El camino a la matemática. Problemas de planteo para niños preescolares

Sobre este recurso
Revisado: 2013
English title: Path to Math: Word Problems for Preschoolers

Los niños pueden gozar de problemas simples de planteo, aun a los 3 años de edad. Usted podría dar a los niños preescolares oportunidades de trabajar con problemas de planteo relacionados con sus investigaciones, actividades diarias y cosas sobre las que sienten curiosidad: el dinero, los juguetes o los objetos que la clase ha recogido durante un proyecto. (Vea los Parámetros de aprendizaje y desarrollo infantil de Illinois 6.A.ECa, 6.A.ECc, 6.A.ECd, 6.B.ECa y 6.B.ECd).

¿Qué tipo de problemas de planteo pueden los niños preescolares resolver?

Algunos niños preescolares pueden intentar sumar dos grupos de cosas:

  • Por ejemplo, usted podría decir: “Mateo tenía 2 llaves. Halló 2 más. ¿Cuántas llaves tiene Mateo ahora?”
  • Para aumentar el desafío, usted podría invertir las cantidades “conocidas” y “desconocidas”: “Ayer Mateo tenía 2 llaves. Halló otras y ya tiene cuatro. ¿Cuántas llaves halló?”

Algunos niños preescolares pueden trabajar en problemas simples de sustracción:

  • Por ejemplo, usted podría decir: “Alex tenía 3 peniques. Dos rodaron a algún lugar y se perdieron. ¿Cuántos peniques tiene ahora?”
  • Invierta a veces las cantidades conocidas y desconocidas. “Uno de los peniques de Alex se perdió. Le quedan dos. ¿Cuántos tenía al principio?”

Muchos niños preescolares pueden utilizar el concepto del cero.

  • Usted podría decir, por ejemplo: “Rani tenía 5 piedras brillantes. Cinco se perdieron. ¿Cuántas piedras brillantes le quedan a Rani?”
  • Se pueden invertir las cantidades conocidas y desconocidas: “Rani tenía 5 piedras brillantes. Se le perdieron algunas y ya tiene cero piedras brillantes. ¿Cuántas se le perdieron?”

¿Cuáles son algunas maneras de lograr que los niños preescolares participen en resolver problemas de planteo?

A continuación se describen estrategias para ayudar a los niños a empezar:

  • Hable claramente al plantear un problema. Permita que los niños tomen mucho tiempo para pensar, y repita el problema si es necesario.
  • Deje que los niños usen objetos para resolver el problema y verificar sus respuestas.
  • Cuando un niño o niña contesta un problema de planteo, pregúntele: “¿Cómo supiste que esta es la respuesta?” La manera de pensar de un niño puede ser tan importante como obtener la respuesta “correcta”.
  • Tenga presente que dos o tres problemas a la vez serán suficientes para muchos niños preescolares.

Los niños pueden progresar desde los problemas simples hasta otros más complejos.

  • Comience utilizando cantidades menores de 5 con los niños principiantes. Aumente las cantidades a medida que observe que los niños captan el punto.
  • Cuando los niños pueden contestar correctamente problemas simples de planteo, plantéeles problemas más complejos. “Wendy recogió 3 bellotas. Una se perdió. Luego Wendy halló 2 más bellotas. ¿Cuántas tiene ahora?”