Arenga para los padres en el tiempo del COVID. Una reorientación hacia la guía positiva

Sobre este recurso
Revisado: 2020
English title: COVID Parenting Pep Talk: (Re)focus on Positive Guidance

En la primavera del 2020 nuestro mundo fue revolucionado por la pandemia de COVID-19. En Illinois, el orden de quedarse en casa ha provocado cambios dramáticos en las rutinas diarias de todo el mundo. Como las escuelas, muchos centros de guardería y la mayoría de los demás lugares están cerrados para poner fin a la propagación de COVID-19, hallamos que el ritmo de nuestros días queda profundamente alterado.

La pandemia actual ha traído muchas dificultades que varían según las circunstancias de cada familia. Para algunos, la forma de criar a los hijos durante el cierre de emergencia (#crianzacovid19) ha desdibujado los linderos entre el trabajo y el hogar. A los trabajadores esenciales les ha traído preocupaciones sobre estar expuesto al virus, y a otros, inquietudes sobre perder el empleo.

Los niños pequeños perciben el estrés que surge a causa de esta situación y pueden exteriorizarse con conductas como lloriquear, llorar, morder, pegar o aferrarse a los adultos, las cuales resultan difíciles de manejar para sus cuidadores. Los niños podrían poner a prueba los bordes del comportamiento aceptable en casa, tal vez pintando en las paredes en lugar de en papel.

Usted tal vez se pregunte, “¿Cómo sabe ella lo que está pasando en mi casa?” La verdad es que tengo dos hijos en casa y el menor es de edad preescolar. Yo tengo años de experiencia como educadora de niños pequeños y varios títulos en desarrollo infantil, pero durante los últimos meses en mi casa, he tenido que gritar “¡YA NO!” más que una vez. Yo también estoy tratando de equilibrar el trabajo en casa con la crianza de mis hijos. Mis momentos dificultosos han incluido los de gritar “¡YA NO! ¡No se lava el piso vertiéndole vasos de agua!” y “¡YA NO avientes bloques a la ventana! ¡La quebrarás!”

Es agotador sentir todo el tiempo la necesidad de gritar “¡YA NO!” Después de respirar profundamente y reflexionar un rato, me di cuenta de que debía volver a los fundamentos y valerme de estrategias de guía positiva para sobrevivir la crianza de mis niños durante la pandemia. Verdaderamente, no existe ningún padre ni madre perfecta, ni ningún educador que lo sepa todo. Aunque luchemos por quedarnos en casa, es importante saber que compartimos las mismas dificultades cuando se trate de guiar a niños pequeños. Estamos #solosperojuntos mientras navegamos por el criar y cuidar a nuestros niños durante la pandemia.

Puede parecernos que los niños hacen estas cosas a propósito para frustrarnos. No obstante, cuando tratamos de comprender el pensamiento o la emoción que el niño está comunicando con estos comportamientos difíciles, podemos guiarlos a conductas más apropiadas. En vez de responder con “no”, podemos convertir estos momentos en oportunidades de conexión. Esto es lo que significa la guía positiva.

En el caso de mi niño preescolar, esto significaba que yo tenía que decirle, “Veo que quieres ayudarme lavando el piso. Te doy una botella rociadora y una toalla para que puedas limpiar el rodapié, y yo me encargo de trapear”. En otra ocasión le dije, “Veo que estás buscando alguien que juegue contigo. Vamos a ver quién puede construir la torre más alta con los bloques en vez de aventarlos a la ventana”.

Esta primavera el Proyecto Illinois Early Learning creó cuatro páginas de consejos nuevas sobre la guía positiva. Cada una se enfoca en un grupo distinto de estrategias que los padres y cuidadores pueden utilizar para apoyar a los niños durante los momentos dificultosos. Esperamos que estas puedan ayudarle a crear un plan para evitar los comportamientos difíciles, tranquilizarse durante los momentos estresantes, ser considerado en su manera de reaccionar y ser consistente en las rutinas.

Aunque yo contribuí a la escritura de estas páginas de consejos, en este tiempo estresante he vuelto a ellas para recordarme las estrategias que pueden hacer más pacíficos los momentos con mis hijos en que tengo ganas de gritar “¡YA NO!” En mis blogs futuros voy a describir otras estrategias que voy poniendo a prueba para mantener las cosas bien encaminadas en casa durante estos tiempos difíciles. Espero que usted también las encuentre útiles.

Rebecca Swartz
rswartz@illinois.edu

La profesora Rebecca Swartz, especialista en aprendizaje infantil de IEL, terminó el doctorado en desarrollo humano y estudios familiares en la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign. La investigación y los trabajos de extensión de Rebecca focalizan en el cuidado de bebés y niños menores de 3 años de edad, el cuidado infantil en hogares y el desarrollo social-emocional de niños pequeños. Se propone ayudar a los padres y educadores de niños pequeños al proporcionar recursos basados en evidencia sobre el desarrollo y aprendizaje infantil.
Biografía actualizada en 10/2019