Estrategias para actividades de exposición oral apropiadas para el desarrollo en aulas de la primera infancia

Sobre este recurso
Revisado: 2018
English title: Strategies for Developmentally Appropriate “Show and Tell” in Early Childhood Classrooms

La clave para las actividades de exposición oral (lección oral, mostrar y compartir o Show and Tell) es hacerlas apropiadas para el desarrollo de los niños participantes a fin de optimizar la participación y el aprendizaje. Es importante que los maestros nos demos cuenta que la exposición no tiene que ser como la imagen tradicional de niños que están sentados en un círculo y alternan hablar con escuchar. Esta actividad deberá ser una experiencia que crece junto con los niños mientras sus conocimientos y habilidades van desarrollándose.

Exposición para bebés

Los niños de tan solo un año pueden sacar provecho de las exposiciones si los maestros o padres que facilitan la actividad tienen expectativas adecuadas. Una exposición para bebés deberá ser liderada principalmente por los adultos. Las siguientes estrategias pueden ayudar a los bebés a aprender de una exposición:

  • Permitir que los niños se muevan y jueguen durante la exposición
  • Utilizar la exposición para tratar los juguetes, objetos o actividades preferidos de los niños
  • Exagerar los tonos de la voz y decir claramente el nombre del objeto para llamar la atención de los niños y ayudarlos a aprender palabras
  • Presentar por menos de 30 segundos

Exposición para niños de 1 a 2 años

Los niños de 1 y 2 años empiezan a escuchar más y sentir orgullo de sus habilidades. La exposición debería animarlos a escuchar, seguir instrucciones y tomar decisiones. Las siguientes estrategias pueden ayudar a los niños de esta edad a aprender mediante la exposición:

  • Aprovechar las cosas que los niños conocen mejor y de las cuales es más probable que hablen, como comidas, juguetes o personas favoritos
  • Invitar al aula uno o dos cuidadores a la vez para que el niño los “presente”
  • Llame a los niños uno por uno para que escojan algo en el aula que mostrar a sus compañeros
  • Animar al niño a decir el nombre de lo que escogió si puede

Exposición para niños de 2 a 3 años

Mientras los niños se van acercando a su tercer cumpleaños, empiezan a desarrollar la capacidad de decir oraciones completas. También tienen sus actividades preferidas y van desarrollando la habilidad de cooperar con otros niños y concentrarse en tareas durante ratos más largos. Las siguientes estrategias pueden ayudar a niños de 2 años a aprender de las lecciones orales:

  • Programar regularmente actividades de exposición en el horario, preferentemente el mismo día cada semana
  • Comunicarse con las familias para recordar a los padres que ayuden al niño a escoger un objeto de casa para llevar a la clase
  • Ayudar al niño a escoger algo en el aula si llega a la escuela sin un objeto para exhibir
  • Alentar a los niños para que digan una o dos oraciones sobre su objeto, y hacerles preguntas de estímulo como “¿Qué es?”, “¿De dónde lo conseguiste?” y “¿Cómo juegas con ello?”. A los niños no verbales se les puede indicar que demuestren cómo usan o juegan con el objeto

Exposición para niños preescolares

Los niños de edad preescolar empiezan a sentir curiosidad e interés y a participar con otros. Les gustan las nuevas experiencias y tienen vocabularios extensos. Las actividades de exposición oral para niños de esta edad deberán reflejar su capacidad creciente de hablar, preguntar y entender a otros. Las siguientes estrategias pueden ayudar a niños preescolares a aprender de las exposiciones:

  • Extender la exposición al crear temas que les interesan a los niños, como un juego de tablero preferido, película preferida, animal o animalito de peluche favorito
  • Animar a los niños a hacerse preguntas unos a otros, e intervenir solamente cuando sea necesario
  • Planear la exposición para una hora en que los niños más probablemente podrán escucharse unos a otros, como después del juego al aire libre o al comienzo del día
  • Repetir reglas como “Una persona habla a la vez” antes de empezar la actividad de exposición, y recordarles esta regla a los niños cuando sea necesario durante la actividad
  • Encontrar maneras de expandir la lección oral, como por ejemplo formando grupos pequeños de niños para que hagan la exposición juntos, pidiéndoles que demuestran una destreza o creando obras de arte y/o carteles sobre un tema de interés

Los niños pueden sacar el mayor provecho de actividades bien planeadas, centradas en temas interesantes y apropiadas para el desarrollo. Las actividades de exposición o lección oral no deberían ser la excepción. La integridad de la actividad se logra cuando los niños aprenden algo, por lo que el proceso de la exposición tiene que cambiar conforme los niños van cambiando.

Crystal Williams

Crystal Williams es estudiante de maestría que se especializa en educación infantil especial en la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign. Ha trabajado con niños pequeños como entrenadora, consejera de campamentos de verano y maestra en aulas inclusivas de la primera infancia. Focaliza en trabajar con niños entre el nacimiento y los 3 años de edad con retrasos y discapacidades y sus familias.

Recursos relacionados de IEL