Se exploran los sonidos en una represa

Sobre este recurso
English title: Exploring Sound on the Dam

Duración del vídeo: 1:18

Transcripción

Se escucha el sonido del torrente de agua mientras Tom cruza el camino desde el lado ruidoso hasta el lado tranquilo, mira por las barras de la verja y luego corre otra vez al lado ruidoso.

Tom (corriendo): ¡No quiero oír eso!

Tom cruza dos veces más el camino sobre la represa.

Maestra (a otro niño): Tristan, Tris, bájate.

Tom grita mientras vuelve al lado ruidoso, pero sus palabras no se pueden entender.

Tom vuelve nuevamente del lado ruidoso al lado tranquilo de la represa.

Tom (de pie junto a la verja del lado tranquilo): ¡No suena muy fuertoso!

Maestra: No hace tanto ruido. Es mucho más tranquilo en este lado.

Este vídeo muestra cierto tipo de exploración que es posible cuando los educadores organizan experiencias al aire libre para niños pequeños. Tom, con 34 meses de edad, ha ido de excursión a una represa local con varios otros niños del hogar-de-cuidado de Ruth Brewer. Los niños tienen entre 11 meses y 5 años y medio de edad. Algunas de las conversaciones entre la maestra y los demás niños se pueden escuchar en el vídeo.

El camino que cruza la represa está cerrado a los vehículos y los niños pueden cruzar con seguridad de una acera a la otra. Al comienzo del vídeo, Tom está a un lado de la represa desde donde mira a través de las barras de la verja junto a otro niño. El sonido del torrente de agua es especialmente fuerte en ese lado de la represa. La cámara sigue a Tom mientras cruza al otro lado, donde se para y mira por la verja. Jamilah, de cinco años, se une a él pero Tom no se relaciona con ella. El niño se acomoda para mirar entre las barras. Entonces se vuelve y corre otra vez hacia el lado del camino donde estaba al principio, y mientras corre grita: “¡No quiero oír eso!” Su tono de voz y su expresión facial sugieren entusiasmo y enfoque. Aunque parece expresar que no quiere oír el sonido, no lo evita.

Tom empieza a posicionarse para mirar a través de la verja con otros de su grupo, pero no se queda allí por mucho tiempo. Empieza a cruzar hacia la otra acera pero a mitad de camino hace una pausa por un momento. Parece estar escuchando o pensando mientras retrocede y luego vuelve a la verja para mirar una vez más a través de las barras. Claramente está absorto en lo que hace, y no se relaciona con los demás niños. Después de algunos momentos, corre hacia un lugar del lado menos ruidoso, como a un metro a la izquierda de donde estaba previamente. Agarra la verja, se inclina y mira entre las primeras dos barras durante un rato. Luego se vuelve, suelta las barras y empieza a cruzar al otro lado. Hace una pausa al borde de la acera con los brazos extendidos hacia los lados y mira a un lado antes de pisar en el camino. Al cruzar otra vez para volver con los demás niños, sin dirigirse a nadie en particular dice algo que se ahoga con el sonido del agua. Al llegar a la verja, mira entre las barras el agua que corre por debajo.

Poco después, Tom cruza corriendo el camino otra vez y gira a la izquierda en relación al camino que siguió antes. Esta vez mete la cabeza y los hombros entre una estructura de cemento y el extremo de la verja; agarra la verja con un brazo y mira hacia abajo.

En la parte final del vídeo Tom está otra vez en el lado menos ruidoso de la represa. Tiene un par de binoculares amarillos. Está de pie cerca de la verja y mira hacia el agua por los binoculares durante un rato. Luego se aleja de la cámara y dice en voz alta: “No suena muy fuertoso”. La maestra parafrasea esta oración con un vocabulario más preciso, con lo que expresa conciencia de lo que el niño ha hecho al cruzar la represa tantas veces, y le provee palabras comparativas con las que describir su experiencia: “fuerte” y “más tranquilo”.

Durante toda la experiencia grabada en este vídeo, la maestra y el otro adulto proporcionan a Tom y a los demás niños supervisión y un ambiente seguro, así se sienten libres para mirar, escuchar y desplazarse para averiguar más sobre este espacio externo relativamente poco conocido. Los adultos permiten que Tom busque lo que le interesa sin interrumpirlo, aunque en vez de hacer esto podrían haberlo detenido mientras cruzaba la represa para pedirle hablar sobre lo que hacía. (Algunos lectores tal vez estén convencidos que la maestra debería haber conversado con Tom mientras cruzaba, aunque otros tal vez crean que si lo hubiese hecho, hubiera invadido los esfuerzos del niño por captar a su manera el sentido de su experiencia). Sin embargo, la observación detenida de la maestra sobre el comportamiento de Tom le permite interpretar y responder a su comentario final, con lo que de cierta manera resume las exploraciones del niño. Esta maestra también vuelve a mirar las grabaciones en vídeo con los niños, así que a lo mejor Tom tendrá la oportunidad de decir entonces más sobre su experiencia con el sonido en la represa.

Parámetros & cómo se alcanzó el parámetro

Matemáticas
6.D.ECb: Describir comparaciones con un vocabulario apropiado, como “más”, “menos”, “mayor que”, “menor que”, “igual a” o “lo mismo que”.
  • Tom parecía comparar el volumen de varios sonidos. Describió brevemente las diferencias diciendo: “No suena muy fuertoso”. La maestra parafraseó esta expresión con un lenguaje más preciso: “No hace tanto ruido. Es mucho más tranquilo en este lado”.
Ciencia
11.A.ECc: Planear y llevar a cabo investigaciones sencillas.
  • Tom parecía investigar las diferencias en el volumen de los sonidos a cada lado de la represa. Esta investigación implicaba ir muchas veces de un lado de la represa a otro.
Ciencia
12.A.ECb: Manifestar una conciencia de cambios que ocurren en uno mismo y en el ambiente.
  • Tom demostró estar consciente de los cambios en el nivel del sonido en los dos lados de la represa. Variaba repetidas veces su propia ubicación, lo que sugiere que también examinaba la variación en el volumen entre varios puntos del mismo lado. Comentó el volumen del sonido cuando estaba en el lado tranquilo.
Desarrollo social y emocional
30.C.ECa: Exhibir ansia de aprender y curiosidad.
  • Los movimientos de Tom y la postura de su cuerpo sugerían que tenía mucho entusiasmo por explorar los sonidos mientras cruzaba repetidas veces de un lado a otro.

Reconocimientos

Grabaciones en vídeo por cortesía de Ruth Brewer, The Child’s Garden, Westerville (Ohio)