Demasiada tecnología. El “tiempo con la pantalla” y las familias

child playing with technology

En el presente podcast se entrevista a la Dra. Emma Mercier, profesora asociada de currículos e instrucción en la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign. La Profesora Mercier ofrece orientación y consejos sobre el uso de la tecnología en casa para las familias de niños pequeños.

La audio-grabación del podcast se presenta en inglés solamente.

Transcripción

Natalie Danner: gracias por unirse a nosotros en un podcast del Proyecto Illinois Early Learning. Nuestro proyecto integra el Departamento de Educación Especial de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign y es patrocinado por el Consejo Estatal de Educación de Illinois. En este podcast compartimos información sobre cómo los niños pequeños crecen y aprenden además de estrategias que los adultos podemos utilizar para ayudarlos a desarrollarse bien.

Bienvenidos al podcast de Illinois Early Learning. Hoy tratamos el tema de “Demasiada tecnología. El tiempo con la pantalla y las familias.” Nos acompaña la Dra. Emma Mercier de la Universidad de Illinois. La Dra. Mercier es profesora asociada en el Departamento de Currículos e Instrucción, y su investigación se enfoca en cómo los niños utilizan la tecnología. Muchas gracias por acompañarnos hoy, Dra. Mercier.

Emma Mercier: gracias, es un placer estar con usted.

Natalie Danner: excelente, entonces hoy esperamos con entusiasmo escucharle a usted como investigadora de la tecnología y los niños ya que nuestro público desea saber qué hacer y qué evitar en cuanto a los niños y la tecnología. Entonces primero, ¿podría contarnos un poco acerca de sí misma y su investigación?

Emma Mercier: sí, entonces para darle un poco de información de fondo, en realidad me crié en Irlanda y asistí a una escuela que tenía dos aulas para ocho grados, y fue en los años 80 con muy poca tecnología. Y me he mudado muchas veces desde entonces, y le digo esto parcialmente porque, obviamente, la tecnología ha sido muy importante en la comunicación con mi familia desde entonces y es una gran parte de cómo utilizamos la tecnología con los niños pequeños.

Además, me especializo en la sicología y la sicología educativa con un enfoque, realmente, en la interacción social. ¿Cómo apoyamos realmente a los niños y los estudiantes de todas las edades para que participen en el aprendizaje colaborativo en los salones de clases? Entonces dediqué mucho tiempo a diseñar la tecnología para apoyar el aprender en forma cooperativa en las aulas. Pero a menudo me preguntaba, ¿cuáles son las maneras en que los maestros pueden lograr que esto ocurra? ¿La tecnología puede agregar algo nuevo a las experiencias que los niños ya tienen? Y ¿en dónde la tecnología va a aportar ventajas a la experiencia de aprender de nuestros estudiantes?

Natalie Danner: maravilloso. Bueno, para comenzar, hablemos de la situación general de la tecnología y los niños pequeños. Entonces hoy en las aulas, ¿cómo se ve la tecnología, y cómo se ve en los hogares de los niños pequeños en la actualidad?

Emma Mercier: bueno, yo creo que este es un tiempo muy interesante para hacer esa pregunta y que si usted me hubiera hecho la misma pregunta hace dos años, tendríamos una conversación muy diferente.

Natalie Danner: absolutamente.

Emma Mercier: antes de continuar, también quiero señalar que tengo dos hijastras gemelas de casi 12 años de edad y una hijita de casi dos años. Y entonces también hemos visto de primera mano el aumento en la tecnología durante los dos años pasados ya que los estudiantes han pasado desde asistir a las clases en persona hasta la escuela remota. Las gemelas asistieron a clases remotas durante casi un año, y obviamente mi hija nació al principio de la pandemia y dedicaba… creo que su primera llamada en Zoom fue cuando tenía como cinco semanas de nacida. Entonces la tecnología ha cambiado inmensamente y el uso de la tecnología y nuestra aceptación de la misma, creo, ha cambiado mucho en los últimos dos años.

Las escuelas han tenido que hacer un viraje muy rápido desde utilizar la tecnología en medidas pequeñas según la manera en que los maestros deseaban utilizarla, usualmente según el nivel de confort de cada maestro con la tecnología y sus intereses respecto a la misma, hasta hacer que los estudiantes la utilizaran todo el día y todos los días. Y esto, de algunas maneras, creo que nos mostró el peor lado posible de la tecnología instructiva.

