Home icon

Los modos de comunicación alternativa y la integración al grupo, la comunicación y las amistades 

children playing in park

En el presente podcast exploramos la comunicación aumentativa y alternativa (AAC por sus siglas en inglés) y la relación que tiene con la integración en el grupo y las amistades de niños pequeños. Nuestra invitada es la Dra. Susan Johnston, profesora de educación especial en la Universidad de Utah.

Podcast

La audio-grabación del podcast se presenta en inglés solamente.

Transcripción

Natalie Danner: bienvenidos al Podcast del Proyecto Illinois Early Learning. Hoy tratamos los modos de AAC, que son las siglas en inglés de comunicación aumentativa y alternativa. La idea de integrar el grupo y cómo la AAC puede servir para apoyar la comunicación y ayudar a los niños pequeños a entablar y mantener amistades. Hoy nos acompaña la Dra. Susan Johnston, quien es profesora de educación especial en la Universidad de Utah con intereses de investigación de los modos de AAC, intervenciones oportunas de lenguaje y lectoescritura y la educación especial infantil. Muchas gracias por venir a estar con nosotros.  

Susan Johnston: de nada. Gracias por la invitación, Natalie. 

Natalie Danner: ¡excelente! Bueno, hoy ansiamos escuchar a usted como experta en AAC, ya que nuestro público desea aprender de las maneras en que la AAC puede servir para apoyar a los niños pequeños a entablar amistades y comunicarse dentro de las clases de la primera infancia. Entonces, comencemos con lo básico. ¿Qué es la AAC, o sea la comunicación aumentativa y alternativa? 

Susan Johnston: fantástico, sí, la comunicación aumentativa y alternativa, o AAC, significa todos los métodos y las herramientas que podemos utilizar para suplementar o sustituir el habla para los niños con necesidades complejas en cuanto a la comunicación. Y utilizamos típicamente el acrónimo AAC, ya que es mucho decir siempre comunicación aumentativa y alternativa. Pero es bueno tener en mente que AAC se refiere a lo aumentativo y también lo alternativo. Entonces, aumentativa significa que hay herramientas o métodos que usamos en lugar del habla verbal que está ausente o no sirve para la comunicación. Y enfatizo esto para que recordemos que la AAC puede servir tanto de un alternativo al habla pero también puede ser aumentativa. Y reconocer que puede ser aumentativa es especialmente útil para un niño que puede hablar pero que tiene habilidades verbales que no sirven para satisfacer sus necesidades en sus entornos actuales.  

Natalie Danner: eso es maravilloso, porque yo siempre, creo, pienso en eso principalmente como lo alternativo y no tanto en lo aumentativo. Entonces, es excelente realmente volver a esa definición y pensar más en la faceta aumentativa también. Gracias por esa definición.  

Susan Johnston: de nada. 

Natalie Danner: bueno, nuestra segunda pregunta es, ¿cómo describiría usted algunos ejemplos de varios tipos de dispositivos de AAC que son utilizados por niños pequeños?  

Susan Johnston: claro, cuando pensamos en varios tipos de AAC, con frecuencia dividimos los tipos de AAC en dos categorías principales que llamamos modos de comunicación asistidos y no asistidos. Y los modos de comunicación asistidos no implican el uso de ningún equipo o material adicional. Entonces, cosas como las expresiones de la cara. Una sonrisa es un modo de AAC ya que no es el lenguaje verbal, aunque ciertamente sirve para comunicarse. El lenguaje corporal, como cuando un niño se pone tenso cuando está muy emocionado, o se encorva un poco cuando está cansado, son ejemplos de un modo no asistido de comunicación. Y también hasta los gestos, como señalar algo con el dedo para compartir información o para pedir un objeto deseado, también es un ejemplo de un modo de AAC no asistido.  

Y también la otra categoría de AAC son los modos asistidos, y los modos asistidos de AAC sí utilizan equipos o materiales adicionales. Cuando pensamos en los modos asistidos de comunicación que un niño pequeño puede usar, a menudo pensamos en ellos como si se ubicaran en un continuo que va desde los modos sin tecnología hasta los de alta tecnología. Y entonces los sistemas sin tecnología pueden incluir cosas como los tableros de comunicación con dibujos. Esto puede ser un tablero laminado al que se fijan dibujos o símbolos que representan palabras o conceptos para que el niño pueda indicarlos con el dedo para comunicarse. Los sistemas sin texto también pueden incluir los libros de comunicación. Y esto puede constar de múltiples páginas que contienen símbolos e imágenes que el niño puede usar para construir oraciones completas y expresar mensajes específicos.  

