Todo sobre jardines

Sobre este recurso
English title: All About Gardens

Los proyectos son aquella parte del currículo en que los niños investigan objetos y eventos de su entorno sobre los que vale la pena aprender más. El trabajo de proyectos es un modo de descubrir un tema en vez de simplemente tratarlo.

Es posible que toda la clase, las familias de los niños y otras personas de la comunidad participen en un proyecto enfocado en los jardines.

Un proyecto de jardines puede ayudar a los niños a empezar a entender la labor necesaria para producir alimentos, para que puedan ver que la comida no simplemente “viene de la tienda”. Toda fase de un proyecto de jardines puede ofrecer a los niños oportunidades de participar en actividades relacionadas a la biología, ciencias sociales, desarrollo físico y salud, artes lingüísticas, matemática y bellas artes.

El tema de los jardines puede servir bien como proyecto para niños pequeños que ya tienen alguna experiencia con el trabajo de proyectos, sobre todo si el estudio incluirá la creación de un jardín. Si ya tienen habilidades relacionadas a los proyectos (como hacer bosquejos y dibujos de observación, realizar encuestas, entrevistar a peritos y representar sus hallazgos), podrán usar más tiempo en actividades como sembrar y cuidar el jardín.

Figura 1. Algunos niños tal vez tengan experiencia con los jardines de su casa.

En esta guía se describen pasos posibles que los maestros podrían dar al hacer participar a niños preescolares en proyectos sobre los jardines. Además, la guía indica maneras en que un proyecto de investigar jardines puede abarcar una amplia gama de los Parámetros de Aprendizaje Infantil de Illinois (vea el Apéndice A).

slideshow

Serie de diapositivas de All about Gardens

La siguiente serie de diapositivas, All about Gardens (Todo sobre jardines), incorpora las obras de varios fotógrafos y jardineros de Illinois para presentar muchas características de los jardines que podrían investigarse durante un proyecto sobre el tema. (Vea los Reconocimientos para hallar los nombres de los contribuidores a la serie de diapositivas).

Se sugieren muchas actividades variadas de investigación, pero no es necesario incluir todas para que el proyecto resulte interesante y enriquecedor. Mucho depende de la ubicación del programa y el tiempo disponible, además de los niños mismos.

Tenga presente que esta Guía de proyectos presenta varias ideas, pero no recetas. Las ideas de los niños sobre el rumbo que un estudio de jardines puede seguir, probablemente irán emergiendo mientras el proyecto avanza. Las actividades descritas en esta guía son solamente sugerencias; muchas otras experiencias dignas son posibles, y con frecuencia son los niños mismos quienes se imaginan ideas relacionadas para explorar. Al mismo tiempo, no hace falta que un proyecto incluya cada actividad sugerida en esta guía.

Emprender la investigación. El papel del maestro

Varios pasos pueden ser necesarios para el maestro que desea ayudar a los niños a emprender una investigación de jardines:

  • Considerar los intereses posibles de los niños
  • Encontrar recursos para el proyecto
  • Mirar jardines antes del comienzo del proyecto
  • Elaborar la red del maestro
  • Planear la documentación a lo largo del proyecto

Dichos pasos se tratan detalladamente a continuación.

Considerar el interés posible de los niños

Es buena idea que el maestro tome en consideración la experiencia que los niños de su clase traerán a un proyecto de jardines. Algunos niños pequeños conocen los jardines, mientras que otros tendrán muy poca o ninguna experiencia. Muchos niños tendrán conocimiento de los jardines basado en libros y vídeos que han compartido.

Este tema en particular tiene la posibilidad de despertar el interés de una clase con una amplia gama de intereses. Hasta niños que nunca han visto un jardín pueden fascinarse con alguna faceta del proyecto. Algunos niños tal vez quieran aprender especialmente sobre las herramientas y máquinas usadas para crear y mantener jardines. A otros les puede interesar el ciclo de vida de las plantas o la función de las mismas en producir alimentos. A algunos les puede fascinar lo estético de los jardines, como los colores y las fragancias de flores. Y aún otros pueden sentir curiosidad sobre la vida animal de un jardín: desde babosas, lombrices, hormigas y mariposas hasta pajaritos, conejos, marmotas y, en algunas partes del estado, ciervos.

Encontrar recursos para el proyecto

Antes de comenzar un proyecto sobre cualquier tema, es útil que el maestro explore los recursos locales disponibles y sitios posibles y seguros donde los niños podrían hacer observaciones directas de fenómenos relevantes. Es ideal que lo hagan en forma regular. Una pregunta clave para el maestro que está considerando un proyecto sobre jardines es: “¿Dónde hallaremos jardines para estudiar?”

Si la escuela cuenta con un jardín, o el espacio para crearlo, la mayoría de la investigación práctica de los niños puede realizarse allí mismo. Personas que viven cerca de la escuela, entre ellos los padres de los niños de la clase, tal vez tengan jardines en el patio de atrás que los niños puedan visitar. Un club local de jardinería o un grupo de Jardineros Maestros podría dar al maestro la información de contacto de personas que dejarían que la clase visite sus jardines. De vez en cuando, los jardineros maestros están dispuestos a aconsejar o ayudar a una clase que quiere hacer un jardín escolar. (Se puede contactar a jardineros maestros por medio del Servicio de Extensión Cooperativa de la Universidad de Illinois).

Es buena idea tener en mente que un espacio de almacenaje puede ser un recurso importante durante un proyecto de jardines, si la clase va a hacer un jardín o cultivar plantas bajo techo. Todas las herramientas, bolsas de mantillo, recipientes y semillas o bulbos deben guardarse en un lugar seguro y las plantas que los niños han sembrado en recipientes pequeños, necesitan guardarse cerca de una fuente de luz.

Los jardines de parques locales pueden ser buenos sitios de investigación práctica. Un arboreto, conservatorio, distrito de conservación del bosque, jardín comunitario, patio de atrás del barrio o jardín ubicado en una azotea también podrían ser buenos lugares para visitas a sitios. A veces se pueden encontrar jardines en los recintos de hogares de ancianos, hospitales o universidades. Negocios como ferreterías o centros de jardinería o renovación de casas, también son sitios posibles para recoger datos. Es buena idea averiguar si los dueños o empleados de tales lugares están dispuestos a recibir una visita de niños pequeños.

Figura 2. Un vivero o centro de jardinería puede ser un sitio para recolección de datos durante un proyecto “Todo sobre jardines”.
Figura 3. Al compartir algunas herramientas de jardinería con la clase, se puede despertar el interés de los niños en un proyecto de jardines.

Se puede invitar a jardineros, botanistas, patólogos de plantas, miembros de organizaciones de horticultura, entomólogos y otras personas cuyo trabajo está relacionado a los jardines, para ayudar de varias maneras a los niños con el proyecto. Los grupos locales (como clubes de jardinería o distritos de parques) a veces producen materiales impresos que los niños podrían encontrar útiles durante un proyecto de jardines. Algunos negocios locales tal vez estén dispuestos a prestar herramientas o donar cosas como semillas, bulbos o macetas a la clase.

Tal vez en el caso de los proyectos de jardines más que otros temas de proyectos, la estación del año puede afectar el momento óptimo para empezar. Algunos de los posibles recursos dependen de las estaciones ya que están disponibles solamente durante ciertos momentos del año. Por ejemplo, los centros de jardinería tal vez no vendan muchas semillas durante el otoño, y su oferta de herramientas de jardinería probablemente será mucho más pequeña que hacia fines del otoño, cuando la gente planea sus jardines para la próxima primavera. Por supuesto, se pueden hacer investigaciones prácticas en un jardín durante el invierno, pero se pueden recoger muchos más datos durante la estación de crecimiento y la cosecha.

Mirar jardines antes del comienzo del proyecto

El maestro tal vez decida que es útil visitar uno o dos jardines y otros sitios posibles de investigación práctica sin los niños. Mientras está allí, el maestro puede tomar algunas fotografías o recoger algunos especímenes o artefactos para traer a la clase y mostrarlos a los niños, a fin de provocar conversaciones iniciales sobre el tema. Los equipos y herramientas, plantas de diversos tipos y empleos relacionados a los jardines tal vez interesen a varios de los niños.

Elaborar la red del maestro

Los maestros usualmente encuentran que es útil hacer una red de temas relacionada al tema del proyecto antes de emprender la Fase 1 con la clase. Dicha red se llama a veces una “red de planeamiento preparatorio”.

La red de temas del maestro está destinada a recordar la amplia gama de sub-temas posibles que los niños pueden investigar, en vez de un programa de lecciones o actividades. Incluye conceptos, ideas, información y vocablos relacionados a los jardines, los cuales el maestro considera dignos de que los niños aprendan más sobre ellos.

Por ejemplo, un proyecto de jardines puede ofrecer muchas oportunidades para actividades relacionadas a la matemática como medir, clasificar, contar y pronosticar. Los niños preescolares tal vez también puedan alcanzar parámetros de aprendizaje infantil de ciencia al aprender sobre herramientas de jardinería, ciclos de vida y usos de plantas, los efectos del clima en las plantas, el ciclo de las estaciones, la vida animal que puede hallarse en jardines, y las imágenes, sonidos, texturas y olores de un jardín. Un proyecto de jardines también ofrece a los niños oportunidades de familiarizarse con los empleos relacionados a crear y mantener jardines.

El maestro tal vez también quiera notar maneras en que los niños pueden expresar la curiosidad y tomar la iniciativa al aprender a resolver problemas en forma cooperativa.

La red del maestro también puede incluir recursos como posibles sitios para visitar y peritos para invitar. Una vez que el proyecto esté en marcha, se pueden hacer algunos cambios a la red inicial, según lo que aprende el maestro sobre los intereses, entendimientos y conocimientos de los niños sobre el tema.

Algunas redes de maestros incluyen maneras posibles en que las familias podrían participar en un proyecto. La participación de familiares en un proyecto de jardines puede constar de variadas actividades, como donar cajas para sembrar semillas, asistir durante visitas a sitios o ayudar con tareas difíciles como preparar el terreno para un jardín escolar.

Recoger materiales de referencia

Antes de comenzar un proyecto de jardines, el maestro tal vez halle que es útil recoger algunos libros de referencia, revistas y otros recursos de buena calidad sobre los jardines para su propio uso y para compartir con la clase. Un bibliotecario puede ayudarlo con este proceso. También puede ayudar al maestro a encontrar recursos confiables en Internet que traten temas como los cambios de estación en los jardines o la vida animal que se encuentra en jardines. Existen varios sitios de Internet que tratan sobre los niños y los jardines, incluyendo uno patrocinado por el Servicio de Extensión Cooperativa de la Universidad de Illinois. También se encuentran artículos en Internet sobre proyectos relacionados a los jardines.  Es importante tener presente que aunque Wikipedia quizá sea una fuente de información básica, sus errores son notorios. (No es un sitio seguro y los usuarios a veces pueden agregar información errónea).

Es probable que sea útil leer en voz alta libros ilustrados sin ficción durante la Fase 1 y la Fase 2. Diapositivas o vídeos sobre los jardines, la jardinería o plantas específicas también pueden servir para enriquecer las conversaciones de la clase durante las primeras dos fases del proyecto.

Planear la documentación a lo largo del proyecto

Es buena idea que el maestro decida antes del comienzo del proyecto cómo va a documentar el trabajo del proyecto durante cada fase. La documentación general del proyecto debe “contar la historia” del proyecto, así que el maestro tal vez quiera apartar el suficiente espacio en una pared para una exhibición que muestre el progreso del trabajo de los niños.

Muchas facetas de la documentación durante un proyecto de jardines serán similares a la documentación de cualquier otro proyecto. Por ejemplo, los niños pueden registrar información sobre los jardines al dibujar, escribir, tomar apuntes, sacar fotos y conversar, para representar sus datos de varias maneras a fin de compartirlos con otros. Como con cualquier otro proyecto, el maestro también puede planear su propia documentación del trabajo de los niños tomando apuntes, sacando fotos y grabando vídeos.