Vimos que los estudiantes utilizaban Zoom, utilizaban Google Classroom, vimos usos bastante aburridos de la tecnología. Era excelente, satisfacía una necesidad, en un momento que mantener a los estudiantes en un ambiente seguro era más importante que verlos en aulas junto con otras personas. Pero existe todo un mundo de aprendizaje en línea, o sea, aprendizaje que muchos niños no habían experimentado.

Así que creo que debemos de cuidar de separar lo que hemos visto en los dos años pasados en las clases remotas, de lo que puede ocurrir realmente y sí ocurre en varios ambientes de la escuela en línea y diversas experiencias de aprendizaje en línea. Porque el valor y la potencial de la tecnología no se aprovechó al máximo, a su mejor potencialidad, ciertamente. Y no quiero criticar para nada a los maestros ni los distritos escolares en cuanto a esto ya que hicieron un trabajo increíble. Se esforzaron para superar un desafío enorme. Y yo sé que cada maestro se ha esforzado increíblemente para darles una buena oportunidad a los estudiantes y lograr que siguieran aprendiendo.

Pero hay muchísimas cosas que hemos hecho en el campo que todavía no hemos traído al salón de clases, y entonces creo que existe mucha potencial, hay cosas mucho más interesantes que podemos hacer con la tecnología que lo que hemos visto potencialmente durante el último par de años. Y bueno, desde una perspectiva del hogar, ciertamente puedo tratar el ambiente de mi propio hogar, donde hemos visto un uso muchísimo más grande de la tecnología durante los dos años pasados ya que los niños han tenido que llevar la vida entera en Zoom. Entonces, las gemelas en cierto momento jugaban al escondite en Zoom, lo que me parece un modo muy innovador. El que sea el anfitrión abre muchos cuartos. Cada niño escoge su propio cuarto y lo entra, y entonces el que busca entra a todos los cuartos y los encuentra. Entonces hay maneras realmente innovadoras de utilizar Zoom para tener interacciones sociales, como las cosas que los niños acostumbran hacer.

Natalie Danner: ¿entonces juegan a esconderse en cuartos de Zoom?

Emma Mercier: eso sí, en cuartos de Zoom.

Natalie Danner: no he escuchado de eso nunca antes, pero bueno. (Se ríe).

Emma Mercier: fue muy raro pero la primera vez que me dijeron, yo les dije, ¿cómo pueden jugar al escondite en Zoom? ¡Me parecía una locura! Pero sí, es lo que hacían, se divertían mucho así. Y entonces yo creo que esto es el uso innovador de la tecnología en que los niños realmente trataban de tener el mismo tipo de interacciones sociales comunes en un espacio nuevo. Y entonces algunas veces nos preocupábamos mucho que tal vez los niños se quedaran sentados sin prestar atención, y absolutamente se veían muchos videos en YouTube también, pero también tenían estos modos innovadores y diferentes de relacionarse con sus compañeros y con sus amigos, así que creo que vale la pena llevar en mente que probablemente había un equilibrio entre los dos.

Yo no creo que le haya ido bien a cada estudiante ni a cada niño en este contexto. Creo que fue particularmente difícil durante los primeros años tener una buena oportunidad de aprender en un ambiente en línea y los niños pequeños obviamente necesitaban que su padre o madre estuviera cerca para ayudarlos a prestar atención a las actividades que se hacían, pero no creo que fuera necesariamente tan, no creo que necesariamente fuera todo malo. Aunque tengo que, absolutamente, estar en clases remotas todo el día era estupendamente aburrido para algunos niños. Sencillamente es difícil estar sentado frente a una pantalla todo el día.

Natalie Danner: sí, claro. Ahora que hemos tocado en eso, hablemos de algunas recomendaciones para el uso de la tecnología. ¿Qué se recomienda en cuanto al tiempo que los niños de varias edades entre el nacimiento y los 5 años de edad dediquen a usar dispositivos con pantallas?

