¿Está mi hijo muy enfermo para ir a la guardería?

Sobre este recurso
Revisado: 2017
English title: Too Sick to Go to Child Care?

¿Se pregunta si su hijo está muy enfermo para ir al programa preescolar o a la guardería? He aquí algunas cosas para tener presentes.

Resfriado.

Un niño se contagia del resfriado un promedio de 6 a 8 veces al año. Si tiene más de 4 meses de edad, no hay que mantenerlo en casa si está moqueando constantemente o tiene congestión—siempre que su temperatura sea menor de 100 grados Fahrenheit y no tenga ningún otro indicio de enfermedad.

Vómito o diarrea.

Mantenga en casa a su hijo. Llame al médico si estos problemas persisten o si su hija parece estar deshidratada. Ella puede volver a la guardería cuando pueda beber líquidos sin problemas—al menos 24 horas después de la última vez que vomitó y al menos 12 horas después de la última vez que tuvo diarrea.

Dolor de estómago, cabeza, oídos o muelas.

Observe a su hijo. Si padece un dolor fuerte, llame a su médico inmediatamente. Si no actúa ni parece estar enfermo, intente animarlo suavemente (por ejemplo, recordándole de algo divertido que va a hacer durante el día). Llame a su médico si se queja frecuentemente del dolor, si sus dolores persisten o si usted no está seguro de que el niño esté enfermo.

Conjuntivitis o infección de garganta por estreptococos.

Su hija debe permanecer en casa hasta que se cumplan 24 horas tomando antibiótico y no tenga fiebre. Los ojos rojos o inyectados y un flujo verdoso o amarillento de los ojos son indicios de que ella debe ver a un médico. Si tiene un dolor fuerte de garganta o dolor de garganta y fiebre, debe ser examinada en la oficina del médico para ver si tiene estreptococos.

Sarpullido.

No hay que mantener a su hijo en casa si está un poco escaldado o tiene un poquito de sarpullido. Si tiene una erupción inusual con fiebre o se porta como enfermo, visite a un médico antes de enviarlo a la guardería o a la escuela. Un niño con impétigo (infección de la piel caracterizada por ampollas que pican) debe permanecer en casa durante 24 horas luego de haber empezado a tomar el antibiótico. Cubra las demás ampollas o lugares escamosos con una venda o apósito cuando el niño vuelva a la guardería.

Piojos de cabeza.

Mantenga a su hija en casa hasta la mañana después de su primer tratamiento. Algunos programas tal vez pidan que la mantenga en casa por más tiempo. Nota: Algunos tratamientos son más eficaces que otros, de modo que examine con cuidado la cabeza de su hija antes de llevarla de nuevo a la guardería.

Varicela.

Mantenga a su hijo en casa hasta por lo menos 6 días después de la primera erupción.

Otras sugerencias generales:

  • Pregunte sobre las políticas respecto a los niños enfermos de su cuidador o programa de cuidado antes de inscribir a su hijo. Según la ley, los proveedores de cuidado infantil en Illinois deben examinar cada día a los niños por indicios obvios de enfermedad. Las normas estatales ayudan a estos proveedores a determinar si se debe enviar a casa a un niño. Algunos programas tal vez tengan normas más estrictas de lo que exigen las normas estatales.
  • Planifique de antemano. Usted tal vez necesite quedarse en casa o hallar a un pariente o amigo en quien confía, que se quedará con el niño con mínimo aviso.
  • Por lo general, mantenga en casa a su hijo si no está suficientemente bien para participar en las actividades usuales de la clase o si pudiera contagiar a otros. Pregunte a su proveedor de cuidado médico si no está seguro.
Recursos relacionados de IEL

Recursos relacionados de web