Sin embargo, la documentación durante un estudio de jardines puede presentar dificultades que no se encuentran con otros proyectos. Por ejemplo, los niños podrían estudiar plantas que se cultivan bajo techo, lo que requerirá más espacio de almacenaje que lo necesario para algunos proyectos de otro tipo. Es buena idea que el maestro decida de antemano dónde los niños podrán guardar las plantas.

Fase 1. Comenzar el proyecto

Es buena idea que el maestro se asegure que todos los niños saben qué son los jardines antes de proceder con cualquier otra actividad durante la Fase 1. Al mostrar a la clase algunas fotografías de jardines, un libro ilustrado sobre jardines o algunas páginas de una revista de jardinería, se ayudará a proporcionar una comprensión común del tema. El maestro entonces puede ayudar a los niños a empezar su estudio de los jardines de varias maneras:

  • Pídales recoger algunos datos iniciales fuera de la escuela.
  • Invítelos a expresar sus memorias de experiencias previas relacionadas a los jardines.
  • Haga una gira de jardines cercanos con la clase o con grupos pequeños.
  • Cree una red de temas con los niños.
  • Ayude a los niños a formar grupos de sub-temas.
  • Anime la participación de las familias en la fase inicial del proyecto.

Recoger datos fuera de la escuela

Una manera en que el maestro podría empezar una investigación de jardines es animar a los niños a averiguar sobre los jardines que ven cerca de donde viven:

  • Suministre a cada niño papel, una tabla con sujeta-papeles y rotuladores de tinta negra o lápices para llevarse durante una noche o un fin de semana.
  • Incluya una nota dirigida a cada familia, solicitando que los padres o cuidadores ayuden al niño a hallar un jardín cercano: en el patio de atrás, en la misma cuadra o encima de un edificio. Si no se encuentra ningún jardín disponible, tal vez puedan encontrar una maceta con plantas o un jardín de ventanas que el niño podría estudiar.
  • Dé sugerencias a los niños: “Cuando estás con tu familia, pídeles que te ayuden a hallar un lugar donde alguien está cultivando plantas. Podría ser un jardín o hasta una sola planta en una maceta. Mírala, y bosqueja lo que ves allí”. (Para maneras de ayudar a los niños a empezar a hacer bosquejos y dibujos, vea “Cómo ayudar a niños a hacer bosquejos y dibujos de observación“).
  • Cuando los niños vuelvan a la clase, invítelos a mostrar sus dibujos a los compañeros de clase. Pueden mostrarlos a un compañero o en grupos pequeños, o a toda la clase. Con frecuencia es útil que el maestro pregunte a los niños antes de la reunión de toda la clase lo que quieren contar al grupo para que puedan ensayar lo que quieren expresar.
  • Ofrezca a los niños oportunidades de comparar sus dibujos. (¿Cuáles dibujos se hicieron en jardines al aire libre? ¿Qué crecía en los varios jardines?)

Recordar experiencias previas relacionadas a los jardines

Mientras los niños hablan sobre sus dibujos de los jardines, es probable que algunos recuerden y mencionen experiencias personales. Al ver que Will bosquejó una planta de papas, M’Kayla puede recordar que su abuela cultiva papas en un barril. Al escuchar sobre el cultivo de papas, Arnav puede sentirse animado a contar su visita a un invernadero.

Para apoyar más las conversaciones de los niños sobre el tema, el maestro podría contar una experiencia personal con los jardines. Leyendo en voz alta de un libro de cuentos sobre un tema relacionado, también se puede despertar el interés de los niños en contar sus experiencias. El maestro puede invitar a los niños a contar sus memorias de jardines y es preferible que se haga esto durante varios días. Al continuar animando la narración de memorias, se puede ayudar a niños que son más lentos a recordar sus experiencias, además de aquellos que pueden sentirse renuentes a hablar.

Otra manera en que los niños pueden expresar sus memorias es dejar que dibujen o pinten algo que recuerden sobre jardines. El maestro puede apuntar las palabras dictadas de los niños en sus obras. Los cuentos y dibujos de memoria pueden aportar al maestro una percepción de las experiencias de los niños, además de los malentendidos que puedan tener y los sub-temas que puedan interesarlos.

Hacer preguntas para provocar el pensamiento

Durante la Fase 1, se puede hacer preguntas para sondear a los niños o estimularlos a pensar sobre los jardines de maneras nuevas. Tales preguntas podrían incluir las siguientes: “¿Para qué sirven los jardines?”, “¿Por qué piensas que la gente tiene jardines?” o “¿Qué piensas que la gente cultiva en jardines?” Preguntas más específicas también podrían provocar a los niños a pensar y resolver problemas, como por ejemplo: “¿Piensas que alguien de nuestro barrio pueda tener un jardín interior?” Una buena pregunta de seguimiento podría ser: “¿Qué podríamos hacer para averiguarlo?”

El maestro tal vez encuentre que algunos niños quieren practicar la jardinería. En ese caso, podría hacer preguntas como: “¿Qué tal si pudiéramos hacer un jardín aquí? ¿Qué te gustaría sembrar?” El maestro entonces podría preguntar: “¿Qué te hace pensar que [la planta sugerida] sería buena planta para un jardín?” Después de hacer una lista con las respuestas de los niños, el maestro podría hacer una pregunta de seguimiento como: “¿Cuáles son algunos lugares en la escuela en que podríamos cultivar las cosas que han sugerido?”

Hacer observaciones preliminares de jardines con los niños

El siguiente paso podría ser que los niños den un paseo por donde puedan observar de cerca un jardín. Si se encuentran disponibles suficientes adultos, la clase puede dar paseos por un jardín en grupos pequeños. Si hay problemas para encontrar suficientes adultos, con frecuencia es útil que el maestro lleve a tres o cuatro niños a la vez. Cada niño puede llevar una tabla con sujeta-papeles, un lápiz y algo de papel de dibujo para hacer bosquejos de observación. El grupo puede hacer pausas de vez en cuando para hablar sobre lo que observan. Deberán tener tiempo para bosquejar lo que ven en el jardín, sacar fotos, medir la altura de las plantas o el largo de herramientas de jardinería, y cosas por el estilo.

Es buena idea que el maestro mantenga un registro de las cosas que los niños notan, mencionan y preguntan durante la primera visita al jardín. Esta información puede ayudarlo a facilitar conversaciones entre los niños más tarde. También puede resultar útil durante el proceso de elaborar la red de los niños y al trabajar con la tabla de preguntas (vea más abajo).

Al volver a la clase, los niños pueden informar a sus compañeros sobre lo que vieron en el jardín y lo que incluyeron en sus fotos y dibujos. El maestro puede animar a que niños de diversos grupos comparen lo que han observado y que se hagan preguntas unos a otros sobre lo que encontraron.

Crear una red de temas con los niños

Como en el caso de cualquier proyecto, la creación de una red de temas con los niños es una parte importante de comenzar un proyecto sobre jardines. Es buena idea empezar la red después de que los niños hayan compartido varias experiencias, como hacer dibujos de memoria, escuchar o contar cuentos sobre el tema o examinar algunos especímenes o artefactos relevantes. Típicamente, la red de temas de los niños se crea durante las reuniones de toda la clase.

El maestro puede comenzar la conversación sobre la red de temas haciendo a los niños algunas preguntas enfocadas en los jardines:

  • ¿Cuáles son algunas cosas que ya saben sobre los jardines?
  • ¿Qué les gustaría averiguar sobre los jardines?
  • ¿Con quiénes piensan que podrían hablar sobre los jardines?
  • ¿Cuáles son algunos lugares que podrían visitar a fin de averiguar más sobre los jardines?

Las cosas que dicen los niños durante esta conversación pueden incorporarse a su red de temas. Mientras los niños dicen lo que saben, piensan o se preguntan, el maestro puede apuntar las palabras directamente en la hoja de la red de temas o en notitas adhesivas.

El maestro también puede usar los apuntes tomados cuando la clase observó el jardín por primera vez para recordar a los niños lo que notaron o se preguntaron.

Muchos maestros han encontrado que se necesita más de una reunión del grupo para hacer una red, de acuerdo con las edades de los niños y su grado de experiencia con el proceso. Los niños también pueden ayudar al maestro a categorizar sus preguntas, comentarios e ideas iniciales. Por ejemplo, si se generan comentarios relacionados a las flores durante la conversación, estas pueden agruparse aparte de las preguntas de los niños sobre los animales que viven en jardines.

Para más información sobre la red de temas de los niños, vea los siguientes recursos:

Ayudar a los niños a hacer preguntas y pronósticos

Además de la red de temas de los niños sobre los jardines, el maestro tal vez quiera crear una tabla de preguntas con las preguntas de los niños. Algunos maestros exhiben en una pared del salón de clases una gran tabla de preguntas escrita a mano. Otros prefieren crear la tabla de preguntas en un archivo con la computadora (Tabla 1).

¿Qué te gustaría averiguar? (Pregunta)¿Cuál piensas que podría ser la respuesta? (Pronóstico)¿Qué averiguaste? (Respuesta)
¿Qué puede la gente cultivar en los jardines?Flores y plantas verdes. 
¿Puedes tener un jardín dentro de la casa?No. Porque las plantas tienen que crecer en el suelo o la tierra.

Sí, podrías arrancar el piso de tu casa y sembrar flores.
 
¿Qué tipo de criaturas podrían hallarse en un jardín?Conejos y ardillas.

Insectos.

Leones.
 

Tabla 1. Algunos maestros crean la tabla de preguntas con la computadora.

(Para más información sobre hacer y usar una tabla de preguntas, vea el post en el blog de Lilian Katz, “La tabla de preguntas” en el sitio de Internet de Proyectos en la Práctica.)

La tabla de preguntas a lo mejor resultará útil durante todas las fases del proyecto. Es normal que surjan preguntas nuevas mientras los niños están participando en la investigación práctica. Los maestros pueden animar a los niños a hacer preguntas de varias maneras durante cualquier fase del proyecto:

  • Pregunte a los niños lo que quieren que los peritos visitantes les muestren y les expliquen. Por ejemplo, la maestra podría preguntar: “Cuando venga la jardinera maestra, ¿qué quieren que nos muestre?” “¿Cuáles son algunas cosas que quieren que nos explique el doctor de plantas?”
  • Ayude a los niños a parafrasear en forma de preguntas las cosas que quieren saber. Por ejemplo, si un niño dice: “No sé si las fresas tardan mucho en volverse rojas”, el maestro podría decir: “Así que quieres preguntar al jardinero: ¿cuánto tardan las fresas en volverse rojas?”
  • Anime a los niños a hacer preguntas o comentarios cuando sus compañeros de clase informan sobre los hallazgos de la investigación práctica.
  • Apunte las preguntas nuevas en la tabla de preguntas mientras los niños las dictan.
  • Sugiera otras maneras en que los niños podrían expresar sus preguntas (por ejemplo, haciendo un dibujo de algo sobre lo que sienten curiosidad).

(Vea “El Método de Enseñanza por Proyectos. Cómo ayudar a los niños a hacer preguntas” para más sugerencias).

Pronosticar respuestas y fuentes de información posibles es otra faceta importante del trabajo de proyectos que puede empezar durante la Fase 1 y continuar durante todo el proyecto. La maestra podría preguntar de vez en cuando a un niño, o a toda la clase: “¿Cuál piensan que será la respuesta a esa pregunta?” o “¿Qué piensas que el perito invitado te contestará cuando le preguntes eso?”

El maestro también puede animar a los niños a hacer pronósticos sobre otras cosas:

  • ¿Cuáles libros u otros recursos podrían abarcar la respuesta a una pregunta concreta?
  • ¿Cuáles cambios piensan que podrían ocurrir en el jardín que estudian durante los próximos días o semanas? (Por ejemplo: “¿Piensan que las fresas se volverán rojas al mismo tiempo que el maíz madure?” “¿Piensan que lloverá hoy sobre el jardín?”)
  • ¿Qué podría pasar durante “experimentos” específicos que diseñan? (Por ejemplo, “Le brotarán raíces a esta semilla si la dejamos al fondo de un vaso de agua?” “¿Qué piensas que crecerá de este bulbo que nos dio el papá de Jack?”)

