El impacto del trauma en las vidas de niños pequeños. Parte 2

Sobre este recursoRevisado: 2019

English title: The Impact of Trauma on the Lives of Young Children (Part 2)
Escuchar un podcast en audio sobre un tema relacionado

En este podcast entrevistamos a la Dra. Deserai Miller, becaria postdoctoral en el Departamento de Educación Especial y profesora numeraria en el Departamento de Asistencia Social de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign. Su investigación focaliza en las provisiones del cuidado informado sobre el trauma por medio de la entrega de servicios de educación especial y la preparación de profesionales entre múltiples disciplinas relacionadas con el cuidado informado sobre el trauma. Está con nosotros para hablar de estrategias para apoyar a niños pequeños que han experimentado el trauma.

Transcripción

Dra. Swartz: Gracias por sintonizar con nosotros para un podcast del Proyecto Illinois Early Learning. Nuestro proyecto integra el Departamento de Educación Especial en la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, gracias a fondos proporcionados por el Consejo Estatal de Educación de Illinois. En el presente podcast, les trasmitimos información sobre cómo crecen y aprenden los niños pequeños, además de estrategias que los adultos podemos aprovechar para ayudarlos a desarrollarse bien. Me llamo Rebecca Swartz, y soy integrante del personal del proyecto.

Dra. Swartz: Hoy damos la bienvenida a la Dra. Deserai Miller. La Dra. Miller es actualmente una becaria postdoctoral en el Departamento de Asistencia Social e imparte cursos en el Departamento de Asistencia Social de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign. Su investigación focaliza en las provisiones del cuidado informado sobre el trauma por medio de la entrega de servicios de educación especial y la preparación de profesionales entre múltiples disciplinas relacionadas con el cuidado informado sobre el trauma.

Dra. Swartz: Hola, Dra. Miller. Nos entusiasma mucho que usted esté con nosotros en el podcast del Proyecto Illinois Early Learning. El efecto del trauma en los niños pequeños es un tema candente hoy día en el cuidado y educación infantil. Y hace poco invitamos al podcast a su colega, la Dra. Catherine Corr. Ella nos transmitió información sobre los efectos posibles que el trauma puede tener en el aprendizaje, el desarrollo y la conducta de niños pequeños. Estamos muy felices de invitar a usted a darnos algo de seguimiento sobre lo que aprendimos. Entiendo que usted también se ha capacitado como asistente social y que desempeñaba esa función en algunos programas para la primera infancia. Cuénteme, por favor, un poco acerca de sí misma y cómo llegó a interesarle tener una comprensión del trauma en las vidas de niños pequeños.

Dra. Miller: Sí, por supuesto. Bueno, gracias por invitarme. Pues sí, para mi licenciatura y mi maestría me especialicé en asistencia social, así que trabajé como asistente social escolar por 10 años. Durante algún tiempo trabajaba en una escuela diurna terapéutica para niños que experimentaban dificultades emocionales, y luego la mayoría de los años trabajé en una escuela pública. Y entonces, durante aquel tiempo yo realmente notaba que muchos niños no recibían apoyo, y en parte esto se debía al trauma y no a una falta de deseo de ayudar entre los profesionales; tenía más que ver con su preparación con relación a apoyar a niños que han vivido el trauma. Y entonces eso realmente era lo que me llevó a un programa para el doctorado. Y entonces, como asistente social escolar, la gran parte de mi experiencia era mi trabajo con equipos de educación especial y estudiantes que recibían servicios de educación especial.

Lo que yo sabía, también, era que muchos niños que reciben servicios de educación especial han experimentado también el trauma en algún momento, y entonces tenía mucho sentido que yo tratara de unir estas dos disciplinas: la de educación especial y lo que yo sabía como asistente social escolar. Y por eso me inscribí en un programa del doctorado en educación especial, y en este programa realmente focalizaba en la preparación de profesionales para dar apoyo a niños que han experimentado el trauma. Y esto empezaba con equipos de educación especial, que incluían a maestros o asistentes sociales escolares, terapeutas del habla y lenguaje, pero realmente se ha ensanchado porque lo que sabemos es que hay muchas disciplinas en que se está buscando más preparación y muchas disciplinas que trabajan con niños que han tenido algún trauma.