Y mientras progresamos en este continuo desde los modos sin tecnología, llegamos a cosas que se llaman sistemas de tecnología liviana que también pueden ser muy útiles para los niños pequeños. Los sistemas de tecnología liviana son dispositivos que incluyen sonidos sencillos de una voz que un niño puede utilizar al tocar un botón para generar el habla pregrabada. Entonces un niño puede tener acceso a un solo botón que dice “Necesito ayuda”. O puede ser que tenga acceso a cuatro botones distintos, y estos son ejemplos de los modos asistidos de comunicación con tecnología liviana.  

Y también al otro extremo del continuo hay los sistemas de alta tecnología. Y ciertamente los niños preescolares pueden sacar un provecho enorme de los sistemas de alta tecnología también. Estos sistemas utilizan una tecnología más compleja y pueden incluir aparatos dedicados, que se desarrollaron solamente para los fines de AAC y que incorporan pantallas electrónicas y software en que el niño puede escoger símbolos o escribir texto en el teclado mientras va desarrollando las habilidades de lectoescritura, que permite que el aparato convierta lo que el niño puede acceder en el habla oral. Los sistemas de alta tecnología también incluyen el software y los apps. Y éstos, como los aparatos dedicados, se crean para permitir que el niño señale con el dedo símbolos o frases para que pueda comunicarse con una computadora o una tableta.  

Y al pensar en estos tipos diferentes de dispositivos de AAC, creo que es importante no solo conocer toda la gama de dichos sistemas, sino también reconocer que, independiente del tipo de sistema de AAC, es importante reconocer que la AAC es muy individualizada. Y entonces no es un solo método para todos en que en el ambiente de un aula o del hogar se puede tener acceso a un solo tipo de app o software y entonces automáticamente esto sea lo que todos los niños de la clase utilicen. Más bien, es muy importante que individualicemos la AAC de acuerdo con varios factores como las habilidades de motricidad de un niño, su capacidad cognitiva y hasta sus metas de comunicación.  

Y también es muy importante que reconozcamos que no tenemos que escoger simplemente un solo sistema de AAC. En cambio, debemos de reconocer que los niños que usan la AAC pueden funcionar de múltiples modos. Entonces pueden utilizar algún lenguaje verbal que ya tienen, si tienen algunas palabras ya existentes en su repertorio, pero también pueden utilizar modos no asistidos, como los gestos y el lenguaje corporal, y pueden usar modos asistidos de comunicación, desde la tecnología liviana hasta la alta tecnología. Entonces no hay por qué limitarnos a una sola opción para los niños pequeños que utilizan la AAC. Y en realidad, usted y yo y todo el público, todos funcionamos de múltiples modos. Y entonces tiene sentido que cuando damos apoyo a niños pequeños con discapacidades, les demos la capacidad de usar múltiples modos también.  

Natalie Danner: me encanta que usted haya descrito tantas opciones en este continuo y lo individualizado que es este método. Yo creo que en las mentes de muchos maestros, pueden imaginarse un solo método para todos, o tal vez que solamente se utilice un iPad como un aparato de AAC. Y según la manera de que usted la describía, hay muchísimas opciones distintas que son individualizadas para satisfacer la necesidad de un niño que tiene cierta dificultad en particular, y eso es un planteamiento muy singular. Y creo que eso es un punto de vista excelente sobre ello, y pensar en corresponder el aparato o la herramienta de AAC para satisfacer las necesidades del niño. Entonces, me encanta esa forma de pensar. Gracias por contestar eso.  

Susan Johnston: de nada. 

Natalie Danner: vamos a considerar nuestra próxima pregunta, que es bien amplia. ¿Cuáles son las características de una persona que la hacen apta para sacar provecho de un dispositivo de AAC?  

Susan Johnston: sí, ésa es una pregunta importantísima, Natalie. Y sabe, a mi parecer, cualquier persona que está experimentando dificultades y utiliza eficazmente el habla natural para comunicarse es buen candidato para usar la AAC. Y creo que en muchos casos,  más comúnmente pensamos en la AAC para individuos que no tienen ningún habla. Y ciertamente los que tienen un habla limitada o no la tienen serían muy aptos para usar la AAC.  

