Área 4. Desarrollo de conceptos

Norma: Los niños demuestran la capacidad de conectar datos al entender objetos, ideas y relaciones.

La representación simbólica

La imitación aplazada, el lenguaje y el juego simbólico indican la emergencia de la representación simbólica en niños.2 La representación simbólica ocurre cuando los niños usan símbolos para representar un concepto que no está presente ni visible. Los símbolos incluyen el lenguaje, las imágenes y diversos objetos concretos. Por ejemplo, los niños usan la representación simbólica en el juego. Pueden hacer de cuenta que cepillan el cabello con la mano, o poner un bloque junto a la oreja y hacer de cuenta que es un teléfono. Los niños pueden ver una imagen de un hombre y decir “papi”. A medida que los niños se desarrollan, su uso de la representación simbólica llega a ser más complejo. La usan en el juego para explorar las relaciones y los papeles de adultos, además de manejar los sentimientos. Los niños pueden designar a una “mami” y un “bebé” al jugar, y actuar algunos de los comportamientos que se atribuyen a esos papeles en particular.

Los niños se valen de sus interacciones de todos los días para formar el entendimiento y atribuirles significado a personas y objetos de su ambiente. Durante la infancia, los niños usan los sentidos para recibir información sobre su ambiente físico. Se enteran de las propiedades de objetos con la exploración física y mediante interacciones con sus cuidadores.

Los niños empiezan a formar esquemas, o sea patrones organizados de pensamiento, para la información que reciben; dichos esquemas al poco tiempo se convierten en representaciones mentales, o conceptos, reales de objetos y personas.1 Una vez que los niños desarrollan la permanencia de objetos, entienden que objetos y personas son distintos y permanentes, y forman representaciones mentales abstractas de ellos. Los niños ahora pueden usar objetos conocidos de la manera de que están diseñados para usarse, y pueden identificar y nombrar a personas y objetos conocidos.

A como los 18 meses de edad, ocurre un cambio en el desarrollo cognitivo de los niños que les permite pensar en forma simbólica. Esto se observa en la capacidad de los niños de usar objetos para representar otros objetos y realizar el juego sencillo de fantasía. Por ejemplo, los niños hacen de cuenta que beben leche de un vaso vacío, o usan un martillo de juguete como teléfono de fantasía.

A los 24 meses de edad, los niños pueden identificar características de objetos y personas, y saben distinguir sus propiedades diferentes. El juego imaginario de los niños llega a ser más complejo ya que pueden incorporar algunos aspectos más sofisticados del pensamiento simbólico. Para los 36 meses, los niños usan el lenguaje y las acciones durante el juego para explorar los papeles y las relaciones de adultos y clasificar los sentimientos. Los niños también empiezan a categorizar objetos conocidos según sus propiedades, como el color o el tipo.

Nacimiento a 9 meses

Los niños empiezan a recibir y organizar información mediante las interacciones sociales y la exploración sensorial.

Indicios para niños incluyen:

  • El niño vuelve la cabeza hacia sonidos
  • Empieza a enfocarse en objetos, sonidos y personas
  • Explora activamente el ambiente con los cinco sentidos
  • Intenta repetir una acción, por ej., toca la mesa e intenta tocarla otra vez
  • Se enfoca en objetos, sonidos y personas y empieza a distinguir los conocidos de los desconocidos

Estrategias de interacción:

  • Proveer un cuidado atento y tierno; leer los indicios del niño
  • Proveer objetos que el niño puede manipular, mascar y agarrar
  • Imitar acciones que el niño intenta
  • Jugar con el niño; seguir adonde él o ella quiere ir

7 meses a 18 meses

Los niños empiezan a reconocer características de objetos, y forman la conciencia de conceptos simples mediante las interacciones y la exploración.

Indicios para niños incluyen:

  • Desarrolla la permanencia de objetos, consciente de que un objeto todavía existe aun cuando no está visible, por ej., tira una cobija para ver el chupete que está debajo, llora cuando un cuidador se va del cuarto
  • Usa las acciones físicas al explorar objetos, por ej., hace rodar una pelota de un lado a otro en el piso, tira objetos a propósito repetidas veces para que sean recogidos
  • Identifica y señala a personas y objetos en imágenes, por ej., indica cosas con el dedo
  • Enfoca la atención en objetos, personas y sonidos durante ratos cada vez más largos

Estrategias de interacción:

  • Aprovechar los momentos de juego para esconder objetos del niño y animarlo a hallarlos
  • Demostrar cómo mover diversos objetos, por ej., hacer rodar una pelota suavemente hacia el niño
  • Nombrar objetos que se encuentran en el ambiente del niño
  • Hablar con el niño sobre los objetos y sus características, por ej., “Estos dos son rojos”
  • Nombrar objetos y láminas que el niño señala con el dedo

16 meses a 24 meses

Los niños empiezan a entender la representación de objetos y a usar la comunicación verbal y no verbal al usar objetos.

Indicios para niños incluyen:

  • Hace de cuenta que usa objetos según su uso debido, por ej., pone un teléfono de juguete cerca de la cabeza y ‘conversa’ balbuceando
  • Empieza a identificar y nombrar objetos y personas
  • Usa un objeto para representar otro durante el juego, por ej., usa un bloque como teléfono
  • Empieza a identificar las características de un objeto, por ej., “pelota roja”
  • Con ayuda, agrupa unos cuantos objetos según características similares, por ej., el color, el tamaño o la forma

Estrategias de interacción:

  • Seguir nombrando cosas del ambiente del niño; presentarle objetos nuevos nombrándolos
  • Jugar con el niño y seguir adonde él o ella quiere ir
  • Crear un juego simple donde el niño puede intentar clasificar objetos según un solo atributo
  • Animar al niño a identificar objetos que son iguales, por ej., juegos de corresponder

21 meses a 36 meses

Los niños empiezan a demostrar la capacidad de clasificar objetos según características comunes, y empiezan a aplicar el conocimiento de conceptos sencillos a situaciones nuevas.

Indicios para niños incluyen:

  • Identifica características de objetos y personas cuando se los nombra, por ej., colores
  • Empieza a arreglar objetos en una fila, por ej., arregla coches de juguete uno detrás de otro
  • Usa la representación simbólica durante el juego, por ej., agarra un cepillo y lo usa como teléfono
  • Arregla a propósito objetos similares, por ej., divide bloques de plástico en un grupo de rojos, otro de azules y otro de amarillos
  • Identifica categorías, por ej., puede señalar todos los animales de una lámina aun cuando se representan otros tipos de objetos

Estrategias de interacción:

  • Incorporar el aprendizaje sobre colores en canciones, la lectura y el juego sensorial
  • Proveer diversos materiales y objetos del mismo color y forma, por ej., bloques
  • Jugar con el niño juegos simples de corresponder cosas; proveer la guía que sea necesaria
  • Expandir el juego del niño al introducir maneras nuevas de usar objetos conocidos
  • Crear un juego sencillo en que el niño puede intentar clasificar objetos según dos o tres atributos

Notas

  1. Bjorklund, D. F. (2000). Children’s Thinking: Developmental Function and Individual Differences. Belmont, CA: Wadsworth.
  2. Berk, Laura E. & Winsler, Adam (1995). Scaffolding Children’s Learning: Vygostsky and Early Childhood Education. Washington, D.C.: National Association for the Education of Young Children.

Descubra cómo el desarrollo de conceptos está relacionado a:

Normas de guía: recursos relacionados