Emma Mercier: claro, entonces la Academia Americana de Pediatría son los que han hecho la mayoría de las recomendaciones y hasta como 2016, recomendaban que los niños no utilizaran pantallas antes de cumplir dos años, y que usaran las pantallas durante muy poco tiempo después de esta edad. Actualizaron esta recomendación, creo que fue en 2016, como dije, para decir que los niños no deberían usar las pantallas nunca hasta como los 18 o 24 meses, excepto para cosas como el chateo en video. Y también para niños mayores de dos años, que las utilizaran una hora o menos cada día, idealmente junto con el padre, la madre o un hermano.

Y entonces yo creo que las actualizaciones, ciertamente se hicieron en reconocimiento del hecho que las pantallas sencillamente forman parte de nuestro mundo por lo general, que sería muy difícil imaginar que no hubiera nada de tiempo con la pantalla para los niños menores de dos años. Como he mencionado, mis familiares están en Irlanda. Mi hija de casi dos años tiene una llamada de videoconferencia con mis padres varias veces a la semana. Esto es, ella nació al principio de la pandemia. Básicamente es así como la han visto crecer. Entonces el imaginarse no tener, no aprovechar las ventajas de la tecnología para los niños pequeños a causa de esta recomendación de no usar pantallas, realmente no toma en cuenta todo el cuadro complejo de lo que es usar las pantallas o lo que la tecnología puede hacer.

Yo creo que es muy probable que cuando hicieron las primeras recomendaciones, realmente tenían en mente el ver televisión. Las recomendaciones son limitadas en cuanto a pensar en las cosas más variadas que los niños pueden hacer con la tecnología, los apps ya disponibles, también los modos de comunicación disponibles, el valor de algunos tipos de programas de televisión, y particularmente los que se ven junto con un padre o madre, en vez de no más dejar solo a un niño ante el televisor. Entonces es un espacio más complejo que yo creo que el AAP tomara en cuenta, y probablemente aún ahora las recomendaciones son un poco demasiado estrictas para que cualquiera familia realmente pudiera alinearse con ellas.

Natalie Danner: de acuerdo. Entonces, ahora que pensamos en cómo las familias usan la tecnología en casa y reconocemos las realidades del uso de pantallas con niños pequeños y no más la prevalencia del tiempo con pantallas, de diversas maneras, ¿cuáles son algunas de las mejores maneras que usted cree que las familias pueden usar la tecnología con sus hijos?

Emma Mercier: bueno, hay cuatro cosas distintas que quiero señalar en cuanto a esto. La primera es la investigación sobre la tecnología educativa, en particular la televisión educativa, que se enfoca en la importancia del uso compartido de la tecnología. Entonces esto es el concepto de relacionarse con los hijos mientras ven la televisión. Que no se los deje solos ante el televisor para no más verlo todo, sino que se habla con ellos mientras observan, se habla más sobre algunas de las ideas presentadas, se hace una pausa en el video para que sea posible hablarles o repetir el video.

Si usted está viendo Plaza Sésamo, se puede repetir las letras, la letra del día o el número del día, y yo sé esto que veo Plaza Sésamo a menudo. Pero la investigación sí indica que los niños sacan más provecho del programa y aprenden más cuando están interactuando con su padre, su madre o un compañero o hermano mayor que cuando realmente no más están viendo la televisión. Es difícil que realmente aprendan solamente de la televisión en sí, entonces la participación compartida con el programa realmente es un aspecto clave de esto.

La segunda cosa es esta idea de crear en vez de consumir y estar; es más relevante a medida que los niños crecen. Pero empezamos, distinguimos las cosas que se pueden hacer con la tecnología que no más se tratan de consumir el medio de entretenimiento. Entonces lo principal a lo mejor es ver televisión, ver YouTube, en lugar de crear algo con la tecnología. Entonces, ¿estás dibujando con un app, estás creando algún medio por tu cuenta, estás creando algo que vas a subir a la red y compartir con otros más tarde?

Y por supuesto, con esto hay muchas precauciones acerca de ayudar a los niños, sobre todo a medida que crecen, que entiendan qué deben de compartir con el mundo. Pensamos en, sabe, ¿estamos usando un software básico de codificar para que los estudiantes aprendan a hacer algo, o no más están observando sin participar activamente? Y entonces es una idea importante que cuidamos de que el tiempo que se dedica a usar la tecnología tenga un buen equilibrio con la creación en lugar de meramente ver y observar.

