Las predicciones. Cómo ayudar a los niños preescolares a mirar hacia el futuro

Sobre este recurso
Revisado: 2013
English title: Predicting: Helping Preschoolers Look Ahead

Al hacer predicciones, nos formamos ideas sobre el futuro basadas en lo que ya hemos visto o hecho. Los niños preescolares están empezando a notar patrones, secuencias y conexiones que los ayudan a adivinar lo que pueden esperar de sus entornos. Las habilidades de predicción son importantes para la lectoescritura, la matemática, las ciencias y el desarrollo social. (Vea los Parámetros del aprendizaje y desarrollo infantil de Illinois 1.B.ECb, 9.A.ECa 10.A.ECa ,10.B.ECb, 10.C.ECa y 30.A.ECf). He aquí algunas maneras de animar a un niño a hacer predicciones.

Modele diversas maneras de hacer predicciones.

Utilice palabras como predecir, sospechar, esperar: “Hoy votaron por merendar molletes. Entonces esperan comer molletes. Pero tenemos solo una cucharadita de azúcar. Yo predigo que no tendremos suficiente azúcar para la receta de molletes”.

Ayude a los niños a hacer conexiones con experiencias anteriores.

Intente hacerles preguntas con frases como “¿Recuerdan?” o “Piensen cuando”. Por ejemplo: “Piensen cuando se nos olvidó usar azúcar al hacer molletes. ¿Pueden recordar cómo resultaron? ¿Se acuerdan si pensaron que lucían bien o que estaban sabrosos?”

Ayude a los niños a imaginarse las posibilidades.

Hágales preguntas como “¿Qué pasaría si . . . ?” “¿Qué podría pasar si no le echáramos suficiente azúcar a los molletes hoy?” “¿Cómo piensan que resultarían los molletes si usáramos otra cosa en vez de azúcar?”

Invite a los niños a explicarle sus predicciones.

Haga una pregunta de seguimiento cuando un niño hace una predicción: “Miguel, tú predices que los molletes sabrán muy salados si no les echamos azúcar. ¿Qué te hace pensar así?” “Verónica, ¿por qué piensas que los cocineros podrían usar miel en vez de azúcar?”

Anime a los niños a hacer comentarios sobre las ideas de otros.

Resuma y repita sus ideas cuando sea necesario: “Verónica sospecha que si usamos miel, será tan dulce que hará los molletes sabrositos. Jazmín, ¿qué te parece eso?”

Ayude a los niños a decidir lo que van a intentar y a hacer un plan.

Ayúdeles a votar o a llegar a un consenso: “Los cocineros votaron por experimentar u sando miel en el batido de los molletes. ¡Rafael quiere que hagamos una prueba de degustación!”

Enfatice “probar” y “verificar” en vez de siempre acertar.

Cuando los niños vuelven a examinar sus predicciones, utilice palabras como sorprender y esperar: “¿Se sorprendió alguien cuando probó los molletes?” “Julia dice que esperaba que los molletes resultaran aplastados y pegajosos. Pero los probó y se ven como molletes regulares y con el mismo sabor”.