Área 2. Motricidad gruesa

Norma: Los niños demuestran la fuerza, la coordinación y el uso controlado de los músculos grandes.

El desarrollo de la motricidad gruesa incluye el control y el movimiento de grupos de músculos grandes como los del torso, la cabeza, las piernas y los brazos. Los niños empiezan a desarrollar la motricidad gruesa en cuanto nacen. Estas destrezas se desarrollan de arriba para abajo.

Los niños que no tienen ningún problema del desarrollo ni de la salud logran primero controlar la cabeza. Luego dominan el control del torso y empiezan a aprender a equilibrarse, por lo que pueden darse vuelta y sentarse. Eventualmente, un niño es capaz de usar la mitad inferior del cuerpo cuando empieza a gatear, arrastrarse por los muebles y caminar.

Los niños necesitan tiempo y espacio para desarrollar estas habilidades muy importantes. Hasta a los recién nacidos, se les puede colocar boca abajo para que se fortalezca el cuello, lo que es esencial para el control de la cabeza. El tiempo que los niños pasan acostados de panza también ayuda a desarrollar los músculos del torso y eventualmente contribuirá a su capacidad de darse vuelta y empujarse hacia arriba. Una vez que pueden quedarse sentados, tienen un modo nuevo de observar y explorar su mundo. En esta posición los niños pueden apoyarse para arrastrarse sentados en el piso, gatear, trepar y eventualmente, caminar.

El desarrollo físico es un área que es muy afectada por discapacidades físicas o problemas de la salud. Los niños con discapacidades tal vez no dominen todas las habilidades de motricidad gruesa. Más bien, el crecimiento individual variará y dependerá de las habilidades singulares de cada niño. Por ejemplo, un hito en el desarrollo para un niño con una discapacidad física puede ser el de aprender a caminar con un andador ortopédico para los tres años de edad.

Nacimiento a 9 meses

Los niños empiezan a desarrollar y coordinar los músculos grandes que necesitan para mover a propósito sus cuerpos.

Indicios para niños incluyen:

  • El niño levanta la cabeza mientras está acostado de panza
  • Trae los pies a la boca mientras está boca arriba
  • Se da vuelta de la espalda a la panza y de la panza a la espalda
  • Trae las dos manos al eje central del cuerpo
  • Empieza a equilibrarse, por ej., se queda sentado con y sin apoyo
  • Arrastra el cuerpo en el piso para irse de un lugar a otro

Estrategias de interacción:

  • Proveer mucho tiempo de panza cuando el niño está despierto y alerta
  • Apartar un área separada y segura en el piso donde el niño puede explorar, darse vuelta y desarrollar destrezas adicionales
  • Apoyar al niño mientras trabaja en una habilidad nueva, por ej., mantener los brazos extendidos hacia el lado cuando un niño se esfuerza por mantenerse equilibrado mientras está sentado
  • Colocar objetos de modo que están visibles pero fuera del alcance del niño, para animar el movimiento; observar atentamente los indicios del niño para evitar la frustración

7 meses a 18 meses

Los niños desarrollan la movilidad al desplazarse a propósito de un lugar a otro con un control y coordinación limitados.

Indicios para niños incluyen:

  • Cuando está sobre las manos y las rodillas, cambia a una posición sentada
  • Cuando está a gatas, se balancea de un lado a otro
  • Anda a gatas de un punto a otro
  • Se tira para estar de pie usando muebles o con la ayuda de un cuidador
  • Mueve objetos con los músculos grandes, por ej., empuja un coche de juguete con las piernas, hace rodar una pelota
  • Se desplaza agarrando muebles, por ej., camina por la cuna agarrando los listones
  • Mantiene el equilibrio brevemente cuando se lo coloca de pie sin apoyo
  • Da pasos independientemente
  • Se incorpora para estar de pie sin apoyo

Estrategias de interacción:

  • Crear un ambiente seguro donde el niño puede desplazarse
  • Animar al niño a moverse colocando objetos novedosos fuera del alcance
  • Introducir objetos a través de los que el niño puede gatear o caminar
  • Animar habilidades nuevas al demostrar entusiasmo y orgullo mientras el niño empieza a intentar la habilidad
  • Jugar juegos interactivos con el niño, por ej., hacer rodar una pelota entre sí
  • Apoyar al niño mientras domina habilidades nuevas, por ej., proveer un apoyo físico al sostenerlo ligeramente cuando intenta dar los primeros pasos

16 meses a 24 meses

Los niños ahora han logrado más control de sus movimientos y empiezan a explorar diversas maneras de mover el cuerpo.