Y entonces en este momento presento muchas oportunidades de preparación a las personas con quienes queríamos trabajar originalmente —maestros de educación regular y especial y asistentes sociales escolares— pero esto también ha diversificado para incluir a terapeutas del habla y lenguaje, como he mencionado, o personas del ámbito académico, profesionales de la intervención temprana. He presentado algunas sesiones de capacitación a médicos y enfermeros. Así que lo que sabemos es que el trauma realmente es algo que afecta a muchas disciplinas, y muchas personas sienten la necesidad de más preparación. Esto realmente es el enfoque de mi investigación.

Dra. Swartz: Sí, entonces parece que el equipo entero que trabaja con un niño pequeño, toda la comunidad de adultos realmente podría sacar provecho de esta idea de tomar una perspectiva informada sobre el trauma hacia el aprendizaje y el comportamiento. Entonces cuando entrevistamos a su colega, la Dra. Corr, ella nos contaba que estas se llamaban prácticas informadas sobre el trauma. Por favor, cuéntenos un poco más sobre cómo estas prácticas informadas sobre el trauma podrían encajar con el trabajo de los profesionales de la primera infancia con niños pequeños y sus familias.

Dra. Miller: Sí, entonces lo que tenemos que recordar acerca de las prácticas informadas sobre el trauma no es un cambio total en lo que ya estamos haciendo. Por esto lo que nos gusta hacer es pensar en las cosas que ya les van muy bien a los niños que han vivido un trauma, en cuanto a nuestras prácticas, y luego qué podemos, qué podemos hacer un poco diferentemente o agregar a estas prácticas a fin de apoyar mejor a los niños que han experimentado el trauma. Entonces mucho, muchos profesionales realizan muchas excelentes prácticas informadas sobre el trauma —no siempre se dan cuenta de ello— pero realmente están haciendo muchas cosas excelentes para niños que han experimentado traumas.

El cambio que nos gusta considerar es esta idea de trabajar en forma intencional. Entonces pensamos en, bueno, estoy realizando esta práctica porque sé que apoya bien a los niños que han vivido traumas, y estos son todos los motivos por los que quiero hacerlo. Entonces no se trata de una cosa más que añadir. Como sabemos, los profesionales están muy atareados y sabemos que se espera muchas cosas de ellos. Y entonces las prácticas informadas sobre el trauma realmente van destinadas a integrarse a lo que ya van haciendo, y, con suerte, crear un sistema mejor para los servicios que prestan. Entonces, de algunas maneras, se trata de una lente o una óptica en lugar de alguna práctica adicional. Entonces mientras proveen sus servicios, si tienen esta lente informada sobre el trauma, entonces piensan sobre cómo realmente los servicios que proporcionan se alinean bien con la provisión de servicios para niños que han experimentado el trauma.

En última instancia, la esperanza es que, si estás informada sobre el trauma y partes desde esta óptica de estar informada sobre el trauma, entonces presentas servicios —como lo harías típicamente— pero que también satisfaces las necesidades de los niños que han experimentado traumas, por lo que ves más beneficio. Lo que sabemos es que los niños que han vivido el trauma, si no reciben un cuidado que esté bien alineado con el cuidado informado sobre el trauma, entonces los servicios, no más sigues perdiendo tiempo y esfuerzo. De esta manera todavía vamos a satisfacer las necesidades de los niños de la misma manera que siempre, pero que al mismo tiempo consideramos el trauma.

Dra. Swartz: Claro, entonces cuando hablamos con la Dra. Corr, ella mencionó que hay ciertos síntomas que podemos analizar para saber si un niño podría haber experimentado algún trauma en el pasado. Así que, tal vez usted puede darnos un ejemplo de situaciones posibles en que un niño podría estar manifestando los síntomas del trauma y esa óptica informada sobre el trauma puede ayudarnos.

Dra. Miller: Sí. Esa es una pregunta excelente, y entonces la primera cosa que deseo notar es que cuando pensamos en el trauma, realmente estamos pensando más en la reacción ante una situación en lugar del evento mismo. Y entonces yo creo que eso nos ayuda cuando estamos pensando sobre cómo queremos dar servicios. Si estamos pensando sobre cómo un niño está reaccionando a una situación posiblemente traumática, entonces nosotros, realmente estamos interviniendo más en el momento de la reacción. Porque desafortunadamente, muchos niños están experimentando muchos tipos diferentes de situaciones traumáticas, y no siempre podemos intervenir en aquel momento, pero si podemos tratar la reacción.

