Home icon

Contrarrestar el prejuicio hacia las personas con discapacidades en el preescolar. ¿Cómo hablar del tema?

child in small group with teacher

En el presente podcast, la Dra. Jessica Bacon, profesora asociada de docencia y aprendizaje en la Universidad Estatal Montclair, conversa con nosotros sobre la resistencia al prejuicio contra personas con discapacidades y la inclusión, y explica cómo podemos hablar con niños pequeños sobre estos conceptos importantes de maneras apropiadas a su nivel de desarrollo.

Tabla de contenidos

Podcast

La audio-grabación del podcast se presenta en inglés solamente.

Transcripción

Introducción (Natalie Danner): Gracias por sintonizar con nosotros para un podcast del Proyecto Illinois Early Learning. Nuestro proyecto integra el Departamento de Educación Especial en la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, gracias a fondos proporcionados por el Consejo Estatal de Educación de Illinois. En el presente podcast, les trasmitimos información sobre cómo crecen y aprenden los niños pequeños, además de estrategias que los adultos podemos aprovechar para ayudarlos a desarrollarse bien. Me llamo Natalie Danner.

Natalie Danner: hoy hablamos de evitar el prejuicio en contra de las personas con discapacidades en las clases preescolares. ¿Cómo se habla del tema? Aquí con nosotros está la Dra. Jessica Bacon, quien es profesora asociada en el Departamento de Docencia y Aprendizaje en la Universidad Estatal Montclair, donde imparte cursos en educación inclusiva y estudios de las discapacidades. La Profesora Bacon también es la coordinadora del profesorado para los programas combinados de certificación doble en títulos de cuatro años y maestría en educación inclusiva en el kindergarten hasta el sexto grado y la educación preescolar hasta el tercer grado, y es la autora de muchas obras sobre los currículos que imparten la resistencia contra el prejuicio hacia los que tienen discapacidades en las aulas de la primera infancia. Muchas gracias por acompañarnos hoy.

Jessica Bacon: gracias. Me alegra estar presente.

Natalie Danner: excelente, bueno, hoy ansiamos escuchar a usted como educadora docente de la inclusión ya que nuestro público desea aprender maneras de incorporar todos los días a sus aulas de la primera infancia las ideas sobre la instrucción inclusiva, la diversidad y contrarrestar el prejuicio hacia las personas con discapacidades. Entonces, comencemos con una pregunta muy amplia: ¿qué es el prejuicio contra las personas discapacitadas?

Jessica Bacon: es muy buen punto de partida porque, desafortunadamente, encuentro en la vida diaria que mucha gente no está consciente de este prejuicio, o tal vez hayan escuchado de ello pero realmente no entienden la definición. Entonces es bueno comenzar con eso.

Bueno, el prejuicio contra las discapacidades, en realidad es más o menos similar a otros prejuicios, de los que estamos más conscientes, creo, en nuestra sociedad como el racismo o el sexismo. Pero el prejuicio contra los discapacitados tiene que ver concretamente con la discapacidad, y está relacionado a más que solamente la discriminación, sino que realmente se trata de dar privilegios a las maneras de ser de los físicamente capaces o mentalmente capaces en el mundo y priorizarlas, las cuales entonces reforzamos porque es más o menos “mejor” ser físicamente capaz, o andar en el mundo caminando o hablando oralmente, lo que luego resulta en la discriminación hacia las personas que tienen otras maneras de ser o quienes, sabe, se considera que tienen una discapacidad.

En realidad hay una cita excelente de Thomas Hehir, que desafortunadamente ha fallecido, que era profesor de Harvard y trabajó durante algún tiempo en el Departamento de Educación, y escribió sobre el prejuicio contra las discapacidades en las escuelas, y creo que hay una cita que nos ayuda a comprenderlo, siempre me ayuda a comprender, él escribe que este prejuicio es la devaluación de la discapacidad que “resulta en actitudes de la sociedad que afirman sin sentido crítico que es mejor para un niño caminar que usar ruedas, hablar que usar señas, leer el texto impreso que leer el Braille, deletrear palabras independientemente que usar un corrector ortográfico”, etcétera.

Y entonces se trata de la idea en las escuelas, ¿verdad?, que de algún modo estás en mejores condiciones si caminas por un aula que si usas una silla de ruedas en el aula, y arreglamos nuestras clases, nuestros salones y nuestras estructuras, o edificios, para priorizar o normalizar los modos de ser de los físicamente capacitados. Lo que se percibe como la manera de ser normal, que entonces produce la discriminación hacia las personas con discapacidades. Entonces, y esto se realiza de muchas maneras diferentes en la sociedad. Sabe que se manifiesta en nuestras estructuras físicas. Se desarrolla en nuestras actitudes hacia las personas discapacitadas. Se observa en nuestra cultura. Entonces hay, sabe, muchos niveles diferentes en que el prejuicio opera en cuanto a las discapacidades. Espero que esto ayude a contestar esa pregunta.