Y la tercera cosa, creo que esto vale, y es posiblemente la cuestión clave cuando pensamos en la tecnología y los niños, es que preguntemos, ¿qué hemos dejado de hacer para que ya podamos usarla tecnología? Entonces, mi hija ve Plaza Sésamo a menudo mientras me estoy duchando por las mañanas. ¿Eso toma el lugar de cualquier otro tipo de interacción que ella tendría? No, ella no se pierde conversar conmigo, no se pierde jugar con otro niño. Está sola y sí necesita que yo esté para relacionarme con ella, está sentada en su silla alta y viendo mi iPad. Y sí, ella sabe decir iPad, fue una de las primeras palabras que decía, pero esto no reemplaza ninguna oportunidad de aprender que ella podría tener.

Y entonces creo que esta es una decisión muy interesante sobre cuándo los padres deciden usar la tecnología. Si hago que mi hija se quede sentada ante una pantalla todo el día, ella no tiene la oportunidad de jugar con objetos físicos, no tiene la oportunidad de dibujar, ni tiene la oportunidad de participar en interacciones sociales en conversaciones de hablar y escuchar, para aprender, para ver lo que pasa, no sale afuera a jugar.

Entonces esta siempre es una cuestión clave para mí. ¿Esto va a remplazar alguna, una oportunidad de aprender, o no más le da a mamá un momento para ducharse? Y esto es el otro lado del asunto. Me parece que las recomendaciones se sitúan en torno a la idea de tener una vida ideal y nadie tiene la vida ideal, y entonces a veces la tecnología, a veces decidimos usar la tecnología porque nos da un descanso. Porque me permite preparar la cena para los otros niños o lo permite.

Durante la pandemia, antes de que yo tuviera el cuidado de niños, la tecnología me permitía realizar una defensa de mi disertación mientras la niña veía Plaza Sésamo en el fondo, y les pedía disculpas a mis estudiantes que oían Plaza Sésamo en el fondo de las defensas de sus disertaciones, esto no más era la realidad de la vida y a veces, a veces tiene que ser así. Entonces realmente manejar los sacrificios que se hacen, yo creo que es clave cuando tratas de tomar decisiones sobre esto.

Natalie Danner: de acuerdo, yo creo que esa es una manera excelente de expresarlo de esas cuatro maneras diferentes. Bueno, vamos a ver, hemos hablado sobre algunas de las mejores maneras de utilizar la tecnología. Entonces, hablemos sobre algunas de las ventajas potenciales con la tecnología y los niños pequeños. Cuando pensamos en toda la gama de las familias, algunas familias realmente prefieren llevar una vida sin ninguna tecnología. Otras animan mucho el tiempo con la pantalla, los juegos tecnológicos, la codificación, el aprender a usar apps, y varias cosas como éstas desde una edad muy tierna. La mayoría de las familias se encuentran más o menos en el medio. Bueno, ¿cuáles son las ventajas del uso de la tecnología con niños muy pequeños? Y más tarde vamos a hablar de algunas de las desventajas posibles.

Emma Mercier: bueno, yo creo que algunas de las ventajas claras son las de realmente permitir que los niños vean el mundo desde una perspectiva diferente, que vean cosas que no necesariamente serían disponibles para ellos. Esto es más o menos un principio de guía en todo mi trabajo. ¿Qué ventajas trae la tecnología? Y entonces, si se trata de ver un programa que presenta personajes muy diversos, entonces los niños podrían tener exposición a una población más diversa que la que ven en sus vidas diarias. Y particularmente durante los dos años pasados, nuestros pequeños han tenido una exposición muy limitada al mundo, así que se permite que vean cosas, se permite que conecten con personas, conecten con familiares. Hablamos con mi familia, hablamos a amigos por video-llamadas para que tengan esta conexión con otras personas.

También hay ventajas muy interesantes para estimular a los niños a participar en algo como la codificación desde una tierna edad y dejar que vean que la tecnología es algo en que puede tener un impacto. Para volver al tema de la creación versus el consumo. Si los niños muy pequeños se ven a sí mismos como creativos, como personas que pueden tener control, ves el robot de rayas y puntos que nosotros, con el que yo he jugado en algunas de mis clases sobre esto, y he jugado a este juego con las gemelas de vez en cuando. Sabe, poder realmente programar un robot con un protocolo bastante fácil de arrastrar y soltar en tu iPad es una experiencia que les empodera a los niños y tiene la potencialidad para que realmente cambien su comprensión sobre la función de la tecnología en el mundo. En lugar de verla como algo que otra persona hace, es algo que ellos posiblemente podrían hacer. Entonces éstas, yo creo que son ideas muy importantes que los niños pequeños pueden tener y pueden experimentar al utilizar la tecnología.

