La palabra correcta. Conversación y el texto impreso durante el juego imaginario

Sobre este recurso
English title: The Right Word: Conversation and Print During Pretend Play

Duración: 1:02

Transcripción

Jacob y Aladio están jugando con un establo de juguete. Jacob intenta meter un caballito de plástico en el establo. Aladio toca el granero y Jacob Cierra fuerte la puerta en la parte de abajo. Aladio abre y Cierra la puerta del granero. Se les acerca Martín con otro caballito en la mano.

Jacob (a Aladio): ¡Allí! Los pongo a jugar aquí. Así están.

Martín se acerca más al juego.

Jacob: Ciérralo, Aladio.

Aladio cierra el granero. Martín pega el establo con su caballo. Aladio abre otra vez la puerta del granero y Jacob pone allí la boca del caballo suyo. Se ríen los niños. Martín sigue pegando el establo con su caballito.

Jacob: Ya no importa. Allí están.

Viene Nicky a jugar con los niños. Trae en la mano un caballito blanco. Voltea el establo para ver mejor las puertas grandes de abajo.

Nicky: ¿Es la casa?

Jacob: No, eso no es una casa. Es una especie de…

Aladio: De Alejandro.

Jacob se ríe y menea la cabeza para decir que no.

Jacob: ¡No es un Alejandro!

Martín: ¿Alejandro?

Jacob: ¡Pero tú sabes un Alejandro! ¿Quién es Alejandro?

Aladio roza con el dedo el techo del establo.

Aladio: ¿Qué dice acá?

Martín y Nicky siguen pegando el establo con sus caballitos. Jacob se levanta con el caballo suyo.

Jacob: Déjenme ir a decir a Maestra.

Jacob ya no se ve en el escenario pero los otros tres niños observan muy interesados su interacción con la maestra.

Jacob: ¡Maestra! ¡Maestra! Maestra, a Aladio pongo Alejandro.

Maestra: ¿Están pretendiendo que alguien se llama Alejandro?

Nicky: Sí. Quería, ah…

Maestra: Tal vez el granjero se llama Alejandro.

Nicky: …también aquí, a Aladio aquí… aquí dice…

Nicky roza con el dedo el techo del establo como antes hacía Aladio.

Nicky: Aquí, aquí dice Alejandro.

Aladio lo toca también.

Aladio: ¿Pero qué dice acá?

Martín (en inglés): Barn.

Aladio: ¿Barn?

Martín le indica con la cabeza que sí.

Aladio: Oh.

Martín, Aladio y Nicky siguen jugando con los caballitos.

Este videoclip demuestra que los niños no necesariamente requieren participar en actividades estructuradas para alcanzar parámetros de aprendizaje. Cuando los maestros programan bloques extendidos de tiempo para el juego libre, los niños pueden aprender de modos inesperados al participar uno con el otro y con el ambiente del aula. Mediante su jugar y sus intentos por hallar la palabra correcta para nombrar un juguete, los cuatro niños en este video alcanzan varios parámetros en artes lingüísticas, el desarrollo social/emocional y el desarrollo de la lengua materna en niños que están aprendiendo también el inglés.

Los niños asisten a un programa preescolar bilingüe de medio día y financiado por el estado. La instrucción se da tanto en español como en inglés y los niños pueden usar cualquiera de los dos idiomas, o ambos, durante los periodos programados para la actividad auto-dirigida. Debido al ruido de fondo, es frecuentemente difícil oír bien las palabras de los niños, las cuales dicen casi siempre en español. La transcripción que se presenta más abajo ayudará a los usuarios a entender lo que dicen los niños.

El desacuerdo sobre una palabra. “Entonces, ¿qué dice aquí?”

El video comienza durante el tiempo de elección libre. Jacob (de 5.3 años) y Aladio (de 4.4 años) están jugando con caballitos de plástico y un establo de juguete. Martín (de 5 años) se acerca a ellos después de unos momentos. Mucho del juego parece focalizarse en tratar de meter caballitos en el establo. Jacob parece dirigir el jugar durante los primeros segundos. Aparte de las instrucciones de Jacob, los niños están jugando sin hablar. Sonríen, están sentados juntitos y parecen sentirse a gusto con lo que están haciendo.

