El juego activo fomenta el desarrollo de niños pequeños

Sobre este recurso
English title: Active Play Promotes Young Children’s Development

Ahora que ha llegado el hermoso tiempo de la primavera, los niños pequeños, sus padres y cuidadores pueden gozar de jugar activamente al aire libre. Los pequeños pueden aprender nuevas actividades de movimiento y nuevos vocablos, tanto en su idioma de herencia como en el inglés. El juego activo les aporta a los niños la oportunidad de enlazar sus movimientos físicos con las palabras que están aprendiendo. Aprenden nuevas palabras de acción en el contexto de realizar una acción. Por ejemplo, mientras un niño salta calle abajo en la acera, el cuidador puede repetir la palabra salta en el idioma de herencia del niño y en inglés (skip). Las palabras de acción recién aprendidas pueden utilizarse en oraciones: “Veo que puedes trepar en el equipo de recreo”.

El jugar al “básquetbol” para niños o el dar patadas a una pelota de fútbol con los niños, provee la oportunidad de enseñar palabras activas de los dos idiomas: patear, aventar, atrapar, rebotar, lanzar y rodar. Los niños pequeños aprenden mejor cuando están activos, así que el juego físico al aire libre puede ayudar a expandir su conocimiento en cuanto al vocabulario, y profundizar su entendimiento de nuevas palabras. Los padres tal vez quieran compartir nuevos vocablos específicos en relación con juegos del exterior que les gustan, como el béisbol, el softball o el fútbol. Con una cámara digital o la cámara de su celular, los adultos pueden fotografiar a los niños mientras participan en juegos físicos y escribir en la foto una palabra en la lengua materna y en inglés. Las fotos podrían exhibirse en las clases preescolares, o en casa en el refrigerador de la familia.

Además de aprender un nuevo vocabulario, los niños pequeños que juegan activamente con adultos aprenden que la actividad física es importante para la salud. Los adultos sirven de modelos a los niños al jugar con ellos al aire libre. Muchos niños pequeños pasan ratos largos adentro durante el invierno y necesitan experiencias activas fuera de la casa para estimular el crecimiento y el desarrollo de los músculos grandes. Además del desarrollo muscular, el juego activo al aire libre con familiares y cuidadores ayuda a los niños a mantener un peso sano. Este tipo de juego estimula el apetito y la sed en los niños. Los familiares y cuidadores pueden entonces proporcionarles meriendas saludables y agua, con lo que les enseñan a escoger comidas y bebidas que apoyan la buena salud.

Bernie Laumann
blaumann@illinois.edu

La Profesora Bernadette M. Laumann es coordinadora del Proyecto de Aprendizaje Infantil de Illinois. Ha sido maestra de guardería, maestra de educación especial infantil, directora de un programa inclusivo de la primera infancia, investigadora e instructora universitaria de maestros. Sus intereses de investigación incluyen los servicios de mentores, las actividades de iniciación para maestros principiantes y el uso de la tecnología para conectar la práctica basada en evidencia.