La otra cosa que es eso nos permite hacer es evitar los juicios sobre qué es el trauma y qué no lo es. Entonces los niños tienen una amplia gama de factores diferentes de resiliencia, y encontrarán que diversas cosas son más traumáticas que otra situación. Y entonces si realmente focalizamos en su reacción, acudimos al niño en la condición en que se encuentra. Y entonces realmente nos gusta verlo como la reacción del niño en vez de pensar sobre el evento que han experimentado.

Dra. Swartz: Entonces, por ejemplo, puede ser muy traumático para un niño si su familia experimenta algo como estar sin techo o si vive la inseguridad en cuanto al alimento cuando no tienen acceso a comidas. Entonces la reacción de un niño podría ser una de expresar mucha ansiedad a la hora de las comidas y las meriendas en su aula de la primera infancia. Está preocupado sobre, ¿cuándo van a servir la merienda? ¿Cuándo van a servir la merienda? Mientras que otros niños tal vez sencillamente no tienen esa conducta en reacción al trauma de vivir la inseguridad del alimento. Entonces usted está pensando que tenemos que pensar, ¿es posible que haya algo que el niño ha experimentado antes que ocasiona el comportamiento que vemos en el salón de clases, correcto?

Dra. Miller: Eso es precisamente correcto. Entonces en la situación que usted nos describe, los proveedores de servicios quizás hayan tenido la información, así que sabían de la inseguridad alimenticia. Sin embargo, lo que realmente pasa en el trabajo es que en muchos casos, no siempre tenemos esa información. Pero si hay un niño que siente ansiedad a las horas de comer, y no te das cuenta de que el niño tal vez haya vivido momentos en que no recibía el alimento suficiente, todavía puedes hacer la pregunta, “¿Es posible que esto esté relacionado al trauma?”

Y entonces, si la respuesta es que sí, ya estás dando servicios de una manera bien alineada con eso. Entonces si sabemos que un niño siente ansiedad en relación con la comida a causa de las cuestiones de inseguridad del alimento, luego podrías permitir que más comida se le haga disponible a ese niño, o tal vez él o ella puede llevar una barrita de granola en el bolsillo en todo momento, aunque la idea sea que realmente no necesitarán usarla nunca, pero es que siempre la guarda cerca. Y entonces en esa situación, no hace falta que sepas que el niño estaba sin hogar, por ejemplo, o que tenía el alimento insuficiente en algún momento previo, a fin de proporcionar una manera de satisfacer sus necesidades en cuanto a la ansiedad.

Dra. Swartz: Esa lente nos ayuda a pensar que hay una posibilidad de que algo traumático o estresante le ha ocurrido a ese niño que podría estar provocando ese comportamiento, y que no es solamente una conducta aislada, sino que tiene un motivo. Y entonces eso es a lo que usted refiere, tal vez, con la óptica informada sobre el trauma. Pensar que es posible que el niño haya vivido algo que ocurrió en el pasado y que todavía lo está afectando, y que deberíamos responder en la forma más sensible que podemos al pensar que es posible que tal y cual cosa le haya pasado al niño, entonces cómo podemos satisfacer la necesidad que estamos viviendo. Huau.

Dra. Miller: Sí. Correcto. Eso es exactamente correcto.

Dra. Swartz: Eso me encanta, entonces realmente es una lente y no necesariamente una lista sencilla de prácticas que tenemos que realizar, sino es una manera de pensar. Entonces, parece que un equipo realmente tiene que colaborar a fin de responder de una manera informada sobre el trauma. Entonces el asistente social quizá sabe algo que la maestra no sabe o la maestra tiene información que el asistente social no, o el patólogo del habla, hay muchas personas con quienes un niño se relaciona en un programa para niños pequeños. Entonces, cómo pueden colaborar estos equipos de una manera realmente de apoyo y respetuosa para ayudar a las familias que tal vez hayan vivido un trauma.