Indicios para niños incluyen:

  • Intenta trepar objetos, por ej., muebles, escaleras, estructuras sencillas para trepar
  • Trae en las manos objetos o juguetes mientras camina, por ej., tira un coche por una cuerda mientras camina por el salón
  • Da patadas a una pelota e intenta agarrarla
  • Va montado en un juguete usando las manos o los pies

Estrategias de interacción:

  • Proveer oportunidades para el niño de correr, trepar y saltar al aire libre
  • Crear lugares seguros en que el niño puede trepar; quedarse con el niño para evitar las caídas y lesiones
  • Usar juegos de movimiento para promover el equilibrio, los saltos y brincos, por ej., el juego de imitar lo que hace el “rey”
  • Participar con el niño en juegos que animan el uso de los músculos grandes, por ej., hacer rodar una pelota con el niño, crear cursos simples de obstáculos para maniobrar

21 meses a 36 meses

Los niños empiezan a dominar movimientos más complejos mientras la coordinación de diversos tipos de músculos sigue desarrollándose.

Indicios para niños incluyen:

  • Se queda incorporado sobre un pie con apoyo y mantiene el equilibrio durante un rato breve
  • Da saltos de unos centímetros hacia delante; salta al suelo desde superficies ligeramente elevadas
  • Sube y baja las escaleras colocando los dos pies en cada peldaño
  • Tira una pelota
  • Camina de puntillas, camina para atrás y corre
  • Pedalea un triciclo con los dos pies

Estrategias de interacción:

  • Usar juegos al aire libre en que el niño tiene que saltar y correr
  • Proveer estructuras seguras de trepar y otros materiales como triciclos y barras bajas de equilibrios
  • Usar actividades de baile y de movimiento para animar al niño a mover el cuerpo de diversas maneras
  • Participar en actividades que fomentan el tirar pelotas

Cuento de la vida real

Este cuento también está relacionado al:

Jacob tiene 18 meses de edad y nació con agenesia del cuerpo calloso (ACC). La ACC es la ausencia del cuerpo calloso, la banda que conecta los dos hemisferios del cerebro. A causa de este impedimento, los hemisferios derecho e izquierdo del cerebro de Jacob no se comunican apropiadamente. Jacob tiene impedimentos de la vista, poco tono muscular y poca coordinación motora.

Está matriculado en un programa de Intervención Temprana, y un terapeuta físico, patólogo del habla, especialista en desarrollo infantil y terapeuta ocupacional trabajan con él en el desarrollo de las habilidades.

Jacob alcanzó hace poco su meta de gatear. Aunque el gatear se domina en muchos casos entre los siete y 10 meses de edad, Jacob desarrollaba esta habilidad más tarde que lo típico a causa de su discapacidad. Durante los próximos seis meses, el terapeuta físico de Jacob trabajará con él para alcanzar los siguientes hitos: trepar, dar pasos con un andador y quedarse de pie sin ayuda durante tres segundos. Una meta central para Jacob es la de dar dos o tres pasos sin ayuda para los dos años de edad.

La discapacidad de Jacob también ha afectado su desarrollo de la motricidad fina. Actualmente, las destrezas que trabaja por dominar incluyen darse de comer alimentos que se pueden levantar con los dedos, y apilar un bloque encima de otro. También se enfoca en usar diversos materiales sensoriales como pasta para moldear, agua y arena. Dichas actividades lo ayudan con la información sensorial y lo ayudan a desarrollar la tolerancia a diversos tipos de texturas. En este caso también, todas estas habilidades con frecuencia se experimentan y se dominan más temprano en la vida, pero Jacob se está desarrollando a su propio ritmo único.

ESTE EJEMPLO RECALCA las maneras de que una discapacidad puede afectar todas las áreas del desarrollo y los cambios que produce en el transcurso del desarrollo de los niños. Es posible que Jacob nunca sea capaz de hacer todas las cosas que hacen los niños de desarrollo típico, pero sin embargo trabaja por alcanzar sus hitos a su propio ritmo y a su propia manera. Es posible que Jacob no camine sin ayuda durante muchos años, pero va alcanzando hitos que lo ayudarán a lograr esta habilidad cuando esté listo. Ya que Jacob tiene retrasos globales, recibe terapia en todas las áreas del desarrollo. Este planteamiento es importante porque todas las áreas del desarrollo se afectan unas a otras. La intervención temprana durante los primeros tres años es muy importante para niños con retrasos del desarrollo; es un periodo crítico para el aprendizaje y puede proveerles a niños y familias un sistema de apoyo muy necesario.

Descubra cómo la motricidad gruesa está relacionada a:

Normas de guía: recursos relacionados