Área 2. Motricidad fina

Norma: Los niños demuestran la destreza de coordinar sus músculos pequeños a fin de mover y controlar objetos.

La evolución de los movimientos de las manos

Durante el primer año de vida, los niños trabajan por agarrar objetos de manera controlada. Durante los primeros dos meses, las mociones de las manos son dominadas por los reflejos. A los tres meses de edad, los reflejos empiezan a debilitarse mientras los niños menean las manos hacia objetos y al poco tiempo son capaces de levantar objetos grandes. Entre los cuatro y ocho meses, los niños van perfeccionando el agarre. Pueden levantar objetos con intención y traerlos a la boca para explorarlos. Los niños empiezan a manipular objetos al tenerlos en una mano. A como los nueve meses de edad los niños empiezan a levantar objetos pequeños con el pulgar y el dedo índice. Este movimiento se llama el agarre de pinza. A medida que perfeccionan esta habilidad, llegan a poder levantar objetos muy pequeños. El agarre de pinza es muy importante para darse de comer y también es la habilidad fundamental para agarrar utensilios de comer y escribir.

La motricidad fina es el movimiento y la coordinación de los músculos pequeños, como los de las manos, muñecas, dedos y pies.1

Los niños pequeños empiezan a desarrollar la motricidad fina durante el primer año de vida. Traen a la boca los dedos de las manos y los pies, agarran objetos y eventualmente, aprenden a torcer y rotar objetos. A como los 10 ó 12 meses de edad, los niños cambian desde usar un movimiento de rastrillar con los dedos hasta usar el pulgar y el dedo índice al levantar objetos pequeños. La coordinación entre las manos y los ojos se mejora y los niños empiezan a manipular objetos pequeños; exploran todas las maneras de poder combinar o cambiar los objetos.2

Las actividades cotidianas de los niños apoyan el desarrollo de las destrezas de motricidad fina. Estas incluyen el darse de comer, leer libros y jugar con diversos objetos diferentes. Con las mejoras en sus destrezas, los niños cambian su manera de explorar el ambiente. Empiezan a dar empujes a un coche de juguete en vez de simplemente agarrarlo y moverlo entre las manos. También pueden levantar objetos y colocarlos dentro de recipientes. Empiezan a apilar bloques en vez de nada más derribarlos.

Los niños mejoran no solo la motricidad fina, sino también la coordinación física. Empiezan a volver las páginas de libros y a garabatear. Cuando tienen casi 36 meses de edad, los niños pueden ser capaces de agarrar un utensilio para escribir en la posición correcta, y rotar y desenroscar objetos como tapas.3

Nacimiento a 9 meses

Los niños empiezan a extender la mano hacia objetos, agarrarlos y moverlos.

Indicios para niños incluyen:

  • El niño abre las manos cuando está relajado
  • Extiende la mano hacia objetos
  • Agarra, mantiene y agita objetos
  • Transfiere un objeto de una mano a la otra
  • Usa una moción de rastrillar con las manos para acercarlos, por ej., usa todos los dedos para acercar objetos pequeños al cuerpo
  • Agarra un objeto pequeño en cada mano y los golpea uno contra el otro

Estrategias de interacción:

  • Colocar objetos estratégicamente alrededor del niño donde tendrá que extender la mano para alcanzarlos
  • Proveer oportunidades para el niño de agarrar juguetes y otros objetos pequeños
  • Dar un modelo de diversas maneras de usar objetos, por ej., golpear dos objetos uno contra otro, agitar una pelota sensorial, apilar bloques

7 meses a 18 meses

Los niños empiezan a controlar los músculos pequeños y manipular objetos a propósito.