Natalie Danner: yo creo que eso realmente nos da un buen fundamento para entender el prejuicio contra las discapacidades. ¿Puede compartir alguna información sobre el movimiento en contra de este prejuicio? ¿Cómo empezó? Y ¿cómo comenzó a influir en el campo del cuidado y educación de la primera infancia?

Jessica Bacon: sí, claro. Bueno, creo que hay muchas facetas diferentes del trabajo que varias personas llevan tiempo haciendo en la sociedad que ayudan a conducir a nuestro entendimiento del prejuicio contra las discapacidades. Entonces un aspecto es más o menos un campo académico. Creo que el ámbito de los estudios de la discapacidad ha aportado mucho lenguaje para ayudarnos a comprender lo que significa estar discapacitado en la sociedad, lo que la discriminación hacia las discapacidades implica en nuestra sociedad. Hay muchos elementos en este, sabe, campo grande que ya existe, y es interdisciplinario.

Y también una sub-especialización de los estudios de la discapacidad se llama estudios de la discapacidad y la educación, lo que analiza específicamente cómo nuestras comprensiones y reacciones sociales hacia la discapacidad impactan en la operación de nuestras escuelas. Y entonces uno de los conceptos básicos, ciertamente no es el único elemento, y ciertamente no se halla exento de las críticas, pero creo que es útil en las escuelas. Los estudios de la discapacidad fomentan la idea de la perspectiva de un modelo social en contraste con la perspectiva de un modelo médico.

Y entonces las estructuras y los sistemas de nuestras escuelas realmente parten de la perspectiva de un modelo médico de la discapacidad. Lo que significa básicamente que si analizamos, sabe, que una persona ajena mira a una persona con una discapacidad a través de la lente de un modelo médico, lo que ve es, cuando ve que la persona tiene una etiqueta, es que algo está mal con el cuerpo de la persona, que hay un problema médico. Sabe, es una perspectiva muy orientada hacia los déficits. Y entonces, cuando nos enfocamos en los déficits de la persona que ha sido etiquetada, en fin pensamos que a nosotros como educadores, nos corresponde “arreglar” lo que está mal con la persona.

La perspectiva del modelo social, en contraste, no mira lo que está mal con la persona, sino que piensa en la discapacidad como más o menos una parte natural de la variación humana, y también comprende que a veces la discapacidad realmente es construida por la sociedad, y sabe que las etiquetas son muy contextuales y tienen muchos matices. Pero bueno, el objetivo en una perspectiva del modelo social no es arreglar lo que está mal con la persona, sino decir, ¿qué está pasando en los alrededores de la persona que no le permite tener éxito en este ambiente?

Y entonces la intervención no se trata de reparar a la persona, sino que se trata de decir, bueno, ¿mis materiales no son accesibles? ¿Son inaccesibles las estructuras de mi aula? ¿Mis procedimientos, o sabe, mis reglas causan problemas para la persona? Y entonces si ésas son las preguntas que hacemos, entonces el cambio que se hace no es uno de remendar al niño, sino arreglar el ambiente, desarrollar las relaciones. Se trata de reducir el prejuicio.

Entonces yo creo que este tipo de trabajo académico que se ha realizado ha puesto un cimiento muy fuerte para que comprendamos qué es el prejuicio contra las discapacidades en la sociedad. Y el otro, creo, punto histórico súper importante para mencionar es que, sabe, esto también se construye sobre una historia larga de activistas para los derechos de los discapacitados, personas con discapacidades que lucha por sus propios derechos en toda la sociedad, durante toda la historia. Sabe, junto con los movimientos de derechos civiles. Sabe que hay algunas películas excelentes como Crip Camp, por ejemplo, que si la gente no la ha visto, realmente presenta el movimiento histórico, sabe, desde las personas, desde la perspectiva de la gente con discapacidades.

Sabe, los activistas llevan mucho tiempo indicando que nuestras estructuras y nuestra sociedad están prejuiciadas contra las discapacidades y han obstaculizado la oportunidad de las personas para participar en la sociedad. Y no se trata tanto de, en este caso también tiene menos que ver con sus cuerpos o sus diferencias, sino que, sabe, las barreras en cuanto a las actitudes y las barreras legales. Entonces esto es, creo, un poco sobre el contexto y el ambiente. Creo, cuando analizamos cómo el trabajo para contrarrestar . . . entonces la oposición al prejuicio contra las discapacidades es un trabajo que, sabe, se realiza en las escuelas y en la sociedad para reducir el prejuicio y la discriminación contra las personas con discapacidades.

Creo que un marco conceptual muy importante para pensar sobre el contrarrestar este prejuicio en el ámbito de la educación infantil es realmente analizar las prácticas normalizadoras que, creo, se filtran hacia abajo cada vez más hacia la educación infantil. Creo que todos más o menos entendemos que nuestras escuelas estadounidenses llevan mucho tiempo ya, realmente con los currículos estandarizados y maneras de hacer cosas para niños, sabe, que comienzan al menos en el tercer grado. Pero creo, sabe, es que estos tipos de movimientos también progresan hacia abajo mientras tratamos de que los niños, sabe, dominen la lectoescritura para una edad muy, muy joven y cosas por el estilo.

