Cómo desarrollar un álbum de fotos de la clase

Sobre este recurso
Revisado: 2011
English title: Developing a Class Album

Las vacaciones de verano son un buen momento para pensar en temas posibles de proyectos para el año escolar entrante. La creación de un álbum de fotos de la clase puede servir bien al comienzo de un nuevo año escolar, sobre todo si los niños recién se conocen unos a otros y al maestro. Este tipo de pre-proyecto, como podríamos describirlo, puede hacer participar a los niños en la recolección de datos acerca de sus familias para crear un álbum de fotos de la clase.

Cuestiones de terminología

Ya que algunos de los niños podrían vivir con un padre o madre soltera o un abuelo, o podrían ser adoptados o vivir con una familia de crianza, probablemente sea mejor utilizar el amplio término “familia” o hasta en algunos casos, “los adultos de tu casa” en vez de referirse simplemente a “los padres” y suponer que cada niño tiene dos padres.

Cómo empezar

La maestra podría comenzar al traer a la clase un álbum propio para ayudar a los niños a entender el significado del término “álbum de fotos” y exhibirlo como ejemplo de lo que podrían crear. Como próximo paso, podría entablar una conversación con los niños sobre la información que creen debería incluirse en un álbum de fotos de la clase acerca de la familia u hogar de cada uno. El maestro podría indicar entonces que los niños mismos recogerán la información en casa, la llevarán al grupo para compartirla unos con otros y luego la agregarán al álbum de la clase.

Otra manera posible de introducir el proyecto podría ser que la maestra comunicara a los niños algunos datos y otras cosas fundamentales de su propia memoria de cuando era tan pequeña como los niños. Por ejemplo, podría decir: “Cuando yo tenía 5 años, iba al kínder” y “Caminaba a la escuela”. También podría mencionar otros datos comprensibles para los niños, similares a sus vidas.

Escoger la información para recoger

Como en el planeamiento de todos los proyectos, hay que tomar en cuenta las edades y experiencias de los niños participantes.

En el caso de niños preescolares, usualmente no surte efecto preguntarles cuáles son las preguntas que quieren hacer a sus familiares. Es mejor que el maestro haga la pregunta: “¿Qué quieres averiguar acerca de tu propia mamá (o papá, y/o abuelos) de cuando eran tan pequeños como tú?”

Si la respuesta surge lentamente, el maestro podría sugerir algunas preguntas posibles y ayudar a los niños a crear un formulario de encuestas, con columnas de “Sí” y “No” que los niños pequeños podrían aprender fácilmente a usar. Algunas de las preguntas que podrían hacer a los adultos significativos con quienes viven:

  • Cuando eras tan pequeño como yo, ¿ibas a la escuela?
  • ¿Caminabas a la escuela?
  • ¿Ibas a la escuela en un bus o micro escolar?
  • ¿Qué te gustaba hacer allí?
  • ¿Tenías (o tienes) hermanos mayores?
  • ¿Tenías hermanitos?
  • ¿Tenías un osito especial u otro animal de peluche?

Note que la manera de formular las preguntas de la encuesta deberá variar según las edades de los investigadores. Por ejemplo, los niños más pequeños podrían preguntar: “Cuando tenías 4, ¿ibas a la escuela?” Los niños de 5 años podrían hacer preguntas que comiencen con: “Cuando eras tan pequeño como yo, ¿ibas a la escuela?” Los niños mayores tal vez también quieran hacer preguntas como: “¿Cuáles juegos te gustaba jugar cuando eras tan pequeño como yo (o, tenías tantos años como yo tengo ahora)?” “¿Te acuerdas de algunos amigos que tenías cuando empezaste a ir a la escuela?” “¿Cómo se llamaba tu maestra?”

Para ciertas preguntas tal vez haga falta incluir algunas reglas para que el adulto pueda escribir las respuestas (y también leérselas al niño). Tales preguntas podrían ser:

  • Cuando eras tan pequeño como yo, ¿cuál era tu juguete preferido?
  • Cuando eras tan pequeño como yo, ¿recuerdas estar asustado de algo?

El maestro también podría sugerir a los niños que hagan un dibujo de cada persona en su hogar que quieren incluir en el álbum. Los niños podrían llevar a la clase sus datos y dibujos, informar a los compañeros de clase de sus hallazgos y conversar sobre las similitudes y diferencias entre los adultos entrevistados (por ej., algunos tienen hermanos mayores, otros no tienen ningún hermano, etc.).

Pensamientos finales

Con la ayuda del maestro, los niños pueden crear un álbum que les ayude a conocerse más unos a otros y que comunique el aprecio del maestro por fortalecer los lazos entre los miembros de la clase. El álbum también puede servir para presentar la comunidad de la clase a los familiares, visitantes y otros.

Durante el proceso de pre-proyectos como el de desarrollar un álbum de fotos de las clases, los niños podrán practicar el formular preguntas, hacer encuestas, basarse en la observación además de en la memoria y la imaginación, recoger y arreglar datos y comunicar a los compañeros de clase lo que han averiguado. Todas las actividades de este tipo contribuirán al trabajo de proyectos que emprenderán durante el resto del año.

Lilian Katz

Lilian G. Katz, profesora jubilada de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, ha sido una líder en el ámbito internacional de la educación infantil. Ha presentado discursos en todos los 50 Estados de los EE. UU. y 43 países. También es la autora de más de 150 publicaciones que tratan temas de la educación de niños pequeños, la formación docente, el desarrollo infantil y la labor de padres y madres.