Dra. Miller: Definitivamente, un planteamiento de colaboración en equipo siempre es provechoso, especialmente para uno de los puntos que usted mencionó, que si puedes juntar todas las piezas del rompecabezas, puedes formar un cuadro más holístico de lo que está pasando. Entonces por ejemplo, hay diversas conductas que los niños podrían exhibir en la escuela y algunas de estas podrían estar relacionadas a algún trauma que hayan experimentado. Entonces, exactamente como lo que usted mencionó antes con esta óptica, realizas tus prácticas lo mismo que siempre, es que no más estás considerando el trauma al hacerlo, y luego incorporas algunas de estas prácticas informadas sobre el trauma dentro de ellas.

Entonces, por ejemplo si un niño, doy este ejemplo con frecuencia porque creo que es algo que pasa mucho en los programas preescolares. Si un niño está en un aula y se siente distraído, si constantemente está mirando alrededor de sí, y si estás haciendo la junta del círculo y la expectativa es que los niños se queden sentados en la alfombra y estás escuchando el cuento, y cierto niño claramente no está participando. Está mirando por todas partes, a todas las demás cosas en ese momento o si hay algún ruido en el pasillo, ya le interesa lo que está pasando allí y se le hace difícil seguir concentrándose en el cuento. Y entonces, con frecuencia en ambientes preescolares, podríamos decir, bueno ese niño está distraído, no está participando, y entonces es cuando intervenimos. Eso más o menos es cuando dejamos de hacer preguntas sobre lo que está pasando.

Pero si partes de una lente de estar informado sobre el trauma, entonces la conversación es un poco diferente. Se trata de ¿por qué está distraído ese niño? Y podrías incorporar un equipo y decir: Esto es lo que he visto, ¿qué han visto ustedes? Y lo que sabemos en muchos casos es que los niños que han experimentado el trauma focalizan en mantenerse seguros a sí mismos y a sus cosas. Y entonces te imaginas ahora que si has profundizado un poco más, has trabajado con tu equipo para tratar de formar un cuadro más holístico.

Ahora este niño está sentado con la clase en el círculo y ahora usted ve que, bueno, sigue echando miradas hacia atrás para ver sus cosas, sigue mirando la puerta porque hay ruidos y están preocupados sobre quién podría entrar. Y ahora hay maneras fáciles de ayudar a ese niño a sentirse más seguro y a sentir que sus cosas están más seguras. Entonces por ejemplo, tal vez el niño tiene un lugar donde se le permite guardar sus cosas y nadie más puede ir allí, y el niño puede ir a ver que todavía están allí cuando necesite verlas. Y tal vez hay un lugar donde el niño se sienta siempre en el círculo que le ayuda a sentirse más seguro, donde puede ver la puerta y saber exactamente quiénes entran y se van.

Y entonces si nosotros, si damos un paso hacia atrás y colaboramos en equipo para discernir por qué un niño podría estar manifestando estos tipos de síntomas con relación a la distracción, entonces podemos darle un cuidado más informado sobre el trauma en vez de sencillamente tratar la distracción del niño.

Dra. Swartz: Eso me encanta porque usted mencionó algo acerca de un rompecabezas y cómo armarlo. Porque creo que esos son los tipos de comportamientos que realmente podrían confundir a maestros y asistentes sociales y madres cuando vemos que un niño siempre está distraído. ¿Por qué no le interesa el cuento? Pero es cierto lo que usted dice, si pensamos más profundamente y miramos a las otras experiencias del niño y armamos las piezas del rompecabezas junto con el equipo, entonces podemos tomar decisiones que satisfagan las necesidades del comportamiento que vemos y que posiblemente ayudan al niño a focalizar en el cuento y sacar más provecho de la experiencia de asistir al preescolar.

Entonces me encanta la idea de más o menos hacer algún trabajo de detectives y consultar las cosas juntos con el fin de comprender la conducta en vez de no más tratar de cambiarla sin entenderla. Eso me encanta. Entonces yo creo que eso será muy provechoso para nuestro público, para pensar en las cosas de una manera nueva.

Pero parece que puede ser muy estresante para los profesionales que trabajan con niños que han experimentado el trauma. Me parece que el estrés diario de tratar algunas de estas dificultades conductuales y emocionales, junto con escuchar de los traumas que los niños han vivido, podría tener un grave efecto en los profesionales. ¿Tiene usted alguna recomendación de lo que podrían hacer los profesionales para atender sus propias necesidades, de modo que no se encuentren muy abrumados y agotados?