Y las maneras en que esto se realiza, creo, tienden a aumentar el prejuicio hacia las discapacidades ya que a los niños que no encajan con aquellas normas, o estas expectativas cada vez más y más elevadas, se los ve y se los percibe como deficientes. Y entonces los niños, que, no sé, tal vez hace 30 años, no más se los habría visto como niños que, no sé, no más es un niño, ¿verdad?, que se está desarrollando como sea que este niño individual se desarrolla, ahora recibe cierto tipo de atención enfocada, y sabe, se lo refiere y se lo evalúa como discapacitado.

Por medio de la perspectiva del modelo médico, la intervención también se enfoca en reparar al niño y ayudarlo a estar más normalizado en vez de, sabe, un planteamiento opuesto al prejuicio contra las discapacidades o en contra de la asimilación, que dice, bueno todos los niños son diferentes, los pequeños se desarrollan en ritmos rápidamente variados todo el tiempo. Y no digo que nunca se necesite la educación especial o los servicios de intervención temprana, sabe, pero creo que las normas estrictas en nuestras aulas, especialmente cuando se trata de la conducta, realmente aumentan, y dificultan que los niños existan en estos salones y progresen y reciban apoyo porque solamente se los responde mediante las perspectivas de déficits.

Hay alguna buena investigación que critica nuestra dependencia excesiva en la educación infantil y los modelos del desarrollo, también, y cómo esto se conecta con los sistemas conceptuales prejuiciados contra las discapacidades, ya que muchos niños no se desarrollan según un modelo paso a paso como una escalera en el que nuestros modelos del desarrollo afirman que los niños deben desarrollarse. Y entonces cuando los niños se desarrollan a ritmos variados, ¿verdad?, entonces uno se enfoca en ellos como si algo estuviera mal con ellos.

Entonces, sí, una persona que me viene a la mente que ha realizado un buen trabajo sobre esto de la lectoescritura, también desafortunadamente ha fallecido. Chris Cleaver es su nombre. Y él hacía investigaciones con niños pequeños que tenían el síndrome Down y su adquisición de la lectoescritura, adquisición de destrezas, y halló que muchos niños manifestaban habilidades de lectoescritura de maneras muy inesperadas y en “chorros” repentinos de crecimiento. Pero desafortunadamente, las aulas para la primera infancia solamente dejaban que los niños progresaran por las lecciones de lectoescritura según un sistema muy paso-a-paso como una escalera, en realidad impedían el desarrollo de los niños ya que su crecimiento no seguía un camino normativo.

Y entonces, sabe, creo que estos son otros ejemplos de cómo el prejuicio hacia las discapacidades, y las ideas que todos tenemos de hacer cosas de una manera más o menos normativa, se manifiestan en el salón de clases de la primera infancia. Entonces sí, creo que estos son, sabe, también creo que tenemos que reconocer además, sabe, las aulas para niños pequeños son los espacios en que tendemos a referir y etiquetar a los niños con más frecuencia, y ciertamente no se trata de la discapacidad ya que nuestras lentes en cuanto a las diferencias culturales, raciales y tal vez económicas, hasta las diferencias del género, impactan en cómo pensamos en lo que es o no es una discapacidad.

Entonces sabe, es una historia bien documentada, bien conocida y larga, realmente un fenómeno global, que se halla una proporción excesiva de niños de grupos minoritarios en las categorías de educación especial, particularmente las que llevan más estigma como discapacidad intelectual o emocional. Y aunque no tendemos, sabe, a etiquetar a los niños pequeños en 13 clasificaciones, las razones por las que se refiere y se etiqueta a los niños todavía existen, son similares y todavía se encuentran entretejidas en el mismo sistema.

Y entonces creo que nosotros vemos la variabilidad cultural. Sabe que el maestro promedio en los Estados Unidos es una  mujer de la etnia caucásica y de clase  media que encuentra a niños de otras características. Y entonces, sabe, la lente de las diferencias culturales y raciales con la que los maestros analizan las, sabe, maneras de ser diferentes de los niños a veces se convierten en una discapacidad aunque, sabe, realmente no lo es. Y creo que esto es absolutamente otro ejemplo del prejuicio contra las discapacidades. Bueno, espero que esto haya tratado algo de su pregunta.

Natalie Danner: gracias por compartirlo. Eso nos ha dado mucho en que pensar desde la idea del modelo social y médico de la discapacidad, hasta las ideas de la representación excesiva dentro de la educación especial. Nos ha dado mucha información, entonces yo lo escuchaba todo.

