Área 2. Percepción

Norma: Los niños demuestran la capacidad de distinguir, procesar y responder a estímulos sensoriales en su ambiente.

El desarrollo de preferencias

Cada niño es singular en cuanto a sus gustos y disgustos sensoriales. A algunos niños les gusta chapotear agua en el baño o ensuciarse las manos al explorar diversas texturas. Otros niños pueden retirarse de tocar diversos materiales y prefieren simplemente observar. Así como los adultos tenemos preferencias, los niños pequeños están desarrollando preferencias por las cosas que ven, oyen, palpan, huelen y gustan. Los cuidadores deben fijarse en lo que les gusta a los niños y de qué se alejan. Es necesario que los cuidadores sean sensibles a dichas diferencias y que arreglen diversos tipos de actividades para acomodar las preferencias sensoriales de los niños. Por ejemplo, si no le gusta a un niño ensuciarse las manos, no se debe obligarlo a jugar con arena, agua u otros tipos de materiales sensoriales que le molestan. A los niños que se sienten abrumados con demasiados sonidos y vistas, se los debe vigilar por señales de sobre-estimulación cuando juegan. Las experiencias positivas temprano en la vida que estén ajustadas al nivel de comodidad y las necesidades de los niños son importantes para su desarrollo sano.

El desarrollo de la percepción se refiere a la manera en que los niños empiezan a captar, interpretar y entender la información sensorial.1 La percepción permite que los niños se adapten a su ambiente y se relacionen con ello mediante el uso de los sentidos. Los niños nacen con la capacidad de ver, oír, oler, gustar y tocar. Aunque dichos sentidos no están plenamente desarrollados al nacimiento, se mejoran rápidamente durante los primeros meses de vida. Por ejemplo, la visión de un recién nacido está limitada a entre 8 y 12 pulgadas.2

En algunos meses breves, su visión se mejora tanto que pueden ver objetos en el otro lado de un cuarto, y distinguen patrones y colores.3 Las criaturas pueden oír sonidos aun antes del nacimiento, y ya nacidas empiezan a distinguir entre esos sonidos. Dicha capacidad influye directamente en el desarrollo del lenguaje del niño.

El desarrollo de la percepción está estrechamente relacionado al desarrollo físico ya que las capacidades motoras crecientes de los niños les permiten explorar sus ambientes de nuevas maneras. Los niños pueden usar la movilidad para extender la mano hacia objetos, o jugar con objetos de varias maneras.

A medida que crecen pueden usar la información sensorial para cambiar una acción o comportamiento. Por ejemplo, los niños pueden percibir cómo mover el cuerpo para evitar un obstáculo, saber cómo cerrar las manos alrededor de objetos que perciben como frágiles. Los niños se enteran de su mundo al usar sus sentidos en interacción con el ambiente. Por eso se anima el uso con niños pequeños de los ambientes con estímulos apropiados y las interacciones y actividades significativas.

Nacimiento a 9 meses

Los niños empiezan a usar los sentidos para explorar y estar conscientes de su ambiente.

Indicios para niños incluyen:

  • El niño responde a cambios en el ambiente, por ej., se sobresalta cuando escucha un ruido fuerte, vuelve la cabeza hacia la luz
  • Explora objetos con los sentidos, por ej., toca objetos o los mete a la boca
  • Intenta imitar sonidos que oye en el ambiente
  • Puede ver colores y objetos que están a varios pies de distancia
  • Percibe la sensación de ser tocado y mira alrededor para identificar la fuente del toque, por ej., una persona u objeto
  • Reconoce objetos conocidos y empieza a demostrar una preferencia por ciertos juguetes

Estrategias de interacción:

  • Proveer un ambiente donde el niño puede observar y explorar
  • Colocar espejos y juguetes atrayentes donde el niño puede verlos, por ej., una escultura móvil colgada arriba de la cuna
  • Relacionarse con el niño al cantar canciones y manipular juguetes juntos
  • Proveer objetos y experiencias que incorporan diversos colores, sonidos o texturas, por ej., una caja musical, un juguete que se alumbra, un libro con diversas texturas

7 meses a 18 meses

Los niños empiezan a usar la información sensorial que reciben de su ambiente para adaptar su modo de relacionarse y explorar.

Indicios para niños incluyen:

  • Empieza a manipular materiales, por ej., da golpes a la pasta para moldear, aprieta alimentos que se pueden comer con los dedos
  • Empieza a mostrar una preferencia o versión por ciertas actividades sensoriales, por ej., retira la mano de objetos desconocidos o texturas desagradables
  • Llega a estar consciente de obstáculos en el ambiente, por ej., gatea alrededor de la mesa para agarrar una pelota
  • Ajusta su manera de caminar de acuerdo con la superficie, por ej., camina con cuidado sobre la grava

Estrategias de interacción:

  • Proveerle al niño opciones para hacer experimentos con objetos sensoriales
  • Observar las reacciones del niño ante objetos y experiencias para notar lo que le gusta
  • Exponer al niño a diversos olores, texturas, sonidos y vistas

16 meses a 24 meses

Los niños siguen trabajando para usar la información sensorial percibida para decidir cómo relacionarse con el ambiente.

Indicios para niños incluyen:

  • Juega en las mesas de arena y agua; explora al verter, cavar y llenar
  • Goza del juego físico, por ej., luchando, dando cosquillas
  • Reconoce situaciones que se necesitan abordar con cautela, por ej., camina lentamente con vaso de agua o con un plato de comida
  • Ajusta su manera de relacionarse con el ambiente, por ej., cambia el volumen de la voz para ajustarlo al nivel de sonidos en el ambiente

Estrategias de interacción:

  • Proveer oportunidades para el niño de experimentar el juego sensorial, por ej., pasta para moldear, agua, arena
  • Seguir adonde el niño quiere ir en el juego; proceder con cautela con un niño que necesita más tiempo antes de empezar a participar
  • Realizar actividades que animan el uso de diversos sonidos y movimientos, por ej., leer un libro que incluya tanto el susurrar como las voces fuertes

21 meses a 36 meses

Los niños empiezan a procesar información sensorial de manera más eficiente y usan la información para modificar el comportamiento al relacionarse con el ambiente.

Indicios para niños incluyen:

  • Imita a adultos conocidos al pintar; dibuja líneas y/o círculos
  • Ajusta su manera de relacionarse con objetos desconocidos, por ej., aprieta con más fuerza una masa de arcilla
  • Al agarrar un objeto frágil, lo percibe así y actúa en consecuencia en el ambiente real y al jugar, por ej., camina con cuidado cuando hace de cuenta que trae una taza de té

Estrategias de interacción:

  • Pasar tiempo con el niño dibujando y pintando juntos
  • Estimular al niño a conversar sobre lo que siente durante el juego sensorial, por ej., “¿Cómo te siente esa pintura para dedos en las manos?”
  • Permitir que el niño explore libremente y se divierta al aprender, por ej., el niño usa pintura para dedos para pintarse la cara y da un chillido de alegría

Notas

  1. Bjorklund, D. F. (2000). Children’s Thinking: Developmental Function and Individual Differences. Belmont, CA: Wadsworth.
  2. Brazelton, T. B. (1992). Touchpoints: Your child’s emotional and behavioral development. New York: Perseus.
  3. Brazelton, T. B. (1992). Touchpoints: Your child’s emotional and behavioral development. New York: Perseus.

Descubra cómo la percepción está relacionada a:

Normas de guía: recursos relacionados