Sentimientos sensacionales (blog)

Sobre este recurso
Revisado: 2017
English title: Feelings Are Fantastic (blog)

Al describir la vida diaria con niños pequeños, con frecuencia se habla de los altibajos emocionales que expresan cada día durante las horas de comer, tomar la siesta y jugar. Los cuidadores podrían describir momentos de risa, emoción y energía además de ratos difíciles, como de los berrinches o el llanto. Estos sentimientos contrarios pueden ocurrir en una sola tarde, y tales cambios de humor son típicos.

Los niños pequeños van aprendiendo a manejar sus sentimientos y expresarlos con palabras y conductas apropiadas. Los padres y madres, cuidadores y maestros pueden ayudar a los pequeños a desarrollar tales comprensiones al apartar un rato para ser “entrenadores emocionales”.

¿Por qué quisiera un adulto tratar de hacerse un “entrenador” de niños para ayudarlos a aprender acerca de las emociones? Es algo similar a aprender a nadar. Es más fácil aprender la natación cuando está en el agua con alguien que lo guíe y lo mantenga seguro. Un buen entrenador de natación ofrece palabras animadoras y apoyo mientras un novato pasa los brazos por el agua, y le da consejos positivos y orientación para mejorar mientras descansa a un lado de la piscina.

Asimismo, los niños aprenden a manejar y manifestar apropiadamente las emociones cuando alguien los ayuda a procesar los pensamientos y sentimientos. Un buen entrenador de emociones proporciona apoyo y aliento a un niño durante los momentos difíciles y lo ayuda a reflexionar sobre maneras apropiadas de expresar los sentimientos y manejar las emociones durante los momentos tranquilos. He aquí algunas maneras de que los cuidadores pueden hacerse entrenadores emocionales y ayudar a los niños a desarrollar estas habilidades importantes:

  • Nombrar los sentimientos usando palabras de las emociones
    Ayude a los niños a aprender que sus sentimientos tienen nombres. Use palabras como feliz, triste, enojado, frustrado, celoso, abochornado o solitario. Con los niños muy pequeños, dé los nombres de sentimientos sencillos como feliz, triste y enojado cuando vean fotos de caras o note que el niño está expresando sus sentimientos. A medida que los niños van creciendo, las reflexiones podrían durar más. Por ejemplo, un cuidador podría decir: “Hoy te ves triste después de que tu primo se fue para volver a casa. Tal vez quieres que alguien juegue contigo. Ese sentimiento se llama sentirse solo. ¿Es así como te sientes?”
  • Describa maneras socialmente apropiadas de comunicar los sentimientos
    Los niños pequeños escuchan a la gente que habla de los sentimientos, y aprenden maneras apropiadas de manifestar los sentimientos observando a otros que están a su alrededor. Al narrar su propia experiencia, usted los ayuda a aprender. Deje que lo escuchen usando palabras para hablar de los sentimientos. “Qué decepcionada me sentía cuando solo había helado de vainilla, ¡que yo quería el chocolate!”, o “Me siento tranquilo cuando veo que el viento mueve las hojas en las ramas”.
  • Todos tenemos sentimientos
    Comunique a los niños que está bien experimentar todos los sentimientos y hablar de ellos. Recuérdelos que no está bien lastimar los cuerpos de otros ni destruir cosas. Diga: “Sé que te sientes enojado cuando tu hermano te quita el camión. Dile que estás enojado y que quieres que te lo devuelva”. Aproveche lo que vea en libros o videos para dar instrucción acerca de las emociones. “¡Mira la sonrisa de la niña! ¡Qué feliz se siente cuando está columpiando en el parque!”

Rebecca Swartz

La profesora Rebecca Swartz, especialista en aprendizaje infantil de IEL, terminó el doctorado en desarrollo humano y estudios familiares en la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign. La investigación y los trabajos de extensión de Rebecca focalizan en el cuidado de bebés y niños menores de 3 años de edad, el cuidado infantil en hogares y el desarrollo social-emocional de niños pequeños. Se propone ayudar a los padres y educadores de niños pequeños al proporcionar recursos basados en evidencia sobre el desarrollo y aprendizaje infantil.