Jessica Bacon: oh, y no más quería mencionar también. Entonces fui… ésta fue una experiencia muy chida… mi colega Priya Lalvani y yo llevamos a unos estudiantes graduados a Finlandia el verano pasado para estudiar el sistema educativo de ahí en cuanto a la inclusión y la discapacidad específicamente. Y no digo que todo fuera perfecto, porque ciertamente no lo era. Su manera de tratar a los niños con discapacidades más significativas es igual de segregada como aquí, a no ser peor. Pero en cuanto a los niños que tienen lo que consideramos como discapacidades más leves. Visitamos algunas escuelas para la primera infancia.

Bueno, en primer lugar, no se normaliza nada hasta como la edad de 9 años. Los niños juegan hasta tienen como 9. Y llevan la delantera del juego de los niños. Es más o menos como un sistema de Montessori donde, sabe, los niños juegan. Si les interesa la lectura y escritura, entonces se sigue adonde el niño quiere ir. Pero para los niños que tienen dificultades, usan un sistema nivelado que es más o menos similar a nuestra reacción ante la intervención, pero en realidad es muy, muy diferente. Porque cuando nos mostraron lo que tenían que era como un sistema conceptual para los niños pequeños que tenían dificultades, cada pregunta de la evaluación realmente no se trataba del niño. Se preguntaba sobre el ambiente del aula.

Entonces las preguntas eran como, “¿El niño recibe suficientes abrazos de los adultos?” ¿Verdad? Como, si el salón de clases proveía suficiente acceso a ciertas cosas. No había ninguna pregunta sobre algún déficit en los niños, y realmente no tienen ninguna categoría de discapacidades como las que tenemos nosotros, hasta que se encuentre las dificultades que son más graves. No más son responsivos a la diversidad en los estudiantes. Y entonces un niño en los Estados Unidos que tiene una discapacidad de aprender, o del habla, etcétera, etcétera. Sencillamente no se le da ninguna etiqueta ahí. Su ambiente es muy adaptivo y flexible. Entonces era una manera muy interesante de ver el funcionamiento del modelo social en contraste de un modelo como de déficits.

Natalie Danner: gracias por describir eso. ¡Huau! Yo creo que eso es probablemente una oportunidad excelente que sus estudiantes tuvieron ahí de visitar modelos instructivos diferentes dentro de otros países.

Jessica Bacon: fue una buena experiencia para todos nosotros.

Natalie Danner: y la idea de tener un ambiente más flexible y pensar en la educación de una manera flexible en vez de, sabe, un currículo en que todos hacen la misma cosa en el mismo momento. Y creo que cuando hablamos de las aulas de la primera infancia, tenemos más oportunidades ahí de ser flexibles en muchos ambientes diferentes. Entonces cuando hablamos de las aulas inclusivas para niños pequeños, a veces los maestros evitan hablar de la discapacidad ya que no quieren decir algo equivocada. ¿Cuáles consejos les daría usted a aquellos maestros?

Jessica Bacon: sí. Entonces, yo creo que esa es una buena pregunta, y esto es como, esto es un poco diferente. Esto tiene que ver con tratar directamente con una discapacidad que existe, que creo que es un poco diferente de algunas de las otras cosas de que yo hablaba. Y entonces, sabe, creo que especialmente con los niños pequeños. Pero realmente en toda la escuela, sabe, siempre me asombra cuando comienzo estas conversaciones con estudiantes en la universidad, y dicen que nunca han hablado de la discapacidad como una identidad. Ni en todas sus vidas. Ni sabían que era, sabe, una identidad que alguien podía tener, no sabíamos nada sobre los derechos de las discapacidades, sabe.

Entonces nuestras escuelas pasan por alto la comunicación sobre la discapacidad como una categoría de identidad en casi todos los casos. En New Jersey, donde vivo, hay una ley reciente que requiere que las escuelas secundarias enseñen la historia LGBTQ y de las discapacidades. Entonces esto es un buen paso hacia delante, pero todavía no se requiere que las clases primarias ni de la primera infancia hagan así. En primer lugar los silencios, al guardar silencio sobre el tema de la discapacidad y no tratarla en forma directa, se refuerza el prejuicio contra ella, se fortalece un estigma ya que les expresa a los niños que no podemos conversar sobre esto.

Y creo que los niños escuchan eso, no solo ya que no hablamos sobre ello en las clases, sino también de los adultos, sean sus padres o sus maestros, que les dicen, no mencionen que ese niño se ve diferente, no vayas a preguntar a aquella persona que usa una silla de ruedas cómo anda, ¿verdad? Los niños aprenden algo como, oh, esto es algo del que no debemos hablar. Lo que yo propongo, y he escrito varias cosas sobre esto con Priya Lalvani, entonces debo de decir lo que nosotras proponemos, es que, sabe, realmente necesitamos encontrar maneras apropiadas al desarrollo para integrar directamente a nuestros currículos las conversaciones sobre la discapacidad y, sabe, la diversidad académica y física.

