Conciencia sobre la alergia al cacahuete o maní

Sobre este recurso
Revisado: 2017
English title: Peanut Allergy Awareness

La alergia al cacahuete o maní es una de las alergias alimentarias más comunes y más peligrosas. Las personas que cuidan a niños pueden ayudar a mantenerlos seguros al reconocer los síntomas de las alergias alimentarias y proteger a los niños vulnerables a estas alergias.

Se puede sospechar que un niño tenga alergia al cacahuete o maní si reacciona con alguno de los siguientes síntomas cuando lo ha comido o se ha expuesto a este alimento:

  • Urticaria, manchas rojas en la piel o hinchazón
  • Picazón en la boca y la garganta
  • Diarrea, retorcijones en el estómago, náusea o vómitos
  • Sensación de que las vías respiratorias se cierran, falta de aliento o silbido asmático
  • Tener la nariz tapada o mucha mucosidad

Tome precauciones si usted cuida a un niño que tiene alergia al cacahuete o maní:

  • Evite usar cacahuetes o alimentos que los contengan como ingrediente.
  • Lea las etiquetas con cuidado para evitar productos que contengan cacahuetes o que se procesen en fábricas donde también se procesan cacahuetes.
  • Evite exponer al niño a productos que contienen cacahuetes, como polvo o aceite de maní.
  • Recuerde a los niños o adultos que manipulan o comen un producto con cacahuetes que se laven las manos y limpien la superficie en la que se preparó o se comió el producto.

Reconozca la anafilaxis, emergencia que puede poner en peligro la vida, si un niño experimenta los siguientes síntomas:

  • Hinchazón en la garganta que dificulta respirar
  • Pulso rápido o débil
  • Mareos, pérdida de conocimiento, confusión o ansiedad

¿Qué puede hacer un maestro?

  • Hable con los padres del niño sobre la idea de pedir un análisis para ver si tiene algún síntoma después de comer cacahuetes o productos que los contienen.
  • Sugiera que el niño use un collar o pulsera con una placa de advertencia médica.
  • Enseñe al niño a comer solamente lo que le da un adulto de confianza. Puede ser peligroso compartir el bocadillo de un amigo si el niño tiene alergia al maní.
  • Actúe papeles con el niño para que sepa pedir ayuda inmediatamente si tiene una reacción alérgica.
  • Colabore con todos los adultos que se relacionan con un niño que tiene alergia al cacahuete para que comprendan que el niño tiene una alergia y que una reacción puede poner en peligro su vida.
  • Asegúrese que todos los formularios necesarios de acuerdo y consentimiento para el cuidado y tratamiento médico, incluso los primeros auxilios de emergencia, estén archivados y actualizados.
  • Si el médico del niño le receta un inyector de epinefrina, haga arreglos para que el inyector siempre esté disponible y que el personal esté capacitado para saber cuándo y cómo usarlo.
  • Contacte a un profesional de atención médica para más información.