La confianza y la toma de riesgos

Sobre este recursoRevisado: 2017

English title: Confidence and Risk-Taking

Primero, vea este breve video introductorio que describe cómo se utilizará el segundo para demostrar la manera de que los cuidadores apoyaron el desarrollo de la confianza y la toma de riesgos en los niños pequeños que cuidan. (Para ver el texto en español, marque CC).


Explicación de la sub-sección de la confianza y la toma de riesgos

Mientras los niños van creciendo, aprenden acerca de su mundo. Los bebés muy pequeños empiezan a explorar el mundo mirando a sus alrededores, escuchando sonidos y observando las expresiones en la cara de su cuidador. Necesitan que sus cuidadores presten atención a los indicios que dan. Y cuando los cuidadores reaccionan rápida y frecuentemente, los niños desarrollan una percepción de su propio valor y aprenden a confiar en otros.

En las Normas de guía del aprendizaje infantil en Illinois para niños entre el nacimiento y los 3 años, los términos confianza y toma de riesgos se usan para describir la percepción creciente en un niño pequeño de su propio valor y su deseo de poner a prueba la expansión de sus habilidades y sus comprensiones nuevas del mundo.

La confianza se refiere a la percepción de su propio valor en un niño pequeño y la valentía que tiene para explorar el mundo y aprender cómo funcionan las cosas.

La toma de riesgos significa el deseo de un bebé o niño de 1 o 2 años de salir a explorar el mundo. Para explorar independientemente, puede ser que tenga que alejarse de la seguridad física y emocional de la presencia del cuidador principal. Para un niño menor de 3 años, hasta explorar el otro lado del cuarto de donde está su cuidador puede ser un gran paso hacia la independencia. Podría mirar hacia atrás al cuidador y depender de su guía y apoyo. Mientras explora, toma riesgos al intentar hacer cosas nuevas y hace descubrimientos sobre cómo funciona el mundo.

Las Normas de guía del aprendizaje infantil en Illinois presentan los siguientes indicadores para niños en el área de la confianza y la toma de riesgos, la cual integra la sección Planteamientos hacia el aprendizaje de las Normas de guía. Estos indicadores describen los comportamientos, habilidades y conocimientos que los niños exhiben en relación con la curiosidad y la iniciativa durante los periodos de vida señalados.

Indicios para niños

Nacimiento a 9 meses

  • El niño llora y/o usa el lenguaje corporal para señalar sus necesidades y lograr que se satisfagan, por ej., aparta la vista, arquea la espalda
  • Explora nuevos objetos con entusiasmo, por ej., da chillidos y/o aprieta un juguete
  • Usa diversos métodos para llevar a cabo una tarea sencilla, por ej., extiende la mano, da patadas, hace sonidos vocales
  • Pone a prueba habilidades nuevas por su propia cuenta a la vez de buscar la guía de un adulto conocido, por ej., un niño que recién empezó a gatear comienza a moverse, luego se vuelve hacia el cuidador para confirmación antes de irse gateando

7 meses a 18 meses

  • Empieza a tomar grandes riesgos con muy poca consideración del peligro, por ej., se lanza del sofá para alcanzar un objeto
  • Manifiesta cada vez más intención y confianza al jugar y relacionarse, por ej., agarra, empuja, tira
  • Usa el ensayo y error para resolver un problema, por ej., pone a prueba diversos ángulos al intentar meter una forma a un clasificador de formas

16 a 24 meses

  • Juega y explora cada vez más lejos de su figura de apego; sigue buscando la guía y el consuelo del cuidador, por ej., juega al otro lado del cuarto y mira hacia el cuidador, luego vuelve a jugar
  • Busca ayuda y consuelo de personas conocidas
  • Demuestra confianza en las capacidades y los logros, por ej., grita de alegría o bate las palmas al lograr una meta como la de armar un rompecabezas sencillo
  • Se une a una nueva actividad después de observarla con cautela al principio

21 a 36 meses

  • Intenta resolver conflictos sociales independientemente y sin correr automáticamente al cuidador, por ej., intenta recuperar un objeto que un compañero le quitó
  • Demuestra entusiasmo y empeño al resolver problemas cuando intenta tareas nuevas, por ej., el niño empuja la mano del cuidador para alejarla y rehúsa la ayuda hasta que esté listo para pedirla

Arreglar el ambiente para el éxito

Hay muchas maneras de las que los cuidadores pueden arreglar el ambiente para que un niño pueda tener éxito. Los cuidadores también pueden relacionarse con los niños de maneras que apoyen su desarrollo.

Los cuidadores pueden poner el escenario para la interacción

  • sentándose cerca del niño para posibilitar la interacción
  • disponiendo objetos apropiados para la edad y el nivel de desarrollo del niño
  • apoyando físicamente al niño para permitir la interacción

Los cuidadores pueden mantener el interés y la atención del niño

  • expresando interés en el niño
  • animando al niño
  • respondiendo y siendo conscientes de los sentimientos del niño
  • presentando nuevas actividades cuando sea necesario

Los cuidadores pueden alternarse en actividades

  • reaccionando ante las acciones que el niño inicie
  • estableciendo rutinas
  • expresándole al niño que se espera que responda, y quedando atentos a la respuesta
  • imitando al niño y esperando una reacción

Los cuidadores pueden corresponder y seguir las señales del niño

  • observando al pequeño y participando con él o ella en la actividad o interacción
  • siguiendo el ejemplo del niño
  • comentando las actividades del niño

Los cuidadores pueden apoyar el aprendizaje

  • extendiendo los intentos de comunicación del niño
  • agregando nuevos elementos o acciones a rutinas conocidas
  • equilibrando el apoyo con las expectativas
  • presentando “dilemas” que el niño puede resolver

Ahora vamos a conocer a Amy, Jayden y max. (Para ver el texto en español, marque CC).


Auto-evaluación y reflexión

Hemos observado el juego de varios niños, y hemos considerado las maneras de que sus maestras y cuidadoras apoyaban su aprendizaje y arreglaban un ambiente que fomentaba su auto-confianza y su disposición para tomar riesgos mientras exploraban. Ahora, considere sus propias interacciones con niños.

En su espacio, ¿se encuentran

  • materiales que los niños pueden escoger y alcanzar independientemente?
  • suficientes materiales como para que los niños los compartan?
  • dibujos para ayudar a los niños a hallar y guardar cosas?
  • espacios cómodos para el juego tranquilo y acceso a espacios que permiten el movimiento energético, como un espacio al aire libre o un gimnasio?
  • espacios en que los niños pueden estar juntos, y otros en que pueden estar solos?

¿Está usted listo/a a

  • observar y considerar los motivos de los comportamientos de niños?
  • contemplar y esperar, pero proporcionar ayuda y ánimo si es necesario?
  • turnarse al jugar y conversar con niños?
  • seguir las ideas de niños en el juego?