La llegada de Nicky cambia el enfoque de la interacción. Trae un caballito de juguete y queda claro que quiere participar en el jugar, pero primero busca información—posiblemente para saber qué expectativas hayan fijado los demás para esta actividad. Mueve el establo y pregunta: “¿Es la casa?” Entonces la interacción cambia para centrarse en el problema de cómo se llama la estructura.

Jacob empieza a corregirlo (“Es una especie de…”) y Aladio interpone con su propia idea: “…de Alejandro”. (Una traductora de inglés y español vio este video y sugirió que Aladio tal vez estaba pensando en la palabra almacén, ya que allí se guarda, o en alojamiento, donde se queda para dormir. Aladio probablemente ha oído el uso de una de estas palabras por alguien para describir una estructura similar al establo, pero la ha recordado erróneamente como el nombre algo común “Alejandro”).

Jacob reconoce inmediatamente el error de Aladio (“¡No es un Alejandro!”). El que no ofrece una alternativa correcta sugiere que él tampoco está seguro de saber la palabra correcta, aunque sí parece saber con confianza que Alejandro es un nombre propio (“¿Quién es Alejandro?”) y no una palabra para la estructura. Cuando Jacob llama la atención de la maestra, ella responde confirmando esta idea (“Tal vez el granjero se llama Alejandro”).

Esta confirmación deja a los niños todavía perplejos en cuanto a cuál palabra usar.

Aladio y Nicky dirigen su atención a lo impreso en el techo del juguete. Es el logotipo del fabricante del juguete, pero ninguno de los niños parece entender eso. De hecho, ninguno de los cuatro aún sabe leer, ni en español ni en inglés. Tratan las palabras que ven como si fueran una etiqueta, o sea la última autoridad respecto a cómo llamarlo. Aladio pasa su dedo por el logotipo y pregunta: “¿Qué dice acá?”. Nicky también toca el logotipo y afirma que respalda la idea de Aladio: “Aquí, aquí dice Alejandro”.

La segunda vez que Aladio pregunta qué dice lo impreso, Martín responde con certeza y en inglés: “Barn” (establo). (Esta transición de un idioma a otro es raro en Martín. Cuando se lo observaba durante otras actividades de elección libre, hablaba casi exclusivamente en español). Aladio lo repite en forma de pregunta (“¿Barn?”) y Martín lo confirma inclinando la cabeza. Tanto Aladio como Nicky parecen aceptar que “barn” es la palabra correcta. Siguen todos jugando con los caballitos y el establo.

Parámetros & cómo se alcanzó el parámetro

Artes lingüísticas
1.B.ECc: Continuar una conversación con dos o más intercambios.

Nicky, Aladio, Jacob y Martín extendieron su conversación durante varios intercambios mientras intentaban adivinar cómo llamar el establo de juguete. (Jacob pidió la participación de la maestra, pero nadie le había explicado en detalle el problema).

Artes lingüísticas
1.D.ECc: Entender y usar palabras interrogativas al hablar.

Nicky preguntó sobre el establo: “¿Es la casa?”. Jacob le preguntó a Aladio, “¿Quién es Alejandro?” cuando no estaba de acuerdo con él sobre cómo llamar el establo. Dos veces tocó Aladio el logotipo en el techo del establo y preguntó: “¿Qué dice acá?”.

Artes lingüísticas
1.E.ECd: Con la ayuda del maestro, explorar las relaciones entre palabras para entender los conceptos representados por categorías comunes de palabras (por ej., comida, ropa, vehículos, etc.).

La participación de la maestra era mínima mientras Aladio, Jacob, Nicky y Martín intentaron determinar cómo llamar la estructura: ¿Una casa? ¿Un “Alejandro”? Jacob parecía estar seguro de que “Alejandro” era un nombre para una persona (“¿Quién es Alejandro?”) y no para un objeto.

Artes lingüísticas
4.A.ECc: Reconocer la correspondencia una-a-una entre palabras orales y escritas.

