Fundamentos de la documentación, Parte 2

Sobre este recurso
Revisado: 2013
English title: Documentation: The Basics, Part 2

En mi último blog, Fundamentos de la documentación, Parte 1, describí algunos temas básicos de la documentación. He aquí otras sugerencias para ayudar a planear y pensar en los mejores usos de la documentación en el trabajo de proyectos. Recibiré con mucho gusto los comentarios y las preguntas de ustedes.

La documentación es un modo de presentar evidencia del trabajo de los niños para que éstos y otros puedan observarla y aprender más sobre lo que se logró durante el proyecto. La documentación incluye usualmente diversos medios, como dibujos, pinturas, conversaciones transcritas, fotografías y modelos elaborados a base de varios materiales. Lo ideal es que la documentación sea lo suficientemente grande como para que los niños y otros puedan “leerla” cómodamente y entender las secuencias de eventos; con la cantidad adecuada de información y representaciones, y sin demasiadas partes y detalles.

Los niños pueden y deberían participar en la documentación durante el trabajo de proyectos. El maestro puede pedir ideas y sugerencias de los niños sobre cosas para incluir que mejor contarían la historia de su proyecto. El maestro puede provocar el pensamiento al preguntar, por ejemplo, cuáles partes de su trabajo interesarían más a sus padres además de a otros niños de su escuela.

El maestro también puede mostrar a los niños las fotografías tomadas durante sus excursiones, durante las visitas de peritos y en otros momentos del trabajo de sus proyectos. Se puede animar a los niños a conversar sobre cuáles fotografías serían las mejores para incluir en la exhibición final.

Dichas experiencias de preparar y finalizar la documentación ofrecen contextos en los que los niños pueden repasar y reflexionar sobre su participación en el proyecto, sus ideas y expectativas, lo que han aprendido y lo que ya entienden mejor.

Dependiendo de las edades de los niños participantes del proyecto, sus propios apuntes en diarios –incluyendo bosquejos e intentos por escribir– también se pueden citar, mencionar o fotocopiar para incluirse en la documentación final.

Algunas conversaciones relevantes y breves que hubieran ocurrido entre los niños, y entre éstos y los adultos, durante el proyecto también se pueden transcribir e incluir en la documentación.

La documentación cuidadosa y atentamente preparada comunica a los niños la idea que realmente importa lo que aprenden, lo que hacen y lo que piensan. De esta manera la buena documentación del buen trabajo de proyectos forma parte de construir una disposición de seguir aprendiendo durante toda la vida; la meta de la educación.

Lilian Katz

Lilian G. Katz, profesora jubilada de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, ha sido una líder en el ámbito internacional de la educación infantil. Ha presentado discursos en todos los 50 Estados de los EE. UU. y 43 países. También es la autora de más de 150 publicaciones que tratan temas de la educación de niños pequeños, la formación docente, el desarrollo infantil y la labor de padres y madres.