Entonces ciertamente, al utilizar los momentos aptos para la enseñanza en el aula, ayudar a los niños a más o menos crear sistemas conceptuales en que los niños mismos aprenden básicamente las ideas que el tratamiento justo no significa tratarles a todos de la misma manera, ¿verdad? Bueno, en nuestra aula respondemos a las necesidades de todos, porque todos somos diferentes, ya que no hay dos niños que sean exactamente iguales. Entonces hagamos juntos una lluvia de ideas sobre lo que todos, sabe, qué tipo de apoyos o qué tipo de materiales en este salón de clases les ayudarán a todos a aprender. Obviamente, una gran, una gran manera de hacerlo es hallar literatura que incluye a personajes con discapacidades que se representan bien, porque sí creo, sabe, es importante tener discernimiento. Hay mucha literatura en el mundo que presenta estereotipos muy negativos en cuanto a la discapacidad. Pero hay algunos materiales excelentes también, que se pueden integrar a las aulas. Entonces creo que los niños naturalmente están conscientes de ello y sienten curiosidad, y lo que aprenden de los adultos no más es que no deben hablar de la discapacidad.

Y entonces, sabe, tener, tener maneras en que realmente integramos a propósito estas conversaciones a las clases. O hasta cosas como el aprendizaje basado en proyectos en que los niños, tal vez hay un niño en su escuela que usa una silla con ruedas, que tiene una diferencia de movilidad y los patios de recreo no son accesibles como, ¿cómo logramos que los niños sean incluidos en las conversaciones? De modo que digan, oiga, uno de nuestros miembros de la escuela no puede jugar con nosotros. ¿Qué podemos hacer para decirle a nuestro director que queremos cambiar esto? O invitar a adultos que tienen discapacidades o a adultos marginados para que hablen con los niños, o si hay un padre o madre que tiene una discapacidad, invitarlos a venir y hablar a los niños sobre sus discapacidades. Este tipo de cosas puede ayudar mucho, y ahora hay un montón de materiales en el mundo para todas las edades, también. Hay videos, y hay Julia, el personaje de Sesame Street, que se pueden, sabe, utilizar como un modo de tener conversaciones.

Natalie Danner: me encanta la idea de usar más o menos los libros pictóricos y la lectura en voz alta, y sabemos que los niños pequeños sienten mucha curiosidad y están conscientes sobre sus amigos, sus compañeros de clase, cualquiera que encuentran en el supermercado, y hacen preguntas. Tiene que ver más con nuestra manera de responder a estas preguntas como maestros y como padres y pensar en, ellos se notan algo, hablemos de ello. Y creo que esta es una buena manera de pensar sobre esto.

La otra cosa que he escuchado de los maestros es que a veces no quieren desacatar las reglas de la confidencialidad, y sabemos que esto puede ser dificultoso dentro de, es una cuestión que les preocupa a los de la educación especial, esto de identificar que un niño tiene una discapacidad concreta. Entonces ¿cómo hace usted, cuando tiene esas conversaciones en el aula, cómo halla el equilibrio entre la privacidad del niño individual y la idea de contrarrestar el prejuicio hacia las discapacidades?

Jessica Bacon: bueno, no creo que sea diferente de enseñar acerca de cualquier grupo de identidad. Entonces sabe, no creo que enseñar sobre las discapacidades en nuestro currículo sea diferente de enseñar sobre la raza o el sexo en el currículo. Y hallar, sabe, también hallar maneras apropiadas a la edad para hacer esto. Ciertamente no queremos decir a la clase, miren, hacemos esta lección porque, saben, José tiene autismo o lo que sea.

Sabe, creo que tener maneras de incorporar naturalmente esas conversaciones a nuestro currículo, como parte de nuestra conversación, no viola la confidencialidad de nadie. Se trata de mencionar, sabe, un tema que existe en el mundo y que, sabe, es apropiado para utilizar como método instructivo. Bueno, sabe, y yo también he visto, y tal vez esto es más probable que pase cuando los niños sean mayores, pero he visto a niños que se sienten muy contentos de hablar sobre sus discapacidades. Quienes han sido, sabe, han cultivado, y que han tenido en sus vidas adultos que fomentan un sentido positivo de identidad con su discapacidad.

Entonces posiblemente mientras los niños, sabe, sienten orgullo, sienten orgullo de su discapacidad, sabe, ven que integran un grupo minoritario que tiene un historial largo que puede ser algo con que podemos estar, sabe, contentos de narrar nuestras experiencias. Bueno, a veces los niños están dispuestos a compartirlo, o tal vez con el apoyo de sus padres. Ciertamente no es algo que yo recomendaría jamás que fuera obligatorio para un niño. Pero a veces este tipo de cosas va a ocurrir naturalmente.

