El lenguaje y la lectoescritura en programas inclusivos de la primera infancia

Sobre este recursoRevisado: 2018

English title: Language and Literacy in Inclusive Early Childhood Programs

En esta entrevista hablamos con Elise Prosser, patóloga del habla y lenguaje de Urbana Early Childhood School (Escuela de la Primera Infancia de Urbana) en Urbana (Illinois). La Sra. Prosser recibió el título universitario en ciencias del habla y audición y su maestría en patología del habla y lenguaje de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign. Lleva cinco años trabajando como patóloga del habla y lenguaje en escuelas públicas. Ha venido para hablar con nosotros acerca de apoyar el desarrollo del lenguaje y la lectoescritura en niños preescolares y cómo se forman los planes educativos individualizados (IEP, siglas en inglés) en los programas para niños pequeños. También nos cuenta un poco acerca de su viaje para hacerse patóloga del habla y lenguaje y cómo los estudiantes interesados en la patología del habla podrían explorar esta carrera profesional.

Transcripción

Introducción: Gracias por sintonizar con nosotros para un podcast del Proyecto Illinois Early Learning. Nuestro proyecto integra el Departamento de Educación Especial en la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, gracias a fondos proporcionados por el Consejo Estatal de Educación de Illinois. En el presente podcast, les trasmitimos información sobre cómo crecen y aprenden los niños pequeños, además de estrategias que los adultos podemos aprovechar para ayudarlos a desarrollarse bien. Me llamo Rebecca Swartz, y soy integrante del personal del proyecto.

Prof. Swartz: En esta entrevista hablamos con Elise Prosser, patóloga del habla y lenguaje de Urbana Early Childhood School (Escuela de la Primera Infancia de Urbana) en Urbana (Illinois). La Sra. Prosser recibió el título universitario en ciencias del habla y audición y su maestría en patología del habla y lenguaje de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign. Lleva cinco años trabajando como patóloga del habla y lenguaje en escuelas públicas. Ha venido para hablar con nosotros acerca de apoyar el desarrollo del lenguaje y la lectoescritura en niños preescolares y cómo se forman los planes educativos individualizados (IEP, siglas en inglés) en los programas para niños pequeños. También nos cuenta un poco acerca de su viaje para hacerse patóloga del habla y lenguaje y cómo los estudiantes interesados en la patología del habla podrían explorar esta carrera profesional.

Prof. Swartz: Elise, es maravilloso que usted pueda visitarnos en los Podcast del Proyecto Illinois Early Learning. Pude hablar con la directora de su escuela, quien nos describió su programa inclusivo para niños pequeños. Afortunadamente, ella nos conectó con usted y dijo que usted podría compartir con nosotros algo de perspicacia sobre los asuntos del habla y el lenguaje en el programa inclusivo de la primera infancia, y que también podría contarnos un poco acerca de los IEP. Ahora bien, primero me encantaría saber un poco más acerca de usted y cómo se hizo patóloga del habla y lenguaje en un programa inclusivo preescolar.

Sra. Prosser: Absolutamente. Gracias por invitarme. Bueno, al principio quería ser maestra, pero sabía que quería hacer algo más específico, más individualizado. Por eso hablé con otras personas durante la escuela secundaria superior, en realidad, y mi mamá es enfermera, y me recomendó el habla. Y me dijo, sabes, la patología del habla es algo que podrías investigar. Podrías trabajar en las escuelas. Podrías trabajar en los hospitales y, pues, ella me conectó con una patóloga del habla y lenguaje en un hospital. Yo hice algunas observaciones de su trabajo, y quedé encantada con ello. Me gustaba mucho los diversos ámbitos especializados de la profesión, y luego pasé a especializarme en patología del habla y lenguaje en la Universidad de Illinois, obtuve la maestría y empecé a trabajar en los suburbios de Chicago. Trabajé en dos escuelas distintas. Trabajé en una escuela primaria y un programa de la primera infancia. Y luego he pasado a Urbana, y llevo trabajando allí los últimos cuatro años, y me encanta. Yo creo que soy más apta para trabajar con los niños pequeños. Realmente es un gozo trabajar con los niños de 3 a 5 años. Van cambiando mucho, aprendiendo mucho, y realmente gozo del entusiasmo que traen cada día.

