Los niños y los quehaceres domésticos. Un momento para aprender

Sobre este recurso
Revisado: 2014
English title: Chores and Children: A Time to Learn

Trabajo “en serio”. Los niños preescolares pueden ayudar es el tema de una Página de consejos popular. Hasta los chiquitos pueden ayudar en la escuela y en casa con quehaceres sencillos. Hemos agregado adaptaciones para niños que pueden necesitar una ayuda extra para seguir rutinas o hacer transiciones diarias.

Empiece con lo pequeño, y aparte un rato para la instrucción

Los niños preescolares necesitan instrucciones paso a paso para tareas nuevas, y necesitan tiempo para practicar. Deles quehaceres sencillos. Demuestre cómo hacerlos cuando sea necesario. La mayoría de los niños aprenderán rápidamente de la observación. Otros niños sacarán provecho de recordatorios amistosos y apoyos visuales.

Por ejemplo, una secuencia de fotos puede mostrar los pasos de comenzar, realizar y terminar un quehacer. Si los niños ayudarán a limpiar mesas antes o después de la merienda, considere usar una tabla con fotos. La primera foto muestra una esponja y una botella para rociar, la segunda representa el rocío de la mesa, la tercera retrata el uso de la esponja para limpiar la mesa y la cuarta, guardar los materiales.

Si la tarea tiene demasiados pasos, divídala y empiece con un paso por día. Agregue más a medida que los niños expresan más confianza. Si cierto niño no se siente seguro, pida a un compañero que sea su “amigo de quehaceres” para demostrarlos al niño y ayudarlo las primeras dos o tres veces.

Asigne los quehaceres sabiamente

Deje que los niños escojan de una lista, usando fotos de cada tarea (por ej., alimentar los peces o regar las plantas). Los niños con frecuencia se sentirán motivados por la oportunidad de escoger y llevar a cabo una tarea preferida.

Nota: Las tareas para niños preescolares no deben implicar el uso de agua caliente, equipos pesados, excrementos animales o humanos, ni químicas tóxicas.

Anime con palabras y diversión

¡Diviértanse al trabajar juntos! “Hagamos de cuenta que la mesa tiene sed y quiere que le rociemos agua”. “Ah, sabes hacer que la mesa brille. Me gusta trabajar contigo”.

Enfóquese en el esfuerzo, y encomie a los niños por sus intentos. “Llenaste la taza de comida para los peces hambrientos”.

Enfóquese en la terminación de las tareas; a los niños les gusta marcarlas como acabadas en una lista. Considere una lista ilustrada de quehaceres con espacios para que los niños hagan una marca al completarlos. Para ayudar a los niños a terminar una tarea de manera oportuna, considere usar un temporizador y jugar a “ganarle al reloj”.

Haga planes para la próxima actividad

¿Saben los niños qué van a hacer cuando se complete la tarea? Después de terminarlo sugiera una actividad preferida, como hallar un libro o volver a un grupo.

Ponga un buen ejemplo

Ayude a los niños a ver la satisfacción que siente usted con un quehacer que ha terminado. “Los materiales ya son muy fáciles de hallar, ahora que he organizado los estantes”.

Autora: Susan Fowler

La Profesora Susan Fowler, quien imparte cursos de educación especial en la Universidad de Illinois, considerará una de nuestras Páginas de consejos populares y dará sugerencias concretas para beneficiar a los niños con retrasos o discapacidades del desarrollo. La mayoría de nuestras Páginas de consejos son provechosas para todas las familias, pero algunas se podrían adaptar o expandir con consejos para apoyar a niños con discapacidades.