¿Cómo se celebran los cumpleaños?

Sobre este recurso
English title: How Do People Celebrate Birthdays?

Lisa Lee y Pam Morbitzer
Centro de Cuidado Infantil de la Universidad Estatal de Illinois (ISU)
Normal (Illinois)


El proyecto ¿Cómo se celebran los cumpleaños? se llevó a cabo en un aula de múltiples edades en el Illinois State University Child Care Center (Centro de Cuidado Infantil de la Universidad Estatal de Illinois, o ISU) en la ciudad de Normal (Illinois). El centro ofrece cuidado de día completo y de día parcial para niños de 3 a 5 años de edad, provisto por tres maestras de equipo, varios asistentes docentes pagados y estudiantes de pedagogía. Barb Gallick, Lisa Lee y Pam Morbitzer son las tres maestras que participaron en el presente proyecto, el cual se inició en enero de 2015 y se concluyó en mayo de 2015. Había 20 niños inscritos en el aula durante dicho semestre.

Fase 1. El comienzo del proyecto

Algunos de nuestros niños celebraron sus cumpleaños durante nuestro descanso de invierno y otros tantos se preparaban para celebrar los suyos dentro de las próximas semanas. Debido al interés de los niños, pensábamos que la exploración de los cumpleaños podría ser un posible tema de proyecto. Empezamos a hablar de esto durante nuestras reuniones matutinas. Algunos temas de nuestras lluvias de ideas incluían dónde se celebran los cumpleaños, qué cosas son necesarias para un cumpleaños, qué pasa en una fiesta y cuáles tipos de pastel (torta) tuvieron los niños en sus últimas fiestas de cumpleaños.

Durante la reunión matutina de cierto día, Levi dijo: “Si eres mayor, entonces también eres más alto”. Las maestras y los niños conversamos mucho sobre esta idea, pero luego sugirió una de las maestras que nos faltaba un ejemplo más concreto. Durante la misma reunión, las maestras nos formamos en una fila de la más alta a la más baja y explicamos que, aunque Barba era la mayor, era más alta que solamente una maestra más. Algunos de los niños entendieron que no se conectaban directamente la edad y la estatura. Otros todavía parecían confundidos, así que decidimos desarrollar una gráfica. Las maestras ayudamos a medir la estatura de todos los niños, quienes luego colocaron sus fotos en las líneas de estatura creadas en la gráfica. Los niños podían ver fácilmente quiénes eran más altos o más bajos que ellos en la gráfica.

Sin embargo, la comparación entre estatura y edad aun no les quedaba clara a muchos de los niños. Creamos una gráfica que indicaba la edad al lado de la estatura. Esto parecía ofrecer un ejemplo más claro del concepto de que la estatura y la edad no siempre se relacionan. Los niños decían: “Mira, soy mayor que [nombre de otro niño], pero su foto está más arriba que la mía en el lado de la estatura de la gráfica”.

Los niños empezaron a dictar historias de sus cumpleaños. Ilustraron sus historias y creamos un libro titulado Birthday Stories (Historias de cumpleaños) que las familias podían tomar prestado y compartir en casa. El grupo de todos los niños compuso una carta a los padres que pedía que apuntaran las tradiciones de cumpleaños de su familia. Las maestras escribieron la carta a máquina y algunos de los niños dibujaron ilustraciones en el espacio superior. Los niños firmaron la carta y la repartieron a padres, abuelos y otros niños para juntar información acerca de tradiciones familiares de cumpleaños. Una vez que las maestras creían que los niños habían compartido sus experiencias y su conocimiento de celebraciones de cumpleaños, creamos una red de ideas. Al mirarla como equipo docente, nos dimos cuenta de que los niños tenían una base sólida de conocimiento del tema y avanzamos a la Fase 2.

Fase 2. El desarrollo del proyecto

Mientras entrábamos a la siguiente fase de nuestro proyecto, las familias empezaron a devolver información sobre sus tradiciones de cumpleaños. Los niños hicieron ilustraciones de las tradiciones de cumpleaños de sus familias y las exhibieron en el tablón de anuncios del aula para compartirlas con nuestros amigos y familias. Ya que los niños expresaban un interés en los pasteles, las maestras exhibimos fotos de pasteles decorados, lo que inspiró a los niños a traer fotos de sus pasteles de cumpleaños pasados también.