Algunos maestros estimulan a la clase entera a hacer pronósticos escribiendo una pregunta sencilla de dos respuestas posibles en una hoja de inscripción diseñada como un formulario de encuestas. Las preguntas pueden enfocarse en una visita a un sitio o en un experimento que está en marcha: “¿Piensan que veremos más hormigas hoy en el parque de árboles?” “¿Piensan que la planta de calabazas tendrá más de 2 flores hoy?”

Formar grupos de sub-temas

Varios niños podrían expresar interés en la misma pregunta relacionada a los jardines. Pueden integrar un grupo de sub-temas que intentará hallar respuestas a la pregunta.

El maestro podría trabajar con cada grupo para ayudarlos a decidir lo que podrían intentar a fin de averiguar las respuestas a sus preguntas. Por ejemplo, el grupo de sub-temas al que le interesa la pregunta “¿Cuáles animales podrían hallarse en el jardín?” sacará provecho de ciertas obras de referencia, peritos y visitas a sitios, mientras que los que quieren saber cómo cultivar el maíz a lo mejor necesitarán otros recursos.

Conseguir la participación de las familias durante la Fase 1

Al comienzo del proyecto, el maestro puede enviar una nota a las familias para comunicarles que la clase investigará jardines locales. También se puede mencionar en la nota lo que los niños han dicho o hecho en relación con los jardines hasta la fecha. El maestro tal vez quiera también pedir ayuda a los familiares en la nota. ¿Tienen algunos jardines, dentro o fuera de la casa? ¿Tienen empleos o pasatiempos relacionados a la jardinería? ¿Tienen experiencias interesantes con jardines para contar a la clase?

Como se mencionó previamente, es buena idea preguntar a los padres si sus hijos tienen alergias que podrían afectar su capacidad de estar afuera o estudiar cosas en un jardín. El maestro podría también sugerir que los padres de vez en cuando estimulen a sus hijos a conversar sobre lo que han descubierto recientemente sobre los jardines.

El maestro puede además invitar a los familiares a ayudar a sus hijos a recordar experiencias con los jardines. Otra manera de estimular la participación familiar es sugerir que los niños lleven a casa sus tablas con sujeta-papeles, papel y lápices para hacer bosquejos en jardines o en centros de jardinería cerca de donde viven. Los niños también podrían invitar a los familiares a hacer dibujos, los cuales pueden traer a la clase para compartir.

La ayuda de los familiares será muy importante si la clase va a crear un jardín. El maestro tal vez quiera crear una lista de tareas de jardinería para enviarla a los familiares.

Fase 2. Investigaciones prácticas

Las investigaciones prácticas de los niños sobre jardines pueden empezar después de que se haya completado su red de temas y hayan escogido los grupos de sub-temas en que quieren participar. De acuerdo con los grupos de sub-temas y las preguntas que los niños quieren contestar, sus investigaciones prácticas pueden incluir una gama de actividades diversas:

  • Visitar sitios como jardines, viveros locales y lugares relacionados
  • Recoger datos relacionados a jardines durante visitas a sitios, interacciones con peritos visitantes y otras experiencias
  • Hablar con peritos visitantes sobre los jardines y la jardinería
  • Crear colecciones de artefactos y especímenes relacionados a jardines
  • Planear y participar en actividades relacionadas a la jardinería que pueden tratar parámetros en ciencia, artes lingüísticas y lectoescritura, matemática, estudios sociales, bellas artes, el desarrollo físico y la salud
  • Grupos de sub-temas pueden dar informes a los compañeros de clase sobre lo que han aprendido

Estas actividades se tratan con más detalle a continuación. Es buena idea tener presente que estas son solamente sugerencias. Las edades y los intereses de los niños, además de la experiencia del maestro con el trabajo de proyectos, son factores para considerar al pensar sobre las actividades que podrían resultar más productivas e intrigantes para la clase.

Hacer visitas de investigación

Si la escuela tiene un jardín, o si es posible que la clase tenga un jardín bajo techo, los niños tal vez puedan realizar sus investigaciones sin salir del recinto escolar. Los paseos a jardines en parques, patios, alféizares de ventanas o techos, también pueden ofrecer oportunidades valiosas de estudiar varios tipos de jardín.

Si se permite que la clase viaje en coche o en el bus o micro escolar para visitar sitios fuera de la escuela –como un centro de jardinería, parque de árboles o invernadero– tales excursiones también pueden resultar valiosas.

El maestro podría tener presente que las visitas a sitios deben ser realizadas por grupos de sub-temas siempre que sea posible. Una vez que los niños de un grupo de sub-tema hayan seleccionado sus preguntas, el maestro puede ayudarlos a decidir adónde podrían ir para hallar las respuestas: ¿un parque? ¿un criadero de árboles o vivero? ¿un centro de jardinería? También pueden tratar la cuestión de quiénes podrían contestar sus preguntas durante la visita al sitio.

De vez en cuando, puede ser útil que toda la clase visite un sitio (como por ejemplo, un gran jardín botánico), particularmente si cada niño o grupo pequeño de niños tiene datos específicos para recoger.

De ser posible, es buena idea arreglar múltiples visitas a algunos sitios. Por ejemplo, los niños podrían visitar un jardín en grupos pequeños dos o tres veces a la semana, con buen tiempo, sol o viento, neblina, etc. Al hacer más de una visita durante un plazo de varias semanas, los niños pueden observar cambios a causa de las estaciones. También puede ser útil que los grupos pequeños que estudian un centro de jardinería o un invernadero hagan más de una visita a dichos lugares; la primera visita a un lugar grande puede abrumarlos. En visitas posteriores, tal vez puedan enfocarse más en detalles que perdieron mientras todavía intentaban orientarse. Múltiples visitas ofrecen la oportunidad de observar los efectos que tiene el tiempo en un jardín: “¿Qué pasó con las plantas durante la tormenta de granizo de esta mañana (o la helada de anoche)?” Los niños también tendrán la oportunidad a través del tiempo de buscar evidencia de animales que usan o dependen de plantas del jardín: ¿Ha hecho algún pajarito huecos en las hojas de lechuga que observaron antes? ¿Notaron huellas o pistas de animales que no estaban allí durante la primera visita?

Al prepararse para las visitas a sitios al aire libre, es buena idea recordar a la clase seguir los procedimientos usuales de seguridad para actividades al aire libre (por ej., usar protector solar, quedarse en el sendero, usar ropa de abrigo cuando hace frío, etc.). También es buena idea recordar a los niños que pidan permiso para recoger artefactos o tocar cosas que ven durante la visita y que no tiren basura.

Durante la visita al sitio, los niños pueden utilizar las técnicas de recoger datos que se describen en la siguiente sección, “Recoger datos relacionados a jardines”, como por ejemplo hacer bosquejos de observación, tomar apuntes y recoger artefactos (si tienen permiso). También pueden tener oportunidades de hacer preguntas a personas que trabajan o viven allí. (Vea la sección “Relacionarse con peritos invitados” de más abajo).

Recoger datos relacionados a jardines

Una de las funciones claves del maestro durante la Fase 2 de un proyecto de jardines es la de facilitar la observación detenida de los niños sobre cosas que se hallan en jardines o sitios relacionados. He aquí algunas cosas que el maestro podría hacer para animar la recolección de datos:

  • Proporcione a los niños tablas con sujeta-papeles, papel y lápices, y una cámara si hay una disponible.
  • Ofrezca bolsas para recoger especímenes, lupas y binoculares.
  • Permita tiempo para que los niños bosquejen y fotografíen los lugares u objetos relacionados a sus sub-temas. Por ejemplo, un grupo tal vez quiera bosquejar cierta sección del jardín cada par de días, o fotografiar el jardín entero para registrar los cambios generales que ocurran.
  • Anime a los niños a…
    • notar aromas y olores de plantas determinadas;
    • notar colores, formas geométricas y texturas de diversas partes de plantas o de equipos y materiales de jardinería;
    • escuchar sonidos que oyen en el jardín, el centro de jardinería u otro sitio;
    • recoger semillas, hojas u otras cosas que se hayan caído de las plantas.

A los niños preescolares mayores o los que tienen más experiencia con el trabajo en proyectos, el maestro podría sugerirles algunos modos adicionales de recoger datos:

  • Buscar y bosquejar o fotografiar insectos, aves u otros animales que están dentro o cerca del jardín.
  • Bosquejar la distribución del jardín, invernadero o tienda.
  • Medir varias dimensiones de plantas y otros objetos del jardín con una cinta de medir o regla, con cubos Unifix u otras herramientas no estándares de medición.
  • Llevar la cuenta de varios objetos y hacer apuntes en papel.

Relacionarse con peritos invitados

El maestro puede ayudar a los niños a generar una lista de posibles peritos invitados que podrían brindar información sobre los jardines y la jardinería. La lista podría incluir las siguientes personas:

  • Personas con jardines en su hogar
  • Arquitectos paisajistas, diseñadores o contratistas
  • Encargados de campos de juego
  • Personas que arreglan jardines comunitarios
  • Jardineros maestros
  • Biólogos (inclusive los que estudian animales)
  • Entomólogos
  • Botanistas
  • Horticultores
  • Patólogos de plantas (“médicos de plantas”)
  • Empleados de centros de jardinería
  • Personal de atención médica que pueden hablar con los niños sobre la seguridad física en el jardín
  • Artistas y músicos cuyas obras incluyen imágenes de jardines
  • Personas que elaboran tintas naturales a base de plantas de jardines
  • Personas que producen abono criando lombrices

El maestro puede desempeñar varias funciones al invitar a peritos a hablar con la clase, de acuerdo con las edades, intereses y experiencias de los niños:

  • Arreglar las visitas, tal vez con la ayuda de algunos de los niños para elaborar una invitación o dictar un mensaje electrónico.
  • Averiguar si el especialista está dispuesto a intercambiar mensajes electrónicos con los niños.
  • Sugerir que los niños dibujen o dicten sus preguntas para el perito antes de la visita.
  • Ayudarlos a ensayar sus preguntas para aprovechar mejor el tiempo del perito durante la visita.
  • Enviar al perito las preguntas de los niños antes de la visita. (Muchos peritos visitantes prefieren saber de antemano qué preguntas harán los niños).
  • Ayudar a los niños a hacer seguimiento con cartas de agradecimiento después de la visita del perito.

Crear colecciones de artefactos y especímenes

Otra función importante del maestro durante la Fase 2 del proyecto puede ser la de ayudar a la clase a construir y mantener una colección de especímenes y artefactos relacionados a los jardines y la jardinería. El maestro podría escoger entre algunas de las siguientes maneras de ayudar, dependiendo de los recursos disponibles y las edades, intereses y experiencias de los niños.

  • Ayude a los niños a cultivar plantas bajo techo para crear una colección viva. Por ejemplo, rábanos, frijoles, maíz, calabazas, caléndulas y muchas plantas de la pradera que son relativamente fáciles de cultivar sembrando las semillas en un “jardín de ventana” (Instrucciones para sembrar plantas bajo techo en diversos recipientes y tipos de humus se pueden encontrar en Internet.
  • Invite a las familias a contribuir a la colección de la clase de objetos relacionados a los jardines: herramientas de mano, macetas, sombreros y guantes de jardinería, muestras de tierra, etc.
  • Pida a los dueños de tiendas locales y otras personas que presten a la clase algunos objetos relacionados a jardines.
  • Aparte una sección específica del salón para guardar la colección.
  • Permita que los niños tengan muchas oportunidades de explorar la colección. (Vea “Examinar la colección” más abajo).

Durante un proyecto sobre jardines, tal vez a la clase le interese recoger algunos de los siguientes especímenes y artefactos:

  • semillas de flores y hierbas de la pradera; plantas cultivadas como maíz, calabazas y caléndulas
  • vegetales conservados de un jardín (plantas enteras o partes como hojas y flores).
  • plantas vivas cultivadas bajo techo a partir de semillas, plantas de semillero o bulbos
  • anuncios de centros de jardinería
  • catálogos para jardineros
  • paquetes de semillas
  • materiales de construcción como piedras, ladrillos de pavimento, material de revestimiento para estanques o secciones de material de rebordeo
  • muestras de tierra, humus, etc.
  • artículos de ferretería, herramientas y otros objetos (sin bordes afilados) que se usan para crear y mantener jardines
  • páginas de revistas u otras imágenes de jardines
  • otros objetos obtenidos en visitas a sitios y de las visitas de peritos

A medida que los niños y familiares van agregando objetos a la colección, el maestro puede ayudarlos a etiquetar cada uno con su nombre, la fecha y el lugar de su recolección y el nombre de la persona que lo proporcionó. Puede que a los niños les interese saber que la documentación de artefactos se denomina “procedencia”.