He visto a niños que usan aparatos de comunicación y que hacen una presentación para su clase al comienzo de cada año, dicen como, así es mi discapacidad. Este es mi dispositivo de comunicación. Así es como ustedes me pueden ayudar a utilizarlo. Entonces estas cosas son, sabe, pueden ser maneras naturales de que los niños pueden compartir información unos con otros. Creo que entre más hablamos de ello, menos limitaciones hay a causa de las preocupaciones por la confidencialidad, ya que la gente ve como, oh, realmente no es nada espantoso del que tengo que callarme. No más es una faceta de la persona que soy. Y esto está bien.

Entonces creo, sí, y puedo hablar mucho más sobre las estructuras de las escuelas, sabe, que quitan la confidencialidad de los niños cada día ya que están en el aula de educación especial al otro extremo del pasillo o se los saca de la clase para que reciban un servicio especial. Estas cosas son para mí señales mucho más fuertes de la diferencia y de ser especial, que pedir que los niños tengan conversaciones sobre la identidad de la discapacidad en un salón de clases donde, sabe, es un ambiente inclusivo donde los niños aprenden juntos.

Entonces constantemente violamos la confidencialidad de los niños metiéndolos en un aula en otro pasillo o en el sótano, o sacarlos de la clase cada par de días. Los niños notan quiénes forman el grupo más bajo de lectura, notan a quién lo sacan del aula, notan el salón de clases apartado de otros salones donde están los niños que, sabe, van a la lonche y al recreo a horas distintas.

Natalie Danner: esa es una manera de pensar en ello en que yo no había pensado, en la confidencialidad en el pasado. Gracias por ese pensamiento. Ahora, cuando hablamos de los pasos que los maestros podemos dar para formar una clase en que se contrarresta el prejuicio hacia las discapacidades, ¿qué consejos tiene usted para los maestros entre nuestro público?

Jessica Bacon: sí. Me gusta esta pregunta. Sabe que hago, yo trabajo con, hago algo de trabajo con el desarrollo profesional sobre la inclusión. Entonces esa pregunta más o menos me recuerda, como, ¿cuáles planteamientos utilizo en estos espacios? Porque creo que la formación docente es un poco diferente. Sabe que hay este trabajo que hago. Pero mis estudiantes se hallan, sabe, más o menos obligados por fuerza a escucharme y a leer lo que les digo que lean, y, sabe, pasan mucho tiempo desarrollando su teoría.

Y creo que esto es un poco diferente de las personas que son, que llevan algún tiempo siendo maestros profesionales, o que están ocupados y no hacen cursos, sabe, si no dedican todo un semestre a estudiar sobre estas cosas. Entonces una cosa que yo he hallado que es el punto de partida más necesario en estos tipos de conversaciones, realmente es el sistema teórico de cómo pensamos en los niños.

Realmente no creo que podamos esperar que los maestros cambien su manera de trabajar ni que reaccionen ante las diferencias de los niños a menos que comencemos a hablar diferentemente sobre los niños en nuestra sociedad. Entonces realmente creo que, sabe, yo les recomiendo a los maestros que no saben de, sabe, que nunca han encontrado una lectura sobre el modelo médico, sabe, que busquen información sobre esto, sabe. Me alegra compartir algunas referencias más tarde, si usted quiere agregar enlaces o algo así.

Pero sabe, yo creo que cuando nosotros, cuando es nuestro, y no es la culpa de nadie, ¿verdad? Así es la manera de pensar sobre la discapacidad en nuestra sociedad. Está muy arraigado, ¿verdad? Es tan natural como, no sé, como un pez en el agua, ¿verdad? Entonces nadie debe de sentirse horrible ya que responden a las diferencias en sus niños reafirmándolas mediante una perspectiva de déficit ya que esto es lo que nuestra sociedad nos ha entrenado a todos para que hagamos y pensamos así. Y entonces, pero también creo que podemos volver a aprender y volver a pensar en ese tipo de reacción natural.

Entonces cuando vemos a un niño que no alcanza, sabe, nuestras normas, o cuando están, cuando nos sentimos frustrados como maestros acerca de un niño, sabe. A veces pido que los maestros me expliquen, como, el comportamiento de un niño. Y dicen muchas cosas horribles. Y les pregunto, ¿cuántos años tiene este niño de que habla? Y dicen que tiene tres, y les digo, usted habla sobre este niño como si fuera un monstruo pero tiene tres, ¿verdad? Como, vamos a pensar en que este niño tiene tres años, y es un ser humano que está aprendiendo a relacionarse con el mundo.

Entonces creo que a veces tenemos que dar un paso muy fuerte para atrás y decir, bueno, ¿cuál lente me guía para que piense de esta manera? ¿Hay algún modo de que puedo volver a pensar en esto? ¿Qué pasa si pienso en el hecho que, como, me recuerdo a mí mismo que todos los niños son diferentes. Los niños tienen historias diferentes. Tienen diferentes, sabe. No es que, en los estudios de la discapacidad no se dice que los niños no tengan una biología diferente. Ciertamente la tienen. Pero cuando se crea una discapacidad, es cuando nuestra percepción social puede, sabe, chocar con la variabilidad humana, y entonces creamos categorías de diferencia.