Puede ser que encontremos a individuos que tienen el habla limitada a causa de una dificultad motora. Entonces, por ejemplo, los niños pequeños con parálisis cerebral. Sabemos que el habla verbal requiere muchísimos movimientos motores complejos, que pueden ser muy difíciles para un individuo que tiene la parálisis cerebral. Y entonces para aquellos individuos el AAC puede ser excelente, como una manera de aumentar su lenguaje verbal existente, y también como un alternativo si sus limitaciones motoras son tan considerables que no pueden utilizar el lenguaje verbal eficaz ni eficientemente.  

Otro grupo de individuos que pueden sacar provecho de la AAC son los que tienen limitaciones cognitivas. Sabe, entendemos que el lenguaje es muy abstracto, y el habla oral en particular no es permanente. Entonces la palabra oral existe en un momento y luego ya no está. Y entonces para algunos individuos con limitaciones cognitivas, utilizar la AAC, por ejemplo símbolos pictóricos, puede hacer el lenguaje menos abstracto ya que se pueden hacer las imágenes de una manera más simbólica o más representativa. Y también, ya que el sistema AAC se utiliza mediante un modo gráfico de comunicación, aquellos símbolos e imágenes existen todo el tiempo. Y entonces, no es como el lenguaje verbal que está presente un momento y ya desaparece al instante. Así que para los individuos que necesitan más apoyo en forma visual, a menudo la AAC puede servir para apoyar su uso de la comunicación y del lenguaje.  

Y aunque, como usted y yo hablamos antes, con frecuencia el enfoque de la AAC es uno de apoyar a individuos que tienen un habla limitada o que no tienen el habla, la AAC también puede ser muy útil para los individuos cuya habla no es inteligible. Entonces esto también se relaciona con los múltiples modos de comunicación. Entonces puede ser provechoso para un niño que sí utiliza el lenguaje verbal pero a veces esto no es inteligible, que tenga la AAC disponible como un modo de apoyo cuando ocurre una interrupción de la comunicación. Entonces el niño puede empezar a usar el lenguaje verbal, pero si hay una falla de comunicación, sabe que tiene otro modo que puede usar y que surte efecto.  

Esto nos lleva a otro grupo de individuos que en mi trabajo realmente han experimentado mucho éxito con el uso de la AAC. Y estos son los niños pequeños que experimentan la frustración con la comunicación. Y entonces, si una persona, un niño se siente frustrado porque no puede comunicar verbalmente sus necesidades o sus pensamientos, la AAC puede darle un modo alternativo de expresión. Y esto a menudo es el caso cuando trabajamos con niños pequeños que pueden tener retrasos en el lenguaje, que sí tienen el habla verbal, pero se va desarrollando más lentamente y requiere más apoyo. Los niños pequeños a menudo pueden utilizar modos visuales de comunicación o de la AAC mientras van adquiriendo el lenguaje verbal para ayudar a disminuir las frustraciones que experimentan al comunicarse.  

Natalie Danner: me alegra mucho que usted haya mencionado el nivel de frustración, especialmente con los niños pequeños. Sabemos que cuando tienen dificultades de comunicación, eso a veces puede provocar el comportamiento difícil también, ya que sabemos que la conducta está relacionada a la comunicación. Pero cuando hablamos de los niños pequeños, especialmente los que tienen entre 3 hasta 5 años, ¿pueden realmente utilizar apropiada y exitosamente los aparatos de AAC y otros modos de comunicación? Y de ser así, describa por favor cómo esto puede verse en los ambientes de su hogar y su escuela.  

Susan Johnston: ciertamente, sabe, en respuesta a su primera pregunta, es una enorme “Sí”. Una gran parte de mi trabajo en el tema de la AAC se ha enfocado en los niños de edad preescolar, y hasta entre el nacimiento y los 5 años de edad. Entonces, los niños pequeños desde el nacimiento hasta los 3 años además de los niños preescolares. Y entonces me ha resultado posible observar de muy cerca para ver y apoyar el uso exitoso de la AAC. Y este éxito no se limita solamente a mis propias experiencias. En realidad contamos con muchos años de investigación y práctica que han demostrado que los niños pequeños con una amplia gama de necesidades complejas en cuanto a la comunicación pueden aumentar su capacidad de comunicarse eficaz y eficientemente utilizando la AAC.  