Incorporar actividades de ciencia

Mientras los niños van aprendiendo más sobre los jardines durante la Fase 2, pueden tener preguntas que podrían contestarse mejor mediante exploraciones científicas o experimentos a planearse en forma cooperativa o individual. Tales actividades pueden incluir las de hallar las respuestas a preguntas sobre objetos de la colección y examinarlos detenidamente; cultivar plantas; diseñar, fabricar y poner a prueba herramientas y equipos de jardinería; y arreglar o preparar experimentos.

Examinar la colección: los niños pueden aprender mucho examinando objetos de la colección de la clase. Los maestros podrían animar tales actividades de varias maneras:

  • Llame la atención de los niños sobre objetos nuevos que se agregan a la colección.
  • Ofrezca lupas para que los niños puedan examinar minuciosamente los objetos recogidos.
  • Pídales describir lo que notan: texturas, olores, colores, sonidos, etc.
  • Invítelos a bosquejar lo que observan. A algunos tal vez les intrigue el desafío de dibujar perspectivas de dibujo plano o magnificado.
  • Ofrezca oportunidades de desmontar y volver a montar equipos de jardinería; provea las herramientas y la supervisión necesarias.
  • Haga preguntas provocativas: “¿Qué piensas que se halla dentro de la manguera?” De vez en cuando, el maestro podría dar seguimiento preguntando: “¿Qué te hace pensar así?” cuando los niños proponen una respuesta posible.
  • Ayude a los niños a mirar y comparar el interior de frutas, semillas, agallas u otras partes de diversas plantas del jardín. Un adulto tiene que supervisar atentamente a los niños si estos van a cortar tales objetos.

El maestro tal vez prevea que los niños preescolares mayores o los que tienen más experiencia con el trabajo de proyectos quizá quieran usar las colecciones de maneras adicionales:

  • Pesar y medir objetos de la colección usando balanzas, básculas, reglas, cintas de medir o formas improvisadas de medición.
  • Agregar sus bosquejos y fotografías de objetos de la colección a una exhibición o libro que narre la historia del proyecto.
  • Comparar el tiempo que tardan en brotar varios tipos de plantas de la “colección viva”, crecer hasta la altura de 1 pie (30 cm), etc.

Diseñar, elaborar y poner a prueba herramientas y equipo de jardinería: algunos niños tal vez quieran diseñar sus propios equipos, herramientas y máquinas de jardinería para contestar preguntas como las siguientes: “¿Cómo podría un jardinero llevar agua al jardín sin llevar cubos?”, o “¿Qué podría hacer un jardinero para que los conejos no se comieran todas las plantas?” Con esta actividad, los niños tendrán oportunidades de aprender sobre los principios del diseño y la ingeniería que aplican los adultos que crean los equipos y herramientas usados por jardineros.

El maestro podría ayudar de algunas de las siguientes maneras, dependiendo de los recursos disponibles y las edades, intereses y experiencias de los niños:

  • Proporcione papel para que los niños puedan dibujar sus planes iniciales.
  • Pregúnteles sobre el propósito de los objetos que quieren diseñar: “¿Qué te hizo decidir hacer un taburete de jardín con una almohada?”
  • Ofrezca una amplia gama de materiales de construcción para la selección de los niños: tubos de cartón o plástico, secciones de canaleta, trozos de madera (no impregnada de sustancias químicas), alambre, bloques trabados de plástico, pajitas, sujetapapeles, “cajas y desechos”, trozos de tela, ropa vieja (para hacer un espantapájaros), equipos comerciales de construcción (por ej., bloques Lego, Construx o Tinkertoys), diversos tipos de cierre.
  • Hable con ellos sobre los materiales y herramientas que necesitarán.
  • Invite a los padres u otros voluntarios a ayudar a los niños con tareas como cavar, taladrar o martillar.
  • Hable con los niños para ver cómo tratan con problemas como el equilibrio, la simetría y la fuerza de materiales. (“Dijiste que no podías lograr que el espantapájaros se mantuviera erguido sin apoyo. ¿Qué has intentado hacer hasta ahora?”)
  • Sugiera que los niños se pidan ayuda unos a otros para resolver problemas del diseño. (“Tu espantapájaros todavía se cae. Podrías hablar con Cedric sobre el problema, ya que ayudó a que la pileta para pájaros de Maricela siguiera erguida”).

Arreglar o preparar experimentos: a medida que el proyecto se va desarrollando, pueden surgir varias preguntas que los niños podrían contestar mediante experimentos que planean individualmente o con la ayuda de compañeros de clase o del maestro. Las preguntas pueden ser muy variadas, de acuerdo con las edades de los niños, sus intereses y su experiencia con los jardines. A continuación se presentan algunos ejemplos de preguntas sobre los jardines que pueden hacer los niños e investigar con experimentos:

  • ¿Cuántos días tardan en brotar las habichuelas (o alguna otra planta)?
  • ¿Va el maíz (u otra planta) a crecer sin la luz del sol?
  • ¿Qué tipo de plantas podrían crecer de aquellos bulbos o semillas que no podemos identificar?
  • ¿En dónde se encuentran más semillas: una vaina de arvejas, un tomate, una fresa o una calabaza?
  • ¿El humus absorbe el agua?
  • ¿Pueden las lombrices realmente comer basura?
  • ¿Crecen mejor las plantas realmente cuando las fertilizamos con abono vegetal?
  • ¿Qué pasa con plantas específicas del jardín cuando se congelan?

Para un ejemplo de una maestra que facilitó las exploraciones y los experimentos de niños, vea “Explorar los imanes y los coches“.

Palabras de jardín

El maestro puede ayudar a la clase a hallar las definiciones de palabras básicas de jardinería:

Áfido, Escarabajo, Babosa, Germinar, Florecer, Polinizar, Madurar, Estación, Vid, Maíz, Haba/Habichuela, Calabaza, Jícaro, Cultivar, Irrigar, Sendero, Maceta, Borde, Enrejado, Casita de sapos, Bebedero para pájaros, Barro, Arena, Escarcha, Regar, Sequía, Fertilizar, Abono, Piedra, Humus, Hilera, Rastrillo, Azadón, Pala, Desplantador/Palita, Carretilla, Manguera, Espantapájaros, Plaga, Marchitarse, Pudrir, Hormiga, Lombriz, Rocalla, Techo/Azotea verde, Jardín pluvial, Jardín de hierbas/Huerto, Jardín de flores, Arriate, Terraza, Invernadero de plástico, Pared de cultivo/muro verde, Semilla, Hoja, Tallo, Raíz, Planta, Bulbo, Agalla, Tubérculo, Vaina, Fruta, Vegetal, Tierra

Incorporar actividades de artes lingüísticas y lectoescritura

Introducir vocablos nuevos: Será importante para el conocimiento creciente de los niños que aprendan vocablos relacionados a los jardines durante el proyecto. Las edades de los niños y su grado de experiencia pueden afectar las palabras y los conceptos que aprenden y utilizan. Los grupos de sub-temas también podrían aprender algunos vocablos especializados. Por ejemplo, un grupo que investiga “Cómo crecen las plantas” tal vez necesite conocer términos como “germinar”, “brote” y “semillero”.

A medida que los niños empiezan a entender y usar los vocablos nuevos, el maestro podría facilitar conversaciones de la clase en torno a algunas de las palabras. Por ejemplo, podría hacer preguntas provocativas como las siguientes: “¿Cómo puedes saber si una habichuela es una semilla?” Si algunos niños parecen confusos con un término, el maestro podría darles una sugerencia: “Vamos a buscar esto en la enciclopedia de jardines”.

Figura 4. Las etiquetas de venta de plantas pueden incluir símbolos o vocablos nuevos relacionados a los jardines.
Figura 5. Niños y sus familias pueden buscar jardines en el barrio.

Escritura en el contexto del proyecto: Diversas actividades de escritura podrían ser relevantes y útiles durante la Fase 2 de un proyecto sobre jardines. Los maestros pueden escoger entre varias maneras de animar el uso de las palabras dictadas o escritas por los niños durante el proyecto, de acuerdo con las edades y el grado de experiencia de los niños:

  • Ayude a los niños a etiquetar las partes de sus bosquejos y dibujos de investigación.
  • Invítelos a hacer listas juntos de lo que observan durante las visitas a sitios. Con la ayuda del maestro, los varios grupos de sub-temas pueden comparar lo que han observado. (“El grupo del jardín comunitario y el grupo del invernadero informaron que vieron barriles de abono vegetal durante sus visitas a sitios. El grupo de jardines interiores no los vio”).
  • Pida que un grupo pequeño de niños dicte o escriba el “cuento” de una visita a algún sitio o de lo que ocurrió en un jardín durante cierto plazo. El cuento puede exhibirse en un tablero de noticias o incluirse en un libro de la clase sobre el proyecto.
  • Deje que los niños ayuden a crear notas de agradecimiento para peritos invitados, el bibliotecario, padres de familia que trabajan como voluntarios y otros que los ayudan con el proyecto.
  • Invite a niños preescolares mayores a explicar conceptos y relaciones complejos entre objetos mientras el maestro escribe sus palabras. Por ejemplo, si un niño dice: “El jardín es una cocina para insectos”, el maestro podría pedirle explicar lo que ha dicho.

Compartir libros y otros materiales de referencia: las tareas del maestro durante el proyecto incluyen seleccionar y compartir recursos de alta calidad. Hay muchos libros y sitios de Internet disponibles que tratan sobre los niños y la jardinería. Un bibliotecario puede ayudarlo a encontrar buenos libros ilustrados sin ficción, revistas, sitios de Internet y otros recursos sobre los jardines para compartir con los niños.

Incorporar actividades de matemática

Mientras la investigación práctica va progresando, el maestro tal vez quiera sugerir una amplia gama de actividades relacionadas a la matemática para ayudar a los niños a contestar preguntas y expresar una nueva comprensión de acuerdo con sus edades y grados de experiencia:

  • Llevar la cuenta de los números de flores, pétalos, hojas o frutas en diversas plantas del jardín.
  • Usar una balanza para comparar los tamaños y pesos de diversos equipos, herramientas de jardinería, piedras o partes de plantas.
  • Hallar respuestas a preguntas como: “¿Cuántas tazas de agua contiene la regadera?” “¿Qué será más pesado, una maceta llena de tierra o una llena de humus?”
  • Ayudar a hacer un horario para regar y fertilizar las plantas que la clase cultiva.
  • Clasificar y categorizar herramientas de jardinería, semillas y otros artefactos recogidos.
  • Escoger fotos o bosquejos que ilustren comparaciones entre cosas que se hallan en un jardín (por ejemplo, varios tipos de macetas o terrenos para flores; la planta más alta y más baja).
  • Medir y registrar en forma regular el crecimiento de plantas, y pronosticar cómo se verán las semillas o los brotes la próxima vez que los niños los observen.
  • Encuestar a compañeros de clase y familiares acerca de los jardines. Los niños pueden calcular e informar sobre sus resultados.

El maestro tal vez prevea que a los niños preescolares mayores o los que tienen más experiencia con los proyectos, les interesen otras actividades matemáticas durante el proyecto de jardines:

  • Poner un pluviómetro afuera y revisarlo cuando sea necesario, para mantener una tabla de las cantidades de lluvia.
  • Hacer tablas o gráficos de hallazgos para mostrar comparaciones entre varias plantas del jardín: los colores de sus flores, el tamaño relativo de sus hojas, la altura de los tallos, etc.
  • Llevar una tabla del número de días que vive una planta del jardín desde la germinación hasta que muere en una helada.
  • Desarrollar una línea de tiempo, tabla de cuentas o equipo de tarjetas que retraten el ciclo de vida de una planta o la secuencia de pasos para sembrar una semilla o planta de semillero.
  • Investigar la simetría en las plantas y en los equipos y herramientas usados en jardines.
  • Comparar los costos de determinados paquetes de semillas usando un catálogo, el Internet u otros recursos.

