Pequeños autores. Cuentos dictados

Sobre este recurso
Revisado: 2013
English title: Young Authors at Work: Story Dictations

Los niños de edad preescolar que todavía no han aprendido a escribir aun pueden ser autores al dictar sus cuentos a un adulto (vea el Parámetro del aprendizaje y desarrollo infantil de Illinois 5.B.ECc). Podrían convertir sus cuentos dictados en libros, o dejar que sus compañeros de clase realicen sus cuentos en forma dramática (vea los Parámetros 2.C.ECa, 5.B.ECa, 25.B.ECa y 26.B.ECa).

Comience con el dictado.

  • Aparte algún tiempo al menos una vez a la semana para que cada niño le dicte cuentos a usted o a otro adulto.
  • Mantenga una carpeta de cuentos dictados para cada niño. Para ahorrar el papel, podría usar media hoja para el primer borrador de un cuento.
  • Siéntanse donde tanto usted como el niño están cómodos. Pida al niño que comience su cuento. Mientras el niño habla, escriba sus palabras en letra cursiva o sencilla o a máquina. Algunos niños necesitarán que les recuerde a hablar despacio para que usted no pierda lo que dicen. Si un niño preescolar no puede pronunciar el sonido “rr”; usted podría escribir “perro” aunque el niño realmente diga “pelo”. No es necesario corregir la gramática ni la pronunciación del niño mientras le dicta. Si usted no puede entender algo aun cuando el niño se lo repite, dígale: “No pude captar lo que dijiste. ¿Podrías decirlo de otra manera?”
  • Cuando el niño le dice que el cuento se ha acabado, vuelva a leérselo. Pregúntele: “¿Suena esto como querías que sonara?” “¿Quieres cambiar algo o añadir algo?” Haga los cambios que el niño sugiera. Léale el cuento revisado.

Permita que los niños compartan sus cuentos con sus compañeros.

  • Cuando un niño está satisfecho con su cuento, invítelo a ilustrarlo antes de presentarlo a los compañeros. Si el niño quiere extender el cuento sobre varias páginas, vuelva a escribirlo a mano o a máquina con unas cuantas palabras u oraciones en cada página.
  • Aparte tiempo para que los niños “lean” sus libros en voz alta. En ciertas aulas se disponen Sillas del Autor donde los niños se sientan mientras comparten sus libros. Usted podría realizar la lectura si un niño no está preparado para presentar su libro por cuenta propia.
  • Anime a los niños que están escuchando a hacer comentarios o sugerencias útiles.

Invite a los niños a actuar sus cuentos.

  • Cuando un niño acaba de dictar un cuento, pregúntele: “¿Te gustaría que algunos compañeros realicen tu cuento?” Si el niño dice que sí, lea el cuento en voz alta en una actividad de grupo grande. Luego permita que el autor escoja a unos compañeros para realizar los personajes. Tenga en cuenta que a algunos niños les gusta hacer el papel de piedras u otros objetos que no hablan.
  • Cree un espacio para que los actores realicen el cuento mientras usted lo lee en voz alta otra vez.
  • Después del final del cuento, anime a los actores y al autor a saludar al “público” y a agradecerse unos a otros.
  • Pida a la clase comentarios o sugerencias acerca del cuento y la actuación.