Planteamientos del aprendizaje. Persistencia, esfuerzo y atención

Norma: Los niños demuestran la capacidad de seguir participando en experiencias y desarrollan un sentido de propósito y seguimiento.

Los niños usan la exploración sensorial y la interacción social para enterarse de su mundo. Aunque los niños muy pequeños no tienen la capacidad de prestar atención a personas ni objetos durante ratos muy largos, forman dicha habilidad con las experiencias iniciales. Los niños demuestran un interés inicial en su mundo simplemente al observarlo. Se enfocan en caras, patrones de mucho contraste, sonidos y, eventualmente, objetos concretos. A medida que crecen, los niños empiezan a explorar físicamente su ambiente. Usan las manos para retorcer, agitar y mover objetos. Se deleitan al repetir acciones que les gustan, como agitar un sonajero o golpear un tambor de juguete. La participación en esas experiencias fomenta el desarrollo de la persistencia, el esfuerzo y la atención.

Después de los 12 meses de edad, los niños se enfocan cada vez más en llevar a cabo tareas sencillas. Por ejemplo, pueden quedarse sentados durante ratos breves, echar objetos en un cubo, verterlos y luego repetir el proceso entero una y otra vez. Los niños también empiezan a persistir mucho en sus intentos por alcanzar una meta. No tienen el lenguaje ni la capacidad de regulación para controlar sus emociones y exteriorizarán la frustración cuando encuentran desafíos. Los cuidadores están allí para apoyar a los niños durante este proceso y animarlos a seguir intentando, a la vez de ayudarlos a resolver los problemas que puedan surgir. Aunque un niño tenga más capacidad de seguir enfocado, todavía puede distraerse fácilmente. Los cuidadores pueden apoyar el aprendizaje de los niños al arreglar un ambiente enriquecedor de aprendizaje que fomente las interacciones y minimice las interrupciones.

Nacimiento a 9 meses

Los niños observan, exploran, se fijan y se relacionan con el mundo a su alrededor.

Indicios para niños incluyen:

  • El niño mira al (a los) cuidador(es) a los ojos y los sigue mirando
  • Enfoca la atención en sonidos, personas y objetos
  • Repite acciones interesantes una y otra vez
  • Indica preferencias usando indicios no verbales, por ej., volviendo la cabeza, pateando con los pies

Estrategias de interacción:

  • Relacionarse y jugar a menudo con el niño
  • Proveer juguetes y objetos interesantes y apropiados a la edad para la exploración sin estimular demasiado al niño; limitar el número de juguetes, colores y sonidos que se hallan en el ambiente
  • Reconocer los esfuerzos de comunicación de niño y responder de manera bien pensada

7 meses a 18 meses

Los niños empiezan a persistir más al relacionarse con personas, explorar objetos y llevar a cabo tareas. Aunque se les va aumentando la capacidad de seguir enfocándose, todavía se distraen fácilmente con otros objetos y eventos del ambiente.

Indicios para niños incluyen:

  • Participa en interacciones recíprocas, por ej., juega a esconderse la cara con un adulto
  • Repite acciones una y otra vez, por ej., mete con éxito todas las piezas a un clasificador de formas, las vierte y vuelve a empezar
  • Empieza a intentar ayudar con las actividades de auto-ayuda, por ej., el darse de comer o peinarse
  • Demuestra preferencias, por ej., indica una bolsa de frijoles con un gesto y dice “no” cuando se le presenta otra cosa

Estrategias de interacción:

  • Compartir los logros del niño; animarlo en el proceso de seguir trabajando para dominar una tarea
  • Relacionarse y jugar con el niño cada día
  • Seguir adonde el niño quiere ir en las actividades
  • Dejar que el niño ayude con las actividades de auto-ayuda cuando él o ella indica que eso le interesa
  • Reconocerlo cuando el niño demuestra una preferencia, por ej., “Quieres la taza azul, ten”. O “Veo que quieres leer un libro, pero ya es hora de comer”.

16 meses a 24 meses

Los niños aumentan la capacidad de seguir enfocados en tareas orientadas hacia una meta. En esta etapa, la persistencia se evidencia con el proceso que el niño realiza para descubrir cómo alcanzar la meta, en vez de con el resultado final.