Natalie Danner: entonces cuando las familias piensan introducir una tecnología específica con su hijo, sea una tableta u otra cosa, quizás un nuevo app, ¿cómo pueden empezar a pensar realmente en el valor de esa tecnología particular o evaluar el valor de esa tecnología para su hijo?

Emma Mercier: esa es una pregunta muy, muy difícil que hace frente a los padres. No se organiza con mucho cuidado ni mucho pensamiento la oferta de los apps, y yo creo que Apple Store realmente hacía algo de evaluación de los apps en el pasado y en los últimos años ha dejado de analizarlos. Entonces realmente no hay ninguna manera de entender qué provecho los niños van a sacar del app.

A veces cuando estoy leyendo varios blogs, una vez estaba buscando algo para ayudar a las gemelas a entender la geografía y aprenderse la geografía de los Estados Unidos. Entonces hice una búsqueda en Google y pensaba, como ¿cuáles apps son buenos entre los que se encuentran? Tengo que admitir que en fin compré unos imanes para nuestro refri con los varios estados de Estados Unidos para que los usemos como un rompecabezas, porque con lo que yo podía ver en las reseñas de varios apps, no había nada que realmente sería lo que necesitábamos.

Entonces yo creo que en cuanto a este tema, realmente no hay mucha información. Se puede hacer algunas búsquedas, pero no se encuentran muchos buenos apps en el mundo. Se van creando muchísimos apps, pero no muchos son buenos. Es igual con los juguetes, hay muchas cosas en el mundo. En el curso que doy sobre la primera infancia y la tecnología, tenemos una colección de juguetes que les reparto a los estudiantes cuando estamos dando la clase en persona y ellos los ponen a prueba, y a veces no será hasta que lo pongas a prueba que descubres las partes increíblemente latosas de algunos juguetes. Como, “yo le daría esto a mi peor enemigo para que su niño pueda ir haciendo este ruido horrible todo el día”, o las capacidades muy limitadas de algunos juguetes.

Entonces es un gran problema, y pues hay que escogerlos con cuidado, pensando en lo que quieres que un niño aprenda de ello, o si es puro entretenimiento, y yo creo que una de las cosas que se fomentan mucho cuando pensamos en la tecnología educativa es que tiene que enseñar algo. Y los niños aprenden jugando todos los días. Entonces a veces podría estar bien que sea para ellos no más una experiencia de jugar. Y decir que no importa si el juguete no  les enseña el abecedario.

Yo tengo un app en mi iPad en que arrastras y sueltas las partes de un tren. A mi niña le encantan mucho los trenes actualmente. Y le emociona mucho poder arrastrar y soltar cosas y los componentes de un tren. A mi parecer, sabe, algunas personas argumentan que, “ah, le enseña las destrezas básicas de usar el iPad”. Yo no creo que ella necesite un app para aprender esto, creo que va a aprenderlo por su cuenta en algún momento. Pero es entretenimiento, y la estimula a participar y, sabe, me da cinco minutos de paz, y a veces eso es, y ella puede hacer lo que quiere, que es jugar con el tren cuando hace mucho frio y no podemos salir afuera para ver los trenes.

Entonces yo creo que estas son las cuestiones que nos hacen frente. ¿Cómo tomas la decisión? ¿Qué tasación le dan a algo en las reseñas, qué provecho quieres sacar de ello? ¿Quieres que tus niños se aprendan el alfabeto? ¿Cuánto ruido quieres que haga? ¿Qué tipo de interacción, qué vas a hacer, hay alguna manera de apoyar al niño mientras lo está usando? ¿Hay maneras en que puedes usar el app junto con el niño y otras cosas que puede hacer solo? Las cosas como éstas son las que busco en un app. Entonces esto y, en participar, ¿es posible que otros niños jueguen con el app junto con él o ella, si tiene hermanos? Entonces no es la tecnología que usas solo, sino algo que potencialmente hacen con otras personas.