Dra. Miller: Ciertamente, bueno, ese es un tema excelente y es algo de que realmente nos gusta hablar cuando tratamos este asunto, porque yo creo que hay momentos cuando los profesionales casi se lo toman como una marca del honor. Son capaces de dar apoyo de niños que han experimentado el trauma, y no más dicen: Este es mi trabajo y más o menos lo dejo en el lugar de trabajo. Y lo que sabemos es que eso podría servir bien durante plazos cortos, pero al largo plazo eso no funciona, porque realmente sí es difícil trabajar con niños que han vivido traumas y familias que están experimentando cosas muy difíciles.

Y entonces cuando pensamos en cuidar nuestras propias necesidades, lo pensamos, hay dos cosas que tienen que pasar. La primera es realmente evitar el trauma secundario o el agotamiento siempre que sea posible, y la segunda es tener una intervención cuando te sientes abrumado o como, como usted dijo, esa mención del agotamiento en el trabajo. Y entonces, hay que hacer las dos cosas. No es buena idea esperar hasta un momento del estrés extremado para tratar de intervenir. Pero también tienes las herramientas para poder intervenir cuando sí vienen los momentos más difíciles. Pero la segunda parte, o tal vez sea la primera en cuanto a la prevención, es realmente poner en su lugar algunas estrategias ya que sabes que trabajas con niños y familias en sus vidas, y entonces haces cosas que realmente ayudan a evitar que llegues a una condición de sentirte abrumado.

Y entonces algunas de las ideas prácticas para la prevención son las de apartar tiempo para la supervisión o las reuniones informativas. Por ejemplo, ha ocurrido una crisis y ya te tienes que desahogar con alguien. No obstante, lo que sabemos para la prevención es realmente esta idea de tener momentos regularmente programados. Entonces, no más para conversar sobre las cosas, y en ese momento tal vez no te sientes tan abrumado ni estresado, pero es importante hablar de esas cosas y procesarlas y asegurarte de que realmente las has tratado de una manera apropiada.

La otra cosa es la idea de desarrollar las habilidades, entonces, eso es exactamente lo que estamos tratando hoy, que entre más apto te sientes en cuanto a apoyar a niños que han experimentado el trauma, menos probable es que te sentirás abrumado. Entonces realmente pensamos en eso como una estrategia de prevención para evitar lo que sería un trauma secundario.

Dra. Swartz: Se me ocurre, sabe, que un maestro podría sentirse frustrado, o menos apto que le gustaría ser, si un niño no puede prestar atención durante la hora de cuentos porque está tan preocupado sobre sus cosas, o que sin importar lo agradable que sea la rutina de las meriendas, si el niño siempre siente ansiedad sobre la comida, como conversamos en los ejemplos previos, un maestro podría ver eso y decir, bueno, es que yo estoy haciendo algo mal. Pero el poder hablar de eso, en una junta de supervisión o del equipo, y recordar que no solo se trata de su práctica sino también las experiencias previas del niño, eso puede ayudar al maestro a atender sus propias necesidades y no sentirse, sabe, frustrado o agotado ni creer que haya hecho algo mal, aunque realmente tratan de hacerlo todo bien en el aula.

Dra. Miller: Sí, eso es exactamente correcto, y eso se ha tratado un poco anteriormente, esa idea de perder tiempo y esfuerzo. Te puede parecer que presentas los servicios de la manera precisamente correcta, y cuando un niño todavía no logra el éxito te puedes sentir muy derrotado, y entonces sí, yo creo que eso es exactamente correcto.

Dra. Swartz: Sí, entonces tenemos que encontrar una manera de colaborar y apoyarnos para que no tengamos expectativas poco realistas y para que podamos cambiar de rumbo si no estamos logrando progresar, como usted dijo. Para que no perdamos nuestro tiempo ni nuestra energía.

Dra. Miller: Sí, correcto, exactamente. Entonces esas eran algunas ideas para la prevención. Entonces no más tener sistemas establecidas a fin de prevenir este sentimiento de estar abrumado. Y por otro lado, saber cuándo necesitas intervenir. Y un factor de eso es tener grupos de responsabilidad compartida, en que conversas con colegas y los ayudas a ayudarte a ti a entender cuándo es oportuno intervenir porque has llegado a un momento de sentirte más abrumada. Y entonces podrías tener alguien de confianza, de modo que, cuando experimentas el estrés o el trauma secundario, sepas a quién puedes acudir y que estará disponible para la intervención que necesites.

