Dos planteamientos sobre la implementación del Método de Enseñanza por Proyectos

child playing in leaves

Este post fue precipitado por una conversación sobre grupos pequeños que ocurrió en el listserv PIP-L. Una maestra que comenzaba un proyecto sobre los restaurantes tuvo la oportunidad de llevar a sus alumnos a visitar cinco restaurantes diferentes. En el listserv, preguntó a sus colegas si pensaban que todos los niños deberían visitar cada restaurante o si grupos individuales de niños deberían visitar algunos. Fue una pregunta interesante sin ninguna respuesta fácil. Yo creo que un maestro podría pensar en los objetivos y prioridades que tiene para los niños de su grupo, como base para tomar la decisión.

Por un lado, un maestro podría provocar conversaciones sobre el tema del proyecto con la esperanza que grupos pequeños de niños empiecen investigaciones de sub-temas que les interesen. En este caso, cada grupo pequeño haría un proyecto separado, y se enfatizaría lo amplio de la investigación y el conocimiento de materias que se podría obtener. Un maestro con estas prioridades para el trabajo en proyectos, a lo mejor llevaría a grupos distintos a visitar cada uno de los cinco restaurantes. Los grupos podrían informar a los demás grupos sobre lo que hallaron y desarrollar representaciones de sus hallazgos sobre el restaurante que decidieron estudiar.

Por otro lado, un maestro podría empezar una investigación del tema del proyecto con la intención de construir una comunidad en la clase y fomentar las interacciones sociales entre niños. En este caso, podría ser provechoso que todos los alumnos de la clase compartieran la experiencia de cierto restaurante en particular. Las excursiones se podrían hacer con grupos pequeños, pero todos los niños visitarían el mismo sitio. En este caso se daría prioridad al desarrollo de una comprensión o un esquema de referencia compartido entre todos los integrantes de la clase. Dentro de este esquema de referencia común, podría ser más probable que los niños participen y colaboren con diversos compañeros. A lo mejor participarían en múltiples grupos pequeños. Por ejemplo, en un proyecto sobre un restaurante Pizza Hut, un niño podría colaborar algún día con un grupo pequeño para investigar y representar el menú, y otro día podría colaborar con otro grupo pequeño para investigar y representar el horno o la ventanilla de “servi-carro”.

De acuerdo a la conversación entre los miembros del listerv, queda claro que algunos maestros tienen el hábito de implementar proyectos del primer modo que describo más arriba y algunos tienen el hábito de realizar proyectos del segundo modo. A mi parecer, no hay ningún modo “correcto” ni “incorrecto” de implementar proyectos, pero sí creo que es importante que los maestros dediquen algún tiempo a pensar antes de escoger el modo que probablemente resulte más provechoso para su grupo de alumnos en particular. Algunos factores útiles a considerar podrían ser el grado en que los niños se conocen unos a otros, sus edades, la diversidad de su experiencia anterior con el tema, la diversidad de sus capacidades y su conocimiento del trabajo en proyectos.

Sallee Beneke Sallee Beneke
BenekeSalleeJ@sau.edu

Sallee es Profesora y Directora de Programas Graduados en Educación Infantil en la Universidad St. Ambrose en Iowa. Fue co-autora de The Project Approach for All Learners (2019; El Método de Enseñanza por Proyectos para todos los estudiantes) junto con Michaelene Ostrosky y Lilian Katz. Sallee utilizó el Método de Enseñanza por Proyectos como maestra y ha trabajado para fomentar la implementación de dicho método por medio de capacitaciones y consultas. Salle es co-fundadora del sitio Web de IEL sobre el Método de Proyectos y la página de Facebook con Lilian Katz y sigue haciendo contribuciones al sitio Web.

(Biografía actualizada en 2021)

Sobre este recurso

Este recurso va dirigido a:
  • Programa preescolar

Tipo de programa al que el artículo va destinado:
  • Profesores e instructores

Edad de los niños sobre los que trata el artículo:
  • Preescolares (de 3 a 5 años de edad)

Revisado: 2011