Y entonces si la pregunta nueva no es, ¿qué pasa con el niño, qué hace mal? ¿Cómo puedo arreglar al niño? Sino que, como dije antes, ¿qué está pasando en los alrededores del niño? ¿Cuáles son las suposiciones con que todos vienen para entender a este niño? Y también, ¿cuáles son los talentos de este niño? ¿Qué son sus recursos? ¿Cómo puedo extender sus fortalezas? ¿Cómo puedo pensar en la discapacidad como una faceta muy chiquita de quién es este niño, aun, aunque sí tiene una discapacidad? Porque a veces depende mucho del contexto. Sabe. Entonces ¿cómo hago? ¿Cómo realmente adapto mi ambiente instructivo para honrar los talentos de todos en la clase para apoyarlos, para formar una comunidad, para permitir que los niños crezcan juntos?

Entonces sabe, creo, enfatizar estos tipos de estructuras basadas en juego que realmente, tiene ambientes muy flexibles que realmente les dan a los niños la oportunidad de apoyarse unos a otros, aprender juntos, con menos orientación hacia acatar reglas. Si te parece a ti como maestro que es muy importante que los niñitos se sientan tranquilos durante 20 minutos. Pregúntese por qué cree que eso es importante. ¿De dónde viene eso? ¿Realmente es provechoso para los niños, o para usted? Probablemente ni es ventajoso para usted, ¿verdad?, porque si entonces los niños, eso no funciona para nadie.

Entonces creo que estas son algunas cosas en cuanto a la perspectiva. Y también creo, al analizar nuestros ambientes, y ¿utilizamos todas las herramientas? ¿Acomodamos las necesidades de todos los niños? ¿Les damos a los pequeños la oportunidad de explorar otras formas de tecnología u otros aparatos de comunicación si tienen dificultades para comunicarse? Sabe, en el Diseño Universal hay muchas herramientas y técnicas y maneras de pensar excelentes para ayudarles no solo a los niños que están más o menos en el margen, o solamente a los niños con quienes tenemos más dificultad, sino con todos los niños. Entonces creo, sabe, UDL (siglas en inglés de Diseño Universal del Aprendizaje) es, es una manera bonita de satisfacer las necesidades de todos sin estigmatizar la diferencia. Lo que también, creo que todo esto tiene que ver con el prejuicio contra la discapacidad ya que no prioriza las maneras de ser normales en el aula. Honra todas las maneras de ser en las clases. Sí, hablar de la discapacidad como categoría positiva de identidad, como acabo de mencionar. Entonces creo que estas son algunas cosas.

Natalie Danner: sí, me gusta mucho cómo usted pensaba en la mentalidad del maestro como más o menos el primer paso y pensar en cómo concebimos la discapacidad antes que empecemos a pensar sobre cómo podemos cambiar lo que hacemos en el aula, pero también pensar sobre esas ideas que usted mencionó, de ¿qué pasa en los entornos del niño? Entonces, ¿de qué manera les falta acceso al currículo o a las actividades a que los demás niños acceden fácilmente. Y ¿cómo podemos hacer que esto ocurra para este niño para que tenga más acceso? Y más,  con este medio debemos de implementar algunas acomodaciones. Tal vez debemos de hacer así.

Entonces, pensar en el ambiente y los apoyos que están cerca del niño y lo que necesita para tener éxito en el salón de clases. Gracias por darnos tantas ideas diferentes, y yo creo que cualquiera de esas ideas puede ser un buen punto de partida para un maestro, para que se profundice en más investigación sobre lo que puede hacer en el aula también.

Jessica Bacon: sí. También creo, usted me recordó algo que no he mencionado. Sabe, la idea de presumir la aptitud es más o menos otro sistema conceptual fundamental que creo que los maestros especialmente, realmente sobre todo los maestros de niños pequeños, sabe, realmente deben considerar. Porque sabe, la idea de un niño que, por ejemplo, no manifiesta la habilidad verbal, que es mucho más común en los niños pequeños. Se puede suponer una falta de habilidad de expresarse con palabras es evidencia de una discapacidad, o se puede presumir que el niño en realidad sencillamente todavía no ha aprendido las destrezas o que todavía no se le ha dado ningún modo de expresarse.

Y entonces, si supongo que todavía no se le han dado las herramientas, no responderé al niño reteniendo el contenido ni evitando su participación. ¿Verdad? Mi reacción entonces es decir, bueno, este niño a lo mejor está aprendiendo de todos modos, aun si no me dice lo que aprende. Entonces voy a continuar proveyéndole el acceso y el apoyo y lo incluiré en las actividades diarias del aula.

Porque si suponemos que no puede aprender, y después en muchos casos decimos, bueno, entonces no puede participar en este salón. Entonces no lo hacen, no deben de estar en esta clase. Debe de estar en otro lugar, el salón donde se maneja a esos niños, ¿verdad? Y entonces sí, creo que esto es otro sistema conceptual fundamental. Siempre se trata de preguntarte a ti mismo: ¿realmente hago esto, esto se basa en alguna evidencia? Y si hay una falta de evidencia, entonces siempre debo de presumir la aptitud.