Natalie Danner: bueno, hablemos de algunas otras consecuencias, y si hay posibles lados negativos de la tecnología también. Entonces, sabemos en cuanto al desarrollo infantil que los niños de uno a cinco años se fijan mucho en el mundo real en lugar de un mundo de fantasía. Entonces, ¿cómo influye la tecnología en el concepto que los niños tienen sobre lo que es real y tangible y lo que no lo es?

Emma Mercier: bueno, hay alguna investigación interesante, hay equipos que observan unos animales robóticos para ver si los niños pueden entender si son animales reales o si son como animales de peluche. Y sabe, sí vemos una progresión en el desarrollo en los niños muy pequeños que creen que un perro robot es como un perro real más que un animal de peluche, y mientras crecen llegan a poder distinguirlos. Pero este es un fenómeno muy nuevo.

Tenemos varios aparatos Alexa en nuestra casa. Mi nena no conoce ningún mundo en que no se habla a las máquinas. Y no sé qué efecto esto tendrá en su concepto de la humanidad, y sabe, quién es esta Alexa que toca música para nosotros y nos dice qué tiempo hace y varias otras características básicas y, mientras mi niña va creciendo, supongo que la inteligencia artificial se va a mejorar, y entonces ella va a tener, nunca va a crecer en un mundo en que no se habla a las máquinas aunque ninguno de nosotros les hablábamos así. Y no creo que tengamos ninguna comprensión conceptual de lo que esto va a hacer al entendimiento que los niños tienen de la humanidad.

Y la aceptación de la inteligencia artificial y todo tipo de cosas sobre las que podríamos ser muy renuentes, sé que mucha gente tiene dudas sobre tener los aparatos Alexa y Siri y varias cosas así en sus casas. Para nosotros, estamos dispuestos a sacrificar algo para tener la música fácilmente disponible, pero yo creo, creo que los niños crecerán con un entendimiento más complejo de lo que está vivo o no está vivo. Yo creo que nos toca a los padres y madres ayudarlos a distinguir estas cosas y a comprender, en particular, qué puedes o no puedes, cómo puedes o no puedes tratarle a un ser humano o un animal vivo en contraste con, sí.

Cuando estoy llevando muchas cosas en las manos, podría dejar caer los animales de peluche para abajo en la escalera pero no dejaría caer un perrito real en la escalera. Probablemente no dejaría caer un perro robot en la escalera tampoco porque son muy caros. Pero ¿cuáles son las reglas, y cómo ayudamos a los niños a entender que, sabe, si hay un incendio podríamos salvar a nuestro perrito pero no vamos a salvar el perro robótico? Y entonces estas ideas, creo, realmente son clave para ayudarlos a desarrollar y mantener, tanto una aceptación amplia de la tecnología, como mantener nuestra humanidad al mismo tiempo.

Natalie Danner: sí, pensamos mucho en cómo cuidar a otros, y mascotas y a familiares y amigos. Qué bien, que usted ha mencionado eso también. Entonces cuando hablamos de los riesgos, ¿realmente hay algún riesgo del uso de la tecnología con los niños cuando son muy pequeños o cuando no estamos presentes? Si es que hay algún riesgo, ¿cuál es?

Emma Mercier: bueno, la investigación revela muy claramente que los niños no aprenden el lenguaje muy bien de las pantallas. Estas no pueden reemplazar la interacción social. No se puede aprender, no se puede aprender a relacionarse con alguien cuando una pantalla no se relaciona contigo. Mi hija, en realidad la mayoría de sus primeras experiencias con las pantallas eran llamadas de Zoom y llamadas de video con la familia. Cuando comenzamos a dejar que viera la televisión con personas, ella empezaba, realmente se alteraba mucho al principio. Y más o menos es que, otra vez hay una distinción entre cosas que te responden y cosas que no te responden.

Y entonces, para ella estaba muy raro que el televisor no le respondía, porque todas las pantallas le habían respondido. Y entonces eso era, más o menos, eso es clave, y entonces es preocupante que se esperara que un niño aprenda el idioma, que aprenda la interacción social de algo que no le responde en forma apropiada, y hay mucha investigación sobre el desarrollo infantil en las décadas anteriores de 1960 y 1970 que demostraba lo alterados que estaban los niños cuando se les enseñaba un video de su mamá que no les respondía adecuadamente, que esto les perturba a los bebés. Los bebés esperan las reacciones. Les inquieta y les molesta cuando es así.