Entonces, se trata de tener un arreglo con alguien en forma regular, de modo que siempre te reúnes con él o ella para no más conversar sobre las cosas que pasan cada día, pero también contar con alguien a quien sabes que puedes llamar en cualquier momento cuando realmente necesitas desahogarte porque has llegado a un momento de sentirte abrumado. La otra parte es no más tomar en cuenta varios aspectos de tu ambiente. Entonces en cualquier ambiente en que estás trabajando, siempre hay modificaciones que se pueden hacer en una situación que contribuyen a reducir los sentimientos de estrés. Y entonces, realmente pensar sobre tu ambiente y los niños con quienes trabajas, y ver no más los cambios pequeños que se pueden hacer cuando llegues a ese momento en que te sientes abrumado o tienes síntomas de agotamiento.

Dra. Swartz: Gracias, nos va a ayudar mucho pensar en eso, entonces tenemos que prevenir y luego tenemos que tener algo planeado para responder en ese momento difícil. Entonces sabe, hay muchos temas que podríamos tratar y muchos escenarios de que podríamos hablar en relación con los niños que han experimentado el trauma y cómo ayudar a los profesionales a trabajar más eficazmente con ellos y sus familias. Pero me pregunto si usted puede señalarnos una oportunidad de aprendizaje que podría ayudar a nuestro público a aprender más sobre el trauma y sus efectos en los niños pequeños y esas prácticas informadas sobre el trauma.

Dra. Miller: Sí. Sí, entonces la Dra. Corr habló un poco sobre las primeras partes de estar informado sobre el trauma, y luego hoy hablamos más sobre algunas prácticas concretas y también esta parte del cuidado de tus propias necesidades. Y nosotros, mediante la Red de Aprendizaje para Familias de Militares, hemos desarrollado un módulo que trata todos estos componentes pero con mucho más detalle que podíamos hacer hoy o cuando usted habló con la Dra. Corr. Y entonces es una serie de módulos, de cuatro partes, y es gratuito, está en línea y se completa al ritmo individual. Entonces, cualquier persona puede hacer el curso, cuando sea, de la manera que quiera y durante el tiempo que les resulte necesario. Hay cuatro partes y por lo general dicen que requiere de 5 a 7 horas, por lo que sabes que es una capacitación más profundizada.

Dra. Swartz: Claro.

Dra. Miller: Y el enlace para esto es https://go.illinois.edu/trauma.

Dra. Swartz: Huau, excelente, eso es muy útil, y pondremos ese enlace en línea para nuestro público para que puedan hallarlo muy fácilmente. Muchas gracias por estar con nosotros hoy y por darnos una visión breve de lo que el módulo les ofrece, y por enseñarnos un poco sobre cómo podemos responder al trauma en niños pequeños y sus familias y también ayudarnos a nosotros mismos a tratar los desafíos del trauma. Esperamos invitarla nuevamente a otro podcast en un futuro para hablarnos en más detalle sobre otro tema. Una vez más gracias.

Dra. Miller: Bueno, de nada.

Dra. Swartz: El sitio web del Proyecto Illinois Early Learning en www.illinoisearlylearning.org es la fuente de información basada en evidencia y confiable acerca del cuidado y educación infantil para padres, madres, cuidadores y maestros de niños pequeños. Gracias por escuchar y por ayudar a los niños de su hogar, aula y comunidad a tener un comienzo fuerte a su aprendizaje durante la infancia.

Recursos relacionados en Internet

  • Childhood Trauma: Understanding, Supporting and Preventing: (El trauma infantil. Comprender, apoyar y evitar)
    Este módulo, que se puede seguir al ritmo particular, fue creado por el equipo de Intervención Temprana de Military Families Learning Network para explorar temas del trauma en la infancia, la discapacidad y las prácticas informadas sobre el trauma en programas para niños pequeños. El módulo interactivo abarca cuatro capítulos que tratan la prevalencia y el impacto del trauma, la manifestación del trauma en niños pequeños, la provisión de apoyos informados por una comprensión del trauma y la prevención de traumas futuros. Está concebido para dar una visión general del tema a nivel superior y ser un punto de partida para profesionales que trabajan con niños pequeños y sus familias.