El aprendizaje de idiomas en situaciones comunitarias durante el verano

Sobre este recurso
English title: Summer Language Learning in Community Settings

Mientras el clima se va calentando, niños que aprenden dos idiomas (DLL, siglas en inglés), sus familias y cuidadores tendrán a menudo la oportunidad de pasar tiempo juntos en la comunidad. Es muy importante que los niños de entre 3 y 8 años de edad aprendan a hablar con soltura el idioma de herencia de su familia. Los DLL necesitan practicar la lengua materna (por ej., el vocabulario, los sonidos, la formación de frases completas). Los familiares y cuidadores podrán animar esto por medio de actividades bien conocidas. La investigación ha demostrado que cuando las familias y los cuidadores animan a pequeños DLL a aprender y utilizar su lengua de herencia, los ayudan a practicar habilidades importantes que les servirán de apoyo mientras aprenden también a leer y escribir en inglés.

Muchas bibliotecas comunitarias presentan programas especiales para familias en que se ofrecen libros, videos, juegos y actividades de artesanía. Si usted vive en Illinois, podrá localizar la dirección y el número de teléfono de su biblioteca local con una búsqueda en línea. Los programas de verano en bibliotecas tal vez proporcionen libros (inclusive audio-libros y libros electrónicos), revistas y vídeos en diversos idiomas que se pueden tomar prestados para el uso en casa o al viajar. La biblioteca estará llena de actividades interesantes, y las visitas pueden ser especialmente divertidas durante los meses del verano.

En muchas comunidades de Illinois se encuentran mercados de agricultores (farmers’ markets en inglés) desde los finales de la primavera hasta el otoño. Estos mercados ofrecen un ambiente en que las familias pueden enseñar a sus niños pequeños los nombres de muchos productos de repostería, frutas y verduras. Al hacer compras en un mercado de este tipo, las familias tienen la oportunidad de permitir que sus niños usen muchos sentidos (la vista, el gusto, el olfato y el tacto) para explorar los alimentos mientras aprenden de ellos. La exploración de varios alimentos ayuda a los niños a aprender no sólo el nombre de cada uno sino también las palabras que describen su color, textura y tamaño.

Las familias y los cuidadores pueden ayudar a los niños a aprender la matemática en su lengua familiar contando objetos y señalando numerales en letreros. Al hacer una lista de compras en el idioma de herencia, los familiares y cuidadores pueden mostrar a los niños palabras escritas en dicho idioma. Los niños tal vez gocen de dibujar las frutas y verduras al lado de las palabras de la lista y corresponderlas a los letreros en el mercado.

Las familias y los cuidadores de niños pequeños podrán aprovechar al máximo las experiencias de la comunidad para apoyar el desarrollo de la lengua materna de los niños pequeños. Los DLL jóvenes deberán animarse a hablar su idioma con sus familiares y amigos. Entre las mejores cosas que las familias y los cuidadores pueden hacer es el fomento de la lengua familiar en las actividades y rutinas diarias. Estas conversaciones son esenciales para el desarrollo de los DLL, ahora y en el futuro.

Bernie Laumann
blaumann@illinois.edu

La Profesora Bernadette M. Laumann fue la coordinadora del Proyecto de Aprendizaje Infantil de Illinois de 2013 a 2019. Ha sido maestra de guardería, maestra de educación especial infantil, directora de un programa inclusivo de la primera infancia, investigadora e instructora universitaria de maestros. Sus intereses de investigación incluyen los servicios de mentores, las actividades de iniciación para maestros principiantes y el uso de la tecnología para conectar la práctica basada en evidencia.
Biografía actualizada en 10/2019