Entonces, ¿qué efecto tiene eso en un niño cuando a largo plazo siempre se le expone a algo que no le responde en forma apropiada? ¿Qué es lo que no va a aprender? Es una pregunta clave que debemos hacer, y más tarde la investigación, otra vez se analizó aprender otro idioma de un ser humano en contraste con un video de la misma persona, y se demostraron diferencias y resultados muy distintos en cuanto al aprendizaje. Los estudiantes no aprenden mucho de un video.

Y entonces no, no podemos reemplazar la interacción social, no podemos exponer a los niños a los idiomas extranjeros no más con un video, realmente tenemos que interactuar con ellos. Y es, como usted sabe, una de las cosas que dije, sabe, ¿qué se reemplaza con la tecnología? Si esta sustituye la interacción social, si se cambia por la oportunidad de usar objetos, construir cosas y jugar, entonces se perderán oportunidades de aprender.

Natalie Danner: es interesante, sí, ciertamente. Cuando usted hablaba de los bebés y pensar que no hay el intercambio de hablar y escuchar, entonces no se puede interactuar con el televisor al decir algo o moverse y luego la otra persona se mueve también o le responde, se pierde mucho porque esto es lo que los bebés necesitan. Y es lo que desean, entonces usted tiene la razón, hace falta algo en algunos usos de la tecnología cuando no tienen lo que necesitan para su nivel de desarrollo.

Entonces al pensar sobre los niños y la tecnología, ¿cree usted que los niños pueden quedar adictos a la tecnología, o lo expresaría usted de otra manera? Y también las familias, algunas familias encuentran dificultades cuando sus niños usan la tecnología y tienen comportamientos difíciles en cuanto a la tecnología. Si el padre o la madre quieren limitar el uso o fijar un límite de tiempo y un niño luego se porta mal, ¿cómo pueden las familias ayudar a sus hijos que tienen dificultades para dejar de usar la tecnología en cierto momento, o no más al fijar límites en cuanto al uso de la tecnología en el hogar?

Emma Mercier: bueno, para contestar su primera pregunta: sí, ciertamente creo que los niños pueden quedar adictos a la tecnología, pueden aprender, pueden llegar a esperarla. Es un momento agradable para desconectarse con el mundo y no más estar viendo una pantalla. Anteriormente en la conversación, no hablé de estos riesgos—y realmente hablamos de los primeros años de la vida—pero creo que los medios sociales, hay riesgos enormes que no creo que debamos de tratar en esta conversación hoy, pero absolutamente mientras los niños pequeños empiezan a usar la tecnología y llegan a esperarla y a tener autonomía sobre su uso de la misma mientras crecen, los padres pueden abrir la puerta a dificultades más tarde si no se fijan límites en el principio.

Y si hay más o menos una conversación sobre lo que es apropiado y lo que no, si no se trata esto en forma regular desde muy temprano, para que los niños sepan que no tendrán el acceso completamente libre en toda la vida, porque hay muchos riesgos a medida que los niños maduran y pueden relacionarse con otras personas mediante la tecnología. Entonces creo que es muy importante fijar límites desde el principio, sabe que distraemos mucho a mi niña cuando pide su iPad, que realmente es mi iPad. A menudo eso sería la primera opción, ella quiere jugar con el iPad, no siempre quiere jugar con otras cosas. Es muy rápido y muy fácil ahora cuando ella es tan pequeña, sabe, hacer que vaya a dibujar algo o construir con bloques, o jugar con la casa de muñecas pero, no más podría ser la experiencia más fácil jugar con la pantalla y sabemos que las pantallas tienen cierto encanto.

Yo creo que, como padres y madres, es muy importante que pongamos un modelo del uso apropiado de la tecnología, que no siempre tengamos el teléfono, que no usemos un dispositivo en cuanto hay un momento desocupado, para que los niños aprendan que no es lo único, no es la única cosa que hacer, que no es la única opción mirar una pantalla. Pero me parece que nos resulta difícil a todos los adultos no hacer esto, chequear el email, sabe. Yo trato de mantener la idea que el ser humano que está presente es lo más importante. Y entonces si el teléfono está sonando pero el niño está hablando ahora, no más hablar con el niño. Se puede tratar con los adultos más tarde, el mensaje de texto todavía estará ahí y tratamos de dar un modelo de esto, aunque es muy difícil.