Indicios para niños incluyen:

  • Levanta objetos
  • Usa el agarre de pinza, por ej., levanta un trozo de cereal con el pulgar y el dedo índice
  • Empieza a usar señas sencillas para bebés (si ha sido expuesto al lenguaje de señas para bebés), por ej., acerca una mano a la otra para señalar que quiere más
  • Usa las manos con propósito, por ej., vuelve las páginas de un libro de cartón, deja caer objetos en un cubo
  • Coordina movimientos cada vez más complejos de las manos para manipular objetos, por ej., estruja papel, conecta y desconecta eslabones de una cadena de juguete, mueve un interruptor en la pared para encender o apagar luces
  • Participa en juegos de los dedos, por ej., mueve las manos para imitar las del cuidador al cantar “Brilla, brilla, estrellita”

Estrategias de interacción:

  • Proveer materiales de artes, por ej., crayones y papel, para que el niño pueda hacer garabatos
  • Permitir que el niño explore libros por su cuenta
  • Proveerle al niño alimentos que puede agarrar con los dedos y traer a la boca, por ej., cereal seco
  • Animar al niño a participar en juegos de los dedos, por ej., el de la arañita
  • Proveer diversos materiales que el niño puede explorar, por ej., libros y juguetes con diversas texturas, juguetes de tela, juego con agua

16 meses a 24 meses

Los niños empiezan a coordinar sus movimientos al usar los músculos pequeños y empiezan a manipular diversos tipos de objetos.

Indicios para niños incluyen:

  • Intenta doblar varios tipos de materiales, por ej., papel, cobija de bebé
  • Usa señas para bebés para comunicar varios conceptos, por ej., “ya terminé”, “más”, “agua”
  • Usa herramientas sencillas, por ej., cucharón para sacar agua o arena, crayón para garabatear
  • Empieza a imitar líneas y círculos al dibujar
  • Controla la ubicación de objetos de manera más efectiva, por ej., apila bloques en forma más ordenada

Estrategias de interacción:

  • Proveer al niño oportunidades de garabatear con crayolas, o usar tiza en la acera
  • Animar a los niños a hacer experimentos rompiendo papel, haciendo reventar burbujas de envoltura de plástico y armando rompecabezas
  • Usar experiencias sensoriales en que los niños pueden participar, por ej., una mesa de agua con objetos para verter, mover y rociar agua; pasta para moldear

21 meses a 36 meses

Los niños coordinan eficazmente sus músculos pequeños para manipular de diversas maneras una amplia gama de objetos, juguetes y materiales.

Indicios para niños incluyen:

  • Empieza a usar movimientos más complicados de las manos, por ej., usa utensilios para comer independientemente, apila bloques
  • Intenta ayudar con el vestir, por ej., cierra botones, sube la cremallera, se pone los calcetines y zapatos
  • Garabatea con intención y empieza a dibujar círculos y líneas por su cuenta
  • Usa la coordinación de los ojos y las manos de manera más controlada, por ej., arma un rompecabezas, ensarta cuentas

Estrategias de interacción:

  • Dar un modelo del uso de utensilios para escribir y comer en actividades de todos los días
  • Proveer experiencias y objetos que fomenten la motricidad fina, por ej., manipulativos para ensartar, pasta para moldear, el uso de pinzas de plástico para levantar objetos, tableros con huecos para varillas
  • Dejar que el niño ayude a vestirse; tener paciencia y darle la guía que sea necesaria para evitar la frustración
  • Introducir rompecabezas más complejas para que el niño intente armarlos; por ej., rompecabezas con más piezas

Notas

  1. Shelov, S.P. & Altman, T.R. (2009). Caring For Your Baby and Young Child, Birth to Age Five. American Academy of Pediatrics. Bantam Books.
  2. Shelov, S.P. & Altman, T.R. (2009). Caring For Your Baby and Young Child, Birth to Age Five. American Academy of Pediatrics. Bantam Books.
  3. Shelov, S.P. & Altman, T.R. (2009). Caring For Your Baby and Young Child, Birth to Age Five. American Academy of Pediatrics. Bantam Books.

Descubra cómo la motricidad fina está relacionada a:

Normas de guía: recursos relacionados