Área 2. Introducción

Es desarrollo físico se apoya por el crecimiento notable del cerebro que los niños experimentan durante los primeros tres años. Los niños crecen más durante esta etapa que durante cualquier otro momento de la vida. En muchos casos para el primer cumpleaños tienen el triple del peso que tenían al nacer, y para los dos años pesan cuatro veces más que al nacer.1 El tamaño del cerebro crece hasta alcanzar un 80 por ciento del tamaño adulto para los tres años de edad.2 Uno de los hitos más importantes que los niños alcanzan durante el primer año es el de experimentar y aprender de la gravedad.3 Aprenden a controlar los movimientos y a usar el cuerpo de diversas maneras. El movimiento, las acciones físicas y el uso de los sentidos son los modos principales en que los niños exploran sus entornos durante los primeros tres años. Por lo tanto, los niños necesitan sentirse seguros y bien cuidados. Esto se logra con las relaciones cariñosas y atentas. Dichas relaciones positivas animan el desarrollo sano, aumentan la confianza en los niños para que puedan poner a prueba destrezas nuevas, y les aportan un sentido de seguridad.

El desarrollo físico incluye dominar el movimiento, el equilibrio y la motricidad fina. Los niños nacen con una necesidad intensa de explorar y enterarse de su mundo. La habilidad de moverse expanda la capacidad de explorar, descubrir y resolver problemas. Una parte del desarrollo físico incluye también el desarrollo de las habilidades perceptuales, lo que consta de experimentar información sensorial al oír, ver, oler y tocar, y responder a dichas experiencias.4 Un ejemplo de este proceso es la manera en que niños reciben información de los sentidos y reaccionan con movimientos y acciones. Por ejemplo, un niño de 11 meses bate las palmas después de oír música, o un niño de 24 meses usa las manos y los dedos para apretar arcilla a fin de cambiar su forma. El desarrollo perceptual de los niños es importante porque les ayuda a aprender y captar el sentido de su mundo. El desarrollo perceptual está relacionado estrechamente al desarrollo físico ya que les ayuda a los niños a aprender dónde está su cuerpo en el espacio y les permite reaccionar y moverse en consecuencia.

Junto con estas nuevas destrezas físicas y sensoriales, los niños también desarrollan las destrezas de cuidarse a sí mismos. Durante la tierna infancia, los niños atienden a sus necesidades de cuidado al comunicarlas a cuidadores atentos. Mientras crecen, los niños empiezan a intentar algunas de dichas tareas por su cuenta a causa del control aumentado de los músculos, junto con nuevas capacidades cognitivas. El desarrollo de las habilidades de auto-cuidado depende mucho de las expectativas y experiencias culturales. Por ejemplo, en las culturas donde se carga a los niños en cangureras o portabebés durante ratos largos, el caminar y las habilidades de auto-cuidado tienden a emerger más tarde en el transcurso del desarrollo.

Las expectativas realistas durante los primeros tres años de vida son extremadamente importantes, ya que todos los niños desarrollan sus capacidades y destrezas físicas a su propio ritmo. Algunos niños empiezan a gatear tan temprano como a los siete meses, mientras que otros esperan hasta los nueve meses para empezar a usar esta habilidad en particular. Además, la cultura y las experiencias también toman un papel importante en el desarrollo físico y la salud de los niños. Un niño normalmente se enfoca en las habilidades que le resultan necesarias y que conoce bien partiendo de sus experiencias de todos los días.

Notas

  1. Shelov, S.P. & Altman, T.R. (2009). Caring For Your Baby and Young Child, Birth to Age Five. American Academy of Pediatrics. Bantam Books.
  2. Zero to Three (n.d.). Brain Development.
  3. Williamson, G. (1988). Motor Control as a Resource for Adaptive Coping. Zero to Three, 9(1), pp. 1–7. Reprinted from: Erikson Institute WebCT.
  4. Bjorklund, D. F. (2000). Children’s Thinking: Developmental Function and Individual Differences. Belmont, CA: Wadsworth.

Normas de guía: recursos relacionados