¡Los votos de los niños importan!

Sobre este recurso
Revisado: 2013
English title: Children’s Votes Count!

Cuando los niños pequeños dan votos sobre cuestiones que le importan a su clase, aprenden a participar en la toma de decisiones de su sociedad. (Vea el Parámetro las Pautas del aprendizaje y desarrollo infantil de Illinois 14.C.ECa).

¿Por qué incluir las votaciones en las actividades de su clase?

  • Los niños aprenden a responsabilizarse de tomar decisiones y de atenerse a ellas.
  • Las votaciones pueden utilizarse para resolver conflictos.
  • Los niños empiezan a entender la idea de gobierno por la mayoría, a la vez que aprenden a considerar los derechos de la minoría. De este modo, perciben que la opinión de cada persona es importante.
  • Las votaciones animan a los niños a practicar la habilidad verbal al explicar sus ideas, además de la habilidad de contar, al momento de contar los votos.

¿Cuáles son algunas cuestiones apropiadas para las votaciones?

  • Las cuestiones deben ser auténticas. Deben ser cosas que tienen que ver con los intereses de los niños y afectan al grupo. Las primeras experiencias con la votación deben implicar cuestiones en las que no haya perdedores y cada niño reciba su selección. Por ejemplo, los niños pueden dar votos a favor de merendar con jugo de manzana o de naranja.
  • Si surgen problemas que afectan a todo el grupo, se pueden convertir en experiencias de votación. Por ejemplo, si queda una pelota afuera después del recreo, ¿debería guardarla el niño que la sacó, o debería hacerlo el último niño que jugó con ella?
  • Ciertas cuestiones pueden servir para presentar la idea del gobierno de la mayoría. Los niños pueden dar votos acerca de cuál libro quieren leer o cuál juego quieren jugar.

¿En cuáles situaciones no sería apropiada la votación?

  • No sería apropiada a la edad preescolar la votación de candidatos o cuestiones nacionales.
  • La votación no sería útil si la decisión de los niños probablemente resultara inapropiada, si todos estuvieran de acuerdo, o para determinar un hecho, como por ejemplo, dónde viven los osos polares.
  • Se debe evitar la votación si esta afectaría de manera injusta a cualquier niño.

¿Cómo se lleva a cabo la votación?

  • El maestro dirige la clase al exponer la cuestión. Los niños luego tienen un rato para discutir la cuestión y los pros y los contras de soluciones alternativas.
  • El maestro entonces pide a los niños que den sus votos al llamar a cada niño por su nombre. Los niños pequeños tal vez no capten el sentido de la votación si se utiliza el método de levantar la mano. Al registrar el voto de cada niño según su nombre, se lo ayuda a ver que su voto cuenta. Si se necesita evitar que todos sepan cuál voto da cada niño, se pueden usar papeletas sencillas.
  • El maestro cuenta los votos de los niños, quienes pueden señalar cuál cantidad es más grande.

¿Qué se hace respecto a los casos de empates o las preferencias de la minoría?

  • Para resolver una situación de empate, se puede debatir la cuestión un rato más. ¿Se puede llegar a un compromiso, o quieren algunos niños cambiar sus votos?
  • Ayude a la clase a sentir empatía para con los niños que votaron por la opción menos popular, y a encontrar maneras de respetar estas preferencias.