Las maestras decidieron invitar al aula a una decoradora de pasteles para que compartiera su pericia. Los niños formularon preguntas que hacerle durante su visita. La decoradora (Heather) vino a visitar y mostró a los niños las herramientas que utiliza en su trabajo. Los niños tuvieron la oportunidad de hacer sus preguntas, que incluían:

  • ¿Cómo haces y adornas los pasteles?
  • ¿Dónde consigues los materiales para decorar pasteles?
  • ¿Comes los pasteles que adornas?

La decoradora de pasteles trajo un álbum de fotos de los pasteles que había adornado. Los niños gozaron de mirar las fotos. Heather trajo algunos pasteles ya horneados para enseñar a los niños cómo decorarlos. Demostró cómo poner betún usando una manga y hacer rosas de azúcar glaseado. Se les dio a los niños la oportunidad de poner a prueba sus destrezas de adornar pasteles.

Después de la visita de Heather, los niños dictaron una nota de gracias. Siguieron con preguntas sobre adornar pasteles y las pastelerías. Durante una reunión matutina, las maestras y los niños decidieron escribir una carta a los padres que pediría que llevaran a los niños a una pastelería local fuera del horario escolar. La carta decía: “Queridos papás y mamás, ¿Nos ayudarían a hacer una tarea? Si podemos ir a Walmart o Kroger o algún lugar que tenga pastelería, ¿nos podrían ayudar a apuntar lo que vemos en la pastelería? Como pasteles y cosas así. Con amor, los niños del Centro de Cuidado Infantil de ISU”. Los niños firmaron la carta y las maestras distribuyeron copias a las familias. Los niños entregaron su tarea y compartieron con la clase durante las reuniones matutinas lo que habían visto.

Uno de los niños comunicó que el cumpleaños de su mamá caía en el domingo de Pascua este año. Esto nos llevó a una conversación sobre las fechas de nacimiento de nuestros familiares. Reunimos los cumpleaños de la familia de cada niño y los pusimos en una gráfica en el tablón de anuncios de nuestra aula. Los niños dibujaron en un papelito a cada uno de sus familiares y luego engraparon los dibujos bajo los meses de cumpleaños apropiados. Contamos el número de personas nacidas en cada mes y descubrimos que mayo era el mes de más cumpleaños.

Fase 3. La conclusión del proyecto

Durante una reunión matutina, las maestras propusimos la idea de hacer una Fiesta de No Cumpleaños para culminar nuestro proyecto. Sugerimos a los niños la inclusión de las diversas tradiciones de cumpleaños sobre las que habíamos aprendido durante la Fase 1 y la Fase 2. Pedimos a una familia de la India que compartiera su tradición de hacer una ceremonia de bendecir la cabeza. Siguiendo la tradición budista que practica una de nuestras familias, decidimos recoger comida enlatada para gente necesitada. Tenemos en el Centro de Cuidado Infantil de ISU la tradición de regalar un libro a cada niño el día de su cumpleaños, así que decidimos incluirla en nuestros planes también.

Hicimos una lista de preparativos para la fiesta y decidimos dividir a los niños en los comités de arreglar/limpiar, invitaciones, comida, juegos y decoraciones. Después de crear nuestros comités, las maestras sugerimos que los niños escogieran un tema para la fiesta antes de hacer más planes. Los niños idearon 10 ideas para el tema de la fiesta, una de las cuales siendo los Redbirds (Pájaros Rojos), la mascota de ISU. Los votos indicaron claramente que los Redbirds era el tema perfecto para nuestra Fiesta de No Cumpleaños.

Los niños escogieron los comités que querían integrar. Cada comité se reunió individualmente e hizo listas de las tareas que completar. El Comité de Invitaciones dibujó Redbirds para la invitación y decidió qué información importante había que incluir, como la fecha y la hora. El Comité de Decoraciones sugirió un tema de los colores rojo y amarillo para sus decoraciones, las cuales incluían globos, banderines, flores, letreros y centros de mesa.

El Comité de Comida se reunió y decidió que debemos tener un pastel en nuestra fiesta. Los niños querían servir agua y limonada con el pastel. Los niños del Comité de Comida hornearon y adornaron un pastel para la fiesta. También lo organizaron para que Heather, nuestra perita visitante, hiciera además un pastel grande en bandeja para tener bastante comida para nuestros invitados.

El Comité de Juegos escogió varias actividades: una piñata de Reggie Redbird, ponerle el pico a Reggie, una ceremonia de bendecir la cabeza, comer pastel y hacer que alguien se vista de Reggie Redbird. Uno de nuestros niños dibujó a Reggie Redbird en una hoja grande de papel; otros niños pintaron un cuadro de Reggie para el juego de ponerle el pico y crearon una piñata de papel maché y papel de seda.

