Las conferencias entre padres y maestros. Cómo hablar con el maestro o cuidador de su hijo

Sobre este recurso
Revisado: 2015
English title: Conference Time! Talking to Your Child’s Teacher or Caregiver
Muchos padres y madres se sienten un tanto nerviosos acerca de las conferencias u otras conversaciones con los maestros o cuidadores de su hijo. He aquí algunas sugerencias, aprobadas por padres, para ayudar a usted a tener reuniones exitosas con las personas del programa al que asiste su hijo.

Llegue a conocer a los maestros y a otras personas de la escuela mucho antes de las conferencias.

  • Tenga presente que a la mayoría de los maestros le gusta conocer a los padres y madres, así como a otros familiares.
  • No olvide informar al personal cómo contactar a usted: “Mi esposo trabaja las noches, de modo que llámenme por favor a mi celular durante el día”. “Puedo ir a la escuela los jueves por la mañana”.
  • Averigüe si el programa ofrece una lista de actividades para los padres y madres. Tal vez usted pudiera desarrollar actividades instructivas en casa u ofrecerse de voluntario para ayudar con la clase de vez en cuando.
  • Averigüe para cuándo están programadas las conferencias entre padres y maestros. Entonces, esté pendiente de notas enviadas a casa o por email que lo inviten a apuntarse para una cita con la maestra.

Programe una cita para reunirse con el maestro, y luego acuda a la cita.

  • Responda oportunamente cuando recibe la nota de la escuela que lo invita a las conferencias.
  • Averigüe de antemano si será buena idea llevar a los niños a las conferencias. Algunos programas ofrecen un cuidado gratuito de los niños mientras sus padres están reuniéndose con los maestros.
  • Si usted sabe que llegará tarde a la cita, llame al maestro para informarlo.

Esté preparado para hacer preguntas tanto como para contestarlas.

  • Será de esperar que el maestro le cuente muchas cosas acerca de su hijo y que le muestre ejemplares de trabajos que su hijo ha completado durante las clases.
  • Se puede esperar también que el maestro le pida a usted sus ideas, sugerencias y preocupaciones.

Haga usted también algunas preguntas. He aquí unas sugerencias:

  • ¿Qué hace mi hijo que los sorprende a ustedes? Esta pregunta puede ayudarlo a enterarse de lo que los maestros esperan de su hijo y en qué se fijan respecto al niño.
  • ¿Es renuente mi hijo a hacer algunas cosas? Esta pregunta puede iniciar una discusión importante acerca de los intereses y disgustos de su hijo.
  • ¿Cuáles son algunas cosas que le gustaría que mi hijo hiciera? Aun si su hijo tiene experiencias positivas en la escuela, esta pregunta puede ayudar tanto a usted como al maestro a idear algo nuevo que su hijo pudiera intentar.
  • ¿Qué puedo hacer en casa para apoyar lo que ustedes hacen durante las clases? Esta pregunta demuestra que usted y su familia se interesan por la instrucción de su hijo. El maestro tal vez le mencione unas ideas buenas para actividades instructivas y divertidas que pueden hacerse en casa.

Manténgase tranquilo si el maestro cree que su hijo tiene algunas dificultades.

  • Tenga presente que a la mayoría de los maestros le gustaría escuchar las ideas de usted acerca de lo que puede estar pasando. El maestro tal vez también le pida que haga sugerencias acerca de maneras de ayudar a su hijo.
  • No piense que le estén echando la culpa de cualquier problema. Más bien, comuníquele al maestro que usted desea colaborar con el personal para que le vaya bien a su hijo.

(Ciertas porciones de esta Página de consejos se adaptaron del Digest de ERIC, “Conferencias de padres-educadores: Sugerencias para los padres” por Ann-Marie Clark.)