Incorporar actividades de ciencias sociales

Durante la Fase 2, los niños pueden recoger y representar datos en varias actividades relacionadas a las ciencias sociales. Su participación en tales actividades puede variar de acuerdo con sus edades, intereses y experiencias previas:

  • Hacer listas de los diversos usos que hace la gente de los jardines (producir comida para la familia, o flores para vender, atraer pajaritos, etc.).
  • Mirar recursos que representan diversos jardines en la comunidad o en el mundo. Comparar lo que se cultiva, la apariencia general de los jardines, etc.
  • Pida que familiares que hayan vivido o viajado fuera de los Estados Unidos compartan fotografías de jardines de os lugares que han visitado.
  • Recoger mapas impresos de jardines o parques que la clase visita, si los hay disponibles.
  • Hacer un mapa de un jardín o sitio relacionado que la clase ha visitado.
  • Tomar decisiones en grupo, votando o llegando a un consenso, sobre tales decisiones como las plantas para cultivar o el tipo de maceta para usar.
  • Exhibir fotografías, bosquejos e imágenes recortadas de revistas que retratan a personas cuyo empleo está relacionado a los jardines o a gente trabajando en jardines.
  • Desarrollar encuestas y preguntas de entrevistas para investigar las perspectivas de otras personas hacia los jardines:
    • ¿Qué tipo de cosas tiene la gente en sus jardines (plantas, cercas, adornos, animales, etc.)?
    • ¿Cómo decide la gente qué tipo de jardín quiere?
    • ¿Cómo decide la gente cuánto dinero debe costar una pala, un paquete de semillas, etc.?

Incorporar actividades de bellas artes

Las artes visuales, el movimiento creativo, la actuación dramática y la música pueden ofrecer a los niños diversas perspectivas hacia lo que aprenden en relación con los jardines. Durante la Fase 2, es buena idea enfocarse en representaciones realistas e interpretaciones de datos; las interpretaciones más imaginarias o impresionistas pueden ser más apropiadas para la Fase 3. He aquí algunos métodos posibles para incorporar las bellas artes a la Fase 2 de un proyecto de jardines, de acuerdo con los recursos disponibles y las edades e intereses de los niños:

  • Muestre a la clase fotografías de jardines conocidos, como los de Allerton Park cerca de Monticello, el Conservatorio Garfield Park en Chicago, el Parque Grant, los Jardines Botánicos de Chicago o el Parque Forest en St. Louis (Missouri).
  • Presente otras obras de arte (pinturas, esculturas, etc.) que retraten en forma realista jardines y cosas que se encuentran allí.
  • Invite a los niños a hablar sobre elementos estéticos en varios jardines: ¿Qué les parece bonito o los atrae en un jardín específico?
  • Comparta discos de música clásica, folclórica o popular relacionada a los jardines.
  • Ofrezca crayones o tiza y papel para que los niños puedan hacer impresiones frotadas de hojas, tallos, herramientas de jardinería u otros objetos pequeños relacionados a los jardines.
  • Hable con los niños sobre sonidos que han escuchado en jardines (por ejemplo, el zumbido de abejas, el canto de pajaritos, el susurro de hojas y flores en el viento, etc.). Invítelos a imitar esos sonidos con sus voces, objetos que han hallado o instrumentos musicales.

Incorporar actividades de desarrollo físico y salud

Mientras los niños investigan jardines, pueden surgir preguntas relacionadas al desarrollo físico y la salud. El maestro puede ayudar a facilitar conversaciones sobre estos temas:

  • Encuentre a un perito dispuesto a contestar las preguntas de niños sobre cuestiones de salud y seguridad en relación con jardines: ¿Por qué algunas plantas dan comezón a la gente? ¿Por qué usa guantes la gente para trabajar en el jardín? ¿Qué debe hacer un jardinero cuando encuentra abejas, avispas o arañas?
  • Hable con la clase sobre el uso seguro de herramientas de jardinería.
  • Ayude a los niños a notar mensajes de seguridad, como letreros que dicen Keep Out (Prohibido el paso) o que manifiestan el símbolo de veneno o sustancia tóxica.
  • Invite a niños a hacer carteles sobre la seguridad en el jardín si eso les interesa.

El maestro podría usar diversos métodos para ayudar a la clase a enfocarse en el movimiento del cuerpo humano cuando trabajan en el jardín. El maestro podría escoger la actividad que más le interesaría a su clase, tomando en cuenta los recursos disponibles y las edades, intereses y experiencias de los niños:

  • Haga preguntas como: “¿Cuáles partes del cuerpo usas para sembrar una semilla en un hueco, cavar un hueco, hacer una maceta con papel de periódico, o llevar un cubo de agua?”
  • Invite a los niños a turnarse realizando tales actividades para que los compañeros de clase puedan observar el trabajo de sus brazos, piernas, etc. durante cada proceso.
  • Proporcione un modelo de madera de una figura humana con articulaciones, como la de los artistas, a aquellos niños que quieren hacer bosquejos de lo que hace el cuerpo al trabajar en el jardín. ¿Cuáles partes del cuerpo se doblan cuando alguien arranca la mala hierba? ¿Hacia dónde se inclinan? ¿Cuáles partes no se doblan?
  • Sugiera que los niños encuentren maneras de mover el cuerpo para representar a obreros, plantas y otras cosas que observan en jardines.

Describir los hallazgos después de la investigación

Es buena idea apartar tiempo para que los grupos de sub-temas informen regularmente a la clase sobre lo que han hallado durante la investigación práctica. El maestro podría facilitar tales conversaciones de varias maneras, de acuerdo con las edades y los grados de experiencia de los niños:

  • Pida que los grupos pequeños ensayen brevemente lo que van a decir antes de que den el informe.
  • Llame la atención de los niños sobre la tabla de preguntas. ¿Contiene el informe de un grupo de sub-temas las respuestas a preguntas anteriores?
  • Dé a un niño tímido o renuente a expresarse la oportunidad de hablar sobre lo que ha observado.
  • Anime a los niños a hablar entre sí sobre sus ideas, hallazgos y preguntas. (“Algunos de ustedes se preguntaban cómo se ven las babosas. Amul y Noel, ustedes vieron algunas babosas. Describan por favor cómo eran.”).
  • Ayude a los niños a estar atentos a diferencias y similitudes entre jardines, plantas, equipos de jardinería, etc. que hayan observado durante la investigación práctica. (“Danica dice que notó que el desplantador en el bosquejo de Elgin tiene punta y también el desplantador en el bosquejo de Shane. Se pregunta por qué la gente hace palas y desplantadores con puntas. ¿Qué piensan ustedes?”).

Conseguir la participación de las familias durante la Fase 2

Es probable que surjan múltiples oportunidades para la participación familiar durante la Fase 2 de un proyecto de jardines. Los maestros pueden usar sus boletines o invitaciones especiales para estimular a los familiares a participar en diversas actividades:

  • Crear alguna tarea para animar a las familias a aprender juntos sobre jardines en la comunidad. Por ejemplo, los niños y sus padres podrían dar un paseo por un parque grande o el barrio y llevar la cuenta de los jardines que ven.
  • Invite a los familiares a ayudar con visitas a sitios o a supervisar y ayudar a niños que hacen experimentos.
  • Pida a familiares que tienen jardines o trabajan en centros de jardinería que sirvan de peritos invitados.
  • Pida que los familiares envíen al aula objetos usados limpios para el uso de los niños durante el proyecto (por ejemplo, recipientes de plástico para servir de macetas o periódicos para formar macetas temporales para la germinación de semillas).
  • Invite a familiares a leer la documentación sobre el proyecto de jardines exhibida en el aula.
  • Pida que los niños encuesten a sus familiares sobre los jardines (por ejemplo, “¿Has cultivado un jardín alguna vez?” o “¿Comes el maíz dulce (sweet corn)?”. Para más ideas sobre las encuestas en el trabajo de proyectos, vea “El Método de Enseñanza por Proyectos: Cuando los niños hacen encuestas” y “Cómo ayudar a niños a hacer encuestas“.

Fase 3. Llevar al proyecto a su conclusión

Un proyecto de jardines podría durar entre 3 semanas y varios meses, dependiendo del tiempo y los recursos disponibles y el nivel de interés de los niños. A menudo un maestro puede observar cuando cualquier proyecto está por “desinflarse”; sin embargo, ¡a veces el año escolar puede terminar antes de que los niños crean que el proyecto debería acabarse! En tal caso, el maestro tal vez necesite instar suavemente a la clase a completar sus trabajos y planear actividades culminantes.

El maestro puede ayudar a los niños a llevar el proyecto a su conclusión repasando con ellos la tabla de preguntas, facilitado el uso del conocimiento nuevo en el juego, ayudando con planes para exhibir la documentación y para un evento culminante, e invitando la participación de las familias.

Re-visitar la tabla de preguntas

Mientras el estudio de jardines empieza a perder impulso, el maestro puede revisar la tabla de preguntas con la clase o con niños individuales:

  • ¿Cuáles preguntas se han contestado?
  • ¿Cómo fueron sus pronósticos en comparación con los hallazgos?
  • ¿Cuáles preguntas quedan por tratar, y qué podría hacerse para hallar las respuestas? ¿Hay algún malentendido respecto a algunos temas?
  • ¿Qué podría hacerse para tratar los malentendidos?

De acuerdo con las edades de los niños y los recursos disponibles, tal vez quieran contactar a algunos de sus peritos invitados o consultar libros u otras obras de referencia para contestar las preguntas restantes o esclarecer los malentendidos.

¿Qué te gustaría averiguar? (Pregunta)¿Cuál piensas que podría ser la respuesta? (Pronóstico)¿Qué averiguaste? (Respuesta)
¿Qué puede la gente cultivar en los jardines?Flores y plantas verdes.Muchos tipos de flores

Maíz, calabaza, frijoles, lechuga, espinaca, repollo, tomates, fresas y rábanos.

La gente no puede cultivar galletas en un jardín, ni dinero.
¿Puedes tener un jardín dentro de la casa?No. Porque las plantas tienen que crecer en el suelo o la tierra.

Sí, podrías arrancar el piso de tu casa y sembrar flores.
Sí, si tienen suelo o tierra para las raíces y suficiente luz y agua.
¿Qué tipo de criaturas podrían hallarse en un jardín?Conejos y ardillas.

Insectos.

Leones.
Conejos, ardillas, ciervos, marmotas, hormigas, lombrices, mariposas, escarabajos de patatas, abejas, cortapichas, pajaritos y babosas son algunos animales que se encontrarían en los jardines.

No se hallan leones. Excepto tal vez la escultura de un león.

Tabla 2. Al final del proyecto, la tabla de preguntas muestra los hallazgos de los niños.

Facilitar el juego

El juego espontáneo de los niños puede reflejar su nueva comprensión de los jardines durante todo el proyecto, pero especialmente durante la Fase 3 cuando pueden aplicar su conocimiento sobre temas como cuidar jardines y operar un centro de jardinería. Los maestros pueden usar varios métodos para fomentar tales juegos, de acuerdo con las edades y los intereses de los niños:

  • Ofrezca diversos bloques, juguetes de construcción y otros materiales para que los niños puedan construir jardines o una tienda de jardinería durante los juegos de fantasía.
  • Proporcione materiales para que los niños hagan modelos de cosas que se hallan en un jardín o tienda de jardinería y los usen en el juego dramático.
  • Enseñe canciones y juegos con los dedos relacionados a los jardines (por ejemplo, Inch by Inch; Oats, Peas, Beans, and Barley Grow; Mary, Mary, Quite Contrary; y Here is the Beehive).
  • Enseñe juegos relacionados a lo que los niños aprenden sobre jardines, como Ring around the Rosie, Garden Party (un juego de tablero que podría adaptarse para niños preescolares con la ayuda de adultos), o Groovy Garden (juego para la computadora en el sitio de Internet PBSKids, que tal vez requiera alguna ayuda de un adulto).
  • Anime a los niños, sobre todo a los preescolares mayores, a crear sus propios juegos activos, juegos de adivinanza o de tablero según lo que han aprendido sobre la jardinería.

