Ajustes en el ritmo y el lugar del trabajo en un proyecto

Sobre este recurso
Revisado: 2018
English title: Adjusting Pace and Location of Project Work

Hace poco tuve el privilegio de observar un proyecto de principio a fin en un salón de clases preescolar de múltiples edades, ubicado en un centro de cuidado infantil. No podía estar presente cada día, pero sí podía hacer observaciones allí dos o tres mañanas a la semana durante un plazo de tres meses. El proyecto se realizó al comienzo del año escolar, así que hace poco muchos niños mayores habían dejado esta clase para asistir al kindergarten y varios otros recién habían cumplido los 3 años y avanzado a la clase desde el aula para los de 2 años. Yo sentía curiosidad por ver cómo la maestra ayudaría a los niños de 3 años, los menores de la clase, a participar en el trabajo de proyectos. Saqué de la experiencia varias estrategias útiles en relación con el ritmo y la ubicación del trabajo de proyectos en esta situación.

La Fase 1 de un proyecto típicamente dura como una semana con un grupo de niños mayores de 4 años, pero en este caso la maestra dedicó sabiamente mucho tiempo y energía a la orientación de los niños menores y recién entrados a su clase para que aprendieran a manejar sus emociones, interacciones sociales y rutinas. Por lo tanto, el progreso hacia la investigación requirió más tiempo. La Fase 2 del proyecto empezó casi tres semanas tras el evento de inicio; y eso estaba bien. El ritmo se ajustaba a la clase, y no viceversa.

El trabajo informal en el piso con grupos pequeños era otra estrategia útil que esta maestra utilizaba. Muchos videos sobre el trabajo en proyectos presentan las conversaciones grupales entre toda la clase. No obstante, esto puede ser muy difícil para los niños de 3 años, especialmente al comienzo del año escolar. En el presente caso la maestra se sentaba en el piso durante la hora de elección libre, e invitaba a los niños interesados a unirse a ella en actividades relacionadas al proyecto, como hacer redes de ideas, listas de preguntas, o representaciones de información. Al trabajar con estos grupos pequeños, la maestra tenía la oportunidad de escuchar atentamente a los niños, darles andamiaje y ponerlos a trabajar con compañeros más experimentados que les ponían un ejemplo. Así ajustaba el trabajo del proyecto a los niños de su clase y no viceversa.

Tomando en cuenta los niveles de desarrollo y de experiencia de los niños, y ajustando en consecuencia el ritmo y el lugar del trabajo en un proyecto, los maestros pueden empezar a estimular la participación en este trabajo de sus estudiantes que recién entran a la clase, aun al comienzo del año escolar. Los grupos de edades mixtas también pueden ofrecer muchas oportunidades útiles ya que los niños experimentados pueden dar un modelo de la participación en el proyecto.

Sallee Beneke

Sallee tiene mucha experiencia implementando el Método de Enseñanza por Proyectos con niños pequeños y goza de ayudar a otros a aprender este Método. La Sra. Beneke es la autora de Rearview Mirror: Reflections on a Preschool Car Project (Espejo retrovisor. Reflexiones sobre un proyecto preescolar sobre un coche) y co-autora de The Power of Projects: Meeting Contemporary Challenges in Early Childhood Classrooms-Strategies & Solutions (El poder de los proyectos. Cómo lidiar con dificultades contemporáneos en clases para niños pequeños; estrategias y soluciones), además de varios artículos sobre el Método de Enseñanza por Proyectos y la documentación. Actualmente es profesora adjunta en la Universidad St. Ambrose, y le interesa la potencial del Método de Enseñanza por Proyectos para apoyar la inclusión de alumnos diversos en clases preescolares.