Estaciones cambiantes y conceptos nuevos. Igual y diferente, antes y después

Sobre este recurso
Revisado: 2013
English title: Changing Seasons and New Concepts: Same and Different and Before and After

El otoño es un momento maravilloso para hablar con los niños pequeños sobre conceptos importantes que necesitan aprender. Uno es la idea del cambio: las hojas cambian de color y se caen de los árboles, hace más frío por las mañanas y anochece más temprano. Los niños ven los cambios pero tal vez no capten el sentido de las cuatro estaciones ni del ciclo de las mismas cada año. Otro concepto es el de antes y después, que se puede definir con los cambios en el día.

Igual y diferente

Algunos árboles permanecen verdes, pero las hojas de otros cambian de color y hasta se pierden. Al dar un paseo para observar las hojas y los árboles, usted tendrá la oportunidad de señalar que muchas cosas siguen iguales pero que otras son diferentes a causa del cambio de la estación.

Antes y después

“Antes que se ponga el sol, vamos a hacer una caminata. Después que se ponga, va a estar oscuro afuera y vamos a jugar adentro”.

Si un niño tiene un vocabulario limitado, tal vez sea necesario usar ayudas visuales, como fotos de los árboles en el verano y en el otoño. Usted puede ayudarlo a poner las estaciones en una secuencia y agregar más fotos para el invierno y la primavera. Hable de la secuencia –antes y después– y también de los cambios–igual o diferente. Expanda el vocabulario del niño al describir más ejemplos de por qué algo es diferente. (“El árbol se ve diferente porque las hojas ya no están”). Este juego se puede jugar cuando los niños están sentados en la mesa o durante el tiempo del círculo. El límite lo ponen solamente su propia imaginación y las fotos u objetos que se pueden clasificar.

Hay muchas maneras de expandir los conceptos de igual y diferente, como al usar materiales de casa y del aula y clasificarlos en dos grupos (por ej., bloques Lego o bloques de madera, medias o camisas). Asimismo, hay muchas maneras de hablar sobre lo que pasa antes y lo que pasa después. Un horario visual del día sirve bien para practicar los conceptos de antes y después ya que les ayuda a los niños a pequeños a entender la actividad que ocurrirá luego; los ayuda a pronosticar las rutinas diarias. Los horarios visuales también se pueden elaborar con fotos de casa o de la escuela. Un horario para las mañanas en casa puede tener una foto de alguien al despertarse, bajarse de la cama, vestirse, desayunar y salir de la casa. Igualmente, un horario para la escuela puede empezar con una foto de un niño que entra al salón de clases, seguida de la próxima actividad o rutina. En el caso de los niños que encuentran dificultades para aprender una secuencia, comience con una sencilla de dos o tres fotos. Una vez que el niño reconozca la secuencia de las primeras actividades, se pueden fijar más fotos de antes y después.

Los conceptos de igual y diferente son abstractos para un niño hasta que se lo ayuda a identificar la característica (color, forma, función, tamaño) que hace algo igual o diferente de otra cosa. Puede ser necesario que los niños con dificultades de aprendizaje practiquen los conceptos repetidas veces, para que entiendan que igual y diferente pueden aplicarse a muchas características. Es mejor empezar con lo que pasa en la vida del niño y es muy visible en sus actividades de todos los días. Más tarde, extienda lo que aprendió inicialmente para ayudarlo a reconocer que hay muchas maneras de clasificar objetos o dibujos en las categorías de igual y diferente. Los niños pueden sentir que han dominado una destreza cuando aprenden a clasificar cosas.

Los conceptos del paso del tiempo también pueden resultar desafiantes para los niños pequeños. Muchos no están al tanto de maneras de medir el tiempo, sea con el reloj o por las estaciones. No obstante, pueden aprender la secuencia de su día si las rutinas son estables y se repiten cada día. Por ejemplo, en algunas familias los niños aprenden que se desayuna después de vestirse mientras que otros desayunan antes de vestirse; asimismo aprenden que en la escuela se juega afuera después del círculo y antes de la merienda. Al aprender los conceptos de antes y después, los niños pueden comprender mejor los horarios de su día y pueden predecir lo que se hará luego. ¡Cuánta confianza sienten cuando entienden el concepto de antes y después!

Autora: Susan Fowler

La Profesora Susan Fowler, quien imparte cursos de educación especial en la Universidad de Illinois, considerará una de nuestras Páginas de consejos populares y dará sugerencias concretas para beneficiar a los niños con retrasos o discapacidades del desarrollo. La mayoría de nuestras Páginas de consejos son provechosas para todas las familias, pero algunas se podrían adaptar o expandir con consejos para apoyar a niños con discapacidades.