Prof. Swartz: Excelente. Yo sé que usted trabaja en un programa inclusivo para niños pequeños, que significa que el programa incluye tanto a niños con discapacidades, junto con niños de un desarrollo típico. Siento curiosidad por saber cómo es un día típico para un patólogo del habla y lenguaje en un programa así. ¿Puede contármelo un poco?

Sra. Prosser: Claro. Llego por la mañana. Tenemos como 45 minutos para la preparación, y luego a las nueve entran los niños. Los niños de la primera clase entran. Típicamente, yo hago terapia desde como las nueve hasta las once, y luego a las once, en la mayoría de los salones de clase doy una lección de habla y lenguaje a toda la clase. Entonces las clases varían de una semana a otra, más o menos depende de lo que las aulas necesitan y algunos de los errores comunes o cosas en que los niños están trabajando. Por eso yo podría focalizar en la conciencia fonémica. Podría trabajar en diversos conceptos del lenguaje, contestar preguntas, más o menos depende.

Prof. Swartz: De lo que los niños necesitan en aquel salón de clases en particular, así que usted está pensando en los niños individuales a quienes ha dado terapia y sus necesidades, además de las necesidades de la clase entera. Eso es realmente interesante, ya que usted mencionó antes que pensaba que le gustaría ser maestra, pero que quería hacer un trabajo más específico. Pues ahora, como patóloga del habla y lenguaje usted realmente provee un apoyo que va a tener un impacto en el desarrollo de la lectoescritura y el lenguaje de los niños, también, porque sabemos que la conciencia fonémica es importante para todos los niños antes de que empiecen a leer. Pues eso es fascinante. ¿Qué otros tipos de cosas hace usted? Yo sé que es un programa de día completo, así que usted tiene una sesión de la tarde, pues más o menos repite su rutina de la mañana. Y luego, ¿qué otro tipo de cosas hace usted como patóloga del habla que integra un equipo interdisciplinario con otros profesionales?

Sra. Prosser: Bueno, estamos muy afortunados de tener una hora y media entre las dos sesiones, en que la gente piensa, sabe, que tenemos un descanso largo para el almuerzo, pero eso no es el caso. Básicamente siempre estamos en reuniones. Así que podríamos tener reuniones de IEP durante ese tiempo, pero la mayoría de los días tenemos reuniones de colaboración. Pues nos reunimos con el equipo de cada aula. Por eso me reúno con la maestra, quien es maestra de educación especial además de educación regular, y el terapeuta ocupacional, el asistente social, y luego la psicóloga a veces o el terapeuta físico a veces si es necesario; más o menos nos mantenemos al día con lo que está pasando en el aula si hay estudiantes específicos de quienes debemos hablar cada semana para ayudarlos a recibir el apoyo en el salón de clases.

Prof. Swartz: Hay niños que tienen necesidades más complejas, tal vez tienen discapacidades más complejas, además de niños que necesitan solamente el apoyo en el habla y el lenguaje, además de niños de desarrollo típico en el programa. Me pregunto, estoy escuchando su día y lo ocupado que es, y me pregunto qué es lo que distingue eso del trabajo en ambientes clínicos.

Sra. Prosser: Yo diría que la mayor diferencia es no más la capacidad de dar la terapia del habla en un ambiente más natural. Hay acceso a diversos compañeros, tanto los que tienen discapacidades también, como los que se están desarrollando típicamente. Pues yo creo que esto realmente ayuda a todos, ya que los niños que ayudan con la terapia del habla pueden ser mis ayudantes del habla, por eso pueden participar en la terapia ya que siempre quieren integrar el grupo, además de los niños que trabajan para alcanzar metas concretas.

Prof. Swartz: Pues para esos niños que trabajan para alcanzar objetivos específicos es muy motivador tener un compañero, pero también es muy divertido y motivador para ese compañero ser el perito, o no más jugar con estos otros compañeros. Así que usted realmente es facilitadora de esas amistades y relaciones. Eso es fascinante, pues ¿es eso el tema de sus conversaciones durante las colaboraciones?

Sra. Prosser: Sí, tratamos de hablar sobre cómo podemos alcanzar metas del habla y el lenguaje, además de otras metas, en el salón de clases, durante, en el salón y en otras terapias. Así que todos trabajamos para alcanzar todas las metas, para que podamos ser de lo más eficaces.

Prof. Swartz: Sí, pues ese ambiente natural, es muy importante la idea que el aula da la oportunidad de practicar, y eso es lo que tal vez hace su programa un lugar muy especial en que trabajar como patóloga del habla.

Sra. Prosser: Sí, y es muy hermoso poder verlos cada día, a varias horas del día, y creo que esto realmente ayuda a formar una relación fuerte. Estar presente en el aula realmente me ayuda a sentir que soy otra maestra, y por eso me perciben como otra maestra, y nos ayuda a formar un vínculo fuerte.

Prof. Swartz: Cuando usted trata el habla y el lenguaje, como patóloga del habla, usted realmente trabaja con niños que tienen todo tipo de condición, así que tiene niños que tal vez sean difíciles de entender, y ¿cómo se describen esas dificultades?

Sra. Prosser: Pues, la articulación o la fonología.

Prof. Swartz: ¿Las sustituciones de letras, o…?

Sra. Prosser: Sí, pues muchos niños trabajan para desarrollar, sabes, los sonidos “k” o “g”, así que podrían decir “tar” en vez de “car” (carro) o algunos de los sonidos ruidosos como “f” y “s” y “sh”, y cosas así.

Prof. Swartz: Bueno, pues está trabajando con esos niños, y luego usted dice que el lenguaje son cosas como hacer y contestar preguntas, o pedir cosas, y participar en conversaciones. Algunos niños tienen dificultades, como el autismo u otras discapacidades más complejas, que lo hacen muy difícil. Así que usted trabaja con todas las diversas condiciones del habla y el lenguaje. ¿Hay algún nombre específico para esos objetivos?

Sra. Prosser: Ahora bien, depende de la cosa en que están trabajando. Por eso yo podría tener un objetivo llamado articulación y fonología, o podría tener un objetivo de comunicación. Así que algunos estudiantes que entran al programa casi no son verbales. Podrían tener algunas palabras, pero estas no son funcionales, pues podrían decir “carro” pero realmente no están indicando un carro, ni están pidiendo un carro. Puede ser que no más dicen palabras.

Prof. Swartz: Así que para algunos niños, realmente no es más que la comunicación, la faceta de poder señalar algo con el dedo para pedirlo o poder usar los gestos. Así que usted piensa en el lenguaje en ese sentido amplio de la comunicación, la capacidad de funcionar y pedir cosas en el ambiente natural.

Sra. Prosser: Sí, y con esos estudiantes, usamos muchas imágenes, como por ejemplo, nos intercambian una foto para pedir algo, o podrían tener un aparato de comunicación que es de más alta tecnología, en que tocan botones para pedir cosas.

Prof. Swartz: Fascinante, qué genial. Pues esos niños tienen objetivos específicos, como usted dijo, lo que nosotros en la educación especial solemos llamar un plan educativo individualizado. Pues me pregunto si usted podría contarme un poco más acerca del proceso del IEP. ¿Cómo entran los niños a su programa y cómo son identificados como los que necesitan servicios del habla y lenguaje? Comencemos allí. Hablemos de la forma típica de entrar a su programa.

Sra. Prosser: Claro, pues hay dos formas típicas de entrar al programa. La primera es de niños que han recibido una intervención temprana. Antes de que cumplan 3 años, tenemos que tener un plan para ellos, sea que indica que necesitan servicios del habla o que no. Pues antes de su tercer cumpleaños, tienen una reunión de transición de la intervención temprana, en que su equipo de intervención temprana viene y se reúne con nuestro equipo y hablamos de las evaluaciones que serán necesarias. Pues yo realmente integro también el equipo de la evaluación. Así que tengo una cantidad de casos en Urbana Early Childhood School de estudiantes con quienes trabajo, pero también hago evaluaciones de todos los niños que nos llegan desde los servicios de intervención temprana.

Prof. Swartz: Me imagino que las familias se sentirán muy nerviosas acerca de esta transición ya que van desde un programa, la intervención temprana en nuestro estado que los sirve en su hogar y sus lugares de cuidado infantil, hasta un programa que se ubica en un centro. ¿Verdad? Porque ya entran al distrito escolar. Pues me parece que es muy interesante ver que todos esos niños de apenas 3 años se convierten en preescolares.

Sra. Prosser: Sí, así es. Es importante obtener mucha información de los padres y también del equipo de intervención temprana. Porque solo tenemos una hora para evaluar al niño.

Prof. Swartz: Eso es muy poco tiempo.

Sra. Prosser: Sí, porque hay muchos niños que entran al programa, realmente no tenemos mucho tiempo para empezar el proceso con ellos. Así que tomamos mucho de lo que informan los padres y lo que informan los terapeutas de intervención temprana, porque realmente conocen mejor a los niños, y tenemos un punto de partida para ellos, porque en cuanto entren a la escuela, muchas cosas cambian. Y crecen mucho, pues…

Prof. Swartz: Los niños preescolares cambian rápidamente.

Sra. Prosser: Sí.

Prof. Swartz: Especialmente cuando tienen compañeros de 4 y 5 años.

Sra. Prosser: Sí.

Prof. Swartz: Con quienes juegan todo el día. Marca una gran diferencia contar con compañeros como modelos, para muchos de esos niños.

Sra. Prosser: Sí, absolutamente.

Prof. Swartz: Pues eso es una manera. Entran por medio de la intervención temprana. ¿Cuál es la otra manera de que entran los niños al programa?

Sra. Prosser: Bueno, todos nuestros niños son analizados antes de su entrada a nuestro programa. Y reciben un análisis con una herramienta general para el preescolar, y también hacen una prueba de vocabulario expresivo de palabras sueltas con imágenes.

Prof. Swartz: Oh.

Sra. Prosser: Así que esto realmente nos ayuda a percibir en qué nivel se encuentra su vocabulario. También nos da la oportunidad de escuchar cómo hablan, escuchar su forma de hablar a ver si hay errores, y luego también les damos la oportunidad de hablar sobre las imágenes y decirnos algunas oraciones también.

Prof. Swartz: Pues llegan para ser analizados, y ¿cómo identifican ustedes a los niños que necesitan estar matriculados en el programa?

Sra. Prosser: Bueno, cualquier estudiante que tenga una preocupación en cuanto al habla y el lenguaje, o alguna necesidad social-emocional, o sensorial si tenemos una preocupación acerca de este estudiante, sea una preocupación del patólogo del habla y lenguaje o del maestro, tenemos un papel rojo que llenamos para explicar dichas preocupaciones. Y dice algo como “creemos que el maestro debería estar pendiente del desarrollo del habilidades preparatorias al trabajo académico” o “El patólogo del habla y lenguaje debería monitorear a este niño para ciertos errores de sonidos o cierta estructura de oraciones”, cosas así. Luego mientras el año escolar progresa, determinamos si esos errores todavía están presentes o si el niño ha realmente tanteado el terreno, escuchado a otros estudiantes y desarrollado naturalmente esas habilidades.

