Los niños de familias refugiadas necesitan un cuidado y atención extra

Sobre este recurso
English title: Children in Refugee Families Need Extra Care, Attention

Muchos asilados se instalan actualmente en los Estados Unidos a causa de guerras en el Medio Oriente, África, Centroamérica y Asia. Y muchos han llegado a Illinois como parte del programa formal estadounidense de reasentamiento de refugiados. Según indica la Oficina de Reasentamiento de Refugiados, aproximadamente 2,500 asilados llegaron cada año a Illinois en 2013 y 2014. Es importante que los programas de visitas a domicilio, centros de guardería y programas preescolares acojan a las familias de niños pequeños recién llegados a Illinois y a Estados Unidos.

Los maestros y administradores de programas para niños pequeños deberán estar especialmente conscientes de las necesidades de los refugiados. Los autores de un informe del Instituto de Políticas sobre la Migración (en inglés) hallaron que muchas familias refugiadas cuentan con estructuras familiares fuertes y tasas altas de empleo y educación entre los padres y madres. Antes de llegar a los Estados Unidos, es posible que algunas familias hayan vivido algún tiempo en campos de reasentamiento donde había pocos recursos. Los niños pequeños que vienen a los Estados Unidos en condición de asilados tal vez hayan experimentado algún trauma físico y/o sicológico. Puede ser que no podían jugar afuera ni asistir a la escuela por razón de la violencia en su tierra natal.

Los maestros y cuidadores de niños pequeños refugiados habrán de ser sensibles a los indicios emocionales de los niños. Algunos niños experimentan pesadillas y tienen dificultades para dormir. Es posible que manifiesten menos persistencia y más dificultad para concentrarse en tareas. Además de aprender un nuevo idioma y una nueva cultura, los niños asilados podrán necesitar más atención de los adultos para que estos les enseñen a jugar y a utilizar materiales junto con los compañeros.

La comprensión de las experiencias y prácticas culturales de una familia refugiada ayuda a los maestros y cuidadores a atender señales de que un niño pequeño está experimentando el estrés. El proceso de reasentamiento es diferente en el caso de cada familia asilada, así que es importante no suponer que todos los refugiados de cierta región hayan vivido las mismas experiencias. Es importante que los profesionales del cuidado y educación infantil aprendan acerca de las herencias culturales y creencias sobre la educación de estas familias y que les ofrezcan acceso a recursos de la comunidad local. Todos los visitantes a domicilio, proveedores de cuidado infantil y maestros preescolares toman un papel significativo en acoger a los niños pequeños y sus familias que llegan en situaciones de refugiarse.

Bernie Laumann
blaumann@illinois.edu

La Profesora Bernadette M. Laumann fue la coordinadora del Proyecto de Aprendizaje Infantil de Illinois de 2013 a 2019. Ha sido maestra de guardería, maestra de educación especial infantil, directora de un programa inclusivo de la primera infancia, investigadora e instructora universitaria de maestros. Sus intereses de investigación incluyen los servicios de mentores, las actividades de iniciación para maestros principiantes y el uso de la tecnología para conectar la práctica basada en evidencia.
Biografía actualizada en 10/2019