Las grietas y los hoyos

Sobre este recurso
English title: Cracks and Holes

Alicia Lindhorst y Beth Flick
Akin Prekindergarten
Southern Region Early Childhood Program
Condado Franklin (Illinois)


El Programa de Pre-Kindergarten Akin (Akin Prekindergarten) ofrece clases de día completo de educación infantil para 17 niños de entre 3 y 5 años de edad en el condado de Franklin (Illinois). El programa pertenece al Programa de Educación Infantil de la Región Sur (Southern Region Early Childhood Program), consorcio de 15 distritos escolares en 5 condados, Head Start y el Laboratorio de Desarrollo Infantil (Child Development Lab) de Southern Illinois University. El personal del consorcio recibió capacitación sobre el Método de Enseñanza por Proyectos, y el Proyecto de grietas y hoyos fue el primero realizado en el Programa de Pre-Kindergarten Akin. El proyecto duró aproximadamente 2 meses.

Fase 1. El comienzo del proyecto

Los niños estaban corriendo en el campo al lado del patio de recreo de la escuela cuando algunos notaron grietas en la tierra. Querían saber por qué la tierra tenía grietas. Nos sorprendió el interés de los niños en este fenómeno natural sencillo, y decidimos desarrollarlo como tema de investigación. Los niños hacían muchas preguntas, pero la pregunta principal fue: “¿Qué causó las grietas?”

Los niños generaron varias hipótesis sobre lo que habría causado las grietas:

  • Un terremoto
  • Vías férreas viejas
  • Pistas de cuatrimotos (cuadriciclos)
  • Pistas de tractores
  • Hormigas
  • Culebras
  • Un perro

Las maestras decidimos que sería importante dejar que los niños hicieran experimentos y determinaran por cuenta propia la causa de las grietas.

Fase 2. El desarrollo del proyecto

Los niños pasaron mucho tiempo investigando la tierra y haciendo conjeturas sobre cómo había llegado a estar agrietada. Se veían a sí mismos como detectives. En realidad, durante la investigación varios niños empezaron a llamarse “Scooby Doo Dog Detectives” (Detectives caninos Scooby Doo). Los padres de familia empezaron a participar en el proyecto al informarnos que ¡sus hijos notaban grietas y hoyos en todas partes!

Los niños usaron muchas herramientas científicas para realizar su investigación, entre ellas pinzas, lupas, una caja para mirar insectos, binoculares, una cinta de medir, tablillas de papel, tablas con sujeta-papeles y bolígrafos para bosquejar o dibujar. También visitamos varios sitios de Internet con la computadora de nuestra aula. Pensábamos que la investigación en línea podía ayudar a los niños a hallar respuestas a sus preguntas y a eliminar las hipótesis erróneas para determinar las causas de las grietas. Hallamos que cada descubrimiento realizado con el Internet parecía generar preguntas nuevas. Mientras los niños veían fotos en la computadora de diversos tipos de grietas y pistas, idearon conjeturas nuevas sobre las causas de las mismas.

El detalle que los niños observaron en los fenómenos era evidente en los dibujos que hicieron con marcadores en papel blanco fijado a tablas con sujeta-papeles. Dibujaron las grietas y los hoyos en la tierra. También combinaron barro con diversos materiales para crear grietas en el barro.

Invitamos a la Srta. Sarah Tepavich del Illinois Farm Bureau (Oficina de Agricultura de Illinois) para visitar la clase como perita invitada. Ella usó esponjas mojadas y secas para ayudar a los niños a entender que la falta de humedad era la causa de las grietas y los hoyos en el patio de recreo.

Fase 3. La conclusión del proyecto

Una vez que los niños hallaron la respuesta a su pregunta sobre las grietas y los hoyos en el patio de recreo, su interés en el proyecto se desvaneció rápidamente. Poco después de la visita de la perita invitada, cayó mucha lluvia y los niños observaron que las grietas no eran tan notables. Tuvieron que buscar mucho para hallarlas. A través del tiempo las grietas se desvanecieron por completo.

Como resultado de esta investigación, los niños aprendieron que cuando la tierra está seca llega a estar agrietada. Aprendieron que cuanto más seca está la tierra, más grietas aparecen. Aprendieron que cuando se le agrega humedad por la lluvia, las grietas se llenan de tierra.

Reflexiones de las maestras

El Proyecto de grietas y hoyos nos ayudó a aprender que es provechoso dejar que los niños intenten discernir por cuenta propia la respuesta a su pregunta. Aprendieron muchísimo sobre los procesos de investigar. No proporcionamos la respuesta a su pregunta, aunque fuera obvio que la tierra estaba agrietada a causa de una sequía. No habría existido la motivación para seguir adelante con la investigación del fenómeno si les hubiéramos dado la respuesta.

Nos sorprendió que ¡el interés de los niños en la tierra fuera tan fuerte que podía motivar un proyecto! Nos sorprendió aún más que el proyecto durara 2 meses. Creemos que el Proyecto de grietas y hoyos fue bueno porque los niños estaban interesados y podían investigarlo directamente, y porque condujo a un proyecto sobre las hojas y los árboles. Eventualmente empezamos una investigación de los animales que habitan los árboles cerca de nuestro patio de recreo.

Nos resultó significativo que los niños expresaran tanto entusiasmo e interés continuado a diario. Iban corriendo al campo cada día con sus herramientas, listos para observar. También nos agradó que durante el transcurso del proyecto los niños pudieran describirnos muchos de sus pensamientos e ideas.