Y entonces para tratar la segunda parte de su pregunta sobre cómo esto puede verse. En el caso de los niños preescolares, puede ser que un niño utiliza un apoyo visual de bajo nivel tecnológico, como un tablero de opciones para la hora de elección libre al que se han fijado fotos de actividades disponibles durante la hora de juego libre en un aula preescolar. Y entonces he utilizado esto muy exitosamente con algunos niños pequeños con quienes he trabajado en ambientes preescolares y que realmente sacan provecho de un poco de estructura en sus entornos, y durante la hora de elección libre experimentan dificultades. Van corriendo de un lado a otro y se les hace difícil saber navegar todas las opciones posibles mientras se permite el juego libre.  

Y entonces hemos creado tableros de comunicación de baja tecnología con apoyos visuales que permiten que un niño vea las opciones disponibles, escoja una de las opciones, vaya a jugar en esa área y cuando haya acabado de jugar ahí, puede volver a acceder a su tablero de opciones para escoger adónde quiere ir luego. Y entonces esta puede ser una manera que se puede ver el uso de la AAC en un salón de clases preescolares.  

También se puede ver la comunicación en la forma de tableros comunicativos que se utilizan en varias actividades. Y a veces llamamos éstos los tableros específicos a las actividades. Entonces por ejemplo, si hay un niño preescolar que se beneficia de la AAC y le encanta ir al área de bloques en el aula preescolar. Puede ser que haya un tablero específico a la actividad que siempre se mantiene disponible en el centro de bloques, no solo para ese niño, sino para que todos los niños y los adultos lo utilicen, y ese tablero de imágenes o de símbolos puede incluir un vocabulario muy específico para la actividad de jugar con bloques. Así que, palabras como “arriba” y “abajo” y “caerse”, “poner”, “algunos”, “todos”, “camión”, “desplomar”, “pum”, pueden ser vocablos que se incluyen en el tablero específico para esa actividad.  

Otra manera que hemos utilizado la AAC exitosamente en el salón de clases es al crear libros de vocabulario sobre temas muy interesantes y muy individualizados para los niños de alguna clase. Y entonces los niños hacen sus propios libros de conversación y de experiencias que contienen el vocabulario muy relevante a sus intereses y sus experiencias diarias. Estos se convierten en libros fáciles de usar que los niños pueden agarrar cuando no más quieren platicar de las cosas de que les encanta hablar. Entonces un niño al que le encanta mucho hablar de la nieve y el esquiar puede tener un libro que trata todo sobre el esquiar y la nieve. Pueden incluir fotos del niño cuando recibía lecciones de esquiar. Y cuando el niño no más quiere expresar cuánto le encanta esquiar, puede agarrar su libro de vocabulario sobre sus intereses e indicar con el dedo los símbolos como una manera de iniciar una conversación. Y luego yo puedo decirle, “Oh, sí, a mí me encanta esquiar también. Yo fui a esquiar ayer, sabes, me caí muchas veces. La nieve en polvo era muy honda”. Entonces esta es una manera excelente, y permite que el niño narre sus experiencias que le interesan mucho y su vocabulario.  

Otros ejemplos pueden incluir el uso de, tal vez un ejemplo que muchos en el público han visto, es el sistema de comunicación con intercambio de imágenes o PECS por sus siglas en inglés, y el PECS es una estrategia de intervención que utiliza dibujos y símbolos para ayudar a los niños a comunicarse. Y la estrategia en sí es muy sistemática. Se utiliza en varias etapas. Pero en el principio lo que se observa en una clase preescolar es que un niño intercambia una tarjeta con una imagen o un símbolo que representa algo que le interesa mucho para pedirlo e intercambia la tarjeta. Canjea el símbolo por el acceso al objeto o a la actividad deseada.  

Y ésta es una estrategia sistemática excelente que utiliza la AAC. Y en cuanto a todos estos ejemplos, sé que sigo diciendo las mismas cosas una y otra vez. Pero para todos estos modos ejemplares, cabe notar que tienen que ser individualizados. Y entonces, en vez de pensar, vamos a usar el PECS con todos los niños de una clase, o vamos a usar un tablero específico para cierta actividad con todos los niños, más bien debemos de pensar en, ¿cuáles son las necesidades de comunicación de un niño individual en la clase? Y entonces ¿cómo podemos diseñar sistemas y apoyos de AAC para satisfacer estas necesidades?  

