Regresando a los programas para niños pequeños después de COVID-19

Sobre este recurso
Revisado: 2020
English title: Returning to Early Childhood Programs After COVID-19

La pandemia de COVID-19 ha producido cambios dramáticos en nuestras vidas. Nuestras rutinas han cambiado. No hemos podido ver a nuestros seres queridos. Estamos preocupados por nuestra salud y la de otros.

Mientras niños y familias vamos volviendo lentamente al trabajo y al cuidado de niños, las familias y los cuidadores podríamos tener preocupaciones sobre la mejor manera de manejar este cambio. Aunque no sea el primer día de la asistencia de un niño en un centro, el primer día que vuelve a asistir también puede ser estresante. El cuidado de niños se verá diferente durante algún tiempo, con rutinas, reglas y requisitos nuevos. El personal del Proyecto Illinois Early Learning ha reunido recursos para ayudar a niños, familias y proveedores de cuidado con esta transición.

Además, la Asociación para la Educación Infantil de Ohio (Ohio AEYC) presentó un webinar con Barbara Kaiser, Getting Ready for the New Normal: Supporting Children, Staff, and Families When Your Center Re-Opens (Prepararnos para la nueva normalidad. Cómo apoyar a niños, empleados y familias cuando su centro vuelva a abrir). Este webinar trata el tema de los órdenes de confinamiento o de cuarentena, el trauma colectivo, las modificaciones que serán requeridas y el impacto que todo esto tendrá en la percepción de seguridad de los niños, su conducta y la capacidad de los adultos de responder con eficacia. Se puede ver el webinar gratuitamente, pero se requiere registración.

Los sentimientos de los niños

La mayoría de los adultos podemos encontrar maneras de manejar las emociones, desde hablar con amigos hasta utilizar prácticas de concienciación. Sin embargo, muchos niños pequeños pueden tener dificultades para expresar sus sentimientos. Cuando los niños vuelvan a la guardería, pueden estar experimentando diversos sentimientos, pero tal vez no sean capaces de comunicarlos. Pueden tener las siguientes emociones:

  • Tristeza
    • Pueden echar de menos a su padre, su madre u otro familiar.
    • Pueden extrañar a un ser querido que falleció durante la pandemia.
    • Pueden notar la ausencia de los amigos que ya no asistan a su clase.
  • Temor
    • Pueden tener miedo de enfermarse o de que un familiar se enferme.
    • Pueden sentir temor de las mascaras y de otros equipos de protección personal.
    • Pueden asustarse al estar solos.
  • Ansiedad
    • Tal vez no conozcan la rutina nueva.
    • Pueden ser más sensibles ante los ruidos.
    • Puede que no quieren que su padre o madre se vaya.

Reconocer el estrés

Es importante que los cuidadores reconozcamos que tales sentimientos de estrés pueden manifestarse de diversas maneras. Pueden verse como lo siguiente:

  • Una tendencia a aferrarse a los adultos
  • Los berrinches y la exteriorización
  • Aislarse, querer estar solo o retirarse
  • Un retroceso en las habilidades de lenguaje, el auto-cuidado y el sueño
  • Llorar
  • Hacer más preguntas que lo normal
  • Conductas impulsivas

Para apoyar a los niños pequeños que están volviendo, los cuidadores podemos hacer lo siguiente:

  • Ser sensibles a las necesidades del niño
  • Tener paciencia con el niño
  • Comunicarles a los niños los cambios en su rutina anterior
  • Proveer una rutina constante
  • Responder a las preguntas de manera breve y honrada
  • Proveer oportunidades de jugar
  • Dar opciones razonables
  • Leer libros sobre COVID-19 y tiempos difíciles
  • Utilizar técnicas que apoyan la auto-regulación
  • Mantenernos tranquilos
  • Ofrecer empatía y apoyo
  • Utilizar la orientación positiva

Apoyar a niños

Los cuidadores naturalmente nos preocupamos por los niños en nuestro cuidado y sus familias. A causa del periodo extendido de la cuarentena, algunas familias pueden necesitar un apoyo adicional a causa del trauma o la violencia. Si las familias han vivido factores adicionales de estrés, como la violencia, el trauma o el estar sin hogar permanente, estos sentimientos y emociones pueden ser aún más difíciles de manejar.

Es esencial conectarnos con estas familias para ayudarlas a alcanzar recursos y fomentar la seguridad personal. National Center on Parent, Family and Community Engagement (El Centro Nacional para el Fomento de la Participación de Padres, Familias y Comunidades) ha desarrollado un recurso que presenta estrategias para apoyar a las familias que pueden estar experimentando la violencia doméstica (Strategies to Support Families Who May Be Experiencing Domestic Violence; en inglés).

Wisconsin Infant Mental Health Association (Asociación para la Salud Mental Infantil de Wisconsin) ha producido un recurso de cuatro páginas, Tips for Supporting Infants & Young Children’s Transition as we Re-Open (Consejos para apoyar la transición de los bebés y niños pequeños mientras volvemos de la cuarentena; en inglés). Esta entidad también ofrece recursos en español.

Para obtener más información en inglés y español sobre el impacto de COVID-19 en la primera infancia en Illinois, por favor visite la página de internet de Governor’s Office of Early Childhood Development (Oficina de Gobernador para el Desarrollo de Niños Pequeños).

Para las familias

Las familias también pueden experimentar sentimientos parecidos de estrés y ansiedad durante la presente transición. Puede haber preguntas sobre el centro de cuidado y lo que haya cambiado durante este tiempo. La salud mental de los niños pequeños incluye cómo se sienten acerca de sí mismos y otras personas, y su manera de lidiar con las presiones de la vida. Si usted tiene preguntas o preocupaciones sobre la reacción de su hijo a la situación de confinarse en casa u otros factores estresantes, por favor comuníquese con el maestro de su hijo para tener información sobre recursos disponibles en su comunidad. Los recursos de COVID-19 de IEL pueden ayudar a las familias a sobrellevar este tiempo difícil.

El cuidado se verá muy diferente:

  • Los procedimientos de dejar a los niños en el centro y recogerlos serán diferentes con el fin de minimizar el contacto.
  • Se mantendrá el distanciamiento social durante las interacciones sociales con el personal y otros niños.
  • Se requieren los análisis de salud a diario para tanto los niños como los empleados.
  • Los grupos tendrán menos personas, pero puede ser que aumenten mientras progresamos por las fases de volver a la normalidad.
  • No se permitirá que grupos múltiples estén en un solo lugar al mismo tiempo.
  • Cualquier persona que tenga síntomas de COVID-19 no podrá entrar al centro.
  • Se esterilizará con frecuencia los juguetes y las superficies.
  • Se lavará las manos más a menudo y más cabalmente.
  • Se usarán máscaras en áreas transitadas y en aulas con niños mayores de 2 años.

Recursos adicionales

Recursos adicionales para el desarrollo profesional disponible por encargo:

Fuentes utilizadas para este Paquete de recursos (en inglés a menos que se indique lo contrario):