Aladio, Nicky y Martín trataron el logotipo en el establo como si fuera una etiqueta que indicaba el nombre del objeto. Su suposición era equivocada, pero asociaban el texto impreso con una palabra hablada.

Desarrollo de lenguas maternas de estudiantes del idioma inglés
28.A.ECb: Usar la lengua maternal en contextos de la familia, la comunidad y las clases para niños pequeños.

Jacob, Aladio, Martín y Nicky conversaron en español (excepto cuando Martín dijo “barn” y Aladio lo repitió). Jacob usó el español al incluir a la maestra en la conversación.

Desarrollo de lenguas maternas de estudiantes del idioma inglés
28.A.ECc: Desarrollar una conciencia de las diversas características contextuales y culturales de los contextos preescolares y comunitarios en que participa el niño.

Aladio y Nicky trataron lo impreso en el establo como posible fuente de información. Martín parecía suponer que lo impreso era la palabra en inglés para el objeto: “barn”.

Desarrollo social y emocional
30.C.ECb: Demostrar persistencia y creatividad al buscar soluciones para problemas.

Los niños recurrieron a dos fuentes acreditadas distintas para resolver su problema. Jacob habló con la maestra en busca de apoyo para su idea que Aladio estaba equivocado. (Podría haber recibido una respuesta más útil si le hubiera explicado toda la situación). Aunque no lo podían leer, Aladio y Nicky trataron lo impreso en el establo como su fuente de información. Martín no lo leyó tampoco, pero les dijo el nombre en inglés de la estructura: “barn”.

Desarrollo social y emocional
31.B.ECa: Relacionarse con otros niños con y sin palabras.

Al principio, al jugar con los caballitos de plástico, Aladio y Martín interactuaban de manera no verbal, pero Jacob usó palabras para dirigir el jugar. Después de la llegada de Nicky y la pregunta que hizo, la interacción verbal aumentó.

Normas del desarrollo inicial del idioma inglés (E-ELDs, siglas en inglés) de WIDA

A fin de evaluar a niños cuya lengua materna es el español y a tomar decisiones curriculares correspondientes, los educadores en Illinois utilizan los Estándares del desarrollo del lenguaje temprano del español (Early Spanish Language Development Standards, o E-SLD), desarrollados por la entidad World-class Instructional Design and Assessment (Diseño y Evaluación Instructivos de Primera Clase, o WIDA) en el Wisconsin Center for Education Research (Centro de Wisconsin para la Investigación en Educación). Los datos de observación que se describen aquí serían útiles para los planes instructivos. Sin embargo, el maestro debe tener múltiples datos de prueba para evaluar el nivel del desempeño del niño.

Lenguaje expresivo. En este videoclip, Jacob es el niño cuyo lenguaje refleja la mayor variedad. Dirigió el juego imaginario al principio del clip usando frases breves y completas, además de un mandato (“Ciérralo, Aladio”). Usó frases completas durante todo el clip, incluyendo diversos tipos de pronombres y varios verbos, preposiciones y nombres. Habló en español en los tiempos pasado, presente y futuro. Hizo comentarios, dio órdenes e hizo preguntas. Sin embargo, su explicación a la maestra acerca del uso por Aladio de “Alejandro” parecía incompleta; en consecuencia, no entendió bien ella lo que pasaba entre los niños.

Basándose en lo que se presenta en el video, un maestro podría considerar que el desempeño E-SLD de Jacob en el área del lenguaje expresivo estaba al nivel de “transformación” (bridging es el término en inglés de WIDA). No obstante los niños pueden usar el(los) idioma(s) de maneras diferentes en distintos contextos (el hogar, la comunidad, la escuela) y distintas situaciones (el juego imaginario, la instrucción directa, el trabajo en proyectos). Sería necesario que la maestra reuniera más datos relacionados con diversos ambientes, compañeros de conversación y el paso del tiempo para formar un cuadro completo de las capacidades lingüísticas en español—receptivas y expresivas—de cada niño. Por ejemplo, en otros momentos, Jacob fue observado haciendo la transición de un idioma a otro, pero en este clip solamente Martín la hacía, lo cual era poco común en él.