Natalie Danner: yo creo que esa es una manera excelente de pensar en las cosas. Y también pienso en cómo, especialmente cuando, en su ejemplo de los bloques, sobre cómo las palabras que están exhibidas en la pared realmente atraen, no solo a ese niño en aquel espacio de juego, sino también le permite relacionarse con los compañeros, y permite que ellos se relacionen con el niño en el espacio de juego. Así que realmente les permite tener acceso tanto a las amistades, como al ambiente de juego con otros niños. Es un modo maravilloso de darles acceso a la comunidad de la clase también. Estoy aprendiendo muchísimas ideas de sus respuestas ahora. Muchas gracias.  

Susan Johnston: de nada. 

Natalie Danner: entonces, adelantamos a la próxima pregunta. Siento curiosidad sobre cuándo un niño debe de tener acceso a su modo de AAC. Bueno, usted ha hablado un poco sobre usarlo dentro del aula y en casa, pero ahora quiero hablar un poco más sobre salir fuera del salón de clases. Bueno, muchos maestros tienen esta pregunta sobre cuando andan desde el aula hasta tal vez el patio de recreo o el pasillo, o cuando empiezan a hacer una actividad un poco desordenada como un proyecto de artes o una comida. ¿Cómo se puede usar un dispositivo de AAC en situaciones como éstas, cuando se está fuera del salón?  

Susan Johnston: sí, es una pregunta fantástica. Y sabe, para contestar la primera parte de la pregunta sobre cuándo un niño debe de tener acceso a su modo de AAC, yo y otras personas creemos que un niño debe de poder acceder a su AAC siempre y cuando se necesite comunicar. Y entonces, si se necesita la comunicación en casa, en la escuela, afuera, en el patio de recreo, en la comunidad, en el cuarto de baño, en el camión escolar o el autobús. Si hay que comunicarse, es necesario que encontremos la manera de asegurarnos que la AAC está accesible y disponible para el niño.  

Y una manera de determinar cuándo se necesita la comunicación es observar a niños de la misma edad que tienen un desarrollo típico. Y los que tenemos la oportunidad de pasar mucho tiempo con niños de edad preescolar sabemos que se comunican todo el tiempo. Están mejorando su lenguaje receptivo y expresivo, su comprensión del lenguaje y utilizando el lenguaje constantemente. Desde que se despiertan en la mañana, cuando escogen la ropa y expresan sus preferencias para el desayuno, y hablan de lo emocionados que se sienten sobre lo que pasa durante el día, hasta la hora de llegar a la escuela, y después de clases, cuando están en el parque, hasta la tarde cuando están cansados y quieren sentarse abrazados con su mamá o papá y le expresan este deseo, o para decirle a su hermano que quieren que deje de meterse con él o ella.  

Entonces, la comunicación de los niños preescolares ocurre precisamente desde que se despiertan hasta que se acuestan, y es nuestra responsabilidad asegurarnos de que los niños preescolares que utilizan la AAC tengan acceso a la comunicación durante todos esos momentos. Y entonces cuando pensamos en las horas, como usted mencionó Natalie, el patio de recreo y el pasillo y las actividades sucias, la AAC debe de estar disponible durante estos momentos. Y queremos pensar en, ¿cuándo tienen la oportunidad de usar la AAC? Y ¿cómo podemos hacerla disponible? Y las oportunidades, por ejemplo, en un patio de recreo, los niños tienen la oportunidad de pedir algo. Sabe, “Quiero tomar un turno. Quiero usar el columpio. Quiero bajarme por el tobogán”. Tienen la oportunidad de iniciar algo, de decir “Hola”, o de decir a un amigo, “¿Quieres jugar conmigo?”  

