¡Nada de nalgadas! Lo que Ud. puede hacer en lugar de pegarle al niño

Sobre este recurso
English title: Don't Spank! Here's What You Can Do Instead!

Muchos padres y madres prefieren no pegar a sus hijos, pero también quieren evitar aquello del “Niño mimado, siempre estropeado”. ¿Entonces, qué pueden hacer? Aquí hay algunas sugerencias.

Ignore los comportamientos que sólo buscan llamar la atención

  • Cuando sea posible, no les haga caso. Ignore los comportamientos que no lastimen ni a su hijo ni a los demás, como los quejidos, las groserías y los berrinches. Es difícil no hacer nada, pero a veces nuestros hijos se portan mal solamente porque quieren que les prestemos atención.

Conecte su respuesta con el mal comportamiento

  • Quítele por un tiempo breve los privilegios relacionados con la mala conducta. Por ejemplo, si sus hijos se pelean por los aparatos electrónicos, quíteles el tiempo ante la pantalla por unas horas o un día. Recuerde que si el castigo dura demasiado, a su hija posiblemente se le olvide la causa original y podría perderse así la lección.
  • Utilice consecuencias lógicas para hacerse entender. Por ejemplo, si su hija maltrata un juguete, quíteselo por unas horas. Si su hijo tira galletas al piso, haga que las recoja.
  • Sea consecuente. Los niños entenderán lo que ocurrió en el pasado y lo que pueden esperar en el futuro cuando las consecuencias y las respuestas de usted son invariables.

Fomente los comportamientos positivos

  • Reordene los espacios. Busque soluciones creativas. Si la ropa y los juguetes se dejan tirados a menudo, empiece a utilizar canastas y ganchos bajos para recogerlos con más facilidad. Si se extravían las notas enviadas de la escuela, desígneles una mesa u otro lugar especial.
  • Reoriente el comportamiento. Sustituya un comportamiento de “sí se puede” por uno de “no se puede”. Si su hijo dibuja en las paredes, hay que abastecerse de papel de dibujo y dejarle saber dónde se guarda. Si su hija avienta la arena del cajón, dele mejor una pelota para tirar.
  • Emplee la regla de “cuando/entonces”. Enlace lo que Ud. quiere con lo que quieren sus hijos. Por ejemplo, cuando los niños recojan sus juguetes, entonces podrán ver la televisión o jugar videojuegos. Cuando terminen de bañarse, entonces se les podrá leer un libro de cuentos.

Use penitencias (“time out”) esporádicamente

  • Estas penitencias se deben imponer en los casos de comportamientos peligrosos y dañinos como los de morder, pegar y la destrucción a propósito. Estas penitencias se utilizan para ayudar a su hijo a tranquilizarse y retomar el control de sí mismo. Después de este período, reconozca en cuanto pueda el buen comportamiento de su hijo.

Reconocimientos

Estos consejos acerca de cómo ser buenos padres y madres se han adaptado de material de Parents Anonymous® Inc., una organización nacional dedicada al fortalecimiento de las familias.