Área 1. Relaciones con adultos

Norma: Los niños demuestran el deseo y desarrollan la capacidad de interactuar con adultos conocidos y formar relaciones con ellos.

Las interacciones y relaciones sociales son extremadamente importantes para el sano desarrollo social y emocional. Las primeras relaciones que los niños establecen son las que forma con su(s) figura(s) de apego. Mientras están formando esas relaciones de apego, los niños también empiezan a interactuar y responder a otros adultos que están presentes a menudo en sus vidas. Los niños se valen de sus relaciones de apego como punto de partida para desarrollar dichas relaciones con adultos conocidos. Sin embargo, los niños todavía prefieren a sus figuras de apego en la mayoría de los casos, sobre todo cuando están angustiados o se hallan en situaciones novedosas.

Los niños buscan relaciones con adultos por varios motivos. Se valen de dichas relaciones para sentirse seguros, aprender de su mundo y relacionarse socialmente con otros.1 Durante la tierna infancia, los niños realizan interacciones sociales mirando a los ojos y haciendo sonidos a adultos tanto conocidos como desconocidos. A medida que se acercan a un año de edad, empiezan a experimentar la ansiedad de desconocidos y tienden a escoger a los adultos conocidos. Los niños inician a propósito interacciones mutuas u juguetonas con adultos conocidos, y buscan a esos adultos cuando necesitan guía o ayuda. Mientras las habilidades cognitivas y la capacidad de jugar de los niños van aumentando, les empiezan a interesar notablemente los papeles de adultos y con frecuencia exploran activamente esos papeles mediante el juego.2 Los niños de dos años con frecuencia usan el lenguaje para llamarse la atención de adultos y expresarles sus pensamientos, emociones e ideas. La capacidad de formar relaciones positivas con adultos les apoya directamente a los niños en el desarrollo de relaciones sanas con compañeros, y les ayuda a desarrollar el concepto del yo.

Nacimiento a 9 meses

Los niños desarrollan la capacidad de usar señales para llamarse la atención de los cuidadores. Para el final de esta etapa, los niños empiezan a participar en la comunicación juguetona con adultos conocidos.

Indicios para niños incluyen:

  • El niño usa señales para comunicar sus necesidades, por ej., el llanto, lenguaje corporal y expresiones de la cara
  • Intenta relacionarse con adultos tanto conocidos como desconocidos
  • Participa en interacciones sociales con adultos sonriendo, arrullando y mirándoles a los ojos
  • Demuestra una preferencia por adultos conocidos, por ej., extiende la mano para darle(s) una señal al (a los) cuidador(es)
  • Es cauteloso con adultos desconocidos
  • Empieza a participar en interacciones sencillas y mutuas con un adulto conocido, por ej., juega a esconderse la cara, balbucea en respuesta a un adulto que le habla y repite esta interacción

Estrategias de interacción:

  • Proveer un cuidado oportuno y sensible para las necesidades del niño
  • Proveer un ambiente cariñoso y de tierno cuidado con adultos confiables, y asignar a un cuidador principal para dar un cuidado constante a las necesidades del niño
  • Relacionarse con el niño con interacciones cariñosas cada día
  • Consolar al niño cuando está alterado, asustado o abrumado, por ej., dar abrazos suaves o usar tonos tranquilizadores de la voz
  • Seguir adonde el niño quiere ir al jugar y relacionarse con él

7 meses a 18 meses

Los niños se valen de adultos conocidos para orientación y consuelo. Los niños también inician y participan en interacciones de doble sentido con adultos conocidos.

Indicios para niños incluyen:

  • Busca la reacción del cuidador en situaciones inciertas
  • Se relaciona con adultos al jugar, por ej., golpea un tambor de juguete y vuelve a golpearlo después de que un adulto hace lo mismo
  • Se vale de adultos claves como una “base segura” al explorar el ambiente
  • Usa la “referencia social” al encontrar experiencias nuevas, por ej., mira la cara de un cuidador para ver indicios de cómo responder a una persona desconocida o un objeto desconocido
  • Atrae a un adulto conocido para iniciar una interacción, por ej., le da un libro o un juguete para usarlo juntos

Estrategias de interacción:

  • Seguir adonde el niño quiere ir en el juego; reaccionar en forma genuina durante las interacciones
  • Responder al niño en forma constante; eso ayuda a desarrollar la confianza
  • Ofrecer el apoyo con comportamientos consoladores como sonrisas y abrazos
  • Proveer ratos dedicados al juego para relacionarse con el niño con interrupciones limitadas

16 meses a 24 meses

Los niños buscan activamente a adultos conocidos y empiezan a mostrar un interés en las tareas y los papeles de adultos.