El niño también tiene la oportunidad de hacer comentarios. Sabe, si un niño se desliza muy rápido por el tobogán, poder decirle “¡Eso fue muy chido!”. En el pasillo, sabe, la oportunidad de decir algo mientas se camina por el pasillo. Hay la oportunidad de comunicarse al decir “Hola” o decir “Con permiso”. Debemos de reconocer que en el pasillo, muchas veces esa oportunidad surge muy rápido. Los niños más o menos son impulsados por la comunicación. Entonces queremos asegurarnos que el niño tenga el acceso fácil. Tal vez pueda tocar un botón que dice “Hola, como estás” mientras pasa a alguien, que es muy parecido a como usted y yo nos relacionamos con otros cuando pasamos a las personas en el pasillo.  

Durante las actividades desordenadas hay muchísimos momentos oportunos para comunicarse. A muchos niños preescolares sencillamente les encantan las actividades sucias; entre más sucias, mejor. Y entonces esta es una oportunidad excelente para que la comunicación ocurra, que los niños digan “Qué feo” o “Esto es divertido”, o que tomen decisiones sobre el tipo de pintura, o el color, o la herramienta de pintar que van a usar. E igualmente con las comidas. Y entonces queremos pensar en, si el niño va a tener acceso a la AAC desde el momento que se despierta hasta cuando se acuesta, queremos asegurarnos sencillamente que si el aparato debe de ser móvil, ¿cómo logramos que sea móvil?  

Así que hay cosas como asegurarnos que el dispositivo de AAC sea portátil, o tiene una tira para portarse, o que hay un modo fácil para el niño de agarrar su sistema de, sabe, una riñonera que puede llevarse durante el día. Y también asegurarnos que durante las actividades sucias y las que se realizan afuera, que el sistema de AAC sea de construcción fuerte. Y entonces, pensar en cómo hacer el sistema de AAC resistente a las cosas del medio ambiente y fácil de limpiar.  

Entonces por ejemplo, sabe, si está con un niño en la piscina, pueden pensar en tener, en este caso también, un sistema multimodal de AAC. Así que tal vez cuando está en la piscina tiene un tablero de comunicación laminado con plástico duro, o que se halla en las bolsas impermeables que usamos muchos cuando estamos en la playa con nuestros iPhones y nuestras tabletas. Para que el niño todavía pueda tener acceso a su AAC durante todas estas actividades diferentes.  

Y es muy importante porque usamos, y los niños pequeños usan su comunicación todo el día. Y así es como los niños pequeños que utilizan el lenguaje verbal llegan a dominar la comunicación oral. Entonces si queremos que los niños que usan la AAC sean capaces de comunicarse por medio de ella, debemos de proveerles la misma oportunidad. Y estos momentos poderosos de aprender a utilizar su sistema de comunicación.  

Natalie Danner: bueno, parece que es muy importante que un niño tenga el acceso constante a su modo de AAC. ¿Correcto?  

Susan Johnston: es muy importante, Natalie. 

Natalie Danner: ahora bien, ¿cuáles son algunas ventajas de la AAC que usted ha observado para los niños pequeños?  

Sarah Johnston: sí, sabe, algunas de las ventajas que he visto es que cuando les proporcionamos a los niños el acceso a la AAC, ésta facilita sus relaciones de apego. Y entonces, el uso de la AAC cuando pensamos en que ésta se utiliza entre un niño y su cuidador, la oportunidad de que ocurra la comunicación adelanta mucho el apego entre los dos. Y usted sabe que cuando un niño pueda usar la AAC para decirle “Te quiero” a mamá o papá o a otros cuidadores es un mensaje muy importante y una oportunidad muy importante de fortalecer el vínculo de apego. Y también fomenta la participación social con los compañeros. Como hemos mencionado antes, reduce la frustración, y también lo que es igual de importante, permite que los niños pequeños y los preescolares participen realmente en las actividades de aprender que se realizan en el aula preescolar.  

Natalie Danner: bueno, ¿cómo ha visto usted que la AAC ha tenido un impacto en las amistades y en la percepción de un niño de integrar el grupo? Y ¿puede contarnos algún ejemplo animador del uso de la AAC que haya visto en el patio de recreo o el almuerzo que ha visto que tienen que ver con la amistad? 

Susan Johnston: ciertamente. Sabe, algunas de las maneras que he visto que la AAC tiene un impacto en las amistades es que sirve para facilitar la comunicación con los compañeros. Y sabemos que mediante la comunicación y la interacción, así es como las amistades se desarrollaban, más o menos al reconocer los intereses comunes y las experiencias compartidas. También fomenta el jugar y hacer actividades juntos. Así que les da a los niños que utilizan la AAC la oportunidad de relacionarse con los compañeros.  