Natalie Danner: me encanta que usted haya añadido eso. Es muy importante la presunción de la aptitud, creo que en cualquier aula, pero especialmente de niños pequeños. Entonces nuestra última pregunta: ¿puede describirnos algunas actividades que los maestros tal vez pueden hacer para fomentar la oposición al prejuicio contra las discapacidades en el aula? Pensábamos en algo como, tal vez esto puede ser buena idea, o tal vez no. Se puede responder a esto haciendo un proyecto de “todo acerca de mí”, o tal vez formando una colección de libros en el aula que se enfocan en personas o protagonistas que tienen discapacidades ellos mismos.

Jessica Bacon: sí, creo que esas definitivamente son ideas excelentes. Sabe, ciertamente creo que un proyecto de “todo acerca de mí” o de la familia es uno en que los niños pueden, sabe, compartir quiénes son y quiénes son sus familias, sabe. Si las conversaciones sobre la discapacidad ocurren en su ambiente, es un lugar natural para que puedan, sabe, describir y honrar sus propias discapacidades o a familiares que las tienen.

Sabe, ya hablamos de los libros, entonces yo, por supuesto creo que, sabe, hallar, hallar libros con, también, es un poco crítico antes de que los asignemos o los utilicemos, pero, porque algunos fomentan maneras negativas de pensar sobre la discapacidad. Pero sí, absolutamente, formar una colección de libros con propósito en el aula es una idea excelente. Y voy a compartir el artículo que Priya Lalvani y yo escribimos porque presenta, no sé, como 50 ideas diferentes para las clases de la primera infancia también. Entonces si usted quiere, no sé si puede postear cosas en su…

Natalie Danner: sí, ciertamente pondremos en enlace en el podcast también. Gracias.

Jessica Bacon: sí. De nada. Entonces éste es realmente, es bueno, porque es una revista y/o artículo escrito por profesionales y es, sí, tiene muchísimas ideas. Está compuesto principalmente por esto, con un poco de teoría. Entonces sí, creo que integrar como la lengua de señas a las clases. Tal vez si aprendes una canción, sabe, enseñarles a los niños algunas señas sencillas para honrar esto, sí. Invitar a personas que tienen discapacidades para que hablen, crear murallas que representan la discapacidad, pedir que los niños ideen maneras de darse apoyo unos a otros, tal vez tener campañas de inclusión en toda la escuela en que, sabe, varias clases crean posters sobre la inclusión, o tener asambleas que tienen, sabe, la discapacidad por tema, o tal vez invitar a un discursante. 

Sabe. Creo que podemos hacer, sabe, creo que los niños pueden aprender a hacer trabajos más o menos orientados hacia la justicia social para crear cambio y se puede apoyar a los niños para, sabe, hacer frente a cuestiones que notan mientras aprenden sobre apoyar a su familia y sus amigos discapacitados. Si notan cosas que pasan en sus, en sus comunidades o sus escuelas, sabe, creo que los niños pueden aprender sobre cómo hacer el cambio mientras todavía son muy pequeños, también, y sabe, también en maneras apropiadas al desarrollo. Si bien no manifiestan, puede ser que escriben cartas o conversan con los adultos sobre ello. Cosas así. Entonces creo que estas son unas pocas, algunas otras ideas también.

Natalie Danner: excelentes actividades y maneras de que los niños pueden participar más o menos en el movimiento en contra del prejuicio hacia las discapacidades además de cosas que los maestros también pueden hacer. Entonces, como estamos por acabar, quería decirle gracias, Dra. Bacon, por ser nuestra invitada en el Podcast de Illinois Early Learning.

Jessica Bacon: gracias. Fue una conversación maravillosa.

Natalie Danner: sí fue una conversación maravillosa. La disfruté mucho. Y entonces hasta la próxima. Gracias, y mantengan el aprendizaje infantil en el centro de su visión.

Ustedes han escuchado un podcast del Proyecto Illinois Early Learning. Para obtener más información, visítenos por favor en illinoisearlylearning.org, donde usted puede encontrar información confiable y basada en evidencia sobre el cuidado y educación infantil para padres, cuidadores y maestros de niños pequeños. Gracias por escuchar y por ayudar a los niños en su hogar, su aula y su comunidad a tener un comienzo fuerte en su aprendizaje infantil.

Referencia

Lalvani, P., y Bacon, J. K. (2019). Rethinking “we are all special”: Anti-ableism curricula in early childhood classrooms. Young Exceptional Children, 22(2), 87–100.

Sobre este recurso

Este recurso va dirigido a:
  • Programa preescolar

Tipo de programa al que el artículo va destinado:
  • Profesores e instructores
  • Maestros y proveedores de servicios

Edad de los niños sobre los que trata el artículo: