Compartiendo libros con su bebé

Sobre este recurso
Revisado: 2012
English title: Sharing Books with Your Baby

¿Es posible compartir libros con los niños que aún no hablan? ¡Sí! Al leer a los bebés, los padres y madres, abuelos, tíos y hasta hermanos mayores pueden ayudar a los bebés a enamorarse de la lectura. He aquí algunos consejos que han surtido efecto para padres y proveedores de cuidado infantil.

¿Cómo empiezo?

  • Cante, hable o recite rimas a su bebé todos los días, desde el día de su nacimiento.
  • Empiece a usar libros cuando su bebé comience a fijarse en los dibujos. Para muchos bebés, esto ocurre cuando tienen entre 4 y 6 meses de edad.
  • Encuentre un lugar para leer en que usted y su bebé estén cómodos y el pequeño pueda ver las páginas. El bebé a lo mejor preferirá estar sentado sobre sus piernas. En un coche, el asiento de seguridad es el mejor lugar para un pequeño cuando usted lee en voz alta.
  • Señale una ilustración en una página. Deje que su bebé toque las páginas también. Hable sobre la lámina o lea las palabras sencillas. A muchos bebés les gusta que el mismo libro o la misma página se les lea una y otra vez.

¿Cuáles libros puedo presentar a mi bebé?

  • Muchos bebés tratan los libros como juguetes, así que busque libros hechos especialmente para bebés. Los buenos libros para bebés son los que se hacen de tela, cartón grueso o vinilo. ¡Son fáciles de limpiar y difíciles de destruir!
  • Busque libros con láminas atrayentes de gente, animales u objetos conocidos, y con palabras y rimas sencillas.

¿Cuándo puedo leer con mi bebé?

  • Haga la lectura una parte de la rutina diaria. Después de la siesta y antes de la hora de acostarse son dos momentos populares.
  • Meta un libro en la bolsa de pañales para salir a la calle con su bebé, y así el compartir libros puede ser parte de la espera en la parada del autobús o en la caja del supermercado.

¿Por cuánto tiempo puedo leer a mi bebé?

  • Lea a su bebé sólo mientras siga interesado; por unos segundos, o unos minutos.
  • Cante las palabras, cambie la voz o juegue con un títere para mantener la atención del bebé. Si el tiempo de leer es corto y agradable, tal vez la nena escuchará más en otra ocasión.

¿Qué hago si los libros no le interesan a mi bebé?

  • Siga intentando, pero no a la fuerza. Algunos nenes simplemente están ocupados aprendiendo otras cosas.
  • Deje que su pequeño lo vea leer.
  • Si su bebé puede sostener objetos, deje que juegue con libros para bebés. Ofrézcale libros cuando busque algo para hacer. Tales invitaciones ayudan a muchos niños a desarrollar su interés en los libros.