La AAC también sirve para aumentar la autoestima y la confianza en uno mismo. Y sabe, sabemos que fomentar una autoimagen positiva y la disposición de participar en las relaciones sociales es muy esencial para el sentimiento de voluntad propia de un niño y su autoestima, y la AAC puede darles mucho apoyo a los estudiantes que tienen dificultades de comunicación. Y finalmente, la AAC sencillamente fortalece las amistades. Cuando los niños pueden tener interacciones significantes unos con otros, fortalecen sus vínculos sociales.  

Algunos ejemplos que he visto que han sido muy significativos incluyen enseñar a un niño que usa la AAC a iniciar interacciones en los grupos de juego. Así que se provee a un usuario de la AAC una manera de decir “¿Puedo jugar también?”, y hemos hecho esto en algunas de nuestras investigaciones. Y lo que hemos aprendido es que una vez que el niño que usa la AAC entra al grupo de juego diciendo “¿Puedo jugar también?”, en este momento es cuando ocurre la magia. Porque el niño ya está ahí, presente y participando, y entonces es cuando se divierten. Los niños se están relacionando y se desarrollan las amistades.  

Cabe señalar que también es importante asegurarnos que los usuarios de la AAC tengan una manera de invitar a otros a unirse al grupo y jugar con ellos. Así que, proveerle al que usa la AAC una manera de decir “Ven a sentarte conmigo” o “¿Quieres jugar conmigo?”. Creo que muchas veces damos apoyo a los niños con discapacidades, y ellos a menudo son los que reciben este apoyo. Pero creo que realmente podemos darles mucho poder a los usuarios de la AAC al permitirles ser quienes dan apoyo a otros al ofrecer a otros compañeros la oportunidad de jugar con ellos. Así que estos son unos pocos ejemplos que realmente han demostrado el poder de la AAC para apoyar las amistades y la interacción con los compañeros.  

Natalie Danner: me encantan esos ejemplos, y eso realmente demuestra que la comunicación es la clave tanto para formar las amistades, como para fomentar el juego con los compañeros. Eso me encanta. Y finalmente, ¿hay algo más que usted desea expresar a nuestro público sobre la AAC y las amistades de los niños pequeños?  

Susan Johnston: sí, creo que en conclusión me gustaría enfatizar que la AAC toma un papel muy crucial en fomentar y apoyar las amistades de los niños pequeños. Creo que en muchos casos pensamos en usar la AAC para superar barreras para la comunicación. Pero tal vez no pensamos mucho en el impacto adicional de apoyar la comunicación del niño en cuanto a cosas como la amistad y sentirse integrado a la comunidad. Sabe, la AAC apoya el juego y el aprender, que son muy críticos durante la primera infancia. Y es mediante las oportunidades de jugar y de aprender que se entablan amistades y que también surge la oportunidad para niños con discapacidades de desarrollar la confianza en su capacidad de comunicarse. Y esta confianza realmente es fundamental para entablar y mantener las amistades, ya que afecta positivamente las interacciones sociales.  

Natalie Danner: ¡huau! Se han compartido aquí muchísimos consejos sobre la AAC. Gracias, Profesora Johnston, por ser nuestra invitada en el Podcast de Illinois Early Learning.  

Susan Johnston: de nada, el placer es mío. Nuevamente, gracias por la invitación.  

Natalie Danner: bueno, hasta la próxima, gracias y mantengan el aprendizaje infantil en el centro de su visión.  

Ustedes han escuchado un podcast del Proyecto Illinois Early Learning. Para obtener más información, visítenos por favor en illinoisearlylearning.org, donde usted puede encontrar información confiable y basada en evidencia sobre el cuidado y educación infantil para padres, cuidadores y maestros de niños pequeños. Gracias por escuchar y por ayudar a los niños en su hogar, su aula y su comunidad a tener un comienzo fuerte en su aprendizaje infantil.   

Recursos en Internet

Sobre este recurso

Este recurso va dirigido a:
  • Hogar
  • Hogares-de-cuidado; Cuidado de niños en familia
  • Centro de cuidado infantil
  • Programa preescolar

Tipo de programa al que el artículo va destinado:
  • Padres, madres y familiares
  • Profesores e instructores

Edad de los niños sobre los que trata el artículo: