrían llamarles la atención o invitar la curiosidad.

Prepare una caja de hojear con múltiples libros sobre un tema determinado. Anime a los niños a utilizar estas cajas para enterarse del tema.

  • Busque libros con ilustraciones variadas. Escoja algunos libros con láminas y otros con fotografías.
  • Investigue libros con múltiples niveles de lectura para atraer a niños de diversas etapas de desarrollo.
  • Incluya textos informativos al lado de libros de cuentos con un tema o escenario en común. Los textos informativos expandirán el conocimiento de los niños y los ayudarán a pensar de maneras más complejas sobre la narrativa de los libros de cuentos.

Disponga libros informativos en lugares donde típicamente los utilizaría.

  • Ponga libros de cocina para niños en un centro de actividad con cocina.
  • Guarde un libro de guía sobre la naturaleza cerca del patio de recreo o en una bolsa que lleva al parque.
  • Aliente a los niños a explorar los mapas mientras viajan.

¿Dónde puedo hallar libros informativos para niños pequeños?

La mayoría de los libros informativos para niños pequeños se hallan en la sección Nonfiction (libros de no ficción) de la sección para niños de su biblioteca. Un bibliotecario puede ayudarlo a hallar libros sobre cierto tema. Recuerde que otras secciones de la biblioteca también podrían tener textos informativos que valga la pena presentar. Se pueden utilizar como fuente de información los apéndices y glosarios que se incluyan en libros ilustrados o “libros de cuentos”. Los niños podrían disfrutar buscando fotos al hojear catálogos, revistas y periódicos. Las guías prácticas de flores e insectos, libros de cocina y libros sobre las bellas artes de la sección para adultos en la biblioteca, también podrían interesar a niños pequeños. Usted podría decidir leer algo del texto que acompaña las imágenes o aprovecharlas para estimular la conversación. También sugerimos que explore las Guías para la implementación del Método de Enseñanza por Proyectos de IEL. Cada una incluye una lista de libros informativos sobre temas que se estudian con frecuencia en los salones de clases de la primera infancia.