La cooperación en el aula preescolar. Juntas de la clase

Sobre este recurso
English title: Cooperation in the Preschool Classroom: Class Discussions

En las juntas de toda la clase, los niños pueden aprender el respeto por los demás, habilidades de comunicación, maneras de relacionarse con los compañeros y adultos y cómo dar votos. El aprender estas habilidades de cooperación es una meta de las Pautas de aprendizaje y desarrollo infantil de Illinois (vea las Pautas del desarrollo social y emocional).

¿Qué son las juntas de la clase?

Una junta de la clase es diferente de las actividades normales en círculo. Es una conversación que reúne a los niños para hablar sobre ideas, resolver problemas, organizar el día, planear actividades o celebrar lo que va bien.

¿Qué aprenden los niños de las juntas de la clase?

Aprenden a:

  • escuchar y responder a otros. “Daniel está de acuerdo con la idea de Karina. ¿Alguien tiene otra cosa para añadir?”
  • hacer preguntas y compartir información. “Jamal quiere contarnos lo que ha aprendido sobre la nieve. Luego pueden preguntarle sobre ello”.
  • establecer expectativas en grupo. “Todos votaron por esta regla de la clase: ‘¡No pegar a los demás!’”.
  • pensar sobre el paso del tiempo. “Después de la reunión, normalmente salimos afuera”.
  • resolver problemas y tomar decisiones juntos. “Jaida, querías que tuviéramos la merienda más temprano”. Jaida tal vez contesta entonces, “Sí, quiero que votemos”.
  • planear qué estudiar y cómo compartir el conocimiento. “¿Cuáles serían algunas de las maneras que podrían demostrar lo que aprendieron sobre los huevos?”
  • entablar relaciones y formar un sentido de comunidad. “¡Tuvieron una conversación muy larga e hicieron un plan que funciona!”

¿Cuál es el papel del adulto?

El adulto facilita las juntas de la clase al:

  • incluirlas en el horario de cada día.
  • declarar el propósito de la junta. “Ya es hora de escoger las canciones para cantar en nuestra Noche para los Padres”. (Nota: Si las conversaciones sólo son para manejar problemas, éstas tal vez empiecen a ser un disgusto para los niños.)
  • ayudar a los niños a acordarse de “hablar en voz alta”, turnarse, mantener el enfoque en el tema y escuchar a los demás.
  • animar a los niños a dar sugerencias los unos a los otros.
  • llevar la cuenta de las ideas o preguntas de los niños en una pizarra.

¿Cuál es un buen horario para las juntas de la clase?

  • Se puede comenzar el primer día que los niños asisten juntos a la clase. Se podría tener una para empezar el día y otra para terminarlo.
  • A principios del año, una junta de la clase de 5 minutos tal vez baste. Varias conversaciones breves quizás sean mejores que una larga que ponga ansiosos a los niños. A medida que los niños se acostumbran a ellas y perciben el provecho que brindan, estas conversaciones podrían durar 15 minutos o más.

¿Cómo puedo averiguar más?

Se puede averiguar más con los siguientes dos libros: Ways We Want Our Class to Be: Class Meetings That Build Commitment to Kindness and Learning por Developmental Studies Center (1996 – Cómo queremos que sea nuestra clase. Reuniones de clase que construyen un compromiso hacia la bondad y el aprendizaje); y Class Meetings: Young Children Solving Problems Together por Emily Vance y Patricia Jimenez Weaver (2002 – Reuniones de clase. Niños pequeños resolviendo problemas juntos).