Maneras de lidiar con los sentimientos de culpa

Sobre este recurso
Revisado: 2016
English title: Dealing with Parental Guilt

Todos los padres y madres tienen sentimientos de culpa alguna que otra vez. A veces estos sentimientos los motivan para hacerse mejor padre o madre al aprender de la experiencia que dio lugar a esos sentimientos. En otros momentos, tales sentimientos dan por resultado prácticas malsanas de crianza y educación de los hijos. He aquí algunos motivos comunes de culpa, junto con algunos consejos que lo ayudarán a aprovechar las experiencias para mejorar su labor paterna.

Me siento culpable porque… No paso suficiente tiempo con mi hijo.

  • Haga cambios en lo que sea posible. Aproveche al máximo el tiempo que sí puede pasar con su hijo. Programe primero las horas de cenar juntos, jugar juegos, leer juntos y realizar otras actividades importantes para la familia. Otras actividades—los deportes, lecciones de artes o de música—pueden acomodarse en los momentos que quedan libres.
  • Limite el uso de la televisión, las computadoras y los videojuegos en casa.
  • Tenga en cuenta que para ser mejor padre o madre, usted debe apartar un tiempo para cuidar de su propia salud emocional y física, como por ejemplo haciendo ejercicios o reuniéndose con amigos.

Pierdo los estribos a menudo con mi hijo.

  • Considere sus expectativas y determine si son razonables. Los niños muy pequeños tienen poca paciencia para esperar a que sus padres terminen con largas llamadas telefónicas. Se les hace difícil pasar por alto las dulces cuando están esperando en fila para pagar en una tienda.
  • Al fijar los límites, hable con sencillez y con tonos tranquilos y firmes. Señale lo que quiere que su hijo haga: “No tires la cola del perro. Tócalo suavemente en la cabeza”.
  • Relaciónese con su hijo usando más maneras positivas que negativas.

No puedo dar a mi hijo tanto como tienen otros niños.

  • Tenga en cuenta que la felicidad de su hijo no depende de los juguetes costosos ni de las vacaciones costosas. En realidad, el bienestar de su hijo depende mucho de las relaciones con personas importantes: sus familiares, buenos amigos y maestros.
  • Ayude a su hijo a profundizar sus relaciones con otras personas al apartar tiempo para pasarlo con familiares y amigos. Estas relaciones enriquecerán a su hijo muchísimo más que cualquier cosa que usted pudiera comprarle.

Me preocupo por no tomar las decisiones correctas.

  • Tenga en mente que ninguno de nosotros estudió para ser padre o madre. Es natural preocuparnos por las decisiones que tomamos como padres y madres cuando nuestros hijos son pequeños.
  • Cuando usted no sabe con seguridad cuál acción deberá tomar con su hijo, consúltelo con otras personas en quienes confía.
  • Actúe según su juicio. Tenga en cuenta que los padres y madres necesitan fijar límites razonables para que sus hijos aprendan a defenderse en la vida.