Planear las exhibiciones finales de la documentación

Cuando se hayan tratado las preguntas de los niños sobre los jardines, el maestro puede sugerir que ha llegado el momento de planear cómo la clase exhibirá los hallazgos de su proyecto. El maestro podría ayudar este proceso de varias maneras:

  • Pregunte a los grupos de estudio: “¿Cómo quieren contar a otros lo que averiguaron?” Ayúdelos a registrar sus ideas y usarlas como referencia.
  • Anime a los niños a planear exhibiciones que narren la historia de su trabajo: sus preguntas, los datos que recogieron y lo que pudieron averiguar sobre los jardines.
  • Ayude a los varios grupos de estudio a escoger dibujos, fotografías, modelos tridimensionales y otros objetos que hayan hecho para exhibirlos; además de especímenes vivos de plantas del jardín u otros seres vivos que hayan hallado en jardines (como insectos o lombrices).
  • Deje que los niños escriban o dicten leyendas para su trabajo.
  • Pídales etiquetar y exhibir especímenes y artefactos que hayan recogido, como herramientas, plantas vivas y conservadas, mapas o catálogos de semillas.

Planear una actividad culminante

Los grupos de sub-temas deben reunirse para decidir lo que quieren hacer para comunicar a otros sus conocimientos y habilidades nuevas. Una decisión clave trata sobre cómo expresar y representar mejor lo que han averiguado sobre los jardines. La decisión dependerá de sus intereses, sus edades y los recursos disponibles. Las actividades que un grupo podría escoger incluyen:

  • Contar un cuento en que figura un jardín
  • Escribir poesía
  • Hacer música
  • Crear un mapa del jardín
  • Hacer una pintura mural que represente plantas y criaturas que han visto en diversos jardines
  • Crear un baile o rutina de pasos rítmicos
  • Presentar una actuación dramática en que los jardines son centrales
  • Hospedar un evento en que otros pueden mirar sus obras
  • Planear una actividad final menos compleja, como hacer un libro que las familias puedan compartir

El maestro puede ayudar a los niños con el proceso de la toma de decisiones de varias maneras, como las siguientes:

  • Pregunte a los niños: “¿Qué quieren especialmente que otros (por ejemplo, los padres u otra clase) sepan sobre su estudio de los jardines?” “Qué piensas que podría interesarle especialmente a (tu padre, tu hermanita, el director, etc.)?”
  • Según fuera necesario, informe a los niños sobre límites de tiempo, espacio y dinero que pueden afectar sus posibilidades para actividades culminantes.
  • Proporcione los materiales que piden los grupos.
  • Deje que los niños hagan el trabajo.
  • Ayúdelos a fijar y atenerse a fechas límites para completar sus representaciones.

Durante la Fase 3, los niños pueden sentirse inspirados para expresar en forma imaginativa lo que han aprendido sobre los jardines, como parte de la actividad culminante. El maestro podría escoger entre varias maneras posibles de fomentar el trabajo creativo de los niños, según sus edades e intereses:

  • Anime a niños individuales a representar algo relacionado a los jardines que les interesa particularmente.
  • Deje que los niños usen múltiples medios para planear o representar un jardín especial que les gustaría tener en casa o en la escuela.
  • Lleve a los niños a la biblioteca local para buscar láminas y grabados de obras de arte que representan jardines o varias cosas relacionadas a los mismos.
  • Invite a la clase a conversar sobre las diversas maneras en que artistas, artesanos e ilustradores representan información sobre jardines utilizando colores, líneas, formas y otros elementos artísticos. Los niños pueden sentirse inspirados en las obras de estos artistas o de artistas y artesanos locales para expresar ideas y sentimientos sobre los jardines, usando materiales de bellas artes como pinturas, arcilla, alambre y otros medios.
  • Comparta con los niños libros ilustrados que incluyan poesías y cuentos de fantasía que tratan sobre los jardines. Invite a los niños a idear sus propias poesías, canciones o cuentos originales en relación con los jardines.
  • Introduzca obras musicales relacionadas a jardines.  Invite a los niños a hablar sobre los sentimientos específicos que varias obras de música pueden expresar acerca de cosas que han experimentado durante el proyecto.
  • Sugiera que los niños compongan o improvisen su propia “música de jardines”, usando objetos como herramientas de jardinería, partes secadas de plantas, sus propias voces e instrumentos musicales. Ayúdelos a grabar sus composiciones.
  • Presente vídeos de bailarines que representan flores u otras cosas que se pueden encontrar en los jardines (por ejemplo, “Vals de las flores” del baile clásico “El cascanueces” por Tchaikovsky). Anime a los niños a inventar bailes o rutinas de movimiento creativo relacionados a los jardines.
  • Invite a la clase a actuar cuentos relacionados a jardines.  La actuación dramática creativa puede ser informal, en la que los niños actúen papeles del cuento mientras alguien lo lee. Otros niños tal vez quieran presentar algo más elaborado, como un teatro de títeres, una pantomima o una actuación con vestuario. El maestro puede suministrar telas y otros materiales a niños que quieren hacer títeres o vestuario.
Figura 6. Una amplia gama de libros ilustrados puede resultar útil durante un proyecto de jardines.

Conseguir la participación de las familias durante la Fase 3

Muchos familiares gozan viendo lo que los niños han hecho y aprendido durante un proyecto. Mientras la investigación de jardines está llegando a su conclusión, la clase puede idear diversas maneras de compartir su trabajo con sus familias. He aquí algunas maneras en que los maestros pueden ayudar:

  • Deje que los niños creen tarjetas para invitar a los familiares a mirar las exhibiciones. Anímelos a representar en las invitaciones algo que saben sobre los jardines.
  • Exhiba fotos, bosquejos o modelos elaborados por familiares junto con objetos creados por los niños.
  • Ofrezca a los familiares oportunidades de trabajar como voluntarios durante las actividades culminantes (por ejemplo, arreglando una mesa con refrigerio, supervisando una actividad de sembrar semillas, o guiando el “tráfico” cuando los niños dan giras a los invitados en el jardín escolar).
  • Invite a los padres a expresar sus reflexiones sobre la participación de sus hijos en el proyecto de jardines (por ejemplo, pidiéndoles usar “tarjetas de comentarios” ubicadas al lado de varias de las secciones de la exhibición de los niños).

Una palabra final

Esta Guía de proyectos está destinada a sugerir posibilidades para apoyar al maestro que quiere algunas ideas sobre maneras de empezar un proyecto relacionado a los jardines, o de mantener el ímpetu una vez que la investigación está en marcha.

Tenga en cuenta que los niños mismos probablemente hallarán muchas maneras válidas de investigar los jardines. De hecho, mientras los niños persiguen lo que les interesa, cualquier proyecto puede acabar con un enfoque principal muy diferente de lo que se esperaba originalmente. El tema de los jardines puede convertirse en solamente una parte pequeña de otro tema que estimule las mentes de muchos niños de una clase.

Reconocimientos

Reconocemos con gratitud a las personas que otorgaron permiso para presentar sus obras. Permiso para usar fotografías de una proyección de diapositivas: Jeannette McCollum (diapositivas 2, 3, 5), Durango Mendoza (diapositivas 4, 12, 20, 22, 31, 49, 54, 55, 58–61, 63, 66, 67), Lola Mendoza (diapositivas 7, 48). Permiso para usar fotografías en la Figura 1: Durango Mendoza. Permiso para tomar fotografías presentadas en proyección de diapositivas y en figuras: University Primary School, Champaign (Illinois); Country Arbors Nursery, Urbana (Illinois); Wolfe Orchard, Monticello (Illinois).

Apéndice A. Parámetros

La siguiente tabla sugiere algunos de los Parámetros de aprendizaje y desarrollo infantil de Illinois de 2013 que probablemente se tratarán durante un proyecto sobre los jardines.

