Estimulemos a los artistas pequeños para que creen obras tridimensionales

Sobre este recurso
Revisado: 2019
English title: Challenge Young Artists to Create in Three Dimensions

Cuando los niños pequeños crean obras de arte visual, exploran y hacen experimentos con las propiedades de los materiales. Algunos ejemplos clásicos de oportunidades artísticas y apropiadas para el desarrollo de niños pequeños incluyen el dibujar con crayones, pintar en un caballete de pintor o crear un collage de papel. Las experiencias artísticas de este tipo les permiten a los niños la oportunidad de explorar en dos dimensiones espaciales.

Por medio de tales experiencias, los niños expresan sus ideas y desarrollan una comprensión de varios elementos del diseño, como la línea, la forma y el color. También desarrollan la coordinación de la motricidad fina en las manos, desarrollan la capacidad de focalizar en una tarea y comunican sus ideas a través de sus obras además de las conversaciones sobre las mismas.

Los artistas pequeños también pueden trabajar con medios tridimensionales (3D). Al agregar la tercera dimensión del espacio físico, se permite que los niños exploren de maneras nuevas las propiedades del diseño. Los materiales tridimensionales les aportan la oportunidad de crear diseños con largura, anchura y profundidad. El trabajo en tres dimensiones les presenta nuevos desafíos. Por ejemplo, en sus creaciones tridimensionales, los niños tienen que escoger el medio más apropiado para su propósito además de equilibrar varios objetos en sus creaciones y resolver problemas relacionados a fijar materiales a la obra.

Las caminatas por el barrio pueden ser fuentes excelentes de inspiración para los niños en su descubrimiento de formas 3D. Probablemente han encontrado estatuas y elementos de escultura en el ambiente construido y formas naturales en las rocas, los árboles y otras plantas en sus entornos. La observación de estas formas puede ser una plataforma de lanzamiento para sus creaciones tridimensionales.

Cuando los maestros y cuidadores de niños pequeños queremos progresar desde hacer “manualidades” en actividades orientadas hacia el producto final, hasta oportunidades artísticas más enfocadas en el proceso, es buena idea comenzar con lo sencillo. Por ejemplo, se les podría proporcionar a los niños pintura tempera y herramientas de cocina como cucharones, majadores y tenedores para permitirles descubrir la posibilidad de pintar con objetos distintos de las brochas.

Asimismo, es buena idea comenzar con materiales pequeños para hacer obras en tres dimensiones. Se les puede proveer a los niños alambre flexible y cuentas de madera para que vean qué tipos de formas pueden crear y cómo las posiciones de las cuentas podrían cambiar si el alambre se doblara en sentidos distintos. Se les podría dar arcilla o pasta para moldear con palitos para paletas para que ideen maneras de juntar los dos materiales a fin de construir estructuras.

Los maestros y cuidadores podemos dar activamente el andamiaje al pensamiento y los experimentos de los niños al presentarles un modelo de los modos de que los materiales podrían funcionar juntos. También podemos comentar los intentos de los niños por utilizar los materiales, y darles múltiples oportunidades con un conjunto de materiales para que se familiaricen con los mismos y desarrollen la habilidad de usarlos. ¡Puede ser sorprendente lo que podemos crear!

A medida que los niños se van familiarizando con la creación en tres dimensiones, se les pueden presentar nuevas técnicas como coser y enlazar telas, doblar el alambre para formar figuras o trabajar con arcilla. El proceso de la creación deberá ser el enfoque de la actividad en vez del resultado final, así como con las pinturas, los dibujos y otras creaciones de dos dimensiones. Es posible que los niños creen objetos con un fin concreto en mente, como un disfraz que pueda usarse durante el juego dramático o la representación de un edificio que han observado. Sin embargo, no es necesario planear un producto. Se les puede dar a los niños materiales para que exploren la creación en tres dimensiones y, por medio del proceso de ensayo y error, pueden conocer las propiedades de los mismos y descubrir qué cosas serán capaces de crear.

Rebecca Swartz
rswartz@illinois.edu

La profesora Rebecca Swartz, especialista en aprendizaje infantil de IEL, terminó el doctorado en desarrollo humano y estudios familiares en la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign. La investigación y los trabajos de extensión de Rebecca focalizan en el cuidado de bebés y niños menores de 3 años de edad, el cuidado infantil en hogares y el desarrollo social-emocional de niños pequeños. Se propone ayudar a los padres y educadores de niños pequeños al proporcionar recursos basados en evidencia sobre el desarrollo y aprendizaje infantil.
Biografía actualizada en 10/2019