La evaluación de proyectos

Sobre este recurso
Revisado: 2008
English title: Evaluating Projects

Los maestros me preguntan a menudo sobre maneras de evaluar los proyectos en que sus niños trabajan; quieren determinar la contribución de un proyecto al crecimiento, aprendizaje y desarrollo de los niños. Les presento aquí preguntas que usted y sus ayudantes podrían plantearse como método principiante de evaluar el trabajo de sus proyectos. Las preguntas surgen de conversaciones que he mantenido con maestros sobre muchas de sus experiencias.

¿Llegó la mayoría de los niños a interesarse profundamente en el tema?

Es poco probable que un tema les interese igualmente a todos los niños de una clase. Pero es buena idea escoger un tema en que muchos niños del grupo probablemente llegarán a participar profundamente. A propósito, la experiencia indica que un tema puede surtir efecto en cierta clase de cierto año, pero ¡no para otra clase dos años más tarde! El éxito o fracaso de un tema depende de muchas cosas diferentes.

De vez en cuando un niño se resiste a participar en el trabajo del proyecto y dice: “Realmente no me interesa averiguar más sobre el supermercado”. Entonces el maestro puede decirle –usando un tono amistoso pero práctico– “Comprendo que eso no te interesa mucho, y espero que el próximo proyecto que hagamos te interese más. Pero mientras tanto, por favor ve allá y ayuda a Jordan y Leslie con lo que están construyendo”.

¿Aprendió la mayoría de los niños lo que usted esperaba que aprendieran sobre el tema?

Es buena idea apartar algún tiempo antes de comenzar un proyecto para hacer una lista de lo que usted espera que los niños aprendan; no solo sobre el tema mismo sino también el uso de ciertas habilidades (por ejemplo, medir cosas), el trabajo cooperativo con otros y así por el estilo (ver El Método de Enseñanza por Proyectos. Cómo anticipar lo que los niños podrían aprender.

¿Hicieron los niños la mayoría del trabajo?

A base de mucha experiencia con maestros de niños pequeños que realizaban proyectos, he encontrado que una de las cosas que les resultan más difíciles es ¡dejar que los niños hagan el trabajo! Siempre existe una gran tentación de hacer el trabajo a favor de ellos. Pero los niños pueden aprender muchísimo; aun si luchan por completar el trabajo. En vez de resolver un problema a favor de ellos, diga a los niños que usted está disponible si deciden buscar su ayuda. Podría decirles: “Estaré allá si necesitan ayuda”. También es importante enseñar a niños que está bien si no quieren ayuda; pueden decir cortésmente algo como: “Gracias, pero no necesito ayuda ahorita”.

Hace poco quedé impresionada con las muchas cosas que una maestra enseñó a una clase de niños de 3 y 4 años durante la última fase de un proyecto. La maestra y los niños estaban trabajando para preparar una exhibición para el tablero de anuncios. La maestra fue al grupo de niños que había trabajado sobre cierto sub-tema en particular en el proyecto de un supermercado, y les dio como 10 fotografías que había sacado mientras ‘construían’ su sección del mercado en el salón de clases. Señaló con el dedo el tablero de anuncios y les dijo: “¿Saben qué? Solo tenemos espacio aquí para cuatro fotos, pues escojan las cuatro fotos que creen que ayudarán a sus papis a ver cómo hicieron esto”. Al principio los niños discutieron cuando cierto niño no quiso usar cierta foto ya que no aparecía en la misma. Pero la maestra les recordó otra vez que el propósito de las fotos era dejar que alguien que no estaba allí entendiera y apreciara cómo habían construido el objeto. Lo que hizo fue provocar a estos niños pequeños a imaginarse cómo ayudar a alguien que no estaba presente a ver lo que había pasado. Esta habilidad de ‘razonar con antelación’ es una habilidad vital, y su desarrollo puede iniciarse muy temprano en la vida en un contexto real, no artificial. ¡No sea artificial nunca con niños!

Usted tal vez quiera poner a prueba estas ideas a ver si le ayudan a evaluar lo que se está logrando durante un proyecto y también al planear su siguiente proyecto. Esperamos con gusto recibir sus reacciones y sugerencias.

Lilian Katz

Lilian G. Katz, profesora jubilada de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, ha sido una líder en el ámbito internacional de la educación infantil. Ha presentado discursos en todos los 50 Estados de los EE. UU. y 43 países. También es la autora de más de 150 publicaciones que tratan temas de la educación de niños pequeños, la formación docente, el desarrollo infantil y la labor de padres y madres.