Área 3. Comunicación social

Norma: Los niños demuestran la capacidad de participar en y mantener la comunicación con otros.

El cambio a los dos meses

Las sonrisas que expresan los niños durante las primeras semanas de vida son a menudo espontáneas y reflexivas.2 A como los dos meses de edad, los niños empiezan a sonreír con intención. Para los cuidadores que han pasado todo su tiempo dando de comer, cambiando pañales y meciendo a su nuevo pedacito de alegría, ¡es un momento trascendental! La emergencia de la sonrisa social marca el comienzo de un periodo social intenso.3 Los niños ahora comunican interactivamente y son más responsivos e intencionales en las interacciones con sus cuidadores. Con el tiempo, los arrullos, sonrisas y risitas serán elementos comunes de sus interacciones cotidianas. Estas interacciones agradables y cariñosas influyen positivamente en las relaciones de apego de los niños y expanden más sus habilidades de lenguaje y comunicación.

Los niños nacen con la capacidad y la necesidad de relacionarse socialmente. La comunicación social empieza al nacimiento mediante interacciones entre cuidadores y niños. La interacción social ocurre cuando los niños expresan sus necesidades con sonidos, llantos y el lenguaje corporal. Los cuidadores, a su vez, reaccionan ante esas señales. Dichas interacciones sencillas dan el primer modelo de la comunicación intercambiada que se usa en las conversaciones.

A los dos meses de edad, hay un cambio importante con la emergencia de la sonrisa social. Esto marca el inicio de un periodo de interacción social muy intenso para los niños. Este periodo con frecuencia se llama el del “bebé social”.1 Aunque los niños comunican sus necesidades antes de la aparición de la sonrisa social, hasta este momento es el primer comportamiento que se realiza con intención social.

Durante la tierna infancia, los niños usan su sonrisa social, el contacto de los ojos, sonidos y expresiones de la cara para iniciar la comunicación con los cuidadores. Participan en la comunicación recíproca al balbucear en respuesta a algo que un cuidador ha dicho, o participan en interacciones de turnarse, como el juego de esconderse la cara. Dichas interacciones llega a ser cada vez más complejas a medida que los niños adquieren el lenguaje y una comprensión aumentada de las palabras. Los niños usan palabras o señas para expresar ideas a fin de participar en intercambios breves de comunicación con los cuidadores. Eventualmente, podrán contestar preguntas dirigidas por adultos. Para los 36 meses de edad, los niños hacen sus propias preguntas, usan la repetición para mantener y extender conversaciones, e inician sus propias conversaciones.

Nacimiento a 9 meses

Los niños demuestran un esfuerzo por relacionarse con otros con la comunicación e interacciones tanto verbales como no verbales.

Indicios para niños incluyen:

  • El niño usa sonidos, llantos, expresiones de la cara y el lenguaje corporal para comunicar las necesidades.
  • Intenta participar en formas iniciales de turnarse con el cuidador, por ej., arrulla y mira fijamente al cuidador
  • Sonríe y usa otras expresiones de la cara para iniciar interacciones con el cuidador
  • Participa en comunicación recíproca, por ej., se turna balbuceando al cuidador y/o juega a esconderse la cara con él o ella

Estrategias de interacción:

  • Comunicarse con el niño desde el principio, por ej., narrarle lo que está pasando durante el día
  • Prestar mucha atención a los indicios no verbales del niño y reaccionar de manera bien pensada
  • Proveer oportunidades del juego ininterrumpido con el niño
  • Reconocer y responder a los intentos de comunicación del niño

7 meses a 18 meses

Los niños participan en interacciones con personas conocidas. También empiezan a demostrar habilidades sencillas de turnarse en las interacciones.

Indicios para niños incluyen:

  • Se comunica y responde al gruñir, decir que sí con la cabeza y señalar cosas con el dedo
  • Demuestra que comprende un sonido o palabra conocida, por ej., mira hacia un cuidador después de oír su nombre
  • Responde que sí o que no, usando sonidos, palabras y/o gestos para contestar preguntas sencillas
  • Usa expresiones de la cara, sonidos vocales y gestos para iniciar interacciones con otros
  • Participa en la comunicación recíproca sencilla usando palabras y/o gestos

Estrategias de interacción:

  • Nombrar objetos que están en el ambiente del niño
  • Usar palabras que se hallan en el contexto y la cultura del niño
  • Responder atentamente ante los intentos del niño por relacionarse, por ej., acercarse físicamente al niño que le extiende los brazos, sonreírle y decir que sí con la cabeza a un niño que está sonriendo y batiendo las palmas
  • Proveer oportunidades para el niño de comunicarse con otros niños y adultos

16 meses a 24 meses

Los niños aumentan la capacidad de realizar interacciones complejas al usar un número mayor de palabras y acciones, además de entender mejor las reglas de turnarse en las conversaciones.