Prof. Swartz: Ahora bien, eso es muy interesante ya que es lo especial de su programa inclusivo. Usted puede aceptar a niños del programa Preescolar para Todos, quienes tal vez se encuentran al borde de necesitar un apoyo individualizado pero que no más necesitan la experiencia preescolar para adelantarlos y están allí junto con los niños que cuando entraron, sabíamos que tenían necesidades específicas identificadas. Pues eso es interesante, usted puede trabajar como parte de un equipo de maestros para focalizar en el habla y el lenguaje. Interesante. Entonces, usted dice que si un niño progresa, solo hay que monitorearlo. Si no progresa, ¿el proceso cambia? ¿Hay que reunirse con la familia? ¿Cómo funciona eso?

Sra. Prosser: Sí, pues si el niño no progresa y todavía tenemos preocupaciones, comenzamos un proceso de IEP. Entonces eso incluye, obviamente, hablar con los padres, escuchar lo que piensan sobre el desarrollo del habla y lenguaje de su hijo, y nos reunimos y tenemos lo que se llama una reunión de áreas. Pues analizamos todas las áreas del día de ese niño, y eso podría incluir el rendimiento académico, el rendimiento funcional.

Prof. Swartz: Pues cómo el niño maneja, si puede seguir instrucciones para ir desde la alfombra hasta el lavado de manos y luego a la mesa para merendar. Esas son instrucciones de tres pasos, ¿puede seguirlas? ¿Puede colgar un abrigo y encontrar un centro en que jugar, o hacer lo que sea parte de la rutina diaria, verdad? Esto es el tipo de… pues usted piensa acerca del niño en su totalidad. Y dicen, ¿hay alguna cuestión, en este nivel específico?

Sra. Prosser: Correcto, determinamos cuáles áreas son necesarias o áreas que nos preocupan, en que es necesario que hagamos una evaluación adicional, y entonces desde allí obtenemos el consentimiento de los padres para hacer una evaluación del habla y lenguaje. Y la mayoría de la evaluación realmente es cosas que ya vamos haciendo. Se trata de mirar imágenes, y contestar preguntas o nombrar objetos. Pues hacemos evaluaciones estandarizadas además de observaciones naturales. Muestras del lenguaje, muestras del habla.

Prof. Swartz: Excelente, pues llevan la cuenta de lo que los niños hacen en sus rutinas naturales diarias y utilizan eso para apoyarlos. Entonces, estoy segura que la meta de ese programa es que los niños tengan una entrada muy exitosa al kindergarten. Entran al kindergarten y al primer grado listos para leer y escribir y aprender. Y tener un buen vocabulario y la capacidad de comunicarse es muy importante para eso. Pues, no más siento curiosidad, como los padres desempeñan un papel tan importante en este proceso, cuénteme un poco más acerca de colaborar tan estrechamente con los padres durante estos años preescolares como patóloga del habla y lenguaje.

Sra. Prosser: Sí, bueno, muchas veces somos más o menos los primeros en señalar ciertas cosas o averiguar ciertas cosas acerca del habla y el lenguaje de un niño. Yo diría que probablemente lo somos en como la mitad de los casos. Muchas veces los padres vienen y dicen, m preocupa esto en cuanto al habla. Y por eso podemos hablar mucho sobre lo que pasa en la escuela versus lo que pasa en casa, y en muchos casos es muy diferente. Y los padres realmente son los peritos en sus hijos, los conocen mejor, pues realmente son un gran recurso. Yo les explico, lo mejor que puedo, cuáles son algunas de las luchas que su hijo podría tener, además de cosas que el niño hace bien. Y cómo trabajar en casa para alcanzar esas metas. Pues lo que trato de hacer para estimular la participación de los padres es que le doy a cada uno de mis estudiantes una pegatina que fija a su camisa o blusa que dice “Hoy Sra. Elise y yo practicamos” y les da tal vez una o dos palabras en que focalizamos aquel día, y luego…