Hay un libro que me gusta mucho, se llama Tech Generation por Brooks y Lasser. El subtítulo menciona educar a los hijos en forma equilibrada en un mundo híper-conectado, y realmente hablan mucho sobre cómo poner un modelo del uso de la tecnología y también cómo crear una comprensión con los niños sobre la frecuencia con que pueden usarla. Y tienen tres niveles, más o menos tres capítulos cuando hablan de los primeros momentos, el nivel de la luz verde, si estás en un nivel de advertencia, en que te parece que los niños están por quedar adictos a la tecnología, y luego hablan del nivel de la luz roja en que, sabe, si ya se ha metido en un gran lío, ¿cómo empiezas a resolver las cosas?

Entonces es un libro muy práctico e interesante. Algunos de los primeros capítulos son muy bonitos, sobre por qué la tecnología es tan adictiva. Obviamente va destinado para un público de un poco más edad, pero creo que hasta para los padres de niños pequeños, es muy útil pensar desde los primeros años y formar sus propios hábitos, además de los de sus hijos, para que la tecnología no sea un polvorín en cinco o diez años.

Natalie Danner: esos son unos puntos excelentes, e incluiremos ese libro recomendado en nuestras notas sobre el podcast también, gracias por esa recomendación. El título era Tech Generation, ¿verdad?

Emma Mercier: sí, se trata de educar a los hijos equilibrados en un mundo híper-conectado.

Natalie Danner: excelente, parece ser un buen libro. Bueno, para terminar, ¿cuál es el mensaje más importante que usted quiere darles a las familias y los maestros de niños pequeños sobre la tecnología?

Emma Mercier: yo creo que la mayor cuestión, desde la perspectiva de los padres, es no sentirse culpable por usar la tecnología ya que ésta satisface una necesidad. Para buscar maneras en que los niños pueden sacar provecho de usar la tecnología que no se puede proveer en el ambiente regular de su hogar. Sabe, la exposición a una gama diversa de personajes, codificar un robot, este tipo de cosas que realmente no son posibles sin la tecnología para que aporte algo de valor, en vez de ser no más algo para llenar el tiempo y entretenerlos. Y para los maestros también, hay mucha tecnología realmente interesante en el mundo. Los maestros pueden decidir si los sacrificios valen la pena. ¿Cuándo esto va a reemplazar una actividad diferente en mi salón de clases? Y para algunos niños puede ser muy útil que tengan varias maneras de participar con la materia. Entonces, pensar sobre cuándo puedo usar la tecnología para cambiar algo. Entonces, áreas de contenido que podrían ser difíciles para algunos niños, y cuándo no más se trata de mantener ocupados a los niños y deberíamos de hacer algo más tradicional. Estas son buenas normas para tener en mente.

Natalie Danner: Bueno, muchas gracias, Dra. Mercier por ser nuestra invitada en el podcast de Illinois Early Learning.

Emma Mercier: Me alegra que pudiera estar para hablar con usted.

Natalie Danner: sí, gracias, y hasta la próxima, gracias y siga manteniendo el aprendizaje infantil en el centro de su visión.

Usted acaba de escuchar un podcast del Proyecto Illinois Early Learning. Para más información, por favor visite nuestro sitio en illinoisearlylearning.org, donde puede encontrar información basada en evidencia y de fuentes confiables acerca del cuidado y educación infantil para padres, madres, cuidadores y maestros de niños pequeños. Gracias por escuchar y por ayudar a los niños de su hogar, aula y comunidad a tener un comienzo fuerte a su aprendizaje durante la infancia.

Referencia

  • Brooks, M. & Lasser, J. (2018). Tech generation: Raising balanced kids in a hyper-connected world. Oxford University Press.

Sobre este recurso

Este recurso va dirigido a:
  • Centro de cuidado infantil
  • Hogar
  • Hogares-de-cuidado; Cuidado de niños en familia
  • Programa preescolar

Tipo de programa al que el artículo va destinado:
  • Padres, madres y familiares
  • Profesores e instructores

Edad de los niños sobre los que trata el artículo:
Revisado: 2022