Indicios para niños incluyen:

  • Participa en interacciones breves de turnarse con personas conocidas usando la comunicación verbal y no verbal, por ej., dice “más” o usa la seña de más después de cada vez que un cuidador termina una acción que le gusta al niño
  • Inicia y participa en la interacción social con palabras y acciones sencillas
  • Conecta gestos y/o sonidos para comentar un objeto conocido, por ej., hace un sonido de llanto después de que el cuidador abraza una muñequita y dice “no llores nene”
  • Presta atención a la persona que está comunicando durante un rato breve
  • Demuestra que entiende el turnarse en las conversaciones, por ej., hace y contesta preguntas sencillas

Estrategias de interacción:

  • Participar en conversaciones con el niño durante el día; seguir adonde el niño quiere ir para dirigir las conversaciones
  • Describir el juego del niño, por ej., “¡Qué rápido estás empujando ese coche!”
  • Responder atentamente al interactuar y comunicarse con el niño, por ej., decir “ya lo hiciste” y batir las palmas después de que un niño narra un logro suyo
  • Escuchar y responder a lo que el niño le comunica
  • Dar un modelo de turnarse mediante las interacciones de todos los días

21 meses a 36 meses

Los niños mantienen las interacciones sociales con el patrón de turnarse, y pueden extender sobre ideas y pensamientos expresados.

Indicios para niños incluyen:

  • Responde verbalmente a las preguntas o comentarios de un adulto
  • Empieza a hacer pedidos o respuestas formales de acuerdo con su contexto y cultura
  • Usa la repetición para mantener la conversación y obtener respuestas de personas conocidas
  • Comunica ideas relacionadas en interacciones con otros
  • Usa preguntas con “qué”, “quién”, “por qué” etc. para iniciar y expandir conversaciones
  • Inicia y participa con otros en el uso de objetos o ideas con significado, por ej., le señala con el dedo su pintura o su juguete preferido a un cuidador para empezar a conversar

Estrategias de interacción:

  • Participar en conversaciones con el niño cada día; dar un modelo apropiado de turnarse
  • Escuchar atentamente al niño y seguir adonde él o ella quiere ir al comunicarse
  • Escoger temas de conversación que tienen significado para el niño
  • Usar preguntas que se podrían contestar de más de una manera para extender lo que dice el niño

Cuento de la vida real

Este cuento también está relacionado al:

Connor tiene 28 meses de edad y asiste a la guardería a tiempo completo mientras sus papás están trabajando. Es un niño listo y enérgico a quien le gusta jugar a la lucha con su papá. En la escuela, Connor se acerca a un niño y empieza a hacerle cosquillas. El otro niño, Kyle, se pone de pie rápidamente y se aleja de Connor. Connor alza la vista con una expresión de desilusión y otra vez intenta abrazar y derribar a Kyle. Kyle llama a la cuidadora de los dos, Allie. Ella separa a los niños y se arrodilla en frente de Connor. “Connor, debes respetar el espacio de Kyle. Él no quiere que le des cosquillas. No debes tocar a otros”. Connor se va caminando y alterado. Se sienta en el rincón de libros.

Al final del día, el padre de Connor llega para llevarlo a casa. Allie llama al padre de Connor a un lado y le cuenta lo que ocurrió con Kyle más temprano en el día. El padre de Connor escucha y dice: “Yo creo que él hacía lo que hacemos en casa. Las cosquillas y el juego a la lucha son cosas que le encantan cuando estoy en casa”.

Allie sonríe y asienta con la cabeza. Los dos siguen conversando; cuando hayan terminado, el padre de Connor se arrodilla en frente del niño y le dice: “Connor, me hace triste escuchar que el día no te fue muy bien. Sé que te encanta dar cosquillas a Papi y jugar. Eso es algo que podemos hacer en casa cuando papi y mami están en casa, pero no cuando estamos con la Srta. Allie”. Connor frunce el ceño pero asienta con la cabeza y agarra la mano de su padre para irse.

ESTE EJEMPLO RECALCA la manera de que los niños empiezan a aprender cuáles comportamientos son socialmente aceptables en situaciones diferentes. En la casa de Connor, se le anima a jugar duro con su padre. Es un momento especial para los dos en que pueden expresar el gozo. Sin embargo, en la escuela eso no se permite. Connor no se está portando mal a propósito; más bien, intenta relacionarse con su compañero de una manera que él percibe como divertida, como lo divierte cuando está en casa. Connor está aprendiendo a relacionarse dentro de dos contextos culturales: el hogar y la escuela. Como Connor tiene dos años, le puede resultar difícil controlar el impulso de jugar de esta manera. Con el apoyo de sus padres y sus cuidadores, Connor aprenderá a modificar su comportamiento según el contexto social y cultural en que se encuentra.

Notas

  1. Stern, Daniel (1985). The interpersonal world of the infant. New York: Basic Books.
  2. Stern, Daniel (1985). The interpersonal world of the infant. New York: Basic Books.
  3. Stern, Daniel (1985). The interpersonal world of the infant. New York: Basic Books.

Descubra cómo la comunicación social está relacionada a:

Normas de guía: recursos relacionados