La matemática y el Método de Enseñanza por Proyectos

Sobre este recurso
Revisado: 2014
English title: Math and the Project Approach

Hace poco tuve el privilegio de colaborar con un grupo de líderes en el campo de la primera infancia que representaban las áreas de matemática principiante, desarrollo profesional, cuidado y educación infantil, y políticas públicas. El grupo colaboró a fin de determinar los mejores métodos de proveer el desarrollo profesional en matemática principiante a maestros de cuidado y educación infantil en Illinois (Beneke, 2013). Durante el transcurso de nuestra colaboración, seguí aprendiendo más sobre cuáles aptitudes matemáticas los niños pequeños deberían aprender (por ej., procesos, habilidades y conceptos) y cómo podrían aprenderlas.

Aunque el comité focalizaba en el desarrollo profesional, con frecuencia reflexioné sobre la posibilidad de que la participación de niños en el trabajo de proyectos tomara un papel importante en ayudar a los maestros a apoyar el desarrollo de los conocimientos y habilidades principiantes de las matemáticas en niños pequeños. El Método de Enseñanza por Proyectos despierta el interés y la motivación de los niños a través de la participación colaborativa con compañeros en investigaciones que inician ellos mismos; y creo yo que dichas cualidades son esenciales en las experiencias instructivas de alta calidad para niños de 3 a 6 años de edad, quienes se hallan en la etapa pre-operacional del desarrollo. No digo que las aptitudes matemáticas surgirán espontáneamente mientras los niños participan en proyectos; hay que enseñarlas deliberadamente.

Los niños pequeños desarrollan las aptitudes matemáticas cuando sus maestros saben cuáles conceptos y habilidades matemáticos los niños más probablemente deberán saber y estarán listos para aprender (Illinois State Board of Education, 2013), y cuando conocen el nivel de progreso y rendimiento individual de cada niño y dónde está en relación con el dominio de dichas aptitudes. Pero este conocimiento es tan solo un punto de partida. Para enseñar eficazmente la matemática a niños pequeños, los maestros necesitan conocer bien a cada uno y proveerle la oportunidad de explorar conceptos y habilidades matemáticos en situaciones interesantes, significativas y atractivas junto con compañeros que se encuentran en diversas etapas de su viaje hacia el dominio.

La importancia de esta faceta de la instrucción de matemática principiante se ve reflejada en las recomendaciones conjuntas de la Asociación Nacional de la Educación de Niños Pequeños (NAEYC, siglas en inglés) y el Consejo Nacional de Maestros de Matemáticas (NCTM, siglas en inglés) para la instrucción en matemáticas de niños de 3 a 6 años de edad (2010). Por ejemplo, la declaración junta de posición recomienda que los maestros eficaces hagan lo siguiente:

  • Intensificar el interés natural de los niños en la matemática y su disposición a utilizarla para captar el sentido de sus mundos físicos y sociales.
  • Extender la experiencia y el conocimiento de los niños en cuanto a sus familias, idiomas, culturas y comunidades; sus planteamientos individuales hacia el aprendizaje; y su conocimiento informal.
  • Cimentar el currículo y las prácticas instructivas de la matemática en el conocimiento del desarrollo cognitivo, lingüístico, físico y emocional de los niños.
  • Utilizar prácticas curriculares y pedagógicas que fortalezcan los procesos de resolución de problemas y el razonamiento de los niños además de su capacidad de representar, comunicar y conectar ideas matemáticas.

Me parece que el trabajo de proyectos constituye un contexto ideal en que poner en práctica dichas recomendaciones. Al trabajar en proyectos, los niños pueden tener incontables veces la oportunidad de explorar un tema a través de representaciones que emplean un entendimiento de los números, la geometría y la medición de cantidades. Por ejemplo, un vistazo breve a los proyectos entregados revela muchas situaciones en que los niños exploraron conceptos matemáticos en contextos llenos de significado.

  • En El proyecto de tamales, los niños secuenciaron los pasos de preparar tamales.
  • En El proyecto de vacas, los niños exploraron las relaciones espaciales al construir una representación grupal de una vaca, y conversaron sobre y representaron el largo de la lengua de la vaca.
  • El proyecto de peces aportó a la maestra y los niños la oportunidad de tratar la forma de los peces y de representarlos inicialmente como óvalos. Los niños exploraron las cantidades al votar para escoger los pasos siguientes en la construcción de la tienda de mascotas de su clase, y exploraron las relaciones entre las partes y la totalidad al construir un modelo tridimensional de un pez.
  • En el proyecto de aviones, los niños hicieron gráficas del número de aviones que vieron en el cielo durante intervalos de 30 minutos. Exploraron las formas geométricas y las relaciones espaciales al diseñar y hacer volar aviones de papel.
  • En el proyecto de herramientas, los niños exploraron el sentido de los números y las secuencias al desarrollar y usar una línea de montaje.
  • En El proyecto de casas, los niños tuvieron con frecuencia la oportunidad de contar, medir y posicionar objetos en el espacio.
  • En El proyecto de música, los niños compararon tamaños, atributos y patrones en los diseños de instrumentos musicales, los precios de billetes para conciertos y el dinero.
  • En El proyecto de caballos, los niños aprendieron del tamaño en sus intentos de construir un ronzal ajustado a la cabeza del caballo que habían construido.
  • En el proyecto de Las grietas y los hoyos, los niños midieron el largo de fisuras en la superficie de su patio de recreo.

El trabajo de proyectos puede brindar a los maestros una gama rica de oportunidades de instrucción incidental y de reforzar las habilidades y aptitudes matemáticas. Mientras que la instrucción directa en muchos casos es apropiada para niños mayores que ya han alcanzado la etapa de operaciones concretas, la instrucción incidental es más eficaz para niños de 3 a 6 años. Durante el trabajo de proyectos, los maestros pueden aprovechar sus relaciones con niños individuales y su conocimiento de los intereses y las herencias de los mismos para apoyar el desarrollo de las aptitudes matemáticas.

Referencias

  • Beneke, S. (2013). Early math in Illinois: Recognizing and raising the profile. Bloomington, IL: Illinois Network of Child Care Resource & Referral Agencies.
  • Illinois State Board of Education. (2013). Illinois early learning and development standards. Springfield, IL: Author.
  • National Association for the Education of Young Children & National Council of Teachers of Mathematics. (2010). Early childhood mathematics: Promoting good beginnings.

Sallee Beneke

Sallee tiene mucha experiencia implementando el Método de Enseñanza por Proyectos con niños pequeños y goza de ayudar a otros a aprender este Método. La Sra. Beneke es la autora de Rearview Mirror: Reflections on a Preschool Car Project (Espejo retrovisor. Reflexiones sobre un proyecto preescolar sobre un coche) y co-autora de The Power of Projects: Meeting Contemporary Challenges in Early Childhood Classrooms-Strategies & Solutions (El poder de los proyectos. Cómo lidiar con dificultades contemporáneos en clases para niños pequeños; estrategias y soluciones), además de varios artículos sobre el Método de Enseñanza por Proyectos y la documentación. Actualmente es profesora adjunta en la Universidad St. Ambrose, y le interesa la potencial del Método de Enseñanza por Proyectos para apoyar la inclusión de alumnos diversos en clases preescolares.