Planteamientos del aprendizaje. Curiosidad e iniciativa

Norma: Los niños demuestran un interés y entusiasmo por enterarse de su mundo.

Más sobre la curiosidad

La curiosidad puede describirse como un interés natural que tienen los seres humanos en el mundo que encuentran a su alrededor. El contexto cultural toma un papel grande en estimular la curiosidad de los niños. El término “curiosidad” no se usa universalmente, y las culturas varían en su grado de valorar y fomentar la curiosidad. Sin embargo, lo que sí es universal es la naturaleza inquisitiva de los niños.1 Usan todos sus sentidos para recoger información, y gozan de descubrir nuevos objetos y acciones. Este interés en el mundo les provee la oportunidad de interactuar y participar en experiencias con significado. Usan la comunicación para hacer preguntas y buscar las respuestas.

Los niños señalan cosas con el dedo, hacen gestos y usan sonidos para indicar su deseo por información. Una vez que emerge el lenguaje verbal, empiezan a combinar palabras para hacer preguntas simples. Los cuidadores fomentan este sentimiento natural; sin embargo, de acuerdo con las creencias culturales, su manera de fomentar y apoyar la curiosidad puede verse diferente. La idea más importante es que el interés de los niños debe reconocerse y animarse para apoyar el aprendizaje futuro.

Los niños nacen con un interés natural en las personas y los objetos que hallan en su ambiente. Es lógico, ya que ¡están viendo todo por primera vez! Los niños aprovechan todos sus sentidos para procesar toda esta información nueva y utilizan sus habilidades en desarrollo para captar el sentido de lo que ven, oyen, sienten en la boca, huelen y tocan. Las relaciones seguras aumentan la confianza que necesitan los niños para ejercer su curiosidad. Los cuidadores que responden con constancia a las señales de los niños les dan un modelo de la interacción positiva y sensible. Los niños se valen de estos modelos tempranos para aumentar la confianza en sí mismos que necesitan para iniciar la exploración, intentar experiencias nuevas y relacionarse con objetos y personas.

Mientras los niños desarrollan nuevas habilidades, la exploración se vuelve cada vez más intencional y significativa. Cuando ya pueden sentarse, experimentan una perspectiva diferente de su mundo. Pueden mirar por otros lados y tratar de alcanzar objetos. El desarrollo de su motricidad fina ayuda a los niños a satisfacer su curiosidad cuando agarran y manipulan objetos y los meten a la boca. Los niños móviles empiezan a escoger los objetos con que quieren relacionarse, y pueden acercarse a sus cuidadores para iniciar el contacto con ellos.

Cuando emerge el lenguaje, los niños son capaces de expresar sus preferencias y pueden usar palabras sencillas para iniciar, participar en y mantener interacciones sociales a fin de enterarse de su mundo. Para los 36 meses de edad, los niños harán preguntas durante las interacciones. Parecen tener una curiosidad de saber todo y necesitar comprender cómo funciona el mundo. Los niños tienen cada vez más interés y curiosidad en cuanto a sus compañeros y siguen expandiendo su participación en nuevas experiencias.

Nacimiento a 9 meses

Los niños descubren el mundo mediante la exploración y la interacción social. Reaccionan con interés especial a objetos, personas y experiencias nuevas.

Indicios para niños incluyen:

  • El niño observa a personas y el ambiente; sigue con los ojos un juguete que se mueve de un lado a otro
  • Muestra un interés en sí mismo, por ej., mira fijamente la mano, mete los pies a la boca
  • Explora activamente objetos nuevos en el ambiente, por ej., los toca, pega o mete a la boca
  • Intenta iniciar la interacción con otros, por ej., sonríe, extiende las manos hacia un cuidador
  • Participa en la atención compartida con el (los) cuidador(es), por ej., se enfoca en el mismo objeto

Estrategias de interacción:

  • Crear un ambiente acogedor que el niño puede explorar; cambiar materiales y juguetes en el ambiente del niño en forma regular
  • Crear oportunidades para el niño de explorar su ambiente al aire libre; hablar con el niño sobre lo que está pasando
  • Proveer diversos materiales sensoriales, por ej., libros que incorporan varias texturas o juguetes que hacen sonidos al agitarse
  • Responder oportunamente y de manera bien pensada a los intentos del niño de relacionarse

7 meses a 18 meses

El control físico recién adquirido de los niños les permite explorar e iniciar interacciones con más propósito y significado.

Indicios para niños incluyen:

  • Demuestra un interés en objetos nuevos al manipularlos y darles vuelta
  • Usa objetos conocidos de nuevas maneras, por ej., coloca una canasta de juguete en la cabeza
  • Se mueve hacia una nueva actividad gateando o caminando
  • Empieza a demostrar preferencias por objetos y/o materiales, por ej., escoge un libro para leerlo cuando se le da opciones
  • Inicia interacciones significativas con adultos conocidos, por ej., señala con el dedo un juguete favorito o trae un libro para leer

Estrategias de interacción:

  • Proveer un ambiente en que el niño puede escoger las actividades o los juguetes que le gustaría usar
  • Proveer materiales y objetos que se pueden usar de más de una manera
  • Animar actividades que le tienen significado al niño, por ej., un libro favorito o una canción preferida

16 meses a 24 meses

Los niños sienten cada vez más curiosidad sobre nuevas experiencias y actividades en las que participan compañeros y adultos; empiezan a interactuarse con otros y a buscar relacionarse con ellos.

Indicios para niños incluyen:

  • Demuestra un interés en nuevas actividades y que está dispuesto a poner a prueba nuevas experiencias
  • Explora activamente ambientes nuevos, por ej., camina al estante de juguetes en un hogar o salón de clases que no conoce bien
  • Inicia el juego con otros, por ej., un abuelo, hermano o maestro
  • Hace experimentos con maneras diferentes de usar materiales y objetos

Estrategias de interacción:

  • Proveerle al niño opciones diferentes de juegos y actividades a lo largo del día
  • Animar al niño a participar en una nueva actividad pero sin obligarlo por fuerza
  • Ser modelo de interacción positiva con el niño durante el día
  • Animar al niño a notar lo que otros niños están haciendo, por ej., “Annie y Steve están haciendo una pizza de su pasta para moldear”.

21 meses a 36 meses

Los niños demuestran iniciativa al participar y mantener la participación en actividades novedosas. Los niños usan la observación, la comunicación y las preguntas para captar el sentido de esas experiencias.

Indicios para niños incluyen:

  • Observa el juego de otros niños
  • Goza logrando metas sencillas, por ej., armar un rompecabezas, soplar para hacer una burbuja
  • Hace preguntas al relacionarse con otros, por ej., “por qué”, “qué”, “cómo”
  • Participa en una amplia gama de experiencias, por ej., equipos de trepar en patios de recreo, proyectos de arte

Estrategias de interacción:

  • Alentar al niño cuando está intentando algo nuevo y/o tomando riesgos razonables; seguir sensible al temperamento del niño y proveerle apoyo según sea necesario
  • Conversar con el niño y contestar sus preguntas clara y sinceramente
  • Extender el interés del niño al introducir libros y otras actividades
  • Extender las interacciones al presentar maneras novedosas o alternativas de usar materiales, objetos o juguetes

Descubra cómo la curiosidad y la iniciativa están relacionadas a:

Normas de guía: recursos relacionados