El análisis y la evaluación de niños que aprenden dos idiomas. Lo que todos los maestros deberían saber

Sobre este recurso
English title: Screening and Evaluating Children who are Dual Language Learners: What Every Teacher Should Know

Cada maestro tiene la responsabilidad de determinar si un niño puede necesitar un apoyo adicional. El análisis ayuda al maestro a decidir si un niño necesita una evaluación adicional para determinar si necesitará instrucción y servicios especializados, como la educación especial.

Las evaluaciones continuas ayudan a los maestros a llevar un registro del progreso y desarrollo de cada niño, ajustar su instrucción y seguir el ritmo a que los niños aprenden conceptos claves.

La evaluación de niños pequeños que aprenden dos idiomas puede presentar dificultades a los maestros, sobre todo si no hablan el mismo idioma que los niños y las familias a quienes sirven. Con frecuencia los maestros no entienden cabalmente el impacto que el aprender dos lenguas pueda tener en el desarrollo de niños pequeños y su rendimiento en las clases. Los niños que aprenden dos idiomas pueden encontrarse en peligro de recibir diagnósticos equivocados, por lo que es posible que no reciban servicios apropiados ni adecuados.

Las siguientes ideas relacionadas al análisis y la evaluación continua de niños que aprenden dos idiomas están basadas en la investigación. Pueden ayudar a los maestros a entender y apoyar mejor a esta población creciente de niños que asisten a nuestros programas y escuelas.

1) Entre los niños que se consideran que ‘aprenden dos idiomas’ se incluye a los que aprenden dos o más idiomas antes de los 3 años de edad, con frecuencia desde el nacimiento (bilingües simultáneos) además de los que aprenden un idioma nuevo después de los 3 años (bilingües secuenciales).

Es preciso que los maestros entiendan que el ser bilingüe simultáneo o secuencial tendrá un gran impacto en la rapidez con que un niño puede llegar a hablar el inglés con soltura además del idioma familiar. Así que, antes de analizar y evaluar a un niño que aprende dos idiomas, el maestro primero tiene que saber si el niño aprende el inglés simultánea o secuencialmente.

2) Los niños que aprenden dos idiomas saben con frecuencia cuál idioma deben usar con quién y en cuál situación. Esta habilidad se denomina “sensibilidad al interlocutor”.

Los maestros necesitan comprender la influencia que dicha sensibilidad tendrá en la calidad y cantidad de interacciones del niño con sus compañeros y adultos. También puede afectar el rendimiento del niño en situaciones de “pruebas”, de acuerdo con el grado en que el niño conoce la situación y a la persona que realiza el análisis o la evaluación.

3) El desarrollo de cada idioma en niños que aprenden dos idiomas variará según factores críticos como su exposición a los idiomas y su uso en diversas situaciones.

Los maestros necesitan saber, de los padres o de otras personas claves, el grado en que un niño está expuesto a varios idiomas y los usa (por ej., el inglés y otros). Esto puede ayudar a determinar cuál(es) idioma(s) se debe(n) usar para realizar el análisis y la evaluación. Las “pruebas” en el (los) idioma(s) dominante(s) de un niño darán un cuadro más acertado de sus habilidades entre y dentro de los idiomas.

4) Los padres y otros familiares de un niño son fuentes esenciales de información sobre su desarrollo.

Es necesario que los maestros reconozcan el papel clave de los padres y familiares en el apoyo del desarrollo de un niño. Los maestros deberán comprender cabalmente que los padres tienen conocimiento de primera mano de las experiencias y habilidades de sus hijos. Por lo tanto, los maestros tienen que colaborar con las familias al planear y realizar el análisis y la evaluación de los niños. Esto es especialmente crítico cuando el maestro no habla la lengua materna del niño.

5) El aprender dos idiomas no provoca ni contribuye a retrasos del desarrollo en los niños.

Es necesario que los maestros apoyen a los niños en el uso continuo de su lengua materna mientras aprenden un idioma nuevo. Es importante que los maestros sepan que un niño que manifiesta un retraso en un idioma probablemente mostrará un retraso en el otro. Esto no significa, sin embargo, que la exposición a más de un idioma provocará un retraso lingüístico. En realidad, la investigación indica que los niños que mantienen sus lenguas maternas tienden a tener mejores resultados académicos en el inglés que los que no recibieron apoyo en la lengua materna.

Rosa Milagros Santos

La Profesora Rosa Milagros Santos es profesora en el Departamento de Educación Especial de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign. Su investigación se enfoca en niños pequeños con discapacidades y sus familias dentro del contexto de servicios de intervención temprana y educación especial infantil. La Dra. Santos es actualmente la editora de Young Exceptional Children e integra comités editoriales de varias revistas eruditas de investigación. Es autora de numerosas publicaciones y ha discursado ampliamente sobre temas relacionados al trabajo con familias de bebés y niños con discapacidades que son menores de 5 años.