Indicios para niños incluyen:

  • Se enfoca en actividades durante ratos más largos
  • Trabaja durante ratos más largos al intentar terminar tareas., por ej., arma las piezas de un rompecabezas
  • Repite experiencias que le gustan, por ej., dice “más” después de leer su libro favorito
  • Demuestra preferencias por actividades, por ej., lee con un cuidador, juega en la mesa de arena, prefiere sentarse al lado de ciertos cuidadores

Estrategias de interacción:

  • Proveer al niño diversos manipulativos que puede explorar independientemente, por ej., rompecabezas, tableros de clavijas, libros
  • Celebrar sinceramente el logro del niño
  • Ofrecer apoyo y guía si el niño se frustra mientras juega; responder oportunamente si el niño pide ayuda
  • Reconocer las actividades favoritas del niño y usarlas para identificar otros juguetes y materiales que le interesarán

21 meses a 36 meses

Los niños pueden prestar atención al realizar una tarea durante ratos más largos, y son más capaces de persistir con tareas cada vez más difíciles. Además, los niños ya pueden prestar atención a más de un evento de su ambiente; esta habilidad les permite mantenerse enfocados aun cuando hay distracciones.

Indicios para niños incluyen:

  • Toma decisiones según sus preferencias, y a veces escoge lo contrario a la decisión de un adulto, por ej., “No leche, quiero jugo”
  • Intenta una tarea difícil durante ratos cada vez más largos
  • Practica una actividad muchas veces a fin de dominarla, aun si ocurren reveses
  • Muestra un interés en terminar independientemente tareas rutinarias, por ej., cierre la cremallera del abrigo, se pone los zapatos

Estrategias de interacción:

  • Permitir que el niño tome ciertas decisiones a lo largo del día
  • Proveer ratos largos sin interrupción en los que el niño puede desarrollar actividades
  • Apoyar al niño para que aumente la atención al extender las interacciones, por ej., agregar una nueva experiencia a la interacción actual
  • Evaluar cómo apoyar mejor al niño en la terminación de tareas complejas; tomar en cuenta las capacidades variadas de cada niño
  • Proveerle al niño un grado bajo de responsabilidad, por ej., poner las tazas en la mesa a la hora de la merienda o detener abierta la puerta para los compañeros

Cuento de la vida real

Este cuento también está relacionado al:

Ava tiene 13 meses de edad. Está sentada en su cuarto de juego volviendo a colocar bloques uno tras otro en una canasta. Sigue haciendo esta actividad en particular hasta colocar todos los bloques en su lugar debido. Cuando acaba de hacerlo, camina a un rincón del cuarto e intenta alejar de la pared su juguete de empujar. Su mamá, Liz, está sentada en el piso observándola. Ava empuja el carrito hacia delante; desafortunadamente, esta acción nada más acerca el carrito a la pared. Intenta la misma acción y produce el mismo resultado. Ava hace una pausa, se arrodilla y mira los botones del carrito. Vuelve a ponerse de pie y otra vez intenta mover el carrito empujándolo hacia delante.

Después de golpear la pared otra vez, Ava agita el carrito y gruñe. Mira a su mamá e indica el carrito con el dedo. Liz se acerca a la niña y dice: “Vamos a intentar moverlo así”. La mamá pone las manos encima de las de Ava y la guía al mover el carrito hacia atrás. Ava todavía no tiene muy buen equilibrio cuando está de pie, así que le resulta extremadamente desafiante caminar hacia atrás y se cae. Liz hace una pausa y dice: “Mami va a darle vuelta para ti”. Orienta el carrito hacia otro lado, y Ava se pone de pie. La niña camina hacia detrás del carrito y se coloca en la posición correcta para empujarlo hacia delante. Mueve el carrito y sonríe. Liz bate las palmas y dice: “¡Lo hiciste, mi niña grande!” Ava sigue caminando hacia delante y empujando el carrito con éxito al moverse.

EN ESTE EJEMPLO, Ava demuestra su capacidad de completar dos tareas. Al colocar todos los bloques en la canasta, demuestra que puede prestar atención durante un rato breve al guardar todos los bloques. Ava demuestra el inicio de los conceptos numéricos y las cantidades al extender la mano cada vez para agarrar otro bloque hasta que ya no hay más. La segunda tarea que Ava emprende recalca su manera de intentar resolver un desafío repetidas veces para lograr su meta. Aunque no puede dar vuelta al carrito por su cuenta, intenta hacerlo varias veces antes de comunicar que quiere ayuda. Liz apoya las capacidades emergentes de Ava al colocar sus manos sobre las de la niña para guiarla. Sin embargo, reconoce que Ava no está del todo lista, y mueve el carrito para que la niña pueda empujarlo con éxito. Una vez que Ava alcanza el éxito, Liz comparte la emoción de su logro.

Descubra cómo la persistencia, el esfuerzo y la atención están relacionados a:

Normas de guía: recursos relacionados