Cuando por fin llegó la fecha de la fiesta, el Comité de Arreglar/Limpiar trabajó diligentemente para preparar el aula para nuestros invitados. Los niños trabajaron duro en decorar una caja en donde reunir cosas para el banco de alimentos. Al llegar, los invitados metían alimentos enlatados a la caja que los niños habían decorado. Esto es una adaptación de la tradición budista de hacer una ofrenda de dinero y comida a los monjes la mañana del cumpleaños de uno. A cambio, los monjes dan una bendición y donan el dinero y la comida a personas necesitadas.

Una vez que todas las familias estaban presentes, nos reunimos para la ceremonia de bendecir la cabeza. En la India, los padres ponen granos de arroz en las cabezas de sus hijos y les dicen una bendición, como por ejemplo “que vivas mucho tiempo, que vivas cien años”. Cada madre o padre, familiar o amigo colocaba unos granos de arroz en la cabeza del niño mientras daba su bendición.

Habíamos arreglado diversas estaciones por el aula para entretener a nuestros invitados durante la fiesta: las de ponerle el pico a Reggie, pintar huellas de la mano con pintura roja y amarilla, colorear a Reggie Redbird y comer pastel. Teníamos además un lugar donde cada familia podía escoger un libro para su niño, lo cual forma parte de nuestra tradición de libros de cumpleaños en el Centro de Cuidado Infantil ISU. Movimos la fiesta al aire libre para romper la piñata. Los niños no tardaron en romperla y disfrutar los juguetes y dulces que contenía.

Como sorpresa para los niños, las maestras habíamos hecho los planes para que la mascota de ISU, Reggie Redbird, visitara la fiesta. Los niños se alocaron de emoción cuando llegó. Les dio esos cinco, montó un triciclo y se bajó por el tobogán. Hasta hizo huellas de pájaro gigantes en nuestro arenal. Al final de la visita de Reggie nos tomamos una foto grupal con él, lo cual era buena manera de concluir nuestra fiesta.

Reflexiones de las maestras

Mientras se nos acercaba el semestre de la primavera de 2015, sabíamos que nuestro grupo de niños no tenía experiencia con el trabajo en proyectos. Los varios cumpleaños del invierno produjeron conversaciones ricas sobre el tema. Por lo tanto, exploramos los cumpleaños y nos dio la sorpresa agradable del interés que tenían los niños en aprender sobre la celebración de los cumpleaños en diversas familias y culturas. Se representaba en nuestra aula mucha variedad de tradiciones y costumbres familiares. Vimos que con el progreso de proyecto seguían desarrollándose nuevas exploraciones. El equipo docente orientó el proyecto más que lo que habíamos hecho anteriormente, pero los niños eran muy receptivos a nuestras sugerencias y llegaron a invertirse extremadamente en su trabajo.

Cuando los maestros vemos que los niños integran temas de proyectos en sus obras artísticas o su juego imaginativo, sabemos que los proyectos han sido exitosos. Los niños seguían manifestando un interés en el presente proyecto después del evento culminante. Seguían haciendo fiestas de cumpleaños en el juego dramático con muñecas invitadas. Algunos niños pintaban pasteles de cumpleaños en el caballete de artes. Los niños volvieron numerosas veces a mirar nuestro libro Birthday Stories y las fotos de pasteles de cumpleaños. Este semestre, los niños recuerdan las fechas de nacimiento de sus seres queridos y muestran un entusiasmo genuino por las mismas. Por eso nos dio gusto al equipo docente el resultado de nuestro proyecto.

Además, recibimos reacciones maravillosas de los padres en cuanto al éxito del proyecto. No solo les emocionaba a las familias ser colaboradores claves en nuestra investigación de los cumpleaños, sino que también notaron las muchas maneras de que sus hijos sacaron provecho de nuestro proyecto. Algunos padres mencionaron que el vocabulario de sus hijos floreció junto con sus habilidades de la función ejecutiva, como la de poder formular e implementar un plan.

A otros padres les emocionó que sus hijos aprendieron más de las tradiciones de otras culturas. Describieron que los niños crecieron con respecto a su capacidad de ser altruistas al verse como integrantes de una comunidad mayor. Como equipo docente, disfrutamos el grado de la participación de los padres durante todo el proyecto de cumpleaños.