Artes lingüísticas
1.A.ECc: Hacer comentarios relevantes para el contexto.
  • niños participan en la elaboración de la red de temas.
  • grupos pequeños e individuos informan de sus hallazgos.
  • niños comentan los hallazgos de sus compañeros de clase.
  • niños conversan sobre lo que van a hacer como actividad culminante.
Artes lingüísticas
1.B.ECa: Usar el lenguaje para diversos propósitos.
  • niños hacen comentarios o preguntas durante conversaciones sobre los jardines durante todo el proyecto.
  • niños dictan etiquetas o leyendas de sus dibujos y otras representaciones.
  • niños dictan preguntas que quieren hacer a peritos invitados.
  • niños explican sus hallazgos a otras personas.
  • niños escriben o dictan invitaciones o notas de agradecimiento a peritos invitados y otros adultos.
  • niños negocian sobre sus papeles durante el juego dramático relacionado a lo que aprenden sobre jardines.
Artes lingüísticas
1.B.ECb: Con la ayuda del maestro, participar en conversaciones colaborativas con diversos interlocutores (por ej., compañeros y adultos en grupos grandes y pequeños) acerca de temas y textos apropiados a la edad.
  • niños ayudan a crear una red de temas junto con la clase.
  • en grupos pequeños, niños determinan qué quieren averiguar sobre su sub-tema y dónde hallar información.
  • niños hablan o corresponden con peritos sobre el tema de los jardines.
  • niños hablan con compañeros de clase y maestros sobre libros y otros recursos que tratan de los jardines.
  • niños ayudan a planear una actividad culminante.
Artes lingüísticas
1.C.ECa: Describir a personas, lugares, cosas y eventos conocidos y, con la ayuda del maestro, dar detalles adicionales.
  • niños informan a la clase de lo que hicieron y averiguaron durante la investigación práctica, y contestan preguntas de compañeros y maestros para clarificar lo que han dicho.
Artes lingüísticas
1.D.ECc: Entender y usar palabras interrogativas al hablar.
  • niños desarrollan una lista de sus preguntas sobre los jardines.
  • niños planean preguntas para hacer a peritos invitados.
  • niños crean encuestas de compañeros de clase, familiares y otros.
  • niños hacen preguntas unos a otros sobre sus hallazgos.
Artes lingüísticas
1.E.ECb: Exhibir curiosidad e interés al aprender nuevas palabras escuchadas en conversaciones y libros.
  • niños preguntan sobre vocablos especializados que escuchan durante la investigación práctica, y empiezan a usarlos.
Artes lingüísticas
1.E.ECc: Con la ayuda del maestro, usar palabras recién adquiridas en experiencias de conversar y de escuchar la lectura de libros.
  • niños usan correctamente el vocabulario nuevo relacionado a los jardines en sus conversaciones, preguntas, etiquetas, dictados, juego dramático y representaciones de lo que han aprendido.
Artes lingüísticas
2.A.ECa: Participar en experiencias de escuchar la lectura de libros con propósito y entendimiento.
  • niños usan libros para hallar información sobre los jardines.
  • niños crean libros para informar de lo que han aprendido sobre jardines y los comparten con compañeros de clase y otros.
  • niños crean libros que presentan sus cuentos o poesías originales sobre jardines y los comparten con compañeros de clase y otros.
Artes lingüísticas
2.C.ECa: Interactuar con varios tipos de texto (por ej., libros de cuentos, poesías, rimas, canciones).
  • niños utilizan obras de referencia, revistas, libros informativos, anuncios y el Internet para contestar sus preguntas.
  • niños escuchan y cuentan cuentos sobre jardines.
  • niños miran diagramas, hojas de instrucciones y dibujos esquemáticos relacionados a los jardines.
  • niños hallan palabras impresas, numerales, etc. en los objetos que estudian, como en paquetes de semillas o etiquetas de fabricantes.
  • niños hacen sus propios libros, diagramas, etc.
  • niños cantan canciones relacionadas a los jardines.
Artes lingüísticas
2.D.ECa: Con la ayuda del maestro, conversar sobre las láminas de libros y formar conexiones personales con las láminas y el cuento.
  • niños conversan sobre las diversas maneras en que artistas representan jardines en libros, pinturas, dibujos, esculturas, etc.
  • niños ilustran sus propios libros sobre jardines.
  • niños escuchan y realizan dramáticamente cuentos que tienen que ver con jardines, como “The Tale of Peter Rabbit”.
Artes lingüísticas
3.A.ECa: Con la ayuda del maestro, hacer y contestar preguntas sobre los detalles de un libro de no ficción.
  • niños utilizan libros sin ficción como fuentes de información sobre árboles.
Artes lingüísticas
5.B.ECa: Con la ayuda del maestro, usar una combinación de dibujos, dictación o escritura para expresar una opinión sobre un libro o un tema.
  • niños pronostican respuestas posibles a una pregunta.
  • niños contestan una pregunta sobre su opinión en una encuesta (por ej., “¿Te gustan los jardines?”) apuntando sus nombres.
Artes lingüísticas
5.B.ECb: Con la ayuda del maestro, usar una combinación de dibujos, dictación o escritura para componer textos informativos o explicativos en el que se nombra el tema de la escritura y se da alguna información sobre el tema.
  • niños dictan etiquetas o leyendas para dibujos de observación y fotografías.
  • niños escriben o dictan sus hallazgos de la investigación práctica.
  • grupos pequeños informan a la clase de lo que han observado o averiguado, usando sus dibujos como ayudas visuales.
Artes lingüísticas
5.B.ECc: Con la ayuda del maestro, usar una combinación de dibujos, dictación o escritura para narrar un solo evento y describir su reacción ante lo ocurrido.
  • niños cuentan su visita a un sitio o un experimento al dibujar, escribir y/o dictar a un adulto.
Artes lingüísticas
5.C.ECa: Participar en proyectos grupales o unidades de estudio diseñados para informarse de un tema de interés.
  • en grupos grandes o pequeños, niños hablan de lo que quieren averiguar sobre los asientos.
  • niños buscan información en seguimiento de sus propias preguntas durante la investigación práctica.
  • niños investigan activamente muchas facetas de los jardines.
  • niños comparten información de diversas maneras con compañeros de clase y otros.
Artes lingüísticas
5.C.ECb: Con la ayuda del maestro, recordar información exacta y expresar dicha información al dibujar, dictar o escribir.
  • niños se valen de su conocimiento recién adquirido al ilustrar, dictar o escribir sus hallazgos e ideas relacionados a los jardines durante todo el proyecto.
  • niños ayudan a crear exhibiciones de sus trabajos para que las vean sus padres y otros.
Matemáticas
6.A.ECa: Contar con entendimiento y reconocer cuántos objetos hay en grupos pequeños de hasta 5 objetos.
  • niños cuentan objetos que observan (el número de elotes en una planta de maíz, el número de puntas de una horquilla, etc.).
  • niños cuentan objetos que necesitarán para sus representaciones, como ruedas de una carretilla o limpia-pipas para hacer tallos de plantas.
  • niños cuentan los objetos (fotografías, dibujos, artefactos) que se utilizarán en exhibiciones.
Matemáticas
6.A.ECd: Conectar números con las cantidades que representan usando modelos físicos y representaciones informales.
  • niños crean modelos u otras representaciones que incluyen números correctos de partes (como aros en la armazón de un invernadero, patas de una hormiga, etc.).
  • niños deciden cuántos litros de tierra o abono usarán al hacer un modelo de su jardín.
  • niños reconocen que los numerales de un pluviómetro representan cantidades de agua.
Matemáticas
7.A.ECc: Usar vocablos que describen y comparan el largo, la altura, el peso, la capacidad y el tamaño.
  • niños usan términos como “cuánta altura”, “cuán profunda”, “a qué distancia”, etc.
  • niños describen o hablan de las diferencias y similitudes en el largo, la altura, el peso y el volumen de diversos objetos de jardinería que han visto durante la investigación práctica.
  • niños hablan de las diferencias en el tamaño o el peso de diversas plantas cultivadas en jardines, o de herramientas de jardinería.
  • niños llevan la cuenta de la lluvia con un pluviómetro.
Matemáticas
7.A.ECd: Empezar a percibir el paso del tiempo mediante la participación en actividades diarias.
  • niños investigan el tiempo que llevan las plantas al germinar en un jardín.
  • niños crean una línea de tiempo o tabla de cuentos que presenta la secuencia de pasos para sembrar una semilla o cultivar un jardín.
  • niños siguen un horario para cuidar plantas.
  • niños siguen un horario para terminar sus representaciones de lo que han hallado.
  • niños ayudan a planear, preparar y hospedar una actividad culminante.
Matemáticas
7.C.ECa: Con la ayuda del maestro, explorar el uso de herramientas de medición que usan unidades estándares para medir objetos y cantidades que tienen significado para el niño.
  • niños y maestros usan un pluviómetro para ver cuánta lluvia ha caído.
Matemáticas
8.A.ECa: Clasificar, secuenciar, comparar y describir objetos según sus características o atributo(s).
  • niños hablan de, o hacen dibujos que representan, las diferencias o similitudes entre varios jardines, plantas o herramientas de jardinería.
  • niños clasifican objetos recogidos como semillas, paquetes de semillas y herramientas de jardinería al hacer gráficas reales, diagramas Venn, etc.
  • niños usan palabras como alto o bajo, grande o pequeño, redondo o plano y más o menos al hablar de jardines que han observado.
Matemáticas
9.A.ECa: Reconocer y nombrar formas comunes bidimensionales y tridimensionales y describir algunos de sus atributos (por ej., número de ángulos, líneas derechas o curvadas).
  • niños describen y hablan de formas (rectangulares, circulares, espirales, etc.) de diversos jardines o partes de jardines que observan.
  • niños describen y hablan de formas de semillas y otros objetos que han recogido.
Matemáticas
10.A.ECa: Con la ayuda del maestro, idear preguntas significativas que se pueden contestar al recoger información.
  • niños dicen qué les gustaría averiguar sobre los jardines.
  • niños hablan de maneras posibles de encontrar la información que necesitan.
Matemáticas
10.A.ECb: Recoger datos acerca de sí mismos y sus entornos para contestar preguntas con significado.
  • niños estudian detenidamente varios jardines o cosas que ven en ellos, y notan tales aspectos como texturas, olores, sonidos y propiedades visibles (tamaño, forma, colores, etc.).
  • niños usan diversos métodos de recolectar información, inclusive el observar, contar, medir y hacer experimentos.
  • niños recolectan e investigan artefactos y especímenes relacionados a los jardines.
  • niños entrevistan a peritos sobre los jardines.
  • niños encuestan a compañeros de clase y familiares sobre temas relacionados a los jardines (por ej., “¿Has plantado un jardín alguna vez?” o “¿Ha visto usted hormigas en su jardín?”).
Matemáticas
10.B.ECa: Organizar, representar y analizar información usando objetos concretos, imágenes y gráficos, con el apoyo del maestro.
  • niños se valen de objetos que han recogido como ejemplos al informar de sus hallazgos.
  • niños colaboran para hacer gráficas, tablas o diagramas Venn usando información relacionada a los jardines.
  • niños hacen dibujos o modelos exactos y detallados de jardines, equipos de jardinería, plantas, etc.
  • niños organizan dibujos, fotos y otra documentación para narrar su investigación de los jardines.
Matemáticas
10.B.ECb: Hacer predicciones sobre el resultado de un experimento antes de recoger información, con el apoyo del maestro y con múltiples experiencias a través del tiempo.
  • niños pronostican respuestas posibles a sus preguntas sobre los jardines.
  • niños especulan sobre los resultados posibles de una exploración, experimento o encuesta.
  • niños comparan sus predicciones con sus hallazgos para verificarlas.
Ciencia
11.A.ECa: Expresar maravilla y curiosidad sobre su mundo al hacer preguntas, resolver problemas y diseñar cosas.
  • niños preguntan “qué”, “cómo”, “cuándo” o “por qué” o dicen lo que quieren averiguar.
  • niños encuentran soluciones a dificultades durante todo el proyecto, individualmente o junto con otros.
  • niños diseñan exploraciones y experimentos para contestar preguntas específicas relacionadas a los jardines (por ej., “¿Cuál es más pesado, un cubo lleno de abono o uno lleno de agua?” o “¿Cómo podemos averiguar si un haba germina más rápido que una semilla de zanahoria?”).
Ciencia
11.A.ECb: Desarrollar y usar modelos para representar sus ideas, observaciones y explicaciones mediante métodos como dibujar, construir o hacer modelos con arcilla.
  • niños usan diversos medios para crear representaciones de lo que han visto o aprendido durante el proyecto.
  • niños crean objetos relacionados a los jardines (flores de papel, una pala hecha de un tubo de cartón, etc.) para su juego dramático.
Ciencia
11.A.ECc: Planear y llevar a cabo investigaciones sencillas.
  • niños planean exploraciones o experimentos para tratar preguntas específicas, como: “¿Cuál es la planta más alta del jardín?” o “¿Las lombrices rojas realmente comerán trocitos de zanahorias?”
  • niños llevan a cabo las exploraciones y experimentos e informan de sus hallazgos a los compañeros de clase.
Ciencia
11.A.ECd: Recolectar, describir, comparar y registrar información mediante la observación y la investigación.
  • niños toman apuntes y hacen bosquejos durante la investigación práctica y los usan para informar de los hallazgos a los compañeros de clase.
  • niños notan y hablan de las diferencias en sus hallazgos (por ej., “Mi vecina dijo que las chinches de calabaza son el peor problema de su jardín. La abuelita de Jacari dijo que los escarabajos de patatas son los peores”).
  • niños ayudan a crear exhibiciones para mostrar lo que han averiguado sobre los jardines.
Ciencia
11.A.ECf: Formar el significado basándose en la experiencia y la información al describir, hablar de y pensar en lo que ocurrió durante una investigación.
  • niños vuelven a examinar sus preguntas y predicciones iniciales para hablar de los cambios en sus comprensiones de los jardines.
  • niños hablan y piensan sobre lo que quieren especialmente que otros, como sus padres u otra clase, sepan sobre su investigación de jardines.
  • niños incorporan ideas e información sobre jardines a su juego dramático al crear una tienda de herramientas de jardinería, hacer de cuenta que siembran un jardín, etc.
Ciencia
