El Método de Enseñanza por Proyectos. Fase 1: Cómo escoger el tema a investigar

Sobre este recurso
English title: Project Approach: Phase 1—Choosing a Topic to Investigate

Los maestros podrían utilizar el Método de Enseñanza por Proyectos para satisfacer la mayoría de las Pautas de Aprendizaje y Desarrollo Infantil de Illinois. Los proyectos son como buenos cuentos ya que constan de tres partes: un principio, una parte central y una conclusión. La primera fase, que normalmente dura dos semanas más o menos, comienza con la decisión sobre lo que va a investigarse. He aquí algunos consejos para ayudar a los maestros a tomar la decisión final sobre el tema de un proyecto. (Consulte también”Fase 1: El inicio del proyecto” de El Método de Enseñanza por Proyectos para niños preescolares.)

Considere lo que constituye un buen tema para un proyecto.

  • Los niños pueden estudiar el tema directamente y sin peligro.
  • La clase tiene acceso fácil a recursos locales relacionados con el tema. “Animales del parque” sería más adecuado para preescolares de Illinois que “El bosque lluvioso”.
  • Hay peritos disponibles para hablar a la clase sobre el tema.
  • El tema es sensible para la cultura local pero lo suficientemente general como para ser apropiado en sentido cultural (“Las cenas festivas de nuestras familias” en vez de “Nuestra cena navideña”).
  • El tema alentará a los niños a desarrollar un interés que sea digno de su tiempo y energía.
  • El tema tiene el alcance adecuado. “Los insectos de nuestro jardín” es un tema más apto para los preescolares que “Las mariposas monarca” o “Insectos del mundo”.

Válgase de los intereses de los niños como una fuente de temas para los proyectos.

  • ¡Podrían ser muchísimas las cosas que interesan a un grupo de preescolares! Busquen temas que atraigan a muchos niños. Sería buena idea mantener una lista de las cosas sobre las que los niños platican entre sí.
  • Tenga en cuenta que no todos los intereses de los niños serán dignos de investigar. Por ejemplo, un estudio de personajes de dibujos animados no valdría la pena como proyecto.
  • Usted podría ayudar a los niños a desarrollar nuevos intereses. Podría señalarles cosas que parecen tener mucha posibilidad de interesarlos: “¡Miren este gran insecto en el columpio!” O podría pedirles que piensen en cosas comunes de nuevas maneras: “¿Cuáles cosas sucederán en el supermercado?”

Aproveche bien las horas del día escolar.

  • Las pautas curriculares estatales o locales podrían ofrecerle algunas buenas ideas para temas de proyectos.
  • Enfóquese en temas que los niños tal vez no puedan estudiar fuera de la escuela, como los insectos o el camión (autobús) escolar.
  • Al principio del año escolar, escoja temas conocidos para la mayoría de los niños del grupo (“Los zapatos que traemos” o “Nuestras bolsas y mochilas”).
  • Conforme los niños van acostumbrándose a trabajar en proyectos, podrían estudiar temas que reflejen y apoyen la diversidad de sus vidas personales y experiencias (“Los panes que comemos”).