Prof. Swartz: Eso será muy útil. Como la mamá de un preescolar, sabe, a veces preguntas “¿Qué hiciste hoy?” o, bueno, “Cuéntame esto…” y yo trabajo en el ámbito de la primera infancia, pues tengo muchas estrategias más para escuchar las palabras de mi hijo, pero me imagino que si no sabías cómo conseguir que tu niño te dijera esas palabras, que tener esa pegatina sería muy útil ya que, “Oh, debo de hablar de cosas que comienzan con la letra P”, sabe, o “Debo de practicar preguntas—contestarlas o hacerlas”. Pues eso es fascinante. Excelente, es una estrategia excelente. Qué genial. Eso me entusiasma mucho. Así que usted realmente trata de ayudar a los padres a participar en lo que pasa durante el día, para continuar ese trabajo en casa.

Sra. Prosser: Sí, porque sabe, hay mucho trabajo que hacemos en la escuela, pero solo están con nosotros durante dos horas y media, pues los padres tienen mucho poder con el tiempo que pasan con sus hijos.

Prof. Swartz: Claro, tienen los fines de semana y las tardes y el tiempo de bañar a los niños, y las comidas. Pues eso es excelente. Así que usted realmente piensa en los padres y madres como participantes activos en el proceso de aprender. Es fascinante. Yo voy a recordar la técnica de las pegatinas. Voy a compartirla en congresos con maestros que quieren ayudar a los padres a saber lo que hacen los niños en el aula. Muy genial. Bueno, muchas gracias por darnos tanta perspicacia sobre la experiencia de ser terapeuta del habla y lenguaje en un programa para niños pequeños. ¿Hay algo que usted quiere decir a personas que son estudiantes y a quienes les interesa ese ámbito? ¿Cómo podrían averiguar más? ¿Podrían visitar su programa y observar el trabajo de personas como usted?

Sra. Prosser: Sí, bueno, cada año invito a estudiantes a observar. Hay que hacer observaciones durante al menos 25 horas. Y eso realmente es exclusivamente el tiempo de contacto, cuando estás trabajando directamente con un estudiante o un cliente. Esto puede pasar en las escuelas, puede pasar en los hospitales, no más para comenzar el proceso. Yo también animaría a los estudiantes a que contacten a varias escuelas y observen salones de clases que tienen estudiantes con discapacidades y sin ellas.

Prof. Swartz: Pues tal vez mientras hacen sus clases de desarrollo infantil, al principio de sus estudios universitarios o durante la escuela secundaria superior, si realmente hallan que eso les interesa, el ámbito del habla y el lenguaje es una posibilidad viable para algunos de ellos. ¿Usted también tenía que saber mucho sobre la ciencia y la biología para hacerse patóloga del habla?

Sra. Prosser: Sí, y he hecho cursos sobre la neuro-anatomía y también casi todo lo que está arriba del cinturón es, anatómicamente tenemos que saber de la respiración, el respirar, el tragar, hablar, todas las cosas así.

Prof. Swartz: Bueno, eso es muy interesante, un patóloga del habla y lenguaje trabaja con todas esas cosas. Así que eso es cuando usted menciona a los niños con necesidades más complejas, aunque la mayoría de los niños con que usted trabaja que se centran en la comunicación, es posible que usted también trabaje con cuestiones de tragar o respirar en niños que tienen necesidades médicas más complejas.

Sra. Prosser: Sí.

Prof. Swartz: Fascinante, podríamos hablar todo el día. Bueno, muchísimas gracias por venir a grabar esta entrevista conmigo y compartir su conocimiento con el Proyecto Illinois Early Learning, y nos entusiasma que usted podría posiblemente volver a hablar con nosotros otra vez.

Sra. Prosser: Excelente, muchas gracias por invitarme.

Conclusión: El sitio Web del Proyecto Illinois Early Learning en www.IllinoisEarlyLearning.org es la fuente de información basada en evidencia y confiable acerca del cuidado y educación infantil para padres, madres, cuidadores y maestros de niños pequeños. Gracias por escuchar y por ayudar a los niños de su hogar, su aula y su comunidad a tener un comienzo fuerte en su aprendizaje durante la infancia.