Indicios para niños incluyen:

  • Forma vínculos afectivos con otros adultos conocidos además del (de los) cuidador(es) principal(es)
  • Busca la ayuda de adultos con dificultades pero puede rehusar la ayuda y decir “no”
  • Responde a la orientación, por ej., colocando una forma en el clasificador de formas después de que un cuidador le enseña a hacerlo
  • Imita las acciones de un adulto conocido, por ej., mueve las manos de un lado a otro al hacer de cuenta que habla por teléfono después de ver al cuidador hacer las mismas acciones

Estrategias de interacción:

  • Consolar al niño y reconocer sus sentimientos de angustia; proveer palabras para describir las emociones que el niño exhibe
  • Fijar límites apropiados y constantes; cuidarse de tomar en cuenta expectativas realistas
  • Proveerle opciones al niño, por ej., “¿Quieres el vaso azul o el amarillo?”
  • Establecer rutinas y ritos de todos los días
  • Permitir mucho tiempo para el juego de fantasía

21 meses a 36 meses

Los niños se relacionan con adultos para comunicar ideas, compartir sentimientos y resolver problemas. Los niños también exploran activamente los papeles y tareas de adultos.

Indicios para niños incluyen:

  • Imita los papeles y las actividades de adultos mediante el juego de fantasía, por ej., compra o prepara comida
  • Inicia actividades que tienen significado en la relación, por ej., trae un libro favorito para que lo lean juntos
  • Comunica pensamientos, emociones, preguntas y planes a adultos tanto conocidos como desconocidos
  • Demuestra el deseo por el control o por poder tomar decisiones independientemente de los adultos

Estrategias de interacción:

  • Jugar y pasar tiempo de calidad con el niño cada día
  • Responder con interés cuando el niño conversa
  • Proveer materiales para el juego del niño, por ej., cocina de juguete, teléfono, muñequita
  • Proveerle opciones al niño para que pueda sentir que tiene más control, por ej., “Puedes tomar leche o jugo”.

Cuento de la vida real

Este cuento también está relacionado al:

  • Área del desarrollo 3. El desarrollo del lenguaje, la comunicación y la lectoescritura
    La comunicación social
  • Área del desarrollo 4. Desarrollo cognitivo
    La memoria

Brandon es un bebé alegre y social de 10 meses que tiene una relación segura de apego con su madre. Ha empezado a relacionarse activamente con otros adultos conocidos en las interacciones y el juego sencillo. Durante los últimos cinco meses, Brandon ha acompañado a su madre a la tintorería de su barrio una vez a la semana. La propietaria de la tintorería es una señora cariñosa que se llama Grace. Cada vez que Brandon y su madre han entrado a la tintorería, Grace ha sido muy constante en siempre decirle “hola” a Brandon, darle un toque suave a la panza y expresarle entusiasmo durante sus interacciones con él. Brandon también ha observado las expresiones faciales e interacciones de su madre con Grace; siempre tiene una sonrisa, está relajada y conversa en forma positiva.

Brandon, quien para entonces ha desarrollado una conciencia de la gente desconocida en contraste con los adultos conocidos, da un chillido de deleite el momento en que su madre abre la puerta de la tintorería. Aunque se retira de adultos desconocidos que extienden los brazos hacia él, se siente cómodo al inclinarse hacia Grace cuando ella le hace un gesto para ir a sus brazos. El niño se ríe y mueve el cuerpo para arriba y abajo para expresar su gozo de ser llevado en brazos por la señora. Con frecuencia intenta quitar las lentes de su cara. Grace redirige suavemente sus manos con las manos suyas y las mueve para arriba y abajo. Cuando es hora de despedirse, Brandon se inclina hacia su madre y le dice “adiós” con la mano a Grace al irse.

En este ejemplo, Brandon está formando relaciones con otros adultos que aparecen con constancia en su vida. Su apego fuerte con su madre ha puesto el cimiento de interacciones sociales significantes, y el niño puede depender de su madre para la provisión de seguridad en situaciones diferentes y/o novedosas. Las interacciones constantes entre Grace y Brandon han contribuido a la relación entre los dos mientras Brandon asocia a Grace con experiencias agradables, y ahora espera ver a Grace cuando su madre abre la puerta de la tintorería. Aunque Brandon ha empezado a exhibir la ansiedad de desconocidos, el uso de las referencias sociales le ayuda a reconocer que Grace es una persona con quien su madre se siente cómoda, y por eso Brandon se siente menos renuente en la presencia de la señora. Este ejemplo resalta la manera en que las áreas social y emocional, lingüístico y cognitivo del desarrollo funcionan juntas para apoyar a los niños en la formación de relaciones especiales con otros.

Notas

  1. Karen, Robert, Ph.D. (1998). Becoming Attached: First Relationships and How They Shape Our Capacity to Love. New York: Oxford University Press.
  2. Stott, Frances, Ph.D. (2003). Social and Emotional Developmental Agendas: Children, Parents, and Professionals. Handout presented in Human Development course at Erikson Institute, Chicago, IL.

Descubra cómo las relaciones con adultos están relacionadas a:

Normas de guía: recursos relacionados