11.A.ECg: Generar explicaciones y comunicar ideas y/o conclusiones sobre las propias investigaciones.
  • niños escogen el formato (pintura mural en el corredor, folletos para familias, vídeo, evento nocturno) que utilizarán para expresar a otros lo que han averiguado.
  • niños resumen su conocimiento y comprensiones sobre los jardines de manera accesible para otros (por ej., una lista, una exhibición de modelos con notas explicativas, una gira guiada del jardín escolar, etc.).
Ciencia
12.A.ECa: Observar, investigar, describir y categorizar seres vivos.
  • niños investigan los varios tipos de plantas que la gente cultiva en jardines.
  • niños investigan componentes de plantas (hojas, flores, frutas, polen, raíces, tallos) que ayudan a identificar las especies de plantas.
  • niños aprenden maneras de identificar las plantas de un jardín valiéndose de diversos recursos, como catálogos de semillas o libros sobre las plantas de jardines.
  • niños distinguen los animales (insectos, babosas, conejos, etc.) que se pueden encontrar en jardines.
Ciencia
12.A.ECb: Manifestar una conciencia de cambios que ocurren en uno mismo y en el ambiente.
  • niños pronostican cambios posibles que puedan ocurrir en los jardines que estudian (por ej., “Tal vez las fresas se volverán rojas”).
  • niños notan y llevan un registro de los cambios en los jardines y las plantas, como la altura de las plantas, el color de las hojas y la presencia o ausencia de flores o frutas.
  • niños ayudan a organizar cronológicamente dibujos y fotografías para mostrar a otros los cambios ocurridos en jardines o en plantas específicas durante el estudio.
Ciencia
12.B.ECa: Describir y comparar las necesidades fundamentales de seres vivos.
  • niños averiguan mediante la investigación práctica (entrevistas, observaciones, lectura, experimentos, etc.) lo que varias plantas de jardines necesitan para sobrevivir.
  • niños se enteran de algunos motivos de la gente para cultivar vegetales en jardines.
  • niños averiguan lo que animales específicos podrían hacer en jardines (por ej., comer plantas, crear abono y hacer un hogar).
Ciencia
12.C.ECa: Identificar, describir y comparar las propiedades físicas de objetos.
  • niños hablan entre sí sobre la estructura de varios jardines.
  • niños exploran y hablan de las propiedades de variados materiales, como tierra, abono, arena, agua y mantillo, que se usan en jardines.
  • niños hablan del uso de ciertos materiales, como piedras, abono y tierra de mantillo, en la construcción de jardines.
Ciencia
12.C.ECb: Hacer experimentos con cambios en la materia cuando se combina con otras sustancias.
  • niños exploran al mezclar agua con tierra, abono, etc.
Ciencia
12.D.ECb: Explorar el efecto de la fuerza en objetos dentro y fuera del ambiente de las clases para niños pequeños.
  • niños ponen a prueba la fuerza de varios materiales (cartón, madera, etc.) al elaborar modelos de jardines o equipos de jardinería.
  • niños ponen a prueba la fuerza sujetadora de pegamento o clavijas al usarlos para hacer modelos de jardines y equipos de jardinería.
  • niños observan lo que pasa a las plantas de un jardín cuando sopla un viento fuerte o cuando están cubiertas de agua, nieve o hielo.
Ciencia
12.E.ECb: Participar en conversaciones sobre maneras sencillas de cuidar el medio ambiente.
  • niños hablan de un cubo de mantillo con lombrices bajo techo y ayudan a mantenerlo.
  • niños hablan de macetas temporales para la germinación de semillas y ayudan a elaborarlas con papel de periódicos.
Ciencia
12.F.ECa: Observar y conversar sobre cambios en el tiempo y las estaciones usando vocablos comunes.
  • niños bosquejan o fotografían jardines en diversas condiciones del tiempo (lluvia, días de sol, escharcha o nieve) y hablan de sus observaciones.
Ciencia
13.B.ECa: Usar herramientas científicas estándares y no estándares para la investigación.
  • niños usan lupas y binoculares para examinar varios jardines.
  • niños usan hilo, cintas de medir, cubos de unidades, etc. para medir varios objetos de los jardines que estudian.
  • niños pesan piedras, tierra, herramientas de jardinería y otros objetos usando básculas, dinamómetros, etc.
  • niños pesan y miden semillas, plantas, frutas, flores, etc. de los jardines que estudian.
  • niños aprenden de los usos de equipos y herramientas de jardinería, como carretillas, sistemas de riego, palitas, rastrillos y pluviómetros.
  • niños usan cubos, palitas y otras herramientas para recoger especímenes de jardines.
Ciencia
13.B.ECb: Familiarizarse con herramientas tecnológicas que pueden ayudar la indagación científica.
  • niños usan cámaras digitales para registrar datos sobre los jardines.
  • con la ayuda de adultos o independientemente, niños usan computadoras para hallar y registrar información sobre jardines.
Estudios sociales
14.C.ECa: Participar en votaciones como un modo de tomar decisiones.
  • niños dan votos o llegan a un consenso sobre los tipos de semillas para sembrar o estudiar.
  • niños dan votos o llegan a un consenso sobre cómo presentar a otras personas lo que han aprendido.
Estudios sociales
14.D.ECb: Participar en diversos papeles en la clase para niños pequeños.
  • niños hacen investigación, individualmente y con otros, para contestar sus preguntas sobre los jardines.
  • niños comparten información con compañeros usando palabras, dibujos, modelos, etc.
  • niños planean y crean exhibiciones para expresar a otros la información que han encontrado sobre jardines.
Estudios sociales
15.A.ECa: Describir algunos empleos comunes y lo necesario para llevar a cabo dichos empleos.
  • niños entrevistan a personas (como arquitectos de jardinería, personas que hacen su propio mantillo, empleados de tiendas de jardinería) cuyo trabajo tiene que ver con los jardines.
  • niños examinan las herramientas y los equipos usados por personas que tienen jardines.
  • niños informan de lo que han aprendido de personas que trabajan en jardines.
  • durante el juego dramático, niños toman los papeles de personas que trabajan en jardines.
Estudios sociales
15.D.ECa: Empezar a entender el uso del comercio o el dinero para obtener bienes y servicios.
  • niños investigan los precios de diversas semillas, plantas y herramientas de jardinería.
Estudios sociales
16.A.ECa: Recordar información sobre el pasado inmediato.
  • niños to informan a otros de lo que han aprendido durante la investigación práctica.
  • niños dictan el cuento de la visita a un sitio o de la interacción con un perito invitado.
  • niños crean una línea de tiempo, con la ayuda de adultos, para manifestar los pasos de su investigación práctica.
  • niños incorporan ideas de la investigación práctica al juego dramático.
Estudios sociales
17.A.ECa: Ubicar objetos y lugares en ambientes conocidos.
  • niños saben encontrar plantas u objetos específicos en un jardín u otro lugar que han visitado anteriormente.
Estudios sociales
17.A.ECb: Expresar el pensamiento geográfico principiante.
  • niños describen algunas facetas de la ubicación de jardines (por ej., “El jardín de la comunidad está al otro lado de la calle de nuestra escuela”).
  • niños pueden describir dónde se ubica una planta u otro objeto en un jardín que han visitado, relativo a otros objetos del lugar (por ej., “Los repollos están al lado de la cerca”).
  • niños hacen un modelo de un jardín que han visto, a base de bloques, cajas, cosas recicladas y otros materiales.
  • niños ayudan a hacer un mapa de un jardín que han investigado.
Estudios sociales
18.A.ECa: Reconocer similitudes y diferencias entre las personas.
  • niños pueden distinguir entre los varios empleos relacionados a los jardines.
  • niños encuestan a compañeros de clase, familiares y vecinos sobre sus experiencias y hábitos relacionados a los jardines (por ej., “¿Tienes un jardín?” o “¿Le gusta cultivar calabazas?”).
  • niños pueden identificar varios motivos de uno para tener un jardín y para escoger plantas específicas a sembrar.
  • niños toman diversos papeles en el juego dramático relacionado a los jardines.
Estudios sociales
18.B.ECa: Entender que cada uno de nosotros integra una familia y reconocer que las familias varían.
  • niños llevan a cabo con sus familias varias actividades relacionadas a un proyecto, como una encuesta, e informan de sus hallazgos y experiencias a los compañeros de clase.
Desarrollo físico y salud
19.A.ECe: Usar herramientas de escritura y dibujo con algo de control.
  • niños usan lápices, marcadores o crayones para hacer bosquejos y dibujos de observación.
  • niños exploran el uso de transportadores y otros dispositivos de artistas al dibujar jardines.
  • niños hacen letreros, etc. para el juego dramático relacionado a los jardines.
Desarrollo físico y salud
19.B.ECa: Coordinar los movimientos para efectuar tareas complejas.
  • niños hacen macetas de papel de periódicos.
  • niños siembran semillas.
  • niños demuestran el uso de herramientas específicas de jardinería.
Desarrollo físico y salud
19.B.ECb: Demostrar una conciencia del cuerpo al moverse en diferentes espacios.
  • niños exploran el movimiento de sus cuerpos al sembrar una semilla, arranca la mala hierba o empujar una carretilla.
  • niños hacen de cuenta que son jardineros o cultivan plantas durante actividades de movimiento creativo.
Desarrollo físico y salud
19.C.ECa: Acatar reglas sencillas de seguridad al participar en actividades.
  • niños usan el protector solar y la ropa apropiada al hacer investigaciones prácticas afuera.
  • niños hablan con peritos sobre los procedimientos de seguridad en el jardín.
Desarrollo físico y salud
23.A.ECa: Identificar las partes del cuerpo y sus funciones.
  • niños observan y hablan del movimiento del cuerpo humano durante actividades de jardinería como cavar, sembrar, recoger o cargar.
Bellas artes
25.A.ECa: Movimiento y baile: formar una conciencia de, explorar y participar en actividades de baile y movimiento creativo.
  • niños coreografían o participan en actividades de movimiento creativo relacionadas a los jardines.
Bellas artes
25.A.ECb: Drama: empezar a apreciar y participar en actividades del drama.
  • niños crean obras de teatro (escenas breves, presentaciones de títeres) relacionadas a los jardines o toman papeles en ellas.
Bellas artes
25.A.ECc: Música: empezar a apreciar y participar en actividades musicales.
  • niños cantan canciones relacionadas a los jardines.
  • niños crean obras instrumentales relacionadas a lo que han aprendido sobre los jardines.
Bellas artes
25.A.ECd: Artes visuales: investigar y participar en actividades usando materiales de las artes visuales.
  • niños usan diversos medios visuales (pintura, fotografía, videografía, escultura, etc.) para representar lo que han aprendido sobre los jardines.
Bellas artes
25.B.ECa: Describir o responder ante las propias obras creativas o las de otros.
  • niños hablan de los procesos creativos (dibujar, hacer modelos, pintar, la representación dramática, etc.) implicados en representar lo que han aprendido.
  • niños responden constructivamente a los esfuerzos creativos de sus compañeros de clase.
  • niños hablan de las maneras en que varios artistas representan jardines en sus obras.
Bellas artes
26.B.ECa: Usar las artes creativas como un modo de auto-expresión.
  • niños usan varios materiales visuales para expresar sus ideas, sentimientos y nuevos entendimientos sobre los jardines.
  • niños usan el movimiento creativo, el drama y la música para expresar sus ideas, sentimientos y comprensiones acerca de los jardines.
Desarrollo social y emocional
30.C.ECa: Exhibir ansia de aprender y curiosidad.
  • niños participan de buena gana en diversas actividades relacionadas al proyecto.
  • niños invitan a sus familiares a participar en algunas actividades relacionadas a los jardines.
Desarrollo social y emocional
30.C.ECb: Demostrar persistencia y creatividad al buscar soluciones para problemas.
  • niños persisten cuando se encuentran con desafíos al crear modelos u otras representaciones.
  • cuando es necesario, niños ponen a prueba múltiples métodos de realizar una tarea, como explicar una idea, hacer una gráfica o llevar a cabo un experimento.
Desarrollo social y emocional
30.C.ECc: Manifestar algo de iniciativa, auto-dirección e independencia en las acciones.
  • niños invitan a sus familiares a participar en actividades relacionadas a los jardines.
  • niños desarrollan encuestas y piden que sus compañeros de clase, maestros y familiares participen.
Desarrollo social y emocional
31.B.ECa: Relacionarse con otros niños con y sin palabras.
  • niños hacen preguntas a compañeros de clase o responden a las preguntas de los mismos durante las conversaciones grupales.
  • en grupos pequeños, niños planean maneras de investigar jardines.
  • niños colaboran con los compañeros para hacer modelos, crear exhibiciones, escribir libros, etc.
  • junto con los compañeros, niños juegan juegos o realizan el juego de fantasía relacionado con los jardines.
Desarrollo social y emocional
31.B.ECb: Participar en el juego grupal cooperativo.
  • niños elaboran y/o juegan juegos de tablero relacionados a los jardines.
  • el juego dramático de los niños tiene que ver con los jardines.

Notas

  • Es buena idea preguntar específicamente a las familias sobre las alergias de sus hijos antes del comienzo del proyecto. Algunos niños tal vez tengan alergias al polen de plantas, el moho o las picaduras de insectos. Los niños con tales alergias pueden participar en el proyecto, pero algunas actividades les pueden estar prohibidas.
  • Es buena idea que el maestro pregunte sobre el uso de sustancias químicas en cualquier jardín, vivero u otro sitio que los niños podrían visitar en el futuro. Algunos niños son especialmente sensibles a fertilizantes, herbicidas y pesticidas. Cualquier visita de la clase debe planearse para momentos cuando las sustancias químicas no se han aplicado recientemente, si no fuera posible hallar otro sitio donde no se usen sustancias químicas.
  • A los bulbos y semillas empaquetados para la venta tal vez se les hayan aplicado sustancias químicas que los niños no deben manejar. Para evitar el contacto con tales sustancias químicas, es mejor utilizar semillas de calidad alimentaria o bulbos y semillas extraídos directamente de plantas para la colección de la clase. Tenga presente que algunos niños tienen alergias a frutos secos, cacahuetes (